Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Macbor Eight Mile 125, tu bienvenida al mundo scrambler

24 de Enero de 2020

Prueba Macbor Eight Mile 125, tu bienvenida al mundo scrambler
Macbor Eight Mile 125
Highlights técnicos: Cilindrdada 124 cc | Peso 126 kg | Potencia 10,6 CV | Asiento 820 mm | Precio 2.699 €

Cada vez hay más clientes que llegan al mundo de la moto atraídos, más por la estética que por la mecánica. Ni les importa, ni les interesa que les hablemos de cifras de potencia, de aceleración o de la técnica de los motores. Sólo buscan sensaciones, a las que llegar de una forma sencilla, sin necesidad siquiera de sacarse un carnet diferente del que utilizan para conducir su coche. Una generación de “moteros” cada vez más pragmáticos.

 

Precisamente para este tipo de cliente que buscan motos con personalidad que puedan conducir con su carnet de coche, o con el A1 de moto desde los 16 años, Macbor lanza la su gama de “Classic Bikes” de la que destacamos esta pequeña scrambler llamada “Eight Mile 125”. Una moto que está llamada a ser una de las protagonistas del catálogo de Danara Motor, distribuidor de Macbor en Gran Canaria, por el descaro que marca su estética atrevida y atractiva.

 

Precio Macbor Eight Mile 125.- 2.699 euros (2.899 euros, con matriculación incluida)

 

 

Mucho más que una estética atractiva

Si paseas tu mirada por la exposición de Danara Motor en el número 6 de la calle Castor Gómez Navarro (Miller Bajo), seguro que te ocurre como a nosotros; que la vista se va a la Eight Mile 125, una moto que rezuma personalidad y descaro y que destaca por unos componentes bien conjuntados para crear una estética magníficamente resuelta.

 

Nuestra protagonista comparte gama con otras dos opciones “british”, la Lord Martin -una naked de estilo clásico- y la Johnny Be Good -una irreverente café racer-. Las tres son motos accesibles que comparten propulsor y se erigen en interesantes alternativas para quienes buscan darle un toque de estilo a su movilidad diaria por la ciudad. Todo ello sin olvidar que, como les contaremos, se defienden muy bien en las retorcidas carreteras de Canarias.

 

 

El cuidado aspecto de la pequeña “ocho millas” nos invita a pensar que realmente se trata de una moto de mayor cilindrada y también con un precio mayor. Las llantas de radios con remarcados neumáticos mixtos CST, el escape lateral elevado y los fuelles de la horquilla, trazan las líneas maestras de una moto que ofrece mucho juego.

 

Otro detalle remarcable es el pedal de arranque, un símbolo que la conecta con el pasado y que contrasta con la tecnología que esconde esta Macbor que va propulsada por un motor exclusivo para la gama, diferente al de las custom y las trail de la marca. Nos gustan asimismo sus ópticas led, delantera y trasera, redondas en ambos casos y con un toque de moto urbana y gamberra. Las tapas laterales, con el “eight” envuelto en un aro blanco que combina con el diseño del depósito, son la guinda del pastel de su diseño diferenciador.

 

 

Macbor ha hecho un importante esfuerzo para dar forma a una motocicleta acertada tanto estéticamente como en lo que a calidad e imagen de marca se refiere. Bajo el constante control de calidad, y con la experiencia de Motos Bordoy, la producción asiática de la Eight Mile 125 cuida con mimo cada detalle de esta purista apuesta por un segmento tradicionalmente abandonado por los grandes fabricantes japoneses, que ya tampoco producen en Japón, por cierto.

 

Los detalles de calidad hacen de la “Eight Mile 125” una moto muy llamativa visualmente. El manillar cuenta con una barra central al más puro estilo scrambler. La inyección Mikuni imita al carburador de toda la vida, de aspecto clásico. Las llantas de radios de acero con marco de aluminio, las gomas de tacos, y los fuelles que protegen la horquilla son una muestra del carácter que nos encontraremos cuando nos pongamos a sus mandos. Incluso contamos con una pequeña bolsa cilíndrica lateral para guardar un chubasquero o pequeños objetos.

 

 

Aún sin entrar en demasiados detalles de los aspectos técnicos de la Eight Mile 125 de Danara Motor, diremos que el propulsor de esta simpática scrambler es un motor Zongshen basado en el de las Yamaha YBR y adaptado a la Euro4. Un monociclíndrico con culata SOHC de dos válvulas, refrigerado por aire, alimentado por una inyección electrónica suministrada por Mikuni y asistido por un cambio de cinco relaciones. Entrega una potencia de 10,6 CV a 8.000 rpm y el par motor está cifrado en prácticamente 1 kgm a 6.500 vueltas. El consumo anunciado por Macbor no llega a los 2 litros a los 100 km.

 

La sencilla parte ciclo consta de un bastidor de espina dorsal de acero desdoblada, al que se anclan una horquilla de tipo convencional con barras de 41 mm, delante, y detrás, un basculante de doble brazo de acero de sección redonda controlado por un par de amortiguadores que son regulables en precarga de muelle. Los neumáticos mixtos, firmados por CST, en las medidas habituales en este tipo de moto de uso dual; 18 pulgadas delante y 17 detrás (110/90 y 130/80). Dos discos de freno, uno delante y otro detrás, con frenada combinada CBS. El tablero de instrumentos está compuesto por dos esferas que ofrecen la información básica, además de detalles resaltables como la marcha engranada y el aviso luminoso de entrada en reserva.

 

 

No es solo cuestión de estética, es una moto versátil y cómoda para usar todos los días.

Sentados sobre el asiento fabricado en símil de piel y con el logo grabado, que se sitúa a unos accesibles 820mm del suelo, nos encontramos con una posición ideal para sacarle todo el jugo a los casi 11CV sobre cualquier tipo de terreno. Y es que todo lo anteriormente relatado puede quedarse en un segundo plano si al subirnos a ella no descubrimos el carácter que irradia su acertado diseño. Por eso nos dedicamos a sacarle todo el partido tanto al motor como a la parte ciclo en un recorrido intenso que nos ha hecho apreciar más, si cabe, el trabajo tutelado por el equipo de Motos Bordoy.

 

La Eight Mile 125 es una moto compacta, con la que es muy fácil llegar al suelo y a los mandos de manera cómoda. Precisamente una posición natural que más de uno agradecerá si se tiene que pasar un buen rato conduciéndola. No se aprecian demasiadas vibraciones y aunque no le hace ascos a rodar la máximo de revoluciones en cualquier relación, está diseñada para una conducción tranquila sin exprimir al máximo el propulsor. La caja de cambios funciona de manera correcta a la hora de engranar las cinco marchas con las que cuenta. El embrague mantiene el tipo sin problema, incluso haciendo pequeñas trialeras por lugares poco accesibles.

 

 

El objetivo de esta pequeña scrambler no es rodar al máximo de su velocidad, que sobrepasa  los 100 km/h en condiciones favorables y que no baja de 70 km/h en las más desfavorables -con conductor y pasajero subiendo la circunvalación GC-3, desde Jinamar-.  Lo divertido de la Eight Mile es disfrutar de su extremada agilidad en las más retorcidas carreteras, donde puedes sacar partido a cada caballo de potencia y casi contar las pistonadas gracias al acertado sonido que emite su escape, una de sus señas diferenciadoras.

 

Sorprende lo fácil que es de manejar tanto en los giros cerrados como en los cambios de dirección, que resultan muy fáciles de hacer y además se hacen sin que la moto pierda nada de estabilidad aunque le busques las cosquillas. La acertada combinación y el equilibro conseguido con las suspensiones permite disfrutar sobre cualquier superficie de una reacciones previsibles, de esas que te alegran la conducción, siempre con la banda sonora de un escape que hace más voluntariosa la entrega del motor. El agradable cambio de cinco marchas ofrece buen funcionamiento y tacto.

 

 

En ninguna de sus cinco marchas -bastante bien escalonadas- se queda sin fuerza, tanto que puedes ir en quinta llaneando aunque sea a baja velocidad. Las suspensiones, con un tarado más bien blando,  se muestran suficientes para mantener la moto estable a velocidades normales, incluso con dos personas. Y aunque se queda algo corta para el que tenga que estar todo el día por autopista, su chasis te ofrece estabilidad a alta velocidad y confianza para entrar a muy buen ritmo curvas, cuando la carretera se retuerce.

 

Cuando se acaba el asfalto, por tierra, ya sea por pistas compactas o por tierra con piedras sueltas, las reacciones son naturales gracias a unos neumáticos mixtos de tacos remarcados que transmiten bastante confianza fuera del asfalto y que te invitan a tumbar sobre lo negro, más de lo que suele hacerse con este tipo de moto. La frenada tampoco va a ser ningún problema en ningún caso, incluso para los menos experimentados gracias al sistema de frenada combinada CBS.

 

 

Una buena opción para todos aquellos que buscan una moto diferente y exclusiva para su día a día

La scrambler de Macbor es una moto agradable con una estética muy bien resuelta, a un precio razonable y muy práctica para el día a día. La posición de conducción es cómoda y cuenta con un motor que tiene su mejor cara en los medios regímenes, donde ofrece un funcionamiento redondo. El sistema CBS ofrece seguridad a la hora de frenar y siempre es agradable de conducir, estupendamente acompañados por su original banda sonora.

 

A pesar de su origen asiático, la Macbor Eight Mile 125 es una moto con unos acabados más que correctos y unos componentes de calidad. Si eso unimos una estética muy acertada y unas prestaciones notables para su cilindrada, tenemos una moto que no tiene nada que envidiar a los modelos de otras marcas, con un precio más que competitivo.

 

Descúbrela y solicita una prueba enla red de concesionarios Macbor de Canarias

  • Danara Motor - [Gran Canaria] - Calle Castor Gómez Navarro, 6, 35014 Las Palmas de Gran Canaria, Las Palmas
  • Fierro Motor - [Tenerife] - C / Velázquez, 1. 38007 S/C de Tenerife.
  • Fierro Motor - [La Palma] - Av. Marítima, 31. 38700 Santa Cruz de La Palma
  • Motos Garrido - [Lanzarote] - Calle Alfonso XII,2 - 35500 Arrecife.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos30 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Macbor Fun 125 - 1999 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS