Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Kawasaki Ninja 650, supersport lógica para tu carnet A2

10 de Mayo de 2017

Prueba Kawasaki Ninja 650, supersport lógica para tu carnet A2

Tomando como base la nueva Z650 y siguiendo la filosofía de la anterior Er6-f, Kawasaki ha puesto en el mercado un modelo que se adapta perfectamente a los usuarios del carnet A2 y que se coloca a medio camino entre la Ninja 300 y la ZX6-R. Una moto con interesantes prestaciones y enorme facilidad de conducción. Respecto a la anterior Er6-f, la Ninja 650 ha perdido peso a base de aplicar la experiencia de la gama más deportiva de la marca japonesa. Nada menos que 20 kilos que, sobre todo, se ahorran en el renovado conjunto chasis/basculante.

 

Precio Kawasaki Ninja 650.- 7.099 € (Con promoción de Seguro Gratis durante el primer año)

 

Lo dijimos nada más verla por primera vez en el pasado EICMA de Milán: ¡Será un éxito de ventas en Canarias! Y no ya por la potencia que podía ofrecer su bicilíndrico paralelo Euro4, no. O por una parte ciclo radical, tampoco. Lo que llama la atención es su afilada línea y es espacio para el conductor; cómodo, completo y con cuidadísimos acabados. Y es que formar parte de la familia Ninja requiere que el nivel de eficacia de la moto cumpla con los cánones de la saga más guerrera de la fábrica de Kobe.

 

 

Un modelo supersport que no tiene rival directo en el nuevo mercado Euro4

Muchos de los usuarios que acceden al mundo de la moto llegan sin tanta experiencia como las generaciones anteriores, cuando la escuela de la bici en la calle, primero, y la evolución desde el ciclomotor hasta la primera moto “grande”, después, servían para definir la lección más adecuado en la compra de una moto. Hoy en día, se elige más por la imagen de la moto, sin tener muy claro lo que esconde un concepto u otro, y ahí las marcas tienen un filón para lograr llegar a los clientes que sientan empatía por alguna de las cualidades de sus productos. Para algunos serán las prestaciones puras, para otros, esa alma de moto auténtica, pero para una generación a la que todo le ha llegado a través de “las pantallas”, la imagen de la Ninja 650 es arrolladora.

 

La nueva Ninja 650 adopta una filosofía que durante muchos años funcionó perfectamente en el mercado de nuestro país. Supersport lógicas en las que la radicalidad no tenía tanta predicación como en los principales ejemplos de hoy en día. Kawasaki ha creado una moto tan práctica como polivalente. Una moto ligera y con unas prestaciones que permitan emocionarte sin que la exigencia sea exagerada. Y fácil. Muy fácil de conducir gracias a una parte ciclo muy equilibrada, a un chasis ligero y a un motor que lo da todo de forma progresiva y desde muy abajo. Todo ello combinado con una postura de conducción que te permite disfrutarla a lo largo de los kilómetros sin el menor síntoma de fatiga y envuelto en la conocida línea de las deportivas de la marca verde.

 

 

Tomando como base la nueva Z650, el trabajo realizado por Kawasaki para otorgarle el nombre de Ninja a esta 650 ha sido espectacular. Estéticamente la Ninja 650 rompe con lo establecido en la categoría, especialmente en la zona delantera. En los apartados mecánico y ciclista, al igual que la Z650, mejora en todos los aspectos respecto a su predecesora, la Er6-f. El motor empuja más y mejor y el esfuerzo hecho en la parte ciclo la convierte en una de las más ágiles de su categoría. Además del carenado, respecto a la Z650 cambia en “cockpit” ya que incorpora un tablero diferente, con tacómetro analógico y pantalla LCD, con indicador de marcha engranada (por fin) y una aguja de cuentavueltas que cambia de tonalidad cuando estima que es necesario cambiar de marcha.

 

El chasis se ha podido aligerar y optimizar aprovechando los estudios para la H2 de Kawasaki. De ella hereda la tecnología de análisis de fuerzas resistentes, que permite, manteniendo la solidez, garantizar estabilidad y al tiempo que adecúa su flexibilidad para ofrecer una conducción fácil e intuitiva. El peso del conjunto -193kg sin gasolina- se ha aligerado respecto a la Er6-n -213 kg-, sobre todo debido a los 10 kilos de ahorro del chasis y a los casi tres del nuevo basculante de aluminio. Kawasaki también ha pensado en los que no superamos el 1,70 y ha rebajado la altura del asiento, a sólo 790 mm, para facilitar las maniobras en parado y a baja velocidad al circular entre el tráfico urbano.

 

Las medidas de ruedas y neumáticos son acertadas para las prestaciones de la nueva Ninja 560; 120/70 17 delante y 160/60 17 detrás. Las suspensiones, horquilla delantera convencional de 41mm y basculante posterior doble brazo de aluminio fundido que gobierna un monoamortiguador centra, accionado por bieletas. Un doble disco de 300mm mordido por pinzas de dos pistones en la parte delantera y uno de 220 mm, con pinza de 1 pistón, componen el sencillo pero efectivo equipo de frenos que además cuenta con la garantía de equipar de serie el sistema ABS 9.1M de Bosch, de lo mejor del mercado.

 

 

El propulsor parte de la misma base que la anterior familia Er6, el bicilíndrico paralelo de 649 cc, un 8 válvulas, sobre el que se ha trabajado ante todo –aunque por supuesto también para adaptarlo a la Euro 4 más restrictiva en cuanto a emisiones- en obtener una mejor respuesta a las solicitaciones del acelerador ante todo en la gama baja y media de revoluciones, entre 3.000 y 6.000 rpm, la gama más utilizada en el día a día. Pero también se ha aprovechado para hacerlo más divertido mejorando un aspecto vital en este sentido como es la aceleración. Si bien se han perdido 4 caballos, de 72 a 68 CV, ahora son mucho más aprovechables desde abajo ya que el par máximo crece ligeramente a 67 Nm a 6.500 rpm y que la potencia máxima ofrece mayor pegada e inmediatez de respuesta.

 

Las nuevas toberas de 36mm de la inyección y el calado del cigüeñal a 180 grados hacen que el bicilíndrico japonés, que mantiene intacto su eje de equilibrado, se sienta más pleno y se reduzcan las vibraciones ofreciendo un funcionamiento más regular. El escape, con una gran panza bajo la moto, colabora en la mejora en bajos y medios y ofrece el habitual discreto sonido de las motos Euro4, si bien puede mejorarse con un Akrapovik específico y homologado que puedes poner como extra (De serie en la versión con los colores KTR).

 

El cambio de seis velocidades, tipo “cassette” se conecta al motor que, como viene siendo norma en las últimas motos de Kobe, el embrague es deslizante y anti rebote, y además, con funcionamiento asistido, esto es que a regímenes de funcionamiento “civilizados”, actúa mediante un servo para suavizar su accionamiento, pero ante grandes requerimientos el mecanismo por levas anti rebote permiten que éste deslice evitando pérdidas de adherencia en el neumático posterior. Es más eficaz que fácil de explicar.

 

 

Al igual que le ha pasado a su hermana, la Z650 (VER PRUEBA) con la dosis de vitamina “Z”, la Ninja 650 es más atractiva que su predecesora, pero sobre todo más versátil y efectiva. Más moto, como dirían los entendidos en la materia. Los días que pasamos con la nueva criatura de Tifón Motor estuvieron marcados por la satisfacción mutua. Desde el primer vistazo, en el que resaltan los excelentes acabados y los detalles de calidad, hasta los primeros metros con una supersport con la que no es necesario forzar las cervicales.

 

Nada más bajar la visera del casco y meter primera experimentas sensaciones que nos recuerdan aquellas supersport civilizadas de nuestros años jóvenes. La moto es equilibrada y progresiva, en todos los sentidos, algo ideal para los que están empezando. Su acertada ergonomía, que se conjunta con un manillar colocado en una posición lógica, nada forzada, que permite a su conductor, cualquiera que sea su talla o condición, que disfrute de todo su potencial como moto para el día a día. Desde el primer momento se nota ligera, muy manejable y con un motor con potencia siempre disponible que hace que su manejo sea fácil y divertido, y capaz de darle siempre el feeling adecuado a su estado de ánimo o circunstancias de la vía por la que conduce o pilota.

 

 

Los afilados rasgos de la saga Ninja son inconfundibles y, aunque no estamos ante una moto radical para hacer tandas en el circuito, la Ninja es realmente divertida, al menos tanto como amable en el día a día y polivalente a la hora de darle distintos usos el fin de semana. Y siempre con el toque de distinción de ser parte de una saga de guerreros… Disfrutar con ella por las reviradas carreteras que dibujan la geografía de Canarias es una experiencia muy positiva. El motor empuja desde abajo, mucho más que antes, las suspensiones, aunque sencillas, se tragan casi todo con aceptable suficiencia, y el chasis es noble y predecible. No tendrás ningún susto inesperado, a no ser que pretendas darle el uso que Kawasaki tiene asignado a la ZX6-R.

 

Aceleración. Esta será una de las cualidades que más te sorprenda en la Ninja 650, incluso si está limitada (por centralita) a 47,5CV para los usuarios del A2. A pesar de tenerla “capada” la limitación no resta emoción ya que dispones de todo el recorrido del acelerador; un detalle muy importante para los que tengan que estar dos años con la moto. La frenada está garantizada con un sistema de frenos -asistido por el sistema ABS 9.1M de Bosch- que ofrece potencia, tacto y rendimiento. Lo pusimos a prueba en la espeluznante bajada de Cazadores y no desfalleció en ningún momento. La reducción de peso y la mayor agilidad del chasis de esta nueva Ninja 650 consiguen una agilidad y facilidad de conducción dignas de elogio.

 

 

¿Saben cuál creemos que va a ser su mayor rival? Su hermana, la Kawasaki Z650. El sobreprecio de 500 euros, creemos que está justificado con este carenado, con cúpula regulable en tres posiciones, que nos ofrece una protección adicional y por un cuadro de instrumentos mucho más atractivo y completo que el de su hermana nudista. Una supersport con lo mejor de dos mundos; las sensaciones de una deportiva con la facilidad de conducción y simplicidad de una naked. Su versatilidad es total y su estética supone un acertado ejercicio de diseño que te alegra incluso cuando no estás subido en ella.

 

Si quieres emocionarte con una moto que no desbordará tu capacidad de pilotaje pero que sí te permitirá conseguir sentirte orgulloso, u orgullosa, de llevarla entre las piernas, solicita una prueba en Tifón Motor antes de decidirte por algún modelo para tu A2 que te tenga hipotecado, o hipotecada, por peso o tamaño, durante los dos años que dura el obligatorio purgatorio hasta el soñado carnet “A”.

 

Unidad de prueba cedida por Tifón Motor, concesionario oficial Kawasaki en Canarias

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS