Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda NC750X 2016, pasaporte para la aventura diaria

15 de Junio de 2016

Prueba Honda NC750X 2016, pasaporte para la aventura diaria

A todos los fabricantes que quieran seguir comercializando sus motos en el mercado europeo les ha llegado el momento de ir adaptando sus modelos a la nueva Euro4. Una normativa que exige motores más limpios y verificaciones cada vez son más restrictivas. Ello implica motores más eficaces en su consumo y tratamientos más complejos de las emisiones que se producen, que son fundamentalmente monóxido de carbono e hidrocarburos sin quemar.

 

Bajo estas premisas, Honda presentó hace unos meses esta “tercera generación” de su exitosa NC750X. Un modelo que acaba de llegar a Canarias y que nosotros tuvimos la oportunidad de probar por las carreteras de la isla gracias a Honda Tenerife, el distribuidor autorizado de la firma japonesa en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

 

Precio Honda NC750X 2016.- 7.295 € Tarifa de junio en Honda Tenerife (8.295 con cambio secuencial DCT)

 

Basándose en el concepto “crossover” de su gama “X”, Honda ha buscado una vez más, ampliar el espectro de posibles clientes, haciendo un guiño, con su facilidad de conducción, a quienes vienen del mundo del scooter, pero también, con sus innegables prestaciones dinámicas, a todos aquellos que quieren recuperar la pasión por la conducción, pilotando una moto práctica y sin complicaciones. Y para ello ha introducido sutiles mejoras como las luces led, una horquilla delantera más solvente y una ligera revisión del motor y la caja de cambios.

 

 

Con el compromiso de no perder ni una sola de sus excelentes cualidades como moto polivalente y económica, el fabricante japonés ha introducido una serie de cambios que se dejan notar estéticamente, pero sobre todo, en su aspecto dinámico. Una moto que siempre nos ha dejado con buen sabor de boca gracias a su facilidad de uso, a la genialidad de poder albergar un casco “de verdad” en el hueco del falso depósito, a su intuitiva facilidad para “enderezar” cualquier tramo de curvas -de los que tanto abundan en Canarias- y a su capacidad como rutera infatigable y económica.

 

Tras la actualización de 2014, con el aumento de cilindrada hasta los actuales 745cc, Honda ha renovado una de las motos más populares del segmento trail en Canarias, y de la que se han vendido 33.000 unidades en Europa, desde su aparición en 2012. Para ello han implementado pocos pero acertados cambios que contribuyen a que podamos seguir disfrutando de Canarias, un paraíso para las dos ruedas, subidos en una NC750X. Desde la nueva gama cromática, de la que este elegante color azul forma parte, al nuevo cuadro de instrumentos, mucho más moderno y personalizable, descubrimos una “crossover” adaptada a nuestro tiempo.

 

 

Comenzado por “la envoltura” vemos que la carrocería se ha beneficiado de acertados retoques como las nuevas tapas laterales, más pequeñas y musculosas, o la pantalla derivabrisas, situada 70 mm más alta que en el modelo de 2014 y con unas ranuras que facilitan el flujo del aire en la zona del conductor. El hueco para el casco -o para lo que quieras llevar bajo llave- que encontramos en el interior del falso depósito, ha crecido en tamaño, llegando a los 22 litros de capacidad, y en la tapa el mismo, anclándola en los raíles que vienen de serie, puedes llevar una práctica bolsa sobredepósito.

 

El cuadro de instrumentos hará las delicias de los amantes de la “cacharrería” electrónica y de los apasionados de la personalización. Puedes poner tu propio mensaje de bienvenida y puedes elegir, entre nueve tonos diferentes, el color del cuentarrevoluciones. La llave de contacto es tipo “wawe” e incorpora el Sistema de Seguridad de Encendido Honda (HISS). La iluminación delantera, que ha mejorado una barbaridad la conducción nocturna, es full-led, al igual que el piloto trasero y los intermitentes. El silencioso del sistema de escape también es nuevo; con diseño pentagonal y un sonido más grave. Mucho más moderno y acorde con el resto de las mejoras estéticas de la NC750X.

 

 

Otros cambios que se ven menos pero que se notan más, comienzan con una maneta de embrague rediseñada para ofrecer mejor tacto, y la de freno, ahora regulable. La pinza de freno delantera también es de nuevo cuño, al igual que una de las novedades más notables de la versión 2016; la nueva horquilla Showa Dual Bending Valves de 41mm, que ahora ofrece una respuesta más firme, en cualquier condición. El amortiguador trasero, monoshock y accionado por bieletas “pro-Link”, dispone ahora de regulación en precarga.

 

El sistema de frenado permanece inalterable, a excepción de la nueva pinza delantera de dos pistones: Disco lobulado delantero de 320 mm de diámetro y disco lobulado de 240 mm para el eje trasero. Las medidas de las llantas y los neumáticos tampoco cambian. Recordemos; 120/70-17 delante y 160/60-17 detrás, montadas sobre llantas multipalos de aleación de aluminio.

 

El motor, un bicilíndrico en paralelo SOHC 8 válvulas, con refrigeración líquida, sistema de inyección programada de gasolina (PGM-FI) y que está exageradamente inclinado hacia delante, ofrece 54,8CV a 6.250 rpm y un par motor máximo de 68 Nm a 4.750 rpm. Dispone de un segundo eje de equilibrado que reduce las vibraciones y ha sido optimizado, en conjunto con el cambio y el escape, para ofrecer un empuje más contundente y progresivo, a pesar de la Euro4.

 

 

Los 830mm de altura de su asiento, te permiten una posición de conducción erguida y natural. El ancho manillar facilita el control de la moto en la maniobras a baja velocidad. Los 220 kilos de peso, muy bien concentrados en la parte baja y centrada de la moto, pasan bastante desapercibidos, hasta para pilotos de talla pequeña, como la del que escribe este artículo. Todos los mandos quedan a una distancia acertada y la lectura del cuadro se puede hacer sin apartar demasiado la vista de la carretera. En ciudad destaca, como hemos dicho, por el bajo centro de gravedad, pero también por un destacable radio de giro.

 

Los cambios en las suspensiones se dejan notar con una respuesta firme y progresiva que aumenta además la estabilidad cuando tienes que apurar una frenada. Y hablando de frenos, a no ser que quieras ir todo el día apurando como si pretendieras adelantar al mismísimo Márquez, no echarás en falta más potencia ni mejor mordiente. El ABS, poco intrusivo, aumenta la confianza suponiendo un plus de seguridad.

 

En cuanto empiezas a “entrar en faena” en zona de curvas descubres que la NC750X tiene una nueva sintonía. El sonido que emana de su nuevo escapa pentagonal es mucho más grave y en consonancia con el empaque de la moto. La horquilla sigue digiriendo bien los pequeños baches de la carretera, con una primera parte del recorrido, acertadamente blanda. Pero en apoyos fuertes, en curvas o frenadas, se notan descaradamente las mejoras introducidas por Honda. La relación entre el motor y el rediseñado cambio permiten aceleraciones limpias que sólo terminan cuando el corte de encendido te recuerda lo que llevas entre las piernas. Y es que la NC750X es una moto con la que te sorprenderás lo fácil que consigues circular a "ritmo fluido".

 

 

Disfrutando en grupo, con otras motos más potentes y pretenciosas, por las carreteras de Tenerife, descubrimos que no es imprescindible cargarse de pesos, centímetros cúbicos, letras -de banco- o logos para aspirar a lo más alto. Sólo necesitas una moto sencilla, segura, cómoda, estable, manejable y con un motor cuyo rendimiento seas capaz de administrar con tu nivel de conducción. Una moto práctica, tanto para el día a día, como para tus momentos de diversión. La única pega que le hemos encontrado; que aún no se puede limitar para los usuarios del carnet A2. No les queda más remedio que esperar a que Honda ponga el kit de limitación en el mercado.

 

La solvencia de la NC750X en cualquier situación está más que garantizada. Una moto facilona, que te acoge como si fuera tu moto de toda la vida y que consume poco más que una scooter; sólo 4 litros a los 100 km en un recorrido en el que no nadamos con miramientos a la hora de abrir el gas. Una moto que se adapta a tus exigencias y al nivel de diversión, perdón, conducción, que necesitas en cada momento. Y si la comparamos con sus rivales naturales, la posibilidad de dejar guardado el casco bajo el falso depósito, la coloca en otra liga.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Quazzar Unique One Electric - 2900 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS