Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda Forza 125, terremoto en la categoría GT

06 de Agosto de 2015

Prueba Honda Forza 125, terremoto en la categoría GT

Después de muchos años fuera de la pelea por encabezar las listas de éxito -de ventas, claro está-, Honda ha apostado por la nueva Forza 125, un modelo con la mejor tecnología de la marca que, de entrada, ha causado un terremoto en la categoría de las scooter GT de 125 centímetros cúbicos aptas para el carnet B (+3años) de coche.

 

El gigante japonés se había decantado por dominar las categorías “rueda alta” con la SH125 y “ciudadana” con la PCX, por citar los más recientes o populares. Y por fin, Honda decide echar toda la carne en el asador para asaltar el número uno del segmento “Gran Turismo” del octavo de litro. Una de las más importantes del mercado actual.

 

La Honda Forza 125 es una scooter digna de ser llamada GT y que dispone de argumentos suficientes para luchar contra sus rivales naturales de otras marcas, como por ejemplo; la X-Max 125 de Yamaha o la Burgman 125 de Suzuki. Y es que la nueva Forza cuenta con toda la “fuerza” del nuevo motor eSP 125 de cuatro válvulas y con el diseño y las soluciones más avanzadas disponibles en la marca del país del sol naciente.

 

La expectación levantada tras su reciente presentación en los salones internacionales no es nada comparada con la sorpresa de verla en vivo. La Forza es una scooter realmente innovadora, elegante y provocadora. Digna del fabricante número uno a nivel mundial. Estéticamente resulta muy atractiva, desde cualquier punto que la mires, y los acabados están a la altura de cualquier moto Premium del mercado actual.

 

Basta fijarse en detalles con el faro delantero “full-led”, el parabrisas regulable y escamoteable, los estudiados huecos modulares bajo el asiento, los reposapiés plegables o los mandos de apertura del asiento o del depósito de la gasolina. Dentro del equipamiento de serie dispone de caballete central y lateral. La calidad de los materiales como los soberbios ajustes, son detalles que a veces se echa en falta en otros modelos.

 

 

Y si hacemos honor a su cualidad de GT, debajo del asiento de la nueva Forza 125, entran holgadamente dos cascos. Pero ahí no se queda la cosa, disponemos de una solución genial para dividir a nuestro gusto es diáfano espacio; un separador que nos permite adaptar los volúmenes a nuestras necesidades. Y además, en el lateral izquierdo, disponemos de un hueco adicional muy práctico. Sólo se echa en falta una luz de cortesía, para cuando quieres buscar algo en el garaje.

 

Tras el escudo delantero, armoniosos y elegante, e incluso podríamos tildarlo de futurista con esa óptica de tecnología led -veremos a ver lo que tardan en copiarla en otras marcas-, encontramos una guantera más, a la izquierda, que parece un “saco sin fondo”. Te permite llevar hasta una botella de agua. Dispone de toma de corriente para cargar tus “cacharros”. Sería perfecta si dispusiera de cerradura, o se quedara asegurada al bloquear la dirección de la moto.

 

 

La cúpula de la Forza es sin duda, la mejor de la categoría. Basta con halar de ella hacia arriba con una sola mano para elevarla hasta 12 cm, en 6 posiciones pre-ajustadas, sin variar de inclinación. Tan simple y efectivo que te pregustas porqué no lo habían hecho antes. Los retrovisores, que ofrecen un excelente campo de visión, llevan integrados los intermitentes.

 

El cuadro de instrumentos es elegante, moderno y legible. Ofrece una visión instantánea de todos los parámetros que necesitas para el día a día. Dos esferas, la de la izquierda que indica la velocidad, y la de la derecha, las revoluciones, protagonizan un tablero en el que no falta el ya habitual ordenador con indicador de consumo instantáneo y el testigo del eSP “Start-Stop”, que se puede desconectar desde un botón en el puño derecho.

 

 

El chasis de la Forza es completamente nuevo, con una carrocería vanguardista y un tamaño que a priori parece más grande de lo que es. El volumen de la Forza, una scooter amplia, espaciosa, cómoda y con elevada protección, se combina perfectamente con una parte ciclo que busca la agilidad y la precisión de marcha.

 

Los frenos disponen de ABS de serie. Un sistema desarrollado por la propia Honda, muy poco intrusivo y con un funcionamiento intachable, como pudimos comprobar e lo largo de los kilómetros de nuestra prueba. Delante cuanta con una horquilla convencional que cuanta con un tarado firma y detrás un par de amortiguadores regulables en precarga.

 

El motor, novedad absoluta de Honda en la categoría, es una versión mejorada del conocido eSP (enhanced Smart Power) que montan las SH 125 y PCX. Un motor que se conforma con un consumo realmente ajustado, sin olvidarse de las prestaciones y de la suavidad de funcionamiento, al que le ha montado una nueva culata, con cuatro válvulas (el anterior montaba solo una de admisión y una de escape), para mejorar su rendimiento y acercarlo al límite legal de 15 CV. De hecho, fábrica declara justo 11 kW a 8.750 rpm. (El de la SH 125 ofrece 8’5kW a 8.500 rpm).

 

 

Subirte a la Forza y confirmar tus expectativas, es todo uno. Pesa unos 160 kilos, pero incluso en parado, parecen menos. Y en cuanto a su volumen, también parece más pequeña. Todo son sensaciones positivas subidos al asiento de la nueva Forza 125 que Juan Armas Canarias, el distribuidor autorizado Honda en la provincia de Las Palmas, nos tenía preparada en sus instalaciones de la calle Diego Vega Sarmiento de Las Palmas de Gran Canaria. Mires donde mires, los acabados de esta nueva Honda del octavo de litro son impecables, los ajustes de cada una de las piezas demuestran el excelente trabajo de diseño y montaje, y estás ante la sensación de ser testigo del nacimiento de una nueva categoría dentro del segmento de las cientoveinticinco, la “GT Premium”.

 

Abrimos el contacto y, presionado fuertemente alguna de las manetas de freno, pulsamos el botón de arranque del silencioso motor eSP, con un sistema sin motor de arranque, cuya labor la realiza el propio alternador, invirtiendo su función. El asiento es cómodo y ancho, aunque no está muy alto y llegas bien al suelo. Gira mucho en parado y se siente tremendamente ligero. Nos ponemos en marcha…

 

El motor responde de forma muy agradable a las demandas del acelerador. Suavidad es su principal característica. Se mueve bien. Es más ágil de lo que parece. Y preciso. Muy preciso. Seguramente en esto tendrá mucho que ver el tamaño de los neumáticos que Honda ha elegido para montar sobre las llantas de 15 pulgadas;  120/70-15 delante y 140/70-15 detrás. Unas medidas que pueden parecer exageradas pero que garantizan la precisión en la trazada, al menos en ciudad.

 

 

Una vez que el motor ha cogido temperatura, puedes disfrutar de la tecnología Start/Stop. Cuando te detienes más de tres segundos, entra en funcionamiento parando el motor, volviéndose a poner en marcha en cuanto acaricias el gas.  Su funcionamiento es impecable, hasta intuitivo, podríamos decir, y aunque puedes desconectarlo si quieres con el botón que hay junto al puño derecho, no lo harás. Y es que con el eSP actuando, gastas menos combustible, contaminas menos e incluso te sorprendes envuelto en un silencio inesperado.

 

Seguimos disfrutando de la conducción de la Forza en la ciudad, buscando escenarios para las fotos de rigor y cuando alguien te pregunta en un semáforo, nadie espera que sea una cientoveinticinco. Se sorprenden, y miran de reojo cómo te pierdes entre las hileras de coches mientras ellos se desesperan en el atasco diario. Aunque no será la más lenta, la Forza no es la más rápida en los semáforos, pero sí lo será en carretera abierta, donde pueda desarrollar los 15 suaves caballos de su económico motor. En algunos casos pudimos ver el velocímetro superando holgadamente los 120 km/h.

 

El confort de marcha es otro de los puntos fuertes de la nueva Honda. La cúpula hace un excelente trabajo protegiéndote en todo momento del viento y de las impurezas que arrastra. La pantalla ofrece una visión excelente y solo piensas que todas las motos del mercado deberían tener una igual. Las suspensiones ofrecen un tarado bastante firme para el uso diario pero sin penalizar en los baches secos por exceso de dureza. Los de Honda han dado en el calvo en este sentido. Firmeza en las retenciones y en los cambios de dirección, y confort en el resto de las situaciones. El chasis es muy noble y las reacciones son, en todos los casos, predecibles. No te llevarás más sustos que los que tu mala cabeza ocasione. Incluso en esas frenadas inesperadas a escasos metros del coche que te precede, la nobleza de su parte ciclo, ayudada por el eficaz ABS, se lo pondrán fácil, incluso a los menos avezados en esto de la conducción sobre dos ruedas.

 

 

Honda ha invertido mucho esfuerzo en optimizar el consumo del nuevo cientoveinticinco de la Forza, de hecho el consumo medio de la prueba no pasó de los 2,80 litros a los 100 kms, y eso que no fuimos precisamente despacio en los trayectos que hicimos.

 

Como decíamos anteriormente, el gran balón de los neumáticos consigue poner una mayor superficie de goma en contacto con el asfalto, y aunque quizá podría ser más ágil con unas gomas algo más estrechas, los cambios de dirección se producen de forma rápida e intuitiva y las maniobras entre los coches parados ante los semáforos se realizan con extrema facilidad.

 

Puedes ir tan rápido como quieras, que su estabilidad no se verá comprometida en ningún momento. La Forza 125 cuenta con un chasis capaz de albergar un motor de mayor cilindrada y por lo tanto, más potente -todo se andará- e incluso ante potentes frenadas, donde el chasis de una scooter125cc se la juega, la Forza no falla. Siempre estable, manteniendo inamovible su trayectoria.

 

 

Con esta nueva scooter GT queda claro que Honda se ha marcado el objetivo de asaltar uno de los segmentos con más éxito del mercado actual. Para lograrlo, el fabricante japonés ha dado un gran salto cualitativo condensando en ella la mejor tecnología del momento. No estamos hablando de un vehículo producido en el sudeste asiático para un mercado mundial. La Forza se ha diseñado para “gourmets”, se fabrica en Italia y se comercializa para los países europeos que permiten a los conductores de coche llevar scooter de 125 cc.

 

Es estable, ágil y divertido. Su chasis es muy noble y las suspensiones se adaptan al uso que vas a darle. Sujetando con firmeza pero sin llegar a ser incómodas. Equipa el mejor motor disponible en la fábrica japonesa, con una culata de cuatro válvulas que ofrece una suavidad y empuje asombrosos. Y aunque su precio no sea el más bajo del mercado, lo que sí es seguro es que estamos ante uno de los mejores scooter que podrás conducir, incluso con tu carnet B (+3años) de coche. ¡El scooter Premium ha llegado y se llama Forza!

 

Moto de prueba cedida por Juan Armas Canarias, Distribuidor Autorizado Honda

 

Precio Honda Forza 125 ABS.-  4.795 € (Tarifa Agosto 2015)

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS Rally - 18500 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS