Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda CBR650R 2019, depoRtiva con R de racional

28 de Enero de 2019

Prueba Honda CBR650R 2019, depoRtiva con R de racional

 

Han pasado ya aquellos años gloriosos, al menos en lo que a volumen de ventas se refiere, para las motos radicales en Canarias. Motos sin concesiones que eran la máxima aspiración de los jóvenes seducidos por el mundo de las dos ruedas. Un mercado en el que las “seiscientos” japonesas con muchas erres eran las soñadas por los amantes de las grandes emociones. Pero ese tiempo ya pasó y hoy en día, debido posiblemente a habernos convertido en una sociedad más madura en aspectos como la seguridad vial, todo ha cambiado, y tanto fabricantes como usuarios han perdido interés por los modelos más radicales, dejando hueco a las más lógicas motos sport, más sencillas de conducir e igual de capaces de ofrecer grandes momentos de placer a los usuarios, dado su carácter deportivo.

 

Un buen ejemplo de este cambio de criterio es la nueva Honda CBR650R que fuimos a conocer y probar de primera mano hasta Mojácar (Almería) invitados por Honda Canarias, importador y distribuidor de Honda para las Islas Canarias. Se trata de un modelo totalmente nuevo, inspirado en las afiladas líneas de la CBR1000RR Fireblade, con semimanillares, gráficas agresivas, iluminación full led, un motor de cuatro cilindros en línea que ofrece casi 95 CV y un peso de 207 kilos en orden de marcha, 6kg más ligera que la CBR650F (a la que sustituye).

 

Otra de las virtudes de la Honda CBR650R es que se puede limitar para el carnet A2; algo que te puede servir si quieres tener esta moto varios años y deslimitarla cuando te saques el carnet A, que es cuando podrás disfrutarla a tope. Limitarla, o deslimitarla para devolver toda la potencia, es una sencilla operación de cambio de conductos de admisión (plásticos y baratos) que te realizarán en el taller de Honda Canarias, cuando llegue el momento.

 

Precio Honda CBR650R 2019.- 7.995 euros

 

 

La racionalidad es la clave para las nuevas deportivas del segmento medio

Uno de los objetivos de Honda con este nuevo modelo, es el de proporcionar mayor emoción y placer de conducción que la anterior versión apellidada “F”. Basta escuchar en bramido de su motor o abordar un tramo de curvas para descubrir que los cambios han ido por el camino correcto. El motor de cuatro cilindros ofrece una potencia intensa (5CV más que la anterior CBR650F) y el chasis, de doble cuna de acero con sección oval, una excelente neutralidad que garantiza reacciones neutras en todo momento. Dispone de control de par motor que posibilita mantener la tracción de la rueda trasera, mejorando la estabilidad en cualquier condición del asfalto.

 

La escultural estética de este nuevo modelo del segmento medio, el más importante en ventas, hemos de reconocer, encaja de maravilla con la nueva designación “R” de Honda. La marca japonesa espera que más del 40% de los clientes de este modelo tengan menos de 43 años. Para conectar con los jóvenes irradia un estilo más agresivo y una posición de conducción algo más radical, decantándose hacia una vertiente más deportiva en la gama media de Honda. Esta nueva imagen de la CBR650R, más fresca y atrevida que la anterior CBR650F, viene acompañada de un aumento de potencia máxima, mayor ligereza del conjunto y una nueva ergonomía. Los faros delanteros LED dobles evocan el estilo de la CBR1000RR Fireblade, proyectando una luz blanca y nítida. Mientras que el piloto trasero tiene una forma minimalista y estilizada. 

 

En conjunto, es más deportiva que antes, pero sin descuidar en perfecto equilibrio entre la polivalencia de un uso diario y la moto con la que divertirte los fines de semana en tu tramo de curvas preferido.

 

 

Legendario motor Honda de cuatro cilindros en línea

El motor de cuatro cilindros en línea de Honda es uno de sus mejores argumentos. Su clásico motor Honda de cuatro cilindros en línea sube 1.000rpm más arriba, produciendo un 5% más de potencia máxima. Un propulsor que no ha parado de evolucionar a lo largo de los años y que llega ahora a la CBR650R más sofisticado y fino que nunca. Los ingenieros de desarrollo de Honda, capitaneado por Noriyoshi Tsutsui (quien nos acompañó en esta presentación), buscaba conseguir las prestaciones más puras y gratificantes que un cuatro cilindros de tamaño medio pudiera ofrecer, sobre todo en ls gamas media y baja. Así que el motor de 649 cc, de 16 válvulas, PGM-FI, y doble árbol de levas en cabeza con cilindros inclinados 30° hacia delante, ha sido retocado para eliminar un pequeño bache de par a 5.500 rpm y desarrollar un 5 por ciento más de potencia por encima de las 10.000 rpm, con una línea roja 1.000rpm más arriba. La potencia máxima de 70KW (94,6CV) llega las 12.000 rpm, con un par máximo de 64 Nm desarrollado a 8.500 rpm, si bien el tramo hasta las 7.000 rpm es donde más se evidencia esa mejora en la respuesta, con un seductor empuje que pretende emular a la mítica CB750 de 1969.

 

La cifra de par motor es excepcional para su categoría, pero además incorpora un embrague asistido/antibloqueo que facilita subir marchas y también digiere mejor los bloqueos de rueda trasera en frenadas fuertes y reducciones rápidas. La nueva integrante de la gama de media cilindrada de Honda incorpora el Control de Par Seleccionable Honda (HSTC) para controlar la tracción de la rueda trasera; puede desactivarse si el conductor lo desea. El sistema de doble conducto de admisión incluye mejoras en la estructura interior de los filtros de aire y el diámetro del tubo de escape mejorado produce una respuesta mejorada alrededor de 7000 rpm, enfatizando el excitante aullido a medida que aumentan las revoluciones, gracias a  los cuatro colectores de escape se deslizan conjuntamente por la parte delantera del motor y a una nueva orientación de la cola final, hacia los oídos del piloto. 

 

La CBR650R dispone de una compacta caja de cambios 6 velocidades y con motor de arranque en estructura vertical que consigue minimizar el volumen. El nuevo embrague requiere menor esfuerzo para accionarlo. Existe la opción de poder montar sistema de cambio “quick-shifter” para subir marchas, instalado en al unidad de pruebas y que va de lujo, eso sí, se echa de menos a la hora de bajar marchas, pero eso obligaría a Honda a montar acelerador electrónico. Un consumo de gasolina de 20,4km/l (menos de 5 litros cada 100 km) proporciona una autonomía de más de 300 km con su depósito de 15,4 l. de gasolina.

 

 

La nueva CBR650R es todo equilibrio. El chasis de doble viga de acero, de sección oval, incluye una mejorada y equilibrada arquitectura que proporciona mayor rigidez y mejora la respuesta de la rueda delantera y trasera. Los anclajes del motor también han sido rediseñados para reducir las vibraciones. En esta notable mejoría del apartado ciclista de la Honda tiene mucho que ver la nueva horquilla delantera SFF USD Showa de 41mm con “funciones separadas” que garantiza una excelente respuesta ante todo tipo de superficie. Del gobierno del basculante asimétrico de aluminio, diseñado para que sea duradero y atractivo, se encarga un monoamortiguador progresivo.

 

El equipo de frenos está compuesto por pinzas dobles de anclaje radial de cuatro pistones que muerden con fuerza el par de discos flotantes de 310 mm, en el tren delantero, en combinación con una pinza trasera mono pistón y con un disco de 240 mm. El ABS de doble canal ayuda a tener un mejor control y mayor confianza en condiciones de mojado o seco. Sobre las ligeras llantas de aluminio de cinco radios en forma de Y se montan neumáticos Dunlop Sportmax D214 en medidas convencionales, delantera y trasera de 120/70-17 y 180/55-17 respectivamente, que ofrecen niveles de agarre dignos de una supersport, con un contenido coste de mantenimiento.

 

Una de las novedades tecnológicas que Honda está implementando en todos sus nuevos modelos es la “Señal de Parada de Emergencia” que te ayuda a mantenerte a salvo si alguna vez necesitas frenar de forma inesperada. El sistema detecta una frenada brusca y activa automáticamente las luces de emergencia delanteras y traseras que parpadean para avisar a los vehículos cercanos.

 

 

La primera sensación sobre la CBR650R es la de una mayor deportividad en la postura de conducción, respecto a su predecesora. Los semimanillares, anclados bajo la tija superior y reposicionados 30mm hacia delante, y los reposapiés, más altos y retrasados, consiguen una posición más “al ataque”, aunque sin llegar a ser radical ni agotador. Ante ti encuentras el cuadro de instrumentos LCD digital, de clara y fácil de lectura. El tablero de instrumentos incluye velocímetro digital, tacómetro de gráfico de barras digital, medidor de viaje dual, indicador digital de nivel y consumo de combustible, reloj digital, temperatura del agua, indicador de marca engranada, indicador de subida de marcha, para informar al piloto cuándo debe cambiar las marchas.

 

El puesto de conducción es lo suficientemente amplio para que te puedas posicionar buscando acompañar los movimientos con tu cuerpo. El asiento está a sólo 810mm del suelo, lo que incrementa su accesibilidad y control en parado a pilotos, hombre y mujeres, de todas las tallas. El suave ronroneo del cuatro cilindros en línea nada más cobrar vida contrasta con la alegría con la que sube de vueltas desde el primer golpe de gas. Las aceleraciones y cambios de dirección fluyen de forma suave, anticipando las cualidades que se ponen de manifiesto en cuanto la cinta de asfalto comienza a retorcerse. Con respecto a la antigua CBR650F, cargas más peso sobre el tren delantero, lo que te proporciona un mayor control. 

 

Comparada con su hermana siamesa, la CB650R, las suspensiones ofrecen un tarado más firme que se traduce en un tacto algo más agresivo a la hora de afrontar las curvas pero que a su vez permite digerir el mayor peso que cargas con la posición más adelantada. Su conducción es un poco más exigente que su hermana, aunque a cambio es más eficiente en conducción sport.

 

 

La vida a bordo es plácida. La espalda queda en una posición natural, sin tener que forzar la postura y, en mi caso -166cm-, las rodillas encajan a la perfección en el reducido depósito. Llego bien al suelo con ambos pies, pese a ser siempre de los más bajitos de la clase. Las estriberas están situadas en una posición que te invita a una conducción deportiva, aunque sin obligar a adoptar posturas incómodas o impúdicas. Sientes un gran control de la moto y mucho tendrás que “tumbar” para desgastar tus botas o las estriberas… 

 

Y es que muy pronto descubres que a la hora de hacer los cambios de dirección a ritmo alegre, es una moto mucho menos perezosa que su predecesora y a baja velocidad ha ganado precisión y firmeza en la trazada, sin el menor síntoma de flotabilidad, demostrando que no siempre es necesario recurrir a componentes de alta gama -y alto precio- para conseguir resultados brillantes. Honda vuelve a demostrar que el equilibrio ofrecido por sus suspensiones entre confort y firmeza, para la vida real, es mucho más efectivo y permite aprovechar mejor todo el potencial de esta moto.

 

Las cualidades del concepto clásico del MJU “motor japonés universal”, como se denomina coloquialmente en Canarias a los motores de esta arquitectura, reflejan un sustancial aumento del músculo en bajos y medios. También ha habido un pequeño aumento de potencia, hasta los nada despreciables 94,6CV, pero ha sido el par motor el aspecto más beneficiado con los retoques introducidos en el propulsor. Las relaciones de cambio ofrecen un acertado escalonamiento y un estupenda aceleración; algo que para los canarios, con una red viaria compuesta en su mayoría por retorcidas carreteras, es una excelente noticia.

 

 

Para acompañar a un motor muy progresivo que, sin llegar a ser nada radical, tiene su carácter cuando se le exige con decisión, al tiempo que se agudiza el sonido de su escape, la CBR650R dispone de una parte ciclo equilibrada y consistente. Es divertida y versátil a partes iguales. La horquilla invertida, con sistema de doble válvula en su hidráulico, ofrece unas increíbles sensaciones del tren delantero. Los frenos también están a la altura del conjunto, con potencia, progresividad y un mordiente inicia envidiable, adecuándose en mayor medida a las cualidades de la polivalente CBR650R.

 

Las reacciones en el recorrido por carretera que Honda nos preparó por el excelente asfalto almeriense son siempre nobles, así que tu confianza sobre ella aumenta a cada kilómetro que recorres. Las suspensiones son firmes, sin llegar a una rigidez excesiva, y transmiten al piloto lo que pasa bajo las ruedas. Se aguantan con eficacia incluso cuando realizamos una conducción deportiva; mientras que el comportamiento de los neumáticos de 120/70x17 y 180/55x17, delante y detrás respectivamente, es exquisito en todo momento.

 

Honda ha puesto en el mercado una moto lógica, y accesible para todo tipo de usuarios, con una potencia razonable que no supone ninguna complicación a la hora de pilotarla y que además tiene un equilibrio perfecto entre deportividad y usabilidad para el día a día. La CBR650R es una divertida deportiva con alto nivel de polivalencia, equilibrio y acabados, que es capaz de divertir y satisfacer a un abanico amplio de usuarios. Una “depoRtiva” con “R” de racional.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto en Almería, por gentileza de Honda Canarias

 

Equipamiento del piloto: Mono Alpinestars Motegi, Botas Alpinestars SMX-6, Guantes Alpinestars SP-2 y Casco Shark Spartan

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW F 800 S Reconvertion - 2990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS