Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda CB650R 2019, estilo y polivalencia al alcance de todos

27 de Enero de 2019

Prueba Honda CB650R 2019, estilo y polivalencia al alcance de todos

 

Las motos son vehículos emocionales que siempre han conquistado a los clientes por una acertada combinación entre estética y mecánica, sin embargo esta segunda cualidad representa cada día mayor peso en la decisión final. Y es que sin dejar de ser importantes, las cifras de potencia o velocidad máxima, han dado paso a aspectos que consiguen emocionar a los amantes de las dos ruedas.

 

Pensando en ellos, Honda refuerza su gama de motos de cilindrada media, con la nueva CB650R, una naked deportiva y polivalente a partes iguales, con más tecnología, siguiendo las líneas neo-retro de la CB1000R. Una nueva familia de motos versátiles y polivalentes que evolucionan hacia un concepto más atractivo, ligero y tecnológico, al gusto de los nuevos tiempos. Para lograrlo, en Honda se han olvidado de todo lo anterior y han optado por un diseño minimalista en el que los cuidados detalles y la estética de los componentes mecánicos cobran especial relevancia.

 

Honda Canarias nos invitó al International Test Ride en Almería, donde pudimos obtener las excelentes impresiones de una moto que va a ser una seria candidata a superventas de la categoría. Desde Mojácar a Benitorafe y desde Zurjena a Bédar, la serranía almeriense fue un idílico escenario para probar una moto que convierte parajes como el “Barranco del Infierno” en escenarios celestiales para disfrutar de la pasión por la moto.

 

La Honda CB650R se puede limitar para el carnet A2 de manera sencilla y económica. Para limitarla, o deslimitarla sólo necesitas que te sustituyan las toberas plásticas de los conductos de admisión en el taller de Honda Canarias.

 

Precio Honda CBR650R 2019.- 7.995 euros

 

 

Más que una moda, un estilo de vida…

El diseño urbanita de la nueva naked media de Honda es una espectacular combinación de impresionante estética, grandes prestaciones y especificaciones técnicas de vanguardia. Una sofisticada amalgama de metales, cuero y pintura de alta calidad que emociona nada más verla. Compacta y minimalista, al estilo marcado por la Neo Sports Café, con agresiva mirada de LED y unas prestaciones mecánicas que te permitirán experimentar una adictiva combinación de potencia, estilo y rendimiento.

 

La CB650R llega para completar la gama Neo Sports Café que hasta ahora estaba compuesta por el trío CB1000R, CB300R y CB125R, y viene equipada con componentes propios de una deportiva que la sitúan como referencia en el segmento de naked deportivas de media cilindrada. Su estilo es moderno y minimalista, y mezcla inspiraciones café racer con unas formas trapezoidales súper compactas para conseguir un efecto espectacular. El motor de cuatro cilindros en línea queda totalmente expuesto, y el característico faro redondo y el depósito de gasolina escultural realzan el diseño de la familia “Neo Sports Café”.

 

Con un diseño tan sofisticado como resultón, la CB650R se deja ver y reconocer por el peculiar faro circular que arroja un penetrante halo de luz azulado. Su rediseñado depósito, el colín minimalista, la horquilla invertida Showa SFF de 41 mm, las pinzas radiales Nissin delanteras o los discos de freno flotantes, son componentes inequívocos de su ambición como referente de la categoría. El característico color bronce del bloque del motor ha sido diseñado para emular y homenajear a la icónica Honda CB400 Four, una moto que marcó un hito en la historia de la marca japonesa.

 

 

Idolatrado motor Honda de cuatro cilindros en línea

El motor de cuatro cilindros en línea de Honda es uno de sus mejores argumentos. Su clásico motor Honda de cuatro cilindros en línea sube 1.000rpm más arriba, produciendo un 5% más de potencia máxima. Un propulsor que no ha parado de evolucionar a lo largo de los años y que llega ahora a la CB650R más sofisticado y fino que nunca. Los ingenieros de desarrollo de Honda, capitaneado por Noriyoshi Tsutsui (quien nos acompañó en esta presentación junto a Masahiro Yoshida, Tomoki Nishuima, Hiroyuri Komura y Hiroki Yoshitomi, artífices de la CB650R), buscaba conseguir las prestaciones más puras y gratificantes que un cuatro cilindros de tamaño medio pudiera ofrecer, sobre todo en ls gamas media y baja. Así que el motor de 649 cc, de 16 válvulas, PGM-FI, y doble árbol de levas en cabeza con cilindros inclinados 30° hacia delante, ha sido retocado para eliminar un pequeño bache de par a 5.500 rpm y desarrollar un 5 por ciento más de potencia por encima de las 10.000 rpm, con una línea roja 1.000rpm más arriba. La potencia máxima de 70KW (94,6CV) llega las 12.000 rpm, con un par máximo de 64 Nm desarrollado a 8.500 rpm, si bien el tramo hasta las 7.000 rpm es donde más se evidencia esa mejora en la respuesta, con un seductor empuje que pretende emular a otro referente de la marca, la mítica CB750 de 1969.

 

La cifra de par motor es excepcional para su categoría, pero además incorpora un embrague asistido/antibloqueo que facilita subir marchas y también digiere mejor los bloqueos de rueda trasera en frenadas fuertes y reducciones rápidas. La nueva integrante de la gama de media cilindrada de Honda incorpora el Control de Par Seleccionable Honda (HSTC) para controlar la tracción de la rueda trasera; puede desactivarse si el conductor lo desea. El sistema de doble conducto de admisión incluye mejoras en la estructura interior de los filtros de aire y el diámetro del tubo de escape mejorado produce una respuesta mejorada alrededor de 7000 rpm, enfatizando el excitante aullido a medida que aumentan las revoluciones, gracias a  los cuatro colectores de escape se deslizan conjuntamente por la parte delantera del motor y a una nueva orientación de la cola final, hacia los oídos del piloto. 

 

La CB650R dispone de una compacta caja de cambios 6 velocidades y con motor de arranque en estructura vertical que consigue minimizar el volumen. El nuevo embrague requiere menor esfuerzo para accionarlo. Existe la opción de poder montar sistema de cambio “quick-shifter” para subir marchas, instalado en al unidad de pruebas y que va de lujo, eso sí, se echa de menos a la hora de bajar marchas, pero eso obligaría a Honda a montar acelerador electrónico. Un consumo de gasolina de 20,4km/l (menos de 5 litros cada 100 km) proporciona una autonomía de más de 300 km con su depósito de 15,4 l. de gasolina.

 

 

La nueva CB650R es todo equilibrio. El chasis de doble viga de acero, de sección oval, incluye una mejorada y equilibrada arquitectura que proporciona mayor rigidez y mejora la respuesta de la rueda delantera y trasera. Los anclajes del motor también han sido rediseñados para reducir las vibraciones. En esta notable mejoría del apartado ciclista de la Honda tiene mucho que ver la nueva horquilla delantera SFF USD Showa de 41mm con “funciones separadas” que garantiza una excelente respuesta ante todo tipo de superficie. Del gobierno del basculante asimétrico de aluminio, diseñado para que sea duradero y atractivo, se encarga un monoamortiguador progresivo.

 

El equipo de frenos está compuesto por pinzas dobles de anclaje radial de cuatro pistones que muerden con fuerza el par de discos flotantes de 310 mm, en el tren delantero, en combinación con una pinza trasera mono pistón y con un disco de 240 mm. El ABS de doble canal ayuda a tener un mejor control y mayor confianza en condiciones de mojado o seco. Sobre las ligeras llantas de aluminio de cinco radios en forma de Y se montan neumáticos Metzeler RoadTec01 en medidas convencionales, delantera y trasera de 120/70-17 y 180/55-17 respectivamente, que ofrecen niveles de agarre dignos de una supersport, con un contenido coste de mantenimiento.

 

Una de las novedades tecnológicas que Honda está implementando en todos sus nuevos modelos es la “Señal de Parada de Emergencia” que te ayuda a mantenerte a salvo si alguna vez necesitas frenar de forma inesperada. El sistema detecta una frenada brusca y activa automáticamente las luces de emergencia delanteras y traseras que parpadean para avisar a los vehículos cercanos.

 

 

Una street fighter lista para conducirte para la aventura urbana de cada día…

Los cambios implementados en el motor junto al nuevo diseño y orientación de la salida del escape ponen de manifiesto que algo importante ha cambiado en el cuatro cilindros en línea de Honda. El ronroneo en parado es distinto y la forma en la que sube de vueltas a la primera insinuación del gas es diferente. Llámame maniático pero es lo primero en lo que me fijo en una moto, el sonido al ralentí y al darle el primer golpe de gas con el motor en vacío. Y he de decir que estoy encantado de haber conocido a esta nueva criatura de Honda. Y no es sólo su diseño urbanita o sus modernos y estilizados trazos, en cuanto te pones en marcha sabes que algo ha cambiado, para mejor. 

 

El manillar cónico transmite sensación de control. Está sutilmente adelantado respecto al anterior modelos, lo que unido a unos reposapiés ligeramente retrasados y un poco más elevados, enfatizan el carácter deportivo de la triangulación manillar-estriberas-asiento. Ante ti encuentras el cuadro de instrumentos LCD digital, de clara y fácil de lectura. El tablero de instrumentos incluye velocímetro digital, tacómetro de gráfico de barras digital, medidor de viaje dual, indicador digital de nivel y consumo de combustible, reloj digital, temperatura del agua, indicador de marca engranada, indicador de subida de marcha, para informar al piloto cuándo debe cambiar las marchas.

 

Capítulo aparte merece el que se va a convertir en signo inequívoco del nuevo modelo de Honda, su faro delantero. Circular, rodeado por un bisel negro y afilado, que refleja el estilo elíptico de la CB1000R Neo Sports Café y arroja un intenso haz de luz de color azulado. El diseño del piloto trasero, así como los intermitentes led se inspiran en el minimalismo de la CB1000R.

 

 

Honda lleva muchos años mejorando este motor acrecentando día a día las virtudes que lo adornan; finura, suavidad y progresividad. Los primeros kilómetros son de lo más sencillo. Sin periodo alguno de adaptación. La CB650R se conduce de forma fácil y fluida. No encontrarás en ella ninguna brusquedad, ni aún sometiéndola a nuestra “Prueba del 10”, que consiste en abrir el gas a fondo, en primera a 10kmh, en segunda a 20 kmh, en tercera a 30 kmh, en cuarta a 40 kmh, en quinta a 50 kmh y en sexta a 60 kmh. Una prueba que no todas las tetracilíndricas superan con tan buena nota como esta Honda.

 

Además de un motor pleno y redondo, la parte ciclo acompaña. Perfectamente equilibrada para conseguir que todo sea más fácil y a que te centres en lo que realmente interesa; disfrutar de la moto. La estabilidad puesta a prueba en los largos curvones de la serranía almeriense en los que los dígitos del velocímetro muestran cifras inconfesables, es signo inequívoco de que el trabajo  hecho por los japoneses en este nuevo chasis ha sido excelente. Ágil y precisa en los tramos más retorcidos y sólida cuando la conducción permite ciertas alegrías. Por ponerle algún pero, al igual que a su hermana siamesa, la falta de acelerador electrónico que permitiría montar un “quick-shifter” de los de verdad, para subir y bajar marchas; es decir, como el que emplea la CB1000R, pero la contención de costes manda…

 

En ciudad se va desenvolver de maravilla y solo podrás sentirte molesto, o molesta, por ser el centro de atención. Es una moto que gusta; fresca y desenfadada. Su compacto volumen de diseño trapezoidal, como insistían en llamar los japos en la presentación, no te impedirá adelantar entre los coches parados en los semáforos. Las sensaciones que nos dejó su motor a bajas vueltas, la franja más utilizada en ciudad, han sido muy buenas porque no es un motor que necesite aullar para entregar una buena cifra de par, está varios escalones por encima del de la versión anterior.

 

 

La celestial carretera del “Barranco del Infierno”

Pero si quieres DISFRUTAR, en mayúsculas, tienes que llevarla a tu tramo de curvas preferido, aunque sus cualidades permiten sacarle todo el jugo en carreteras reviradas que hasta ahora desconocíamos de la provincia de Almería. Permite improvisar, rectificar e incluso cambiar de trazada con absoluta precisión y seguridad en plena curva. Basta con insinuárselo o dibujar la curva en tu mente para que la copie fidedignamente sin el menor aspaviento, independientemente del ángulo de inclinación o del empuje del motor. A la hora de “echar el ancla” no te encontrarás vendido en ninguna situación. Siempre encontrarás potencia y dosificación con un solo dedo, y el plus de seguridad que le otorga el sistema ABS. El aspecto que más me ha gustado es que su pisada es siempre estable, noble y predecible y no encontrarás reacciones de esas que tienden a abrirse en curva o caerse en medio de la trazada. Realmente encontrarás siempre un comportamiento fiel a las órdenes de su amo…

 

Que sí. Que ya sabemos que hay modelos más completos (y caros) que ofrecen mejores componentes, sofisticados sistemas de gestión con innumerables regulaciones para los más variados parámetros de motor o suspensiones, es cierto. Lo más importante de los componentes de una moto es su equilibrio y si éste es acertado, no echarás en falta los a veces engorrosos ajustes. Aún yendo a ritmo alegre, la CB650R no se descoloca. Los Metzeler copian las rugosidades del asfalto y las transmiten con fidelidad para que puedas “sentir la moto”. Los casi 95 CV cunden mucho y no hay que subir mucho más de 7.000 rpm para disfrutar a raudales de una potencia progresiva y dosificable que te permitirá hacerte tus pinitos a ritmo alegre.

 

La nueva Honda CB650R es una buena candidata para superventas en 2019. El equilibrio entre parte ciclo y motor, la estética agresiva y un precio razonable son sus tres principales argumentos, pero no los únicos. Es versátil pero sin descuidar su carácter deportivo. La mayoría de los usuarios encajan en ella a la perfección lo que les permitirá conseguir esa simbiosis perfecta que permite guiarla con cualquier insinuación del cuerpo. Una auténtica revolución en la gama media de Honda. Los usuarios serán ahora los jueces que determinarán si vale lo que cuesta, pero lo que os podemos adelantar es que será, a buen seguro, una de tus primeras opciones de compra para todos aquellos que quieran estilo y polivalencia para el día a día, aprecio razonable. 

 

 

La nueva componente de la familia “Neo Sports Café” de Honda va destinada a un público joven o a aquellas personas que quieren una moto económica y de calidad con potencia suficiente para divertirse en cualquier situación. Sus acabados siguen estando a la altura de una firma como Honda y en conjunto es una moto que cumplirá con las expectativas que te propongas. Es una moto divertida, con prestaciones más que notables tanto de motor como de parte ciclo y sirve para convertir tu día a día en una experiencia con estilo, más alegre y lista para descargar tu adrenalina en cualquier carretera de curvas.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto en Almería, por gentileza de Honda Canarias

 

Equipamiento del piloto: Mono Alpinestars Motegi, Botas Alpinestars SMX-6, Guantes Alpinestars SP-2 y Casco Shark Spartan

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS