Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda CB500F, CBR500R y CB500X, el lujo de la clase media

17 de Febrero de 2019

Prueba Honda CB500F, CBR500R y CB500X, el lujo de la clase media

Honda sigue apostando por las motos lógicas. Modelos que encajan a la perfección con los requerimientos del carnet A2 e ideales para aprender a ir en moto, de verdad. Pero eso no significa renunciar a la tecnología, el diseño y las prestaciones, cualidades de las que puede presumir la nueva gama CB500 de Honda. En sus tres versiones, las nuevas CB500F, CBR500R y CB500X representan el máximo exponente de la marca en una cilindrada que sigue apostando por motos fáciles de de conducir, modernas, competitivas y con un precio que las pone al alcance de todos los bolsillos.

 

Tras la buena impresión que la nueva familia CB500 de Honda nos dejó en el pasado Salón de La Moto de Milán, llegó el momento de poder probarlas en el mundo real y la casualidad -o no- ha querido que Honda Europa eligiera la isla de Tenerife para la presentación internacional, lugar al que nos desplazamos, invitados por Honda Canarias, y donde hemos tenido la oportunidad de probar en “su salsa” las nuevas CB500F, CBR500R y CB500X, acompañados en todo momento por Yoshihiro Inoue (Project Leader) y todo el equipo de diseño de la renovada clase media  de Honda.

 

Tal y como reconocía Paul Nowers (Honda Europa) a Canariasenmoto “elegimos Tenerife por varias razones; al clima garantizado en esta época del año, a que tiene paisajes -Teide- espectaculares y muy buenas carreteras para que puedas sacar las mejores conclusiones posibles pilotando las nuevas CB500, pero también ha sido un deseo personal, en mis 8 años en moto, nunca había venido a Tenerife”, admitía, sonriente. También quiso resaltar el apoyo de Honda Canarias, “ha sido absolutamente asombroso. Nos han ayudado en todos los aspectos. Una de las razones de venir a Canarias ha sido por la confianza en la logística. Ellos han conseguido que traer todo desde Barcelona a Tenerife fuera sencillo. Realmente nos inspiraron seguridad y nos han ofrecido un apoyo entusiasta, desde el principio al final”, rubricaba este simpático inglés que ya casi pronuncia bien mi nombre.

 

 

Honda acierta de pleno en la tipología de motos que es la más demandada en el mercado de Canarias

 

La actual familia CB500 de Honda apareció en el mercado en el año 2013. En 2016 se las sometió a una primera revisión y ahora, en 2019, se vuelve a remozar para subir un escalón en calidad y, sobre todo, en facilidad de conducción. Honda ha vendido en todo el mundo 75.000 unidades de la familia CB500 y tan solo en Canarias, en 2018 se vendieron 143 unidades, repartidas en 68 “F”, 54 “X” y 21 “R”. Las gamas media de Honda -500 y 650cc- suponen el 35% de las ventas de motocicletas de media y gran cilindrada en Europa. Y es que son productos que ofrecen un acertado equilibrio entre excitantes prestaciones para motoristas de cualquier nivel de experiencia y funcionalidad tanto para el día a día como para escapadas de fin de semana.

 

El éxito de estas motos de la gama media de Honda se debe en gran parte a acertar de pleno en las necesidades demandan los usuarios con carnet A2.  Clientes que ya se han cansado de ir en una 125 con el carnet de coche y tres años de experiencia, y buscan una moto que amplíe su radio de acción, bien por necesidades de sus desplazamientos, o bien porque ya se han quedado enganchados de manera irremediable a esta pasión por las motos, que llega a ser una forma de vida, y quieran ir un paso más allá. Para ello buscan motos sin complicaciones. Económicas, fáciles de conducir y que les sirvan para aprender a montar en “moto grande”. La opción de una moto de mayor cilindrada “limitada” está ahí, pero por qué condenarse a arrastrar durante al menos dos años -que en la mayoría de los casos son muchos más- un peso extra y un motor capado, con todo lo que ello significa.

 

 

Lo que hay de nuevo en la #NewFamilyHondaCB500

 

Los modelos que acaban de llegar al mercado canario han sido sometidos a cambios que les imprimen más carácter y aumentan su personalidad, sin perder un ápice de funcionalidad y, algo muy importante, sin incremento significativo de precio. Las tres comparten el mismo motor de dos cilindros en paralelo, de 471cc y 8 válvulas, con refrigeración líquida, produce 35 kW a 8.600 rpm (lo que hace que cumpla con el carnet A2) y entrega un par motor máximo de 43 Nm a 6.500 rpm.

 

El árbol de levas y la válvula de escape revisados han aumentado el par motor a regímenes medios y bajos para conseguir una aceleración mayor. Los nuevos ajustes dan prioridad a una respuesta rápida. Gran parte de la estructura y la maquinaria interna del motor se ha basado directamente en el motor de cuatro cilindros de sus hermanas mayores. La caja del filtro rediseñada simplifica el proceso de la inyección de combustible PGM-FI y el nuevo sistema de escape se deshace de los gases emitidos rápida y eficazmente. La cámara interna del silenciador se ha diseñado para que sea eficiente, pero también para añadir una nota nítida y evocativa a la experiencia de conducir. El mínimo consumo de 27km/l sigue siendo una seña de identidad de la gama CB.

 

 

Con los cambios introducidos en el motor en su versión 2019 -pintado en un elegante color bronce en las versiones “F” y “R”-, permiten obtener un aumento del 4% de potencia y par entre 3.000 y 7.000 rpm, y proporcionar con ello una conducción más sencilla gracias a una mejor aprovechamiento, sobre todo en la salida de las curvas, que permite hacerlas a ritmo más deportivo. También es nuevo su embrague, asistido y con un sistema antibloqueo, que es pura mantequilla. Una delicia accionarlo. Tú no te cansas y él no se fatiga; todos contentos. Ideal para hartarte de subir y bajar hierros para aprovechar al máximo la amplia zona óptima del motor.

 

Además de una reducción de peso en la báscula de los tres modelos -de unos tres kilos-, entre las novedades que comparten los tres modelos también está la nueva suspensión trasera pro-link, regulable en nueve posiciones en precarga y que viene a completar a una horquilla regulable desde 2016. Las nuevas carrocerías son más eficientes aerodinámicamente gracias a detalles tan sutiles como los pasos de aire a través de los distintos huecos de las carrocerías o la nervadura del guardabarros que deriva el flujo de aire de los obligatorios catadióptricos delanteros.

 

En el puesto de mando encontramos un cuadro de instrumentos con un panel LCD con indicador de marcha engranada, algo que será de agradecer si es nuestra primera moto grande. También tenemos un indicador de conducción eficiente, para ahorrar algo de combustible, que viene ajustado a 8.750 vueltas por defecto y que se puede ajustar en incrementos de 250 revoluciones entre 5.000 y 8.750 vueltas.

 

 

Honda CB500F 2019, en la diana de los usuarios de carnet A2- Precio 6.195 euros

 

Comenzamos por la roadster de la familia que luce una nueva estética, más afilada desde el frontal al colín, con una punta del carenado más angulosa y protectores laterales que enlazan limpiamente con el depósito de gasolina, que adquiere mayores proporciones con este nuevo diseño. Al igual que sus hermanas dispone de iluminación full led, ABS de doble canal o luces de emergencia en frenada que se activan de forma automática en caso de fuertes desaceleraciones. También comparte con ellas el chasis de acero tipo diamante y en basculante de acero, quizá el detalle menos cuidado de estos modelos de la gama media de Honda.

 

La nueva CB500F es una clara muestra de que Honda ha sabido adaptarse a los tiempos que corren y a las necesidades reales de los nuevos conductores con carnet de moto. Pesa 189 kilos y el asiento está a una medida accesible de 785mm del suelo. Sigue siendo igual de cómoda que la anterior, incluso más, si tenemos en cuenta dos factores que proporciona confort, como son un menor peso y un accionamiento más suave de la maneta de embrague. Es una moto compacta y fácil de llevar que te invita a divertirte desde el primer kilómetro.

 

 

La entrega de potencia del motor es ahora más contundente, dejándose notar ese pequeño pero eficaz incremento de par entre 3.000 y 7.000 rpm. Permite estirar hasta el corte de encendido con absoluto control, apurando marchas y con el motor aullando entre los bosques de pinos o el paisaje volcánico que circunda el Teide. Los tramos de curvas son realmente divertidos, con las marchas medias -sobre todo 3ª y 4ª- dejando patente el trabajo hecho en el motor. La segunda, cuando la necesitas, empuja con brío aunque pide el relevo rápidamente.

 

El chasis se aguanta muy bien, teniendo en cuenta que se trata de una moto de menos de 50CV. La suspensión trasera permite adaptar el trabajo del amortiguador a nuestro peso y con ello, un funcionamiento más eficiente. La horquilla convencional de 41mm trabaja de forma muy digna aunque, el rebote en los cambios de posición del cuerpo, podría tener un poco más de retención. Es muy ágil en las curvas y permite modificar la trayectoria sin esfuerzo. Lo hace fácil y te ayuda en todo momento, justo lo que necesitan los usuarios del carnet A2.

 

La CB500F viene equipada con unos Michelín Road 5, en medidas, 120/70ZR (delante) y  160/60ZR (detrás), que ponen la guinda al pastel. Un neumático que nos ha sorprendido gratamente durante el tremendo aguacero, con copos de nieve incluida, que nos pilló por la conocida zona de “El Portillo”. Ofrecen una excelente confianza para todo uso y condiciones. Los frenos, con dos discos lobulados, el delantero de mm de diámetro, con pinza de 2 pistones, y el trasero de 240 mm de diámetro, con pinza de 1 pistón, se muestran suficientes y con el tacto adecuado para el peso y prestaciones de esta juguetona naked que seguro que va a enamorar a muchos jóvenes, y no tan jóvenes, canarios y canarias.

 

 

Honda CBR500R, la deportiva de iniciación.- Precio 6.395 euros

 

A diferencia de su hermana naked, la CBR500R se presenta envuelta en una carrocería integral y una doble óptica inspirada en la CBR1000RR Fireblade, además de gráficas más modernas y agresivas que la anterior versión. El ancho manillar de la “F” deja paso a unos semimanillares anclados por debajo de la tija, aunque la posición no es para nada irracional. La nueva remodelación de la más deportiva de la familia CB500 presenta ahora un aspecto más acorde a la línea estética del resto de la familia deportiva de Honda. El frontal se ha colocado un poco más abajo y el puesto de conducción ahora fuerza más la postura hacia la parte delantera, ofreciendo al piloto una sensación de mayor control del tren anterior, sin comprometer el confort de marcha.

 

El chasis de la nueva Honda CBR500R, de tipo diamante en tubo de acero, destaca por su flexibilidad controlada, una cualidad que proporciona al piloto mayor tacto en los cambios de superficie de la carretera y facilita los cambios de trayectoria a la hora de abordar tramos de curvas reviradas como las que abundan en Canarias. Subiendo desde Vilaflor hacia El Teide, el aullido del motor se dejaba notar a la salida de cada curva al subir de vueltas hasta el corte de encendido -que te avisa con una luz en el tablero- sin que se aprecien vibraciones importantes. La posición es más adelantada que en su predecesora, pero no incómoda a pesar de forzar más el cuerpo sobre los semimanillares, con lo que recae más peso y esfuerzo en el tren delantero, obteniendo a cambio una mayor precisión en las trazadas.

 

La nueva CBR500R pesa 192 kilos, solo 3 más que la “F”, y el acertado centrado de masas, con todos los elementos pesados muy próximos al eje del basculante, le confieren una gran agilidad de giro y una distribución óptima de peso entre el tren delantero y el trasero que asegura la estabilidad. La altura del asiento es de 785mm -pocas “R” encontrarás más adecuadas para los más bajitos o bajitas- y el depósito de gasolina, con una envoltura menos voluminosa que en la “F” proporciona una autonomía de 480 km gracias a un depósito de 17,1L. En nuestra prueba, a ritmo alegre, no llegamos a pasar de un consumo de 3,9 l/100km.

 

 

A un motor, que es el máximo exponente de lo que permite el A2, se une una parte ciclo que va realmente bien, con unas suspensiones sencillas pero equilibradas  que te permitirán disfrutar mucho en tus salidas por carreteras de curvas a ritmo más deportivo y con una moto con la que no pasarás desapercibido. La horquilla delantera, con barras de 41 mm diámetro y 120 mm de recorrido, está pensada para dar un buen control de marcha y que transmita bien el agarre del neumático delantero. Detrás tenemos un nuevo amortiguador regulable que asegura una excelente respuesta de la suspensión y un mejor control de la temperatura. Los neumáticos, con un nuevo compuesto de Dunlop Sportmax, en las mismas medidas que la “F”, proporcionan un buen compromiso entre agarre y durabilidad.

 

El embrague, asistido y antirrebote, ayuda a exprimir el motor gracias a las 6 relaciones del cambio y a evitar bloqueos de la ruda trasera en las grandes retenciones, en las que además, si la frenada es realmente contundente, se activan los cuatro intermitentes mediante el nuevo sistema de emergencia introducido por Honda en sus nuevos modelos 2019. Poder rodar por nuestras carreteras junto al simpático Steve Plater (doble vencedor del TT de la Isla de Man), monitor del grupo con la “R”, fue todo un placer y una magistral clase de cómo hilvanar curvas a buen ritmo sin tocar el freno en ningún momento y con total naturalidad con una moto simple y minimalista que ofrece un comportamiento neutro y seguro, aportando además un toque de estilo deportivo a un precio realmente competitivo.

 

 

Honda CB500X, la trail media de Honda más campera que nunca.- Precio 6.395 euros

 

Dentro de la nueva familia CB500 de Honda, la “X” sea posiblemente la que mejor se adapta a las carreteras de Canarias, además de ser una de los mejores modelos del mercado para aprender a ir en moto. Su concepción ha estado inspirada en la Africa Twin, referencia trail de la firma japonesa. Los protectores del radiador, más grandes y de nuevo diseño, sirven de elemento extra de protección. Todo el carenado ha sido rediseñado para desviar el aire de nuestro cuerpo, a pesar de que la pantalla delantera más alta -regulable con herramientas- es algo más estrecha y queda más integrada en el conjunto. El ángulo de dirección ha aumentado tres grados, hasta los 38º, y el manillar también es de nuevo cuño.

 

La CB500X proporciona, respecto a sus hermanas, un mayor radio de acción gracias a sus aptitudes camperas. El recorrido de las suspensiones ha crecido -10mm delante y 27mm detrás- al igual que el diámetro de la llanta delantera, que pasa de 17 a 19 pulgadas, en una evidente búsqueda de adaptación a los recorridos fuera de carretera. También ha crecido la protección aerodinámica, con una cúpula 30mm más alta y que esconde tras ella un práctico soporte para un navegador/Smartphone, y la altura del asiento que ha crecido hasta los 830mm, 1 cm más alto, aunque se ve compensado con un diseño más estrecho que lo hace igual de accesible que la versión anterior. El peso, de 197 kilos en orden de marcha, facilita las maniobras en parado.

 

 

Aunque evidentemente es una moto más asfáltica que off road, por medidas de sus suspensiones y su rueda delantera de 19 pulgadas, también se puede desenvolver bien en pistas y carreteras muy rotas. Para comprobarlo, además de un extenso recorrido por carreteras y caminos asfaltados indignos de tal nombre, los guías de la presentación nos ofrecieron un divertido recorrido por unas pistas de tierra en la zona de Madre del Agua, en Vilaflor, donde pudimos sacar conclusiones reales de las aptitudes camperas de la nueva CB500X. Una moto que se muestra fácil y accesible para todo tipo de usuarios y nivel de conducción, incluso fuera del asfalto. 

 

La combinación de unas suspensiones de mayor recorrido y la rueda delantera de 19 pulgadas se traduce en una manejabilidad sumamente estable e inspira gran confianza sobre superficies irregulares y pistas de tierra. Los neumáticos mixtos Dunlop Trailmax Mixtour, en medidas 110/80-R19, delante; y 160/60-R17, detrás, contribuyen a las buenas sensaciones de la trail media de Honda sobre tierra sin desmerecer sus aptitudes sobre asfalto, seco y mojado, que de todo tuvimos en nuestro recorrido.

 

Es una trail de verdad que destaca por una posición de conducción erguida, un manillar plano y con mucho control del tren delantero, buena protección aerodinámica y un chasis muy previsible y fácil de manejar. El dulce bicilíndrico ofrece una buena entrega de potencia que te permitirá mantener cruceros en carretera por encima de lo límites legales y adelantar, se convierte en una maniobra que se hace con mucha fluidez en el tráfico normal en carretera o autopista. Es mucho más intuitiva que sus hermanas aunque su principal desventaja es la altura de su asiento. Los ingenieros de Honda, comandados por Yoshihiro Inoue, han buscado mayor empuje a bajas vueltas que proporcione un empuje del motor menos agresivo y más lineal, otra de las grandes virtudes de la gama CB500.

 

 

Valoración final

Compactas, simples, atractivas y asequibles a partes iguales, así son las tres componentes de la nueva gama CB500 de Honda. Motos neutras y fáciles de manejar para cualquier tipo de usuario y a un precio que las va a colocar como referencia del mercado canario. Motos realmente competitivas y equilibradas que ofrecen un excelente compromiso entre equipamiento, motor y prestaciones.

Tres opciones que se adaptan las preferencias personales de cada tipo de cliente y que se muestran como una opción tan válida para usuarios que dan el salto desde los 125 cc como para aquellos más experimentados que no necesitan modelos especialmente equilibrados para el día a día y que practican un uso racional de la moto.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

 

Equipamiento del piloto (CBR500R y CB500F): Casco Shark Spartan ApicsChaqueta Dainese AssenPantalones Alpinestars Denim Rogue y Botas Alpinestars SP-1 V2

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Suzuki GSX-S 750 - 6490 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS