Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda CB1000R 2018, músculo para una nueva era

05 de Septiembre de 2018

Prueba Honda CB1000R 2018, músculo para una nueva era

La nueva Honda CB1000R de Honda Canarias responde a la filosofía `Neo Sports Café` con líneas vanguardistas y ofreciendo altas dosis de deportividad y diversión. Además, esconde avances como el acelerador electrónico que hacen reaparecer de una manera más que digna a la firma del ala dorada en el segmento maxi-naked. Honda rememora el espíritu Café-Racer actualizando el concepto empleando en la anterior CB1000R dotándola de toda la tecnología necesaria para hacerla tan competitiva como efectiva entre las monturas neo-retro de última generación. El resultado engancha, ¡y mucho!

 

Honda nunca ha tenido miedo a explorar nuevos segmentos del mercado y fruto de este desparpajo comercial es la nueva CB1000R, una motocicleta que combina un comportamiento excitante con unas formas que ofrecen una estética visualmente impactante y radicalmente nueva en el mundo de las dos ruedas. Un verdadero soplo de aire fresco en un mercado poco habituado diseños que huyan del consensuado aspecto desnudo. El diseño `Neo Sports Café` se inspira en la tendencia retro-industrial de finales del pasado siglo, con detalles en metal pulido, minimalismo y músculo, mucho músculo. El resultado, bastante evidente; una moto diferente, que no deja a nadie indiferente pero que esconde todo el poder tecnológico del fabricante número uno del mundo.

 

Precio Honda CB1000R.- 12.995 €. Precio unidad de la probada CB1000R+.- 13.995 € (Incluye cambio quick-shifter up&down, puños calefactables, paneles de guardabarros delantero de aluminio, paneles de guardabarros trasero de aluminio, parabrisas con insertos de aluminio, tapa de asiento trasero con insertos de aluminio, rejilla radiador con logo CB1000R).

 

 

La CB1000R ha sido diseñada para tener un comportamiento excitante -capaz de desafiar a máquinas mucho más especializadas en carreteras reviradas- además de servir para inspirar a sus propietarios un orgullo innato de tenerla. Se mire por donde se mire -estética, emociones, prestaciones, tecnología- la nueva CB1000R es una motocicleta difícil de ignorar. Conjuga enormes prestaciones -143CV- con un control de vanguardia, mientras que su estilo innovador y minimalista le aporta un carácter totalmente nuevo.

 

Heredera de la mejor tecnología de Honda, la CB1000R ofrece un estilo arrebatador procedente del proyecto Neo Sport Café. Y aunque toma la base de la antigua CB1000 R, todo el diseño ha sido replanteado así como la parte ciclo e incluso el motor que cuenta con una importante ganancia de potencia, y que deslumbra por sus excelentes capacidades dinámicas gracias a una reducción de peso de 12 kilos; toda una declaración de intenciones que también se evidencia con el carácter del motor y su nueva caja de cambios, asistida por embrague antirrebote y control de tracción -y en nuestro caso, quick-shifter up& down-.

 

 

Poderío mecánico y sensaciones fuertes…

Su motor de cuatro cilindros en línea ha sido afinado para desarrollar un 16% más de potencia máxima a solo 10.000rpm y un 5% más de par en la zona de medio régimen, justo allí donde es más utilizable y más divertido. También tiene un desarrollo un 4% más corto, para lograr una aceleración más rápida gracias al aumento de potencia. De hecho, en las 3 primeras relaciones, hasta 130 km/h, la CB1000R arroja unas cifras de aceleración superiores a la CBR1000RR. Un embrague asistido/anti-rebotes, de serie, refuerza el control.

 

La relación de compresión del motor sube hasta los 11.6:1 y los pistones son ahora forjados como en la CBR1000RR SP. Las mariposas del cuerpo de inyección son más grandes (44 mm) y la cámara de combustión ha sido rediseñada. Otros importantes elementos modificados son el conducto y la caja del airbox. Otro elemento importante es el nuevo escape 4-2-1 que además ha contribuido a la reducción general del peso en 4,5 kg respecto al modelo precedente. Y tiene una incidencia muy importante en el sonido pues ha sido diseñado para que a partir de 5.000 rpm intensifique su sonido hasta casi aullar a medida que la aguja escala en el tacómetro.

 

 

Asistencia electrónica de última generación...

Junto al aumento en la entrega de potencia, ahora incorpora acelerador electrónico sin cable (Throttle By Wire TBW) con 3 modos de conducción pre-programados y también un ajuste USER (Ajustable por el usuario) que permite controlar varios parámetros dependiendo de las condiciones de conducción. Así, el piloto puede disfrutar de tres modos de conducción predefinidos más uno totalmente configurable, freno motor (EB) y control de par que es, básicamente, un control de tracción patentado por Honda (HSTC).

 

Comenzando por el más suave, el modo “Rain”, que emplea el ajuste de potencia más bajo, EB (Freno Motor) medio y HSTC elevado. Los niveles bajos de potencia y par están focalizados en las tres primeras velocidades. El siguiente es el modo “Standar” que utiliza el ajuste de potencia, HSTC y EB medio. Rebaja ligeramente la potencia en primera y segunda velocidad, y usa una curva de potencia justo un poco por debajo del modo Sport, con par motor reducido a aperturas parciales del acelerador. También permite ligeros deslizamientos de la rueda trasera y levantamientos de la delantera. El modo más gamberro, el “Sport” usa la máxima potencia y bajos niveles de EB y HSTC para desarrollar el 100% de potencia en las seis marchas, par motor máximo en cualquier posición del acelerador y poca intervención del HSTC. Y por último, el “User” permite elegir entre tres ajustes para cada parámetro y guarda el ajuste seleccionado para futuros usos.

 

 

Dinámica optimizada gracias a un apartado ciclo de talante deportivo…

La Honda CB1000R puede presumir de una parte ciclo de gran calidad y talante 100% deportivo. Estructuralmente monta un bastidor de acero mono-columna, de sección rectangular y contribuye a que esta nueva CB1000R sea 12 kg más ligera que el diseño anterior, ofreciendo una relación potencia/peso mejorada en un 20%. También es más pequeña, y aun así tiene una posición de conducción más relajada. El equipo de suspensiones está formado por una horquilla delantera invertida Showa de pistón grande y función separada (Showa Separate Function Fr Fork Big Piston -SFF-BP- USD) y un amortiguador Showa monoshock, ambos totalmente regulables. Pinzas de freno delanteras de de cuatro pistones y anclaje radial muerden discos flotantes de 310mm, complementadas con una pinza de dos pistones y un disco de 256mm en la parte trasera, y un ABS de 2 canales. Un neumático trasero de 190/55 ZR17 se asienta sobre una llanta de 6,0 pulgadas, sustituyendo al 180/55 ZR17. El neumático delantero sigue siendo un 120/70 ZR17.

 

Sus proporciones son ahora mucho más compactas, con una silueta trapezoidal. El basculante monobrazo más corto junto a un ligero incremento de la distancia entre ejes proporciona un conjunto que permite digerir con mayor seguridad el incremento de potencia mientras asegura la estabilidad del conjunto ante el notable incremento de las prestaciones. La ergonomía también ha sido revisada, haciendo el conjunto más confortable gracias a un manillar de aluminio con sección variable, ligeramente más ancho (12 mm) y más elevado (13 mm). También el asiento incrementa un poco la altura (5 mm) para situarse a 830 mm del suelo, una cifra que no llega a ser excesiva para los usuarios de talla más limitada.

 

 

Diseño nacido para marcar tendencia…

El estilo de la CB1000R toma una nueva y audaz dirección que la aparta deliberadamente de las tendencias dominantes ante cualquier semáforo de tu ciudad. Cada detalle estético ha sido afinado y su diseño global, su estilo y su musculosa presencia fusionan un aspecto retro-minimalista con las elevadas prestaciones del conjunto motor-chasis. Proporciones más compactas en las que destaca su personal faro redondo o el conjunto portamatrícula-guardabarros montado directamente sobre el basculante, lo que permite un diseño de colín de aluminio esculpido extremadamente corto que incorpora las asas del pasajero, deliberadamente escamoteadas. En los elementos encontramos una gran profusión de piezas de aluminio y acero -con pocos plásticos- siguiendo la norma de las café-racer. Desde el protector del radiador y la tapa del airbox en aluminio cepillado, las tapas del motor, culata y el buje de la corona mecanizados, y el depósito de gasolina de acero, sin rebordes de soldadura y con intensa pintura.

 

La iluminación es full-led, comenzando por el delgado faro redondo (con su bisel pintado en tono metálico) que emplea un aro de luz en forma de herradura, con doble barra de luz, y finalizando por el exclusivo piloto trasero con barra de luz semicircular que se vuelve sólida cundo se aplican los frenos. El panel de instrumentos en forma de T -acabado en el mismo tono metálico que el bisel del faro- se integra en la tija superior, minimizando el volumen. En el tablero de instrumentos la información se muestra de forma clara y precisa, incluyendo indicador de marcha engranada, en la esquina superior derecha del cuadro, cuentarrevoluciones que pasa a amarillo-ámbar-rosa como guía visual para insertar la siguiente marcha. Además, también dispone de otras funciones como indicador luminoso de modo de conducción ECO e indicador de modo de conducción.

 

 

Cumpliendo las expectativas…

La intención de Honda con su nueva CB1000R ha sido siempre la de estar en primera línea de salida para afrontar el futuro. Una nueva era que estará liderada por motos que se salgan de lo vulgar, a base de tecnología y diseño. Motocicletas capaces de despertar el interés de clientes que van mucho más allá de detalles espurios como la velocidad punta o la potencia máxima. Máquinas que aporten sensaciones y que además deleiten visualmente a los amantes de las dos ruedas.

 

La nueva CB1000R demuestra que es claramente más potente y más ligera que su antecesora, anunciando una mejora de un veinte por ciento en la relación peso/potencia, algo que se nota desde los primeros metros sobre ella. En pocos minutos te sientes plenamente familiarizado con ella. Es de esas motos que te invitan a mover las caderas como si fuera tu compañera de baile de adolescencia, con la que te sentías realmente cómodo y libre. Su tacto general es exquisito, con un funcionamiento muy correcto en todos los apartados. Acelera de manera fulminante, sobre todo en el modo “Sport” con una conexión más directa entre acelerador y la rueda trasera, frena con la contundencia que se precisa en una moto de estas prestaciones y se aguanta en curvas sin perder la trazada gracias a una parte ciclo perfectamente ajustada y equilibrada, que además puedes ajustar a tu gusto, peso o estatura.

 

Sí, es una moto grande; no podía ser menos al tratarse de una “mil”, pero se siente muy compacta entre las piernas y su manejo en las ratoneras curvas de la orografía canaria es realmente adictivo. Se mueve con facilidad y su poderoso motor te invita a disfrutar de una conducción alegre. Jugar con el quick-shifter es uno de los mejores regalos que nos ha hecho Honda en los últimos años. Funciona de forma precisa y si titubeos, independientemente del régimen del motos, haciendo tu conducción más fácil e intuitiva. Puedes apurar el motor hasta cifras con cinco dígitos, pero no será necesario, hasta llegar a ese régimen, tienes todo un mundo de sensaciones. Es muy ágil y rápida de reacciones, pero al mismo tiempo pisa con mucha firmeza en carreteras rápidas. Cambia de dirección sin apenas esfuerzo, manteniendo la precisión las trayectorias. La parte ciclo trabaja muy bien absorbiendo irregularidades y manteniéndose firme en conducción deportiva.

 

 

Si te atreves a probarla (hay unidades demo en Honda Canarias), ve con cuidado de no olvidar que tienes que devolverla. Y te lo advertimos porque te enganchará con una placentera conducción que te invita a hacer kilómetros sin darte cuenta. Su poderoso motor es puro músculo y la parte ciclo sujeta de verdad. La frenada está perfectamente resuelta y la posición de conducción no pasa factura a los que ya no estamos en plena juventud. Hay motos neo-retro que ponen toda la carne en el asador en su aspecto, pero Honda no ha caído en la trampa y ofrece a los usuarios una moto que dinámicamente está muy lograda, pero que al mismo tiempo seduce tanto en parado como en marcha.

 

Unidad de prueba cedida por Honda Canarias, importador/distribuidor de Honda para toda Canarias

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 

MOTO OCASIÓN BMW R 1200 R - 8600 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS