Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba H-D Street 750, sin complicaciones

30 de Junio de 2014

Prueba H-D Street 750, sin complicaciones

Aunque no lo reconozcan abiertamente, en la fábrica de Milwaukee están preocupados por bajar la edad media de sus clientes, entre otras cosas, para garantizar así el futuro de sus productos llegando a clientes que hasta ahora veían la marca como un objetivo para cuando las canas comenzasen a poblar la cabellera, en el mejor de los casos.

 

PÁSATE POR GUBRA Y SOLICITA YA UNA PRUEBA CON TU PRIMERA HARLEY

 

Teniendo muy claro el “target” de la nueva Harley-Davidson, en la fábrica norteamericana han desarrollado un modelo totalmente nuevo, basado en cuatro pilares como son; sencillez, accesibilidad, funcionalidad y precio competitivo. Y les ha costado, porque han tenido que pasar muchos años para que “la company” saque al mercado un chasis realmente nuevo.

 

La Street 750 está concebida para un uso eminentemente ciudadano, no en vano, es en este entorno donde se encuentran la mayoría de los jóvenes, y jóvenas, como diría alguna ministra, a los que se pretende captar con argumentos como el precio y la sencillez, y que posteriormente, se sientan abducidos por otros modelos de más empaque de la marca.

 

Aunque es un modelo que en unos meses se comercializará en toda Europa, de momento la Street se vende en exclusiva, aparte de en otros mercado emergentes, en España, Italia y Portugal.  Esté donde esté ubicada su producción, desde la marca ha confirmado que los proveedores son los mismos y que las distintas piezas se fabrican con iguales métodos y materiales, sin existir diferencias entre las motos que se producen en uno u otro país.

 

 

Desfile por la pasarela urbana…

El diseño de la nueva Street 750 está inspirado en la XLCR Café Racer de 1977, un modelo ligero, compacto y sin muchos aditamentos ni cromados. Pero es sólo toque estético Dark Custom puesto que todas y cada una de las piezas de la nueva generación de Harley-Davidson son totalmente nuevas. Respecto al motor, un V2 a 60º con cárter único, otra inspiración. En este caso se asemeja al de las V-Rod de 1.247 cc, eso sí, mucho más compactado y moderno.

 

En su estética general destaca la ausencia de esos cromados tan habituales en otros modelos de la marca. Existe una gran profusión de elementos oscuros buscando descaradamente ese aspecto taciturno que tanto atrae a buena parte de la juventud, como la visera negra que recubre al faro por la parte superior, o las llantas negras, de siete palos, de fundición de aluminio. El achatado depósito tiene forma redondeada y se encuentra en línea con el asiento y el colín que se alarga hacia atrás hasta finalizar en una sencilla óptica con tecnología led. El escape, un dos en uno, es otra de las piezas que le infunden carácter y dinamismo a esta nueva Street.

 

Sin embargo la Street 750 también nos sorprende por sus contrastes. Muchas de las piezas utilizadas, así como los materiales y terminaciones no merecen más que halagos, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados la marca de Milwaukee, y que contrasta claramente con el aspecto espartano de algunos detalles como el cuadro de instrumentos –sin indicador de marcha-, el soporte de los reposapiés o el cableado de algunos mandos. Nos ha llamado la atención que el tapón de gasolina tenga cerradura –sobre todo porque otros modelos mucho más caros no lo traen- o que el logo de la marca en el depósito tenga ese formidable aspecto en relieve…. Como decimos, una moto cargada de contrastes.

 

 

Alma, corazón y vida...

Con su elaboración, la nueva Street busca satisfacer a los clientes más urbanitas con un modelo ligero, dinámico y de dimensiones contenidas.  Un modelo que no pierda ni un ápice del carácter H-D y que además cuente con refrigeración líquida para hacer más levadero su uso intensivo en ciudad. Una moto dispuesta a someterse a todas las maldades de los amantes de la personalización. Un modelo con el empaque que le da su depósito ancho tipo “fat” y su voluminosa zaga con un neumático de 140mm envuelto en un elegante guardabarros metálico. En definitiva, una máquina pequeña y accesible que, sin embargo, no pierda esa legendaria e irrepetible esencia que es el “alma” de cualquier Harley-Davidson.

 

El “corazón” de la nueva Street 750  es el Revolution X de 749cc. Una nueva generación de propulsores que deriva directamente del popular Revolution de la V-Rod. Con sus dos cilindros dispuestos en V a 60º -diferente a los 45º habituales de la marca- con cuatro válvulas por cilindro y refrigeración líquida. Este nuevo bicilíndrico de 57 CV, colocado longitudinalmente, dispone de inyección electrónica Mikuni Single Port de 38 mm y el cambio de seis velocidades con embrague multidisco en baño de aceite y transmisión final por correa, como todas las Harley-Davidson. 

 

Para hacerte la “vida” más fácil, en la nueva Street 750 se ha optado por la receta más efectiva; bajar el asiento lo máximo posible. En este caso a sólo 709mm del suelo por lo que sentarse en él es realmente fácil, para cualquiera. Los reposapiés están suficientemente adelantados para no ser un obstáculo a la hora de poner los pies en el suelo. El manillar, ancho y elevado, y el contenido peso -la marca declara 222 kilos- hacen que la Street sea una moto liviana y fácilmente controlable en parado. Es una agradable sensación de control sobre la máquina que supone el mejor banderín de enganche posible para los nuevos usuarios.

 

 

Arrancamos. El Revolution X de 750cc tiene un tacto muy suave en toda la gama de regímenes. El sonido del escape, discreto, el accionamiento del embrague, suave, y el accionamiento del cambio, preciso. Es muy fácil todo en esta moto. Deambulamos sin rumbo por la ciudad y cada vez nos sentimos más cómodos “callejeando con la Street”. La postura es cómoda y los pies no quedan excesivamente adelantados. Cualquier advenedizo se acostumbrará a ella en pocos minutos, algo poco habitual en algunas Harleys. Los cambios están bien escalonados destacando el largo desarrollo de la primera y el “overdive” de la sexta, una marcha que no utilizarás en ciudad. No sé si habrá que apuntarlo en el “haber” o en el “debe” de la marca, pero la Street es igual de acogedora y amigable que la mayoría de los modelos de otras marcas que imitan a las V-Twin más famosas del planeta.

 

El chasis es noble y las reacciones son controlables aún para los más inexpertos. De hecho nueva familia Street estrena un chasis de tubos de acero, con estructura de doble cuna y se ha diseñado principalmente para ser muy ágil en ciudad. Las suspensiones son convencionales, una horquilla telescópica delante, algo blanda para uso agresivo, y un par de amortiguadores traseros con posibilidad de ajustar la precarga del muelle detrás. El basculante de acero es sencillo pero robusto y digiere bien el empuje del motor que amortigua sus reacciones gracias a la transmisión por correa dentada. Los baches, como en todas las custom, llegan demasiado secos a tu espalda, algo que sin embargo se puede suavizar regulando la suspensión trasera a tu gusto. Los frenos, muy sencillos. Se ha optado por un simple disco delante y simple disco detrás- mordidos en ambos casos por pinzas flotantes de dos pistones. En nuestro caso no disponíamos de ABS. Y para terminar con la parte ciclo de la Street, Harley ha montado unos neumáticos atípicos en la marca; un 100/80 de 17 pulgadas delante y 140/75 de 15'' detrás que cumplen aceptablemente con su cometido.

 

Abandonamos la ciudad, por esas carreteras de las que tanto presumimos en Canarias, y somos conscientes tanto del empuje del bicilíndrico, que no desfallece hasta que le sacas todo el jugo, como de las limitaciones de su parte ciclo. Y es que “una custom es una custom” y por mucho que el motor te anime a avivar el ritmo, te toparás con las limitaciones al inclinar o la falta de contundencia al frenar. Cambiamos el chip y nos disponemos a disfrutar de la ruta en modo “relax”… Nos anticipamos a las curvas trazando de manera menos agresiva, aprovechamos el par en bajos del Revolution X y nos apoyamos en las frenadas de contundente disco trasero… Al final descubrimos que nos divertimos y vamos casi igual de rápido, disfrutando además, de la carretera y de los paisajes que nos rodean. ¿Para qué complicarnos?

 

 

La forma más asequible de entrar en una marca de leyenda…

Tal y como anunciaba Harley-Davidson en 2013 con el Proyecto Rushmore, la exhaustiva red de “escuchas” ha logrado identificar claramente las demandas de los usuarios más o menos nóveles, chicos y chicas, que buscan motos sencillas, fáciles de utilizar y sin complicaciones.

 

No estoy de acuerdo con los que opinan que este modelo es un desprestigio para la marca. Han hecho la mejor moto posible con el presupuesto disponible y eso les ha llevado a renunciar a ciertos acabados o complementos pero han conseguido poner en el mercado, a un precio realmente competitivo, una moto con prestaciones más que suficientes y una extraordinaria facilidad de uso en todas las circunstancias.

 

Porque la nueva generación de motoristas no quiere complicaciones. Adaptados a una nueva era tecnológica que colma la mayoría de sus expectativas. Para ellos la moto no es aquel sueño de libertad que anhelábamos en décadas pasadas. Sólo buscan a un vehículo manejable, sencillo, ágil y ligero que les permita desplazarse sin complicaciones de un punto a otro de la ciudad y en Harley-Davidson son conscientes de ello. Por eso han creado esta Street 750, una moto cuya misión es atraer al público joven hacia la exclusividad de unas motos de leyenda.

 

La Street será la apuesta de todos aquellos que tendrán su primera Harley por el precio de una moto…

 

Unidad de pruebas cedida por Gubra, Concesionario Oficial Harley-Davidson en Canarias

 

H-D Street 750 (negro brillo).- 7.500€  (Tarifa julio´14 – Incluye Matriculación – No incluye IVTM)

H-D Street 750 (negro mate o rojo).- 7.700€  (Tarifa julio´14 – Incluye Matriculación – No incluye IVTM)

 

H-D Street 750 desde 89,09€/Mes: Ya no hay excusas VER OPCIONES DE FINANCIACIÓN

 

Casco utilizado en la prueba cedido por Motard Class. VER DETALLES

 

Prueba realizada por el equipo de  Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS