Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba de la F 800GS, la trail más polivalente de BMW

03 de Noviembre de 2011

Prueba de la F 800GS, la trail más polivalente de BMW

BMW siempre impregna sus modelos con toque de distinción y la F 800 GS no iba a ser menos. Esta trail a medio camino entre la F 650GS y la R 1200GS es una moto con caracter Off Road de verdad, que sirve para todo uso, con un comportamiento de primera y con un amplísimo catálogo de accesorios.

 

Ver más pruebas de Canariasenmoto.com

 

En las pruebas que hacemos en Canariasenmoto.com, pocas veces usamos las motos por pistas de tierra, debido quizá a nuestra poca afición a este tipo de conducción, pero con esta GS de BMW el concepto “pista de tierra” es sinónimo de “momentos de diversión”.

 

Las trail actuales están orientadas mucho más al asfalto (80 ó 90%) que al off-road (20 ó 10%) y en realidad son las motos preferidas por los usuarios para hacer grandes viajes pugnando con las turísticas es este apartado debido a su postura y facilidad de conducción, confort de marcha y capacidad de carga.

 

Flechazo a primera vista…
La F 800GS es una moto que entra por los ojos. Su combinación de colores, en nuestro caso rojo y negro, junto a los acertados grafismos consiguen hacer de esta moto trail una de las más atractivas del mercado. Su línea y los componentes dejan muy clara su afición al campo; llanta delantera de 21 pulgadas, suspensiones de largo recorrido (impresionante horquilla invertida), asiento estrecho y muy pocas zonas de la carrocería expuestas en caso de caída.

 

Una de las señas de identidad de este modelo son los faros asimétricos y el pico de pato de su frontal. El ancho es plano y ancho y monta unos retrovisores que priorizan el diseño a la eficacia. El conjunto del falso depósito-asiento-colín está muy bien conseguido e incorpora en la parte trasera derecha el tapón de llenado de combustible, que no tendremos que utilizar mucho debido al escaso consumo de le F 800GS (en la prueba, dándole al mango sin miramientos, no superó los 6l/100kms).

 

Subirte a ella si mides menos de 1,75 metros, parece complicado, pero solo lo parece porque debido a su ligereza (pesa unos 205 kilos) te haces con ella sin problemas. Además está disponible un asiento más bajo que deja tu culo a sólo 850 mm del suelo. La postura de conducción es muy natural y cómoda. El asiento parece estrecho pero su confort a lo largo de los kilómetros está garantizado.

 

Los mandos son los clásicos de BMW con el accionamiento de intermitentes separado y botón de arranque en la parte superior del puño derecho. El cuadro de instrumentos está formado por dos esferas analógicas para el velocímetro y el cuentavueltas, además de una pantalla digital con reloj horario, odómetro, dos parciales, indicador de combustible, temperatura del líquido refrigerante, marcha engranada y ordenador de a bordo que se acciona desde el manillar. Equipa ABS desconectable también desde el manillar. Los componentes son todos, aunque bastante sencillos, de primera calidad y la información del cuadro es muy completa y legible. Nuestra unidad de pruebas disponía de puños calefactables que nos vinieron muy bien en uno de los días de la prueba.

 

Nos ponemos en marcha…
Lo primero que sorprende en la F800GS es su asombrosa agilidad. La llanta delantera de 21 pulgadas tiene un comportamiento muy estable y sólo notas su presencia en la entrada de las curvas más cerradas en las que tiende a cerrar la trazada. La moto, a pesar de sus suspensiones de largo recorrido, es muy neutra y predecible y no pierde la trayectoria en ningún momento. Sobre ella te sientes superior, en altura y alguna cosa más, y te acostumbras a ella en muy poco tiempo.

 

El chasis, un bello multitubular con el motor colgando, es el principal responsable del enutro comportamiento de la moto, pero por muy noble que sea, si no va acompañado de un motor acorde, el conjunto desmerece mucho. Este no es el caso del bicilíndrico paralelo de la F800GS que con sus 85cv es uno de los mejores apartados de la moto. Empuja desde abajo, está lleno de potencia en medios y estira hasta donde haga falta. Da igual la marcha que tengas engranada, al abrir, siempre hay “chicha”, de hecho te permite cierta flexibilidad a la hora de abordar las curvas despreocupándote de salir bajo de vueltas.

 

Cuando comienzas a cogerle el gustillo a esta GS media, te permites enlazar curvas sin cambiar de marchas a un ritmo endiabladamente alto olvidándote de que delante llevas una rueda “fina” y de 21 pulgadas. El agarre del neumático en asfalto es excelente y en tierra es “insustituible”. Las suspensiones tienen un comportamiento excelente en tierra y en asfalto tampoco las notarás excesivamente “flojas”. Dado el estado de algunas de nuestras carreteras, y lo que nos tocará aguantar con la excusa de la crisis, este tipo de motos son las más cómodas y adecuadas para hacer rutas en las que el destino no está marcado de antemano.

 

Los frenos, bien gracias. Su tacto es el adecuado, la potencia suficiente y aún machacándolos en fuertes bajadas, no dan muestras de fatiga. El trasero tiene un tarado que funciona muy bien en tierra, el tacto es muy bueno y controlas la derrapada sin dificultad.

 

Para la prueba de esta moto elegimos una ruta que incluía carreteras de todo tipo y en ningún momento nos defraudó. Tanto en las empapadas rampas de Ariñez como en las descarnadas “horquillas” de bajada al Barranquillo de Andrés o en las agrestse pistas de la presa de Soria, la F800GS se mostró siempre capaz de obedecer todas nuestras órdenes sin el menor flaqueo o muestra de fatiga.

 

Las GS son las motos más polivalentes de la marca alemana, pero con el paso de los años, tanto la 1200 como la 650 se han ido “asfaltizando” progresivamente, perdiendo con el cambio cualidades off-road. Sin embargo la F 800GS es la que tiene más aptitudes off-road de la gama GS sin perder por ello cualidades en carretera y es por lo tanto la más pilivalente de todas las GS disponibles en el catálogo de BMW.

 

La F800GS destaca por su enorme agilidad en todo tipo de terreno, es “de verdad” una moto capaz de desenvolverse sin dificultad en cualquier situación y que dispone de un motor inagotable. Es ideal para campo, carretera, sólo, a dúo, para trayectos cortos, para trayectos largos, para invierno, para verano, para el día, para la noche… Unstoppable

 

Otro punto muy apreciado por los clientes de la marca bávara es el amplio catálogo de accesorios disponible para este modelo que van desde puños calefactables hasta tomas de corriente, pasando por maletas, pantallas, protecciones de motor y amplísimo etcétera.

 

 

Unidad de pruebas cedida por Vemotor Canarias, Concesionario Oficial BMW Motorrad en Las Palmas

 

Precio unidad probada BMW F 800GS (Tarifa Noviembre 2011).- 11.627 Eur.

 

Equipamiento utilizado en la prueba gentileza de Moto Sport Peraza. VER DETALLES

 

Textos: Fernando Jiménez
Fotos: Hacomar López

 

Equipo de Canariasenmoto.com

Ficha Técnica BMW F 800 GS
Tipo
Trail
Cilindrada
800
Motor
Refrigerado por agua, bicilíndrico, 4 tiempos, dos árboles de levas en culata, lubricación por cárter seco y 4 válvulas por cilíndro
Potencia
85 C.V.
Transmisión
Cadena continua con juntas tóricas y amortiguador antichoque en el cubo trasero
Cambios
6
Chasis
Bastidor Acero de tipo puente con sección trasera atornillada
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN SYM Fiddle III 125 - 2499 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS