Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Burgman 125, ¡Tiende un puente a tu felicidad!

26 de Mayo de 2015

Prueba Burgman 125, ¡Tiende un puente a tu felicidad!

El pasado año Suzuki renovó su mítica superventas, la Burgman 125/200, buscando actualizar su exitoso medio de transporte urbano, e incluso interurbano, pero sin perder por ello ninguna de sus ventajosas cualidades; comodidad, versatilidad y capacidad de carga, que la convirtieron en la más eficiente y funcional de la gama “cientoveinticinco” de la firma japonesa.

 

El reencuentro con la Burgman, en cualquiera de sus versiones, siempre es una experiencia agradable, algo así como "tender un puente a la felicidad" en cada uno de los trayectos que realizas con ella por tu ciudad. Porque te olvidarás de dar vueltas buscando aparcamiento, te olvidarás de rascarte el bolsillo para pagar el parking, evitarás las colas e incluso podrás dormir más porque tardarás menos en llegar a tu trabajo… Y todo ello con la comodidad que ofrece uno de las scooters más cómodas y con más capacidad del mercado.

 

El nuevo concesionario oficial de Suzuki Moto en Las Palmas, Fedeauto, puso a nuestra disposición una unidad de la nueva Burgman 125 en un elegante color gris mate heredado de su hermana mayor, la Burgman 650. Y el color no es la única herencia recibida, la nueva gama de Burgman 125/200 llega repleta de novedades entre las que destaca su nuevo diseño más moderno y dinámico y la opción del sistema de frenos ABS, incorporando además, suculentas novedades funcionales, estéticas y de seguridad.

 

 

Los cambios estéticos han sido realmente acertados. Su carrocería, ahora más afilada, le otorga a la Burgman un aire más joven y desenfadado, gracias también a la adopción de unas nuevas ópticas delanteras  con los intermitentes separados como en la 650. En la zona trasera la óptica también ha sido modificada, aunque esta vez, conjuntando una doble iluminación y los intermitentes en un elegante ejercicio de diseño.

 

A primera vista, la más pequeña de la familia Burgman, parece una scooter de más cilindrada, y ese elegante tono gris hace que su aspecto sea aún más atractivo que los eternos “rojos-blancos-negros” de toda la vida. En parado, la solidez y acabados de todos los componentes es evidente y a la altura de los mejores de la categoría.

 

Sobre el asiento, que es uno de los más bajos del mercado, la posición es muy natural y el acogedor “sofá” te seduce a base de comodidad. Es ancho y confortable, si pecar de demasiado blando, y bajo él se encuentra una de las mejores bazas del la Burgman 125, su extraordinaria capacidad de carga. Un diáfano cofre de 41 litros de capacidad en el que caben sin problemas dos cascos integrales colocados uno al lado de otro y algunos objetos más. Un diseño realmente acertado consigue que estéticamente, desde fuera, no aparenta para nada ese dilatado ensanchamiento. Pero además cuenta con una guantera superior para llevar a cabo pequeños objetos, y tras el escudo delantero, una guantera con llave y con toma de corriente para cargar cualquier dispositivo electrónico. Por su parte la pantalla de protección ha crecido 110mm lo que mejora la protección del conductor.

 

 

La mecánica ha sido renovada para ofrecer un mejor rendimiento y optimización del gasto de combustible que se sitúa en unos 2,9 litros a los 100 Km. Además para ayudar en la labor del ahorro se ha instalado una luz en el cuadro de mandos con la indicación Eco la cual indica que se está circulando de manera correcta para tal fin. Otra de las novedades es la incorporación de un nuevo cuadro de instrumentos, moderno y legible, con ordenador que permite obtener información del consumo parcial, aunque gracias a los 10,5 litros de capacidad del depósito, recorrerás tranquilamente más de 300 km antes de tener que repostar.

 

La nueva Burgman destaca por la suavidad de su motor que, sin embargo ofrece un importante empuje a la salida de los semáforos, y todo ello gracias a la estudiada inyección electrónica. Circulando a cualquier régimen su funcionamiento es fino y no se aprecian vibraciones en ningún caso. La “panza de burra” que anuncia la llegada del verano en la capital grancanaria nos jugó una mala pasada y tuvimos que poner rumbo al sur -la Burgman 125 es muy capaz para afrontar con solvencia y seguridad cualquier autovía-  buscando un cielo más azul. 

 

En las rampas de subida de la circunvalación GC-23 que rodea la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, que son con diferencia los tramos donde más le exigimos a estas motos ciudadanas, el motor de “0” kilómetros de nuestra unidad de pruebas es capaz de llevarnos, a pesar de los más de 80 kilos del piloto, a una velocidad segura de más de 80 kmh -que es el máximo legal permitido en la mayoría de los tramos-, una cifra que mejorará sin duda con el paso de los kilómetros o con un piloto “aún más delgado”.

 

 

La pequeña Burgman es una moto muy ratonera. Su agilidad, unida a una capacidad de giro envidiable, la permiten sortear el tráfico sin problemas y a la hora de frenar, la incorporación de sistema de frenada combinada supone un plus de seguridad para los más noveles o para los más despistados. El ABS no pudimos probarlo porque nuestra unidad no lo incorporaba, pero es en nuevo Nissin, otra herencia más de la Burgman 650, que destaca por su ligereza, fiabilidad y discreción. Sólo se hace patente cuando realmente hace falta.

 

En cuanto a suspensiones, se ha recurrido a un esquema sencillo y de eficacia probada, con horquilla telescópica delantera de 33mm y doble amortiguador trasero con regulación en precarga de muelle.  La llanta delantera de 13 y la trasera de 12, junto a un tarado de suspensiones bastante firme (diseñado también para las prestaciones de la 200) ofrecen una buen compromiso entre seguridad, confianza y control en cualquier situación.

 

 

En resumen, la nueva Burgman 125 ofrece una experiencia de conducción eficiente sin renunciar por ello a la capacidad de carga o a la elegancia. Porque cada día son más los conductores que cambian su coche por una scooter cientoveinticinco y no quieren renunciar a la comodidad, a la limpieza y a la capacidad de carga para poder albergar bajo su asiento un casco, una chaqueta, un maletín o el bolso del gimnasio. Lo más destacable esta scooter es su versatilidad, tanto en conducción urbana como interurbana, estabilidad y comodidad para piloto y pasajero.

 

El único aspecto negativo que podemos resaltar de la Burgman 125 es su precio, algo por encima de la competencia, si bien es verdad que pocas motos de la competencia ofrecen la garantía, calidad de acabados,  prestaciones y capacidad de carga de esta Suzuki. Una diferencia de precio que sin embargo no es tan amplia si a cambio conseguimos ganar unas horas de sueño a la semana o unos cabreos de menos en los atascos diarios. Porque la nueva Burgman 125 te resolverá la papeleta diaria en tus desplazamientos por la ciudad con un toque de distinción… No en vano, es una “Burgman”, una de las clásicas del Top5 en las listas de ventas en España… Por algo será.

 

Moto de prueba cedida por Fedeauto, concesionario oficial Suzuki Moto en Las Palmas.

 

Precio Suzuki Burgman 125.- 3.554€ (Burgman 125 ABS.- 3.954€) Incluye, en ambos casos, matriculación.

 

Equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 

MOTO OCASIÓN Aprilia Caponord - 3993 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS