Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba BMW R 1200RS, la bóxer más adrenalítica de la historia

18 de Marzo de 2016

Prueba BMW R 1200RS, la bóxer más adrenalítica de la historia

Vuelve a pasar por nuestras manos una moto de la fábrica de la hélice. Otra moto propulsada por el popular motor bóxer, una de las principales señas de identidad de las motos de BMW desde hace décadas. Pero esta combinación de motor bóxer con un chasis en el que ha primado su orientación sport la convierten en algo único. Un objeto de deseo. Una moto para paladares exquisitos…

 

Con esta carta de presentación puedes hacerte una idea de lo que nos ha gustado la BMW R1200RS de Marmotor, el concesionario oficial de BMW Motorrad en la provincia de Las Palmas. Y es que ponerse a los mandos de la bóxer más adrenalítica de todos los tiempos, es algo que no ocurre a diario. La evolución sufrida por este modelo que tuvo su origen hace cuatro décadas responde a los avances de una marca que siempre ha estado en la vanguardia tecnológica.

 

La R 1200RS comparte el nuevo motor de refrigeración líquida y 125CV con sus hermanas GS, RT y R, pero el marcado acento deportivo de esta nueva BMW la colocan en un escalón superior para los que busquen una rutera de grandes prestaciones que a la vez ofrezca un mayor rendimiento cuando se quiere realizar una conducción sport por los revirados trazados que tanto abundan en las islas.

 

 

Estamos hablando de una moto querida y mimada por la firma bávara, que conserva la filosofía de las BMW de toda la vida, aunque lógicamente muy evolucionada. Una verdadera touring deportiva que combina la idoneidad para viajes largos al más alto nivel, con la versión más potente y evolucionada del tradicional bóxer de la marca y unas suspensiones firmes y estables que ofrecen la sensación única de poder viajar a gran velocidad, en una posición relajada y con toda la protección de su carenado.

 

Nuestra unidad BMW R 1200RS prueba, decorada con los colores de guerra de la marca, azul pacífico metalizado y blanco alpino, despliega una imagen impactante y cautivadora, que emociona nada más verla. Se presenta con un aplanado semi-carenado bien enrasado y un afilado y esbelto colín enlazados por una línea lateral estilizada y ascendente, muy deportiva. Su diseño combina matices ruteros sin cargar las tintas para no dejar de lado la agilidad que esperas de una deportiva bóxer. El moderno concepto de combinación de deportiva y touring se pone de manifiesto también visualmente en el medio carenado con faros simétricos derivados de dos generaciones de la gama RR. Completan la cúpula los pequeños pero bien dispuestos retrovisores fijados a los flancos. El carenado, en mayúsculas, vale para viajar porque protege más de lo que a simple vista parece, pero también es ideal para salir de curvas y, desde luego, para resguardarse a diario.

 

 

Respecto a su hermana, la R 1200R, introduce significativos cambios que transforman principalmente sus cualidades dinámicas, pero también la posición de conducción, el confort en marcha y, obviamente, la imagen. Y todo ello sin dejar de mostrar la evidencia de que son casi la misma moto. Desde los nuevos semimanillares, con sección de aluminio forjado incluida, que ofrecen a la perfección funcionalidad y ergonomía, al carenado; que va anclado al chasis mediante una araña, liberando a la dirección del peso del cuadro de instrumentos, retrovisores e intermitentes, enfatizan el singular carácter de esta sport turismo.

 

La posición de los puños es ahora algo más baja, y se cierran más que en la versión naked, ofreciendo una postura realmente cómoda y natural, aunque haciendo una pequeña concesión a la deportividad. Una postura confortable sin rayar en la exageración de otros modelos sport. De hecho, irás más cómodo en esta “sport” que en algunas “naked” de otras marcas, y por supuesto, más protegido. La pantalla permite varias posiciones -dos posiciones en altura y dos ángulos de inclinación- que se pueden regular a mano, fácilmente, y que dibuja una silueta perfecta con la posición que adopta el piloto gracias a la diferente ergonomía de este modelo “RS”.

 

El tablero de instrumentos, anclado al carenado frontal, está compuesto por una esfera analógica con fondo negro en el lateral izquierdo y una completísima pantalla digital central. En esta última pantalla encontramos un display TFT en el que aparecen numerosas informaciones adicionales al velocímetro analógico que preside el tablero. Desde la información que nos ofrece el ordenador de a bordo, que viene incluido de serie, a todos los parámetros del amplio abanico de opciones disponibles, pudiendo elegir tres proyecciones alternativas, en nuestra R 1200RS de prueba. Sin embargo echamos en falta en tan prodigioso despliegue de información, una escala del cuentarrevoluciones más grande y nítida a plena luz del sol.

 

 

Esta nueva touring deportiva de BMW extrae su gran fuerza de una potencia de 125CV a 7.750 rpm, además de un contundente par motor de 125 Nm a solo 6.500 vueltas, con una curva que permite sentirla muy llena en cualquier punto del cuentavueltas. El motor, un bóxer de 2 cilindros en línea y 4 tiempos refrigerado por aire/líquido con doble árbol de levas accionado por un engranaje recto y árbol de equilibrado. El escape es un dos en uno con el silencioso tipo megáfono, cromado y apuntando hacia arriba, ofrece un sonido bronco y potente. El aire que respira le llega por una caja airbox muy bien diseñada para no desmerecer su esbelta silueta. Como es habitual en la familia bóxer de BMW, la transmisión final es por cardan, para que te olvides de mantenimientos.

 

Respecto a la parte ciclo, la arquitectura del mismo está conformada por un chasis de doble viga de tubos de acero (con el motor oficiando de elemento integral del mismo), con diferente geometría. Respecto a la BMW R 1200 R, la versión carenada modifica las cotas básicas de geometría, con un avance que pasa de 125,6 mm a 114,8 mm y una distancia entre ejes que aumenta de 1.515 mm a 1.530 mm. El objetivo es conseguir aumentar una agilidad que, a pesar del pequeño incremento de peso por las nuevas fibras respecto a la naked, se muestre aún más ágil que ésta.

 

Al igual que en la “R” o en la “Nine-T”, la “RS” adopta una horquilla delantera telescópica invertida y el clásico y efectivo BMW EVO Paralever trasero que no dispara el peso (236 kilos en seco). Además, como extra puedes equiparla con suspensión trasera configurable Dynamic ESA. Ésta se adapta por si sola a cualquier cambio en el suelo y estilo de conducción. Y no contentos con esto, al igual que en otras BMW de última generación, la marca pone al alcance de tu mano derecha dos modos de conducción, Rain y Road, que modulan el mapa de encendido. Y se pueden complementar con el opcional Dynamic Traction Control en versión Pro, que agrega las posiciones Dynamic y User, la última para dejar a tu criterio la posición del control de tracción y la respuesta del motor al acelerador ride-by-wire. El sistema BMW Motorrad Integral ABS viene de serie al igual que el y ASC (Control de Tracción).

 

 

El excelente equipo de frenos de la BMW R 1200 RS viene, como hemos dicho, de serie con ABS de última generación. Delante monta discos de 320 mm de diámetro con unas pinzas de cuatro pistones y una relación potencia/dosificación ejemplar. Detrás el disco es de 276 mm de diámetro y la pinza es de doble pistón, y ayuda a la frenada de manera muy convincente, sobre todo para timonear en la entrada a las curvas. Las llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro van calzadas con unas medidas clásicas de neumático, unos Metzeler Roadtech, delante 120/70 ZR 17 y detrás con 180/55 ZR 17, de buena planta, sin caer en las exageraciones.

 

Con todo este arsenal tecnológico no podíamos reprimir las ganas que teníamos de poner a prueba la versión más sport de la nueva gama bóxer con motor de 125CV y para ello nos pusimos a los mandos de la moto de Marmotor. Desde la posición de conducción, para nada forzada, tal como nos hacían presagiar sus siglas “RS”, todo lo que ves rezuma exquisita calidad y como ya nos pasó con la R 1200R (Ver Prueba) y R 1200RT (Ver Prueba) tenemos la impresión de que algo ha cambiado en BMW. Ya no son aquellas motos que requerían un periodo de adaptación, ahora todo está dónde esperas (pulsadores, botones, palancas y manetas) y su manejo es realmente intuitivo. Muchos dirán que se ha perdido parte del encanto de las viejas BMW pero nosotros creemos que en pleno siglo XXI las motos tienen que adaptarse al usuario y no al revés. Eso sí, BMW sigue imprimiendo a cada uno de los componentes de sus motos ese sello único de calidad, exclusividad y funcionalidad que tantos adeptos tiene entre los motoristas de todo el mundo.

 

Manejable e intuitiva desde que la pones en marcha, pasas la pierna por encima del asiento y coges el manillar. La posición es perfecta... La posición es intermedia entre una naked y una sport, algo que combinado con la acertada colocación de las estriberas y un asiento, cuya altura de 820mm (aunque puede pedirse un rebajado de 760mm y uno más alto de 840 mm) permite que los que no somos muy altos, por ser generosos, podamos manejarla con confianza. Su facilidad de manejo sorprende, teniendo en cuenta la aparatosidad de la “RS”. Tiene una cintura ligera que permite moverte por la ciudad como si llevaras una “seiscientos”. Desde el primer momento asumes que es una moto pensada para una utilización racional en carretera, en la que la seguridad se impone a las prestaciones puras de una moto deportiva y con la que te sientes cómodo cualquiera que sea la situación de la carretera y cualquiera que sea el ritmo que te marques o que te marquen.

 

 

Saliendo de la ciudad compruebas que la comodidad es ejemplar gracias a la combinación de un asiento bajo y un manillar ancho, aunque sin exageraciones. La protección aerodinámica es excelente, y la capacidad de carga tan buena como quieras; aquí está su mejor cualidad Sport Turismo. La ergonomía está muy cuidada, sólo basta con fijarse en como el cómodo asiento se estrecha en la zona del depósito. La dirección, que en ciudad comprobamos que giraba mucho, es firme y más precisa que en sus hermanas con “Telelever”. En todo momento tienes la sensación de ir sobre una moto más ligera, más pequeña.

 

Su chasis permite extraerle todo el empuje a los 125CV que entrega su bicilíndrico en paralelo. De hecho sólo evidencia que es un bóxer cuando aceleras en parado desde el ralentí (aunque no tanto como en las bóxer de otras épocas). Sube de vueltas con facilidad y en cuanto te adaptas al margen de óptimo rendimiento de este tipo de motores, estarás gozando, entre curva y curva, como un niño con juguete nuevo. El tacto, tanto del motor como del chasis, se siente más. Tienes mayor motricidad. Más control sobre la moto. Y aprecias con mayor precisión la pisada de ambas ruedas sobre el asfalto. El amplio margen de revoluciones efectivas, te permite ahorrar cambios de marchas en un cambio que tiene un selector preciso pero algo ruidoso. Los consumos, que en ningún momento superaron los 5 litros/100km, confirman el acertado desarrollo de la caja de cambios de seis marchas, con unas primeras velocidades más cortas que te permiten aprovechar su potencial en zonas viradas, y unas últimas más largas para circular desahogado en autopista.

 

En zonas reviradas, el apoyo es excelente, y a la salida de las curvas la estabilidad no se ve comprometida aunque abras el gas como si no hubiera un mañana. El comportamiento en curvas respecto a las “GS” y “RT” es más intuitiva ya que se acorta la distancia de frenada y la maniobra de entrada ofrece una mayor confianza. Una vez elegida la trazada, la “RS” la seguirá como un tiralíneas, de forma precisa y sin el menor movimiento. La electrónica realiza un trabajo excelente para conseguir una agilidad que nunca ponga en aprietos la seguridad de la moto. Suspensiones, Dynamic ESA en nuestro caso, junto a los mapas de potencia ideales para cada situación y el control de tracción, hacen su trabajo en un segundo plano permitiendo unas cualidades dinámicas impensables hasta hace pocos  años en una moto como ésta. Y es que los cerca de 250 kilos con todos los llenos hechos, pasan desapercibidos en todo momento. Pero la masa está ahí y a la hora de detener la R 1200RS hay que tener un equipo serio, y el que equipa la Sport Turismo de BMW, con ABS de serie, tiene un comportamiento intachable en todas las situaciones.

 

 

Con este nuevo modelo sport turismo de BMW, este concepto de moto dual, que ha dejado paso últimamente a modelos más especializados con orientación más específica, llega a su máxima expresión. Una moto que aúna potencia, prestaciones, confort, capacidad de carga, aptitudes para viajar y estilo deportivo. Algo que hasta ahora sólo habían compaginado las grandes trail, sobre las que la R 1200RS tiene una gran ventaja, la precisión de la pisada de su parte ciclo y las sensaciones sport que ofrece al piloto. Una moto excepcionalmente equilibrada que dejará impresionado a todo el que ruede con ella.

 

Unidad de pruebas cedida por Marmotor, concesionario oficial BMW Motorrad en la provincia de Las Palmas

 

Precio BMW R 1200RS.- Desde 14.950€ matriculada (PVP unidad probada 18.141€)

 

La R 1200RS está disponible con tres los paquetes ofrecidos como opción (todos ellos montados en nuestra unidad): 

  • Paquete Confort (462,36€), que incluye puños calefactables, colector de escape cromado y RDC (Control de presión de neumáticos)
  • Paquete Touring (1.612,63€), que conlleva el caballete central, parrilla para equipaje, soporte de maletas, Dynamic ESA, ordenador de a bordo PRO, preparación para dispositivo GPS y control de crucero. 
  • Paquete Dinámico (675,36€), que suma modo de conducción PRO (Dynamic y User, que vienen acompañados de un control de tracción más complejo denominado DTC y que funciona dependiendo, entre otras cosas, de acuerdo al grado de inclinación de la moto), luz diurna e intermitentes de LED.

Además de estos paquetes, hay disponibles otros extras entre los que está el arranque confort, con asistente en rampas.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Honda CB 900 F Hornet - 3790 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS