Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba BMW F 800R 2015, cambios en la buena dirección

29 de Mayo de 2015

Prueba BMW F 800R 2015, cambios en la buena dirección

La naked media de BMW se ha sometido a un completo restyling  para actualizar su imagen y poder continuar siendo una de las referencias de la categoría. Pero los cambios no se han limitado a un lavado de cara estítico, no. Han sido más profundos, con importantes mejoras en su bicilíndrico paralelo, una parce ciclo muy mejorada y una posición de conducción más lógica y natural.

 

La consecuencia de todas estas reformas es una mejora en el comportamiento dinámico y en las prestaciones que llegan envueltas en una nueva imagen, mucho más fresca y actual, que sin embargo sigue conservando esa imagen de marca que la distingue del resto de “roadsters” medias del segmento, y un detalle no menos importante en los tiempos que corren, el precio, que sigue arrancando desde los 9.100 €.

 

Desde que la primera F800R viera la luz allá por 2009, han sido varias las ocasiones en las que ha pasado por nuestras manos; pruebas, comparativas e incluso alguna excitante rodada en el Circuito de Maspalomas, pero ahora tocaba comprobar si los cambios introducidos por la marca alemana han ido en la buena dirección, algo que no siempre sucede cuando se renueva algún modelo… Aunque ya os podemos adelantar que a las novedades de la nueva F800R que Marmotor, el concesionario oficial de BMW Motorrad en Las Palmas, nos cedió para la prueba, no podemos ponerle ningún “pero”.

 

Lo más evidente de la nueva F800R 2015 es el cambio estético, sobre todo en el frontal, en busca homogeneidad con otras productos de la gama Motorrad de BMW. Se renuncia al veterano faro asimétrico y se adopta uno triangular, de angulosas formas, más acordes a las nuevas tendencias en el segmento naked, que hacen de este elemento, el símbolo de distinción y eje central de su personalidad. Una mejora que no es sólo estética, la iluminación del nuevo proyector mejora la iluminación por la noche con luz de cruce, y si necesitas poner “las largas” el avance es aún más evidente.

 

Tras la nueva óptica delantera se alza un pequeño alerón que esconde, tras él, el completo cuadro de instrumentos. Un apartado en el que BMW nunca escatima en recursos para hacer la vida más cómoda al piloto. Las formas y volúmenes de la pequeña carrocería son ahora más angulosos, llegando a envolver el radiador que antes quedaba al descubierto, otorgando a la F800R 2015 un “aire” más actual y juvenil, que ahora resulta inconfundible gracias a la forma simétrica del faro principal.

 

El chasis de doble viga de aluminio sigue siendo otra de las notas de distinción de la F800R que se mantiene inalterable en la versión de 2015. Pero lo que si cambia es todo el tren delantero. Desde la nueva horquilla, que ahora es invertida para ofrecer una mayor rigidez torsional que la anterior, a las nuevas pinzas radiales de cuatro pistones, y sistema ABS de dos canales de BMW Motorrad de serie, que muerden discos de 320 mm. Los neumáticos, en ambos trenes, siguen teniendo las mismas generosas dimensiones: 120/70 ZR 17 delante y 180/55 ZR 17 detrás.

 

Como es habitual en la firma bávara, no faltan aditamentos tecnológicos que el conductor puede ajustar a su gusto o a las circunstancias. Tanto el sistema de control automático de la estabilidad ASC (Automatic Stability Control) que logra aumentar adicionalmente el nivel de seguridad, especialmente al conducir sobre calzadas resbaladizas, como el ESA (Electronic Suspension Adjustment), el sistema de suspensiones de ajuste electrónico que permite elegir entre tres posiciones para el funcionamiento de la suspensión trasera, se pueden adquirir en calidad de accesorio especial a montar en fábrica. Por cierto, nuestra unidad de prueba venía equipada con ambos.

 

La ergonomía del piloto, y del acompañante, también se ha visto modificada con los cambios introducidos en la versión 2015. Todo ello en busca de una posición de conducción más cómoda y natural. Ahora las estriberas se encuentran 10 milímetros más adelante y 10 milímetros más abajo, por lo que el ángulo de la rodilla es menos forzado y a la larga alivia el cansancio que la anterior posición ocasionaba con el paso de los kilómetros. La altura del asiento al suelo también es menor, concretamente de 790 mm -habiéndose reducido 10mm-, y opcionalmente es posible adquirir otros asientos (770 y 820mm), por lo que cada usuario puede adaptar la altura del asiento a su propia estatura.

 

Y para terminar de describir los cambios de la nueva BMW F800R, no detenemos en su propulsor; el exitoso bicilíndrico en paralelo de 798 cc, refrigerado por agua y con cuatro válvulas por cilindro que ha sido potenciado hasta los 90CV a 8.000 rpm (3 más que el anterior, al mismo régimen), mientras que el par máximo sigue siendo de 86 Nm a 5.800 rpm. BMW ha trabajado en la primera y segunda relaciones de la caja de cambios para mejorar el la aceleración. Como opción, se puede pedir con el kit de limitación a 48 cv para conductores con el permiso A2, sin coste adicional.

 

Pero seguramente lo que estarás esperando en este artículo es que te contemos nuestras impresiones sobre esta nueva F800R de BMW Motorrad, y para ello vamos a comenzar por lo primero que hacemos con cualquier moto; subirnos y comprobar si nos sentimos cómodos… La posición no difiere mucho del anterior modelo, al menos al principio. El asiento sí que se nota un poquito más bajo sin que por ello reste comodidad. Incluso diría que su mullido es más acogedor. Llegas al suelo con la soltura suficiente para no ponerte en aprietos, aunque nos seas alero-pivot del equipo de básquet de tu barrio.

 

El nuevo manillar, de tubo cónico, es ancho y con las puntas un poco más abiertas que el del modelo anterior para ganar en naturalidad, aunque donde realmente se ha ganado en comodidad es con la modificada posición de las estriberas, menos forzada que te lleva a colocar las piernas en una posición más relajada. El triángulo formado por el manillar, estriberas y sillón, tiene ahora unas medidas más coherentes que auguran una conducción más cómoda y relajada, y por lo tanto, más segura.

 

El completo cuadro de instrumentos ofrece una lectura clara para que sólo baste con un golpe de vista, con un avisador de sobre régimen que dispara una luz roja 500 rpm antes del límite. El ordenador de a bordo, equipamiento opcional que montaba nuestra unidad de pruebas, ofrece además información sobre  consumos, velocidades, temperatura, presión de los neumáticos, cronómetro y autonomía restante.

 

Para rodar por la ciudad, ponemos nuestro amortiguador trasero en la posición confort, desde un botón en el manillar izquierdo que controla el ESA (Electronic Suspension Adjustment), y comenzamos a divertirnos conduciendo por esos habituales recorridos urbanos. La relación más corta, en primera y segunda velocidad, se deja notar y las salidas de los semáforos son ahora bastante más enérgicas. Los espejos ofrecen una buena panorámica de lo que pasa detrás y no estorban a la hora de avanzar entre las filas de coches detenidos. A la hora de moverla en parado, la F800R 2015, se maneja bastante bien y ofrece un buen ángulo de giro, a pesar del mayor diámetro de las botellas de la horquilla invertida y del amortiguador de dirección.

 

En carreteras de curvas, que es realmente donde una naked se la juega, la nueva sporster de BMW ofrece un comportamiento intachable. Noble, que sigue tus órdenes al pié de la letra y con una buena aceleración desde abajo y un par adecuado para poder hilvanar curvas en tercera-cuarta a ritmo más bien ligero. Acelerando, sale con limpieza a cualquier régimen de cualquier curva y recupera bastante bien para ser una 800cc. Pero es entre 6.000 y 9.000 rpm es donde da do de pecho”. El cambio es una delicia. Para estar acariciándolo con tu empeine cada pocos metros. Para la suspensión elegimos el reglaje más deportivo, lo que evita que se hunda de atrás ante las fuertes aceleraciones que nos permiten los 90 CV de su motor. Es una delicia poder hacerlo con sólo pulsar un botón en el manillar. Las curvas fluyen y fluyen sin el menor síntoma de fatiga y la conducción responsable se convierte en una divertida sensación. 

 

El motor, con biela ciega y cigüeñal calado a 360º que nos recuerda al tacto de un bóxer, cómo no, tiene un tacto muy fino. Prácticamente no hay vibraciones, bueno, casi, porque a ritmo contante de 120/130 km/h, el hormigueo se deja notar en las manos, pero es algo que sólo sucede a ese ritmo contante, algo que en una naked, no es muy frecuente. Lo suyo es acelerar y frenar. Trazar y acelerar, y vuelta a frenar para volver a trazar… Y en esto, la F800R 2015 es una refinada maestra. Las nuevas pinzas Brembo de anclaje radial, combinadas con los discos de 320mm se muestran más que suficientes en cualquier situación. Es más, la contundente parte ciclo da la impresión de estar preparada para recibir una potencia bastante más generosa sin inmutarse. Es muy fácil colocarla para la trazada, trazar y salir airoso de cualquier situación. Lo pone todo bastante fácil y tampoco hay que ser un genio para sacarle un gran partido a esta moto que puede ser la moto ideal para sacarle todo el jugo a tu permiso A2.

 

En definitiva, la nueva F800R de BMW ha mejorado en todos los aspectos: Estéticamente es más moderna, su tren delantero está ahora a la altura del resto de la moto y de las prestaciones de otros modelos de la marca y su motor ha ganado en caballos y suavidad de funcionamiento. Además, sigue siendo una moto accesible e ideal para el día a día, pero también para esa escapadita semanal, incluso mejor, para esa escapadita diaria, ya que ha dado un importante salto cualitativo en lo que a prestaciones dinámicas se refiere.

 

Ya lo sabes, desde 9.100€ puedes entrar en el exclusivo mundo de BMW y además tener un as bajo la manga porque dispondrás de una moto dulce e intuitiva, original y cien por cien modificable con el amplio catálogo de accesorios de BMW, que te permitirá acentuar tanto tu conducción deportiva como ampliar los horizontes de tus viajes turísticos. Y con el seguro del alto valor de recompra que tienen todos los productos de la marca alemana.

 

Moto de prueba cedida por Marmotor, Concesionario Oficial BMW Motorrad en Las Palmas

 

Precio BMW F 800R.- Desde 9.100 € (Gestión de matriculación y transporte no incluidos)

 

Casco utilizado en la prueba: SUOMY SR Sport 2015.- VER MÁS DETALLES

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Quazzar Unique One Electric - 2900 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS