Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba BMW C 400 X, dinamismo premium para tu día a día

07 de Junio de 2019

Prueba BMW C 400 X, dinamismo premium para tu día a día
BMW C 400 X
Highlights técnicos: Cilindrdada 350 cc | Peso 204 kg | Potencia 34 CV | Asiento 775 mm | Precio 6.705 €

Al igual que ya hiciera en 2011 con la llegada al mercado de sus maxiscooter de 600/650cc, BWM Motorrad sigue apostando por vehículos premium para dotar a la categoría de movilidad urbana con productos que van un paso más allá. Una gama realmente práctica que se completa con los dos scooter de tamaña medio C 400 GT y C 400 X, éste último, protagonista de un reportaje que hemos realizado en colaboración con Marmotor, concesionario oficial BMW Motorrad en la provincia de Las Palmas.

 

Los scooter son los dominadores de la ciudad. Es el vehículo de dos ruedas más habitual en las calles y plazas de cualquier núcleo urbano de Canarias. Pero no nos engañemos, el nuevo C 400 X de BMW no llega para competir con los superventas del mercado, que por otra parte son en su mayoría “cientoveinticinco” que se pueden conducir con carnet de coche. Su objetivo, además de evitar las constantes congestiones de tráfico urbano y moverse más rápido por el tráfico urbano desde un destino hasta otro, es el de convertir el desplazamiento por la ciudad en una experiencia única, que permita a su conductor disfrutar de cada minuto en su camino.

 

Tienes un BMW C 400 X desde 6.704,80€ (no incluye gestión de matriculación) 

Precio de la unidad probada: 8.419,29€ (Incluye Pantalla TFT, Arranque confort, Paquete confort,Luces de LED, Luz de dia y pintura)

 

 

El BMW C 400 X es un dinámico scooter que eleva al máximo el placer de conducir en la ciudad.

Nuestra unidad de prueba, en un elegante y dinámico color azul cénit metálico que baña sus vanguardistas y angulosas líneas, representa un inequívoco signo de modernidad y exclusividad para que la movilidad urbana salga del habitual y “plastificado” panorama. Su frontal está marcado por las grandes ópticas delanteras, de Led y con diseño icónico con distintiva luz diurna (opcional) en forma de elementos de fibra óptica, que junto a una carrocería angulosa y a una combinación de materiales y colores, le otorgan un aspecto desenfadado. Como miembro de la familia BMW Motorrad C, su apariencia es moderna, funcional y orientada al futuro. 

 

El hábitat del conductor y acompañante está compuesto por un asiento a doble altura, reposapiés planos y grandes para el acompañante, asideros de generoso tamaño y un asiento bastante mullido en el que además contamos con un refuerzo lumbar. La superficie para los pies del conductor es cómoda y nos permite dos posiciones o planos o con las piernas estiradas en una posición más relajada que adoptaremos sobre todo en vías rápidas interurbanas.

 

 

Tecnología de iluminación de Led de serie y Connected Ride BMW Motorrad opcional de fábrica.

Además de la iluminación de serie con tecnología de Led altamente luminosa, el nuevo BMW C 400 X también ofrece una serie de características destacadas de conectividad nuevas en este segmento. Por ejemplo, el cuadro de instrumentos multifunción con pantalla TFT en color de 6,5 pulgadas está disponible como opción de fábrica. Junto con el mando multicontroller de BMW Motorrad más avanzado, que ofrece funcionamiento integrado, esto significa que el conductor puede acceder al vehículo y a las funciones de conectividad con rapidez y sin distraerse de lo que sucede en la carretera. Además de la comodidad de poder utilizar el teléfono y escuchar música durante el viaje, también disfrutará de una navegación fácil por medio un práctico sistema de flechas "turn-by-turn".

 

Otros aspectos realmente prácticos del C 400 X de BMW son el arranque sin llave, o la genialidad del Flexcase, un ingenioso sistema que permite aumentar la capacidad bajo el asiento, cuando realmente se necesita, es decir, al aparcar la moto para dejar un casco integral, además del tipo jet que entra, de sobra, en la parte delantera de este maletero de volumen variable. También es destacable su protección contra el viento, tanto en la zona de hombros y cabeza como en la parte baja, con dos hendiduras en el escudo que dejan a buen resguardo, de inclemencias o suciedad, nuestras extremidades inferiores.

 

 

Un motor a la altura de las especificaciones premium del BMW C 400 X

El nuevo C 400 X cuenta con un potente y eficiente motor monociclíndrico combinado a una transmisión automática tipo CVT, con desacoplamiento de vibración y ASC. Su potencia de 34CV se muestra más que suficiente para llevar a una, o dos personas, más allá de la máxima velocidad legal permitida sin el menor esfuerzo.

 

Su propulsor monociclíndrico de 350cc desarrolla una potencia de 34 CV a 7.500 rpm y un par de 35 Nm a 6.000 rpm, cifras que lo hacen válido para el carnet A2 sin necesidad de limitarlo. Su transmisión es un cambio CVT (Transmisión Variable Continua) montada en un brazo basculante de gran rigidez torsional para garantizar la mínima vibración y, por tanto, el máximo confort. El ASC (Control de tracción) asegura una mayor seguridad durante la aceleración, especialmente sobre superficies resbaladizas. Según la marca, el consumo homologado ronda los 3.5 l/100 km.

 

 

El chasis está conformado por un rígido bastidor tubular de acero, al que se ancla una horquilla telescópica con un sistema de frenado de alto rendimiento con ABS de serie. Dicha horquilla, convencional, dispone de unas barras de 35mm y 110mm de recorrido. La suspensión trasera, de doble amortiguador, cuenta con un recorrido de 112mm. Respecto a los frenos, delante tenemos un doble disco delantero de 265mm con pinzas de 4 pistones y detrás, un disco de 265mm, mordido por una pinza de pistón simple. El ABS de serie asegura un rendimiento de frenado supremo y una seguridad excelente. Sus ruedas se presentan en medidas de 120/70 R15 al frente y 150/70 R14 en la parte trasera, con llantas de aluminio.

 

La primera impresión nada más subirte es que la moto no pesa los 203 kilos que anuncia la marca. Parece bastante más ligera. Desde su cómodo asiento, a la altura de cualquier talla, el aspecto que ofrece el tablero de instrumentos, con esa impresionante pantalla TFT en color y los mandos del manillar, te confirman que no estamos ante un maxiscooter vulgar. Basta pulsar un botón para abrir el contacto y comenzar a disfrutar del placer de conducir.

 

 

El C 400 X de BMW se mueve con soltura. Tiene la medida adecuada para disfrutar con el debido confort de los desplazamientos por la urbe, y para salir de ella aprovechando los más que voluntariosos 34CV de su motor. Y es que sus prestaciones no sólo cunden en ciudad sino que también ofrecen unas prestaciones muy válidas en carretera, con buenos ajustes y unos acabados a la altura de la categoría premium de la marca alemana.

 

A medida que pasan los kilómetros apreciamos en apoyo lumbar del asiento del conductor, por cierto, con calefacción en nuestra unidad de prueba. Dicho apoyo recoge muy bien la parte baja de la espalda y nos permite relajarnos durante la conducción. Las piernas también disponen de todo el espacio necesario para poder ir cambiando de posición, e incluso para quedar recogidas, tras el escudo delantero, a resguardo de las inclemencias.

 

 

No apreciamos vibraciones molestas en el motor, que recordemos, está integrado en el basculante trasero. Un motor con un empuje importante, sobre todo en medios y zona alta, pero discreto en cuanto a la sonoridad, algo necesario en un vehículo que va a tener un uso eminentemente urbano. Su cualidad más destacable es la buena aceleración, que junto a un aplomo sobresaliente, invita a una conducción alegre, en consonancia con su atrevido diseño.

 

Fuera de la ciudad, entre curvas, su chasis deja patente el acierto de los ingenieros en medidas y geometrías. Es muy fácil de conducir, sin movimientos extraños en zonas bacheadas y aguantando muy bien la trazada elegida, sin tendencias perversas. Permite inclinar bastante, sin oír ninguna queja mecánica y sus suspensiones se tragan los baches con discreción, aunque para el acompañante, el tacto de los amortiguadores traseros sea algo seco. Los frenos están a la altura del resto de los componentes mecánicos de la moto y ofrecen el tacto y la potencia requerida para una conducción tanto relajada como alegre.

 

 

Aspectos prácticos del BMW C 400 X

Además de su enérgica respuesta y su confort en marcha, el C 400 X destaca también por sus aspectos más prácticos, como la conexión a nuestro Smartphone mediante la App Connected Ride de BMW Motorrad nos permite consultar los parámetros de la moto en nuestro móvil, grabar rutas, utilizar el navegador de flechas "giro a giro" en la pantalla más moderna que hemos visto nunca en un scooter, y poder ver un testigo con la velocidad máxima a la que podemos circular legalmente en cada momento, un detalle realmente práctico. El multi-controller nos permite navegar de manera sencilla por los diferentes menús.

 

En cuanto al espacio de carga, algo crucial en una moto urbana, la BMW C 400 X ofrece dos guanteras en el frontal  que sólo podemos abrir mientras el contacto está abierto, con un tirador manual. Cada una de ellas goza de gran buen espacio y cavado interior gomoso. Lástima que no cuenten con alguna toma USB. Bajo el asiento, de apertura remota, al igual que la tapa de la gasolina, nos encontramos con espacio -con iluminación led- para dos cascos, aunque con matices. El delantero da cabida a un casco tipo jet, mientras que el trasero es apto para un casco integral… pero que sólo podemos utilizar cuando la moto está parada gracias al genial sistema FlexCase de BMW.

 

 

En general, la nueva BMW C 400 X es fiel reflejo de su condición premium. Tanto por su nivel de acabados, de los materiales empleados y del gran arsenal tecnológico que despliega la firma bávara. Pero no sólo es su empaque lo que destaca, con esas líneas vanguardistas, sus cualidades dinámicas son realmente destacables, sobre todo el empuje de su motor y el aplomo a la hora de rodar la hacen merecedora de una alta calificación en este apartado.

 

No es precisamente la scooter más barata de su categoría pero tampoco hay demasiada diferencia respecto a sus principales rivales en el mercado y , desde luego, la exclusividad y representación que significa llevar el escudo de la hélice en su carenado aporta un plus consustancial a la marca.

 

Si buscas una scooter del segmento medio con buen rendimiento y excelentes acabados, yo no descartaría la BMW C 400 X, o su hermana más acomodada, la C 400 GT, porque la diferencia de precio no es tan alta, sobre todo si la vas a financiar, y los planes de recompra y la menor devaluación de los productos BMW jugarán, a la larga, a tu favor.

 

Unidad de prueba cedida por Marmotor, concesionario oficial BMW Motorrad en Las Palmas

 

Equipamiento del piloto: CASCO Shark X-Drak Hister, CHAQUETA Dainese Air-Track Tex, GUANTES Dainese Aerox, PANTALONES Alpinestars Denim Copper Out Y BOTAS Alpinestars Faster 3

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS