Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Probamos las Kawasaki Versys 1000 y Versys 650, soplo de aire fresco

12 de Marzo de 2015

Probamos las Kawasaki Versys 1000 y Versys 650, soplo de aire fresco

La firma de Akashi se enorgullece con sus nuevas Versys que estrenan un diseño completamente renovado que evoca deportividad y estilo, a la vez que ofrece una mayor protección aerodinámica. El frontal de doble faro las asemejan al resto de motos de última generación de la gama Kawasaki.  Además, la batería de innovaciones tecnológicas implementadas en estas nuevas Versys, ponen de nuevo en la vanguardia del segmento de las grandes trail, a la Versys 1000, y de las trail medias, a la Versys 650. Las nuevas Kawas apuntan a lo más alto.

 

La firma japonesa, que en Canarias está airosamente representada por Tifón Motor, ha puesto en escena dos modelos que presentan numerosos cambios respecto a sus predecesoras, y no sólo estéticos; en estas nuevas versiones de 2015 se ha querido ir un poco más allá con modificaciones que afectan al motor, parte ciclo, electrónica y, por supuesto, a la estética. Unos cambios que tuvimos la oportunidad de comprobar en una extensa prueba a lo largo de toda la geografía de Gran Canaria con las motos “DemoKawa” que Tifón Motor puso a disposición de nuestro equipo.

 

Kawasaki ha logrado unos estándares de calidad más que correctos alcanzando una relación calidad/precio sobresaliente. Dos modelos trail asfálticos de media y alta cilindrada que ahora son todavía más versátiles y polivalentes. Así son las nuevas Versys de Kawasaki, una bocanada de aire fresco que llega al segmento trail

 

 

Kawasaki Versys 1000 2015; adictiva diversión sobre cualquier terreno

El concepto de la nueva Versys 1000 se ha desarrollado en torno a una idea fundamental, ofrecer el máximo placer de conducción, solo o con compañía, sobre cualquier carretera, desde una amplia autopista a una tortuosa pista forestal. Pero es en las retorcidas carreteras de montaña, que tanto abundan en Canarias, donde saca a relucir sus mejores cualidades, fruto de una combinación única –al menos hasta ahora- en el mercado; un cuatro cilindros en línea de 1000cc encajado en un chasis ágil, se muestran como la receta perfecta para asegurar la diversión en cualquier circunstancia.

 

Siendo sinceros, la maxitrail de Akashi tenía una pinta muy apetecible, pero ese motor de cuatro cilindros en línea para una moto trail es algo que no acababa de convencernos -defecto congénito en los amantes de los apriorismos- y que sin embargo, la Versys 1000 se encargó de desmentir y convencernos a los pocos kilómetros de nuestro idilio.

 

De entrada, la nueva Versys 1000 es bastante más atractiva que su antecesora. Se han suavizado y estilizado algunas líneas de su carrocería lo que influye en el dinámico aspecto que se ha conseguido. Pero no se perseguía sólo una mejora de la imagen, también se ha conseguido una mejor protección aerodinámica consecuencia del nuevo frontal de doble óptica, más deportivo que antes, a una nueva pantalla regulable en altura de 30 a 65 mm, y también a unas aletas laterales más envolventes.

 

 

Aunque el bastidor principal no ha sufrido modificaciones -algo que no era necesario gracias a su contrastada rigidez torsional-el subchasis de aluminio se ha reforzado para soportar las nuevas maletas, incorporando además un sistema de anclaje invisible, más fácil y que se puede abrir usando una única llave. También se ha aprovechado para incorporar de serie un práctico caballete central.

 

La parte ciclo mantiene en robusto chasis de aluminio e incorpora ahora de una nueva horquilla invertida de barras de 43 mm, con ajuste en extensión y pre-carga.. A su vez se ha revisado la suspensión trasera a base de un monoamortiguador horizontal, carga de gas, con ajustes en extensión y ajuste de pre-carga por mando remoto, y se incoporan nuevas llantas de 17 pulgadas que albergan neumáticos en medidas 120/70-17 delante y 180/55-17 detrás. Para detener la Versys 1000, aparte del ABS de serie, monta un doble disco lobulado ø310 mm con pinzas de 4 pistones opuestos, delante, y un disco lobulado ø250 mm con pinza de un sólo pistón. Es decir, que la maxitrail de Kawasaki dispone de todo lo necesario para ofrecer el mejor comportamiento dinámico posible en una gran rutera.

 

Para conseguir ese motor adecuado para una trail, un cuatro tiempos de cuatro cilindros en linea que cubica 1.043cc y que entrega 120CV a 9.000RPM (102.0 Nm/7.500 min), se ha buscado enfatizar la vertiente deportiva y divertida de la Versys 1000 otorgándole una gran flexibilidad en la entrega y un gran par a bajo y medio régimen. Por si todo esto fuera poco, la nueva maxitrail de Kawasaki ofrece embrague antirrebote, sistema de control de tracción KTRC -con tres mapas de actuación- y dos modos de potencia; el modo "Full" que representa el 100% de la potencia y el modo "Low" que representa aproximadamente el 75-85% de la potencia. El modo "Low" permite economizar el gasto de combustible, llevar una conducción más relajada y ofrece una respuesta de motor más suave.

 

 

Sentados sobre el asiento, de nueva factura y ajustable en altura en el conductor, de la Versys 1000 contemplamos un moderno cuadro de instrumentos multifuncional con un tacómetro analógico y una pantalla LCD, ofrece información casi completa al usuario para hacer más tranquilo tu viaje, excepto en indicador de marcha engranada. La postura es cómoda, aunque el asiento quedará algo alto para los más bajitos, sobre todo por la anchura del mismo. Un contratiempo que sólo apreciarás en parado. En cuanto te pongas en marcha, disfrutarás de un confortable sofá -perdón, asiento- y estarás protegido de las inclemencias por el nuevo parabrisas ajustable.

 

Como anticipamos, el cuatro cilindros en línea de más de un litro de cubicaje nos ha dejado con la boca cerrada. Su entrega en bajos y medios es sorprendentemente contundente y la suavidad de funcionamiento tremendamente refinada. Otro de sus puntos fuertes es su elasticidad, te permite ahorrar cambios de marchas y salir airoso de casi cualquier situación a base de empuje. Se siente poderoso y empuja con soltura los 250 kilos -más piloto- de la Versys 1000. Es una placer sentir como empuja y empuja, sin tregua desde abajo, aunque tampoco le hace ascos a histéricas subidas de régimen para atacar a fondo cualquier tramo de carretera, no olvidemos que son cuatro cilindros, un gran molinillo. Nosotros utilizamos mayormente el modo “fullpower” y dejamos el “lowpower” sólo para meternos por tierra. La eficacia del embrague antirrebote se aprecia cuando decides bajar a saco desde la cumbre de la isla -por ejemplo de Cazadores a Telde- y vas apurando las marchas a la entrada de las curvas… ni el más mínimo meneo descoloca la parte trasera de la moto. Y respecto al KTRC, el control de tracción, ahí está. Cuidando de ti en los momentos más oportunos, evitando que un exceso de gas o que la grava de la cuneta te lleve al suelo.

 

La parte ciclo es fundamentalmente cómoda. Pensada como todo en esta nueva Versys para hacer tu viaje más placentero. Y aunque la suavidad predomina, no le falta contundencia a la hora de sujetar la gran masa de la moto. La horquilla trabaja con un tarado suave, ideal para carreteras bacheadas, pero tampoco desfallece cuando quieres avivar el ritmo. El amortiguador, pensado para tener que soportar más de 400 kilos en modo viaje, ofrece un tacto algo más duro, sin que por ello se le pueda calificar de seco. Tendríamos que haber trabajado más para ponerlo a nuestro gusto, eso seguro. Los frenos, suficientes y con tacto… ¿Necesitas más? Pues realmente no, no hemos echado en falta mayor potencia y el ABS de serie es “lógico”. No se puede pretender vender motos de esta categoría sin este sistema, así de sencillo.

 

En resumen, con la Versys 1000, Kawasaki ofrece probablemente la maxitrail japonesa más completa y equipada de toda la oferta del país nipón. Sí, las hay más grandes, más ruteras o más especializadas, pero ninguna te ofrece todo eso en el mismo paquete. Su precio, 12.729 matriculada, es realmente competitivo y su estética ha mejorado ostensiblemente. Además, ahora ofrece un equipamiento más amplio y confortable, más posibilidades de carga y más opciones para adaptarla a tu forma de conducción… Y lo mejor, lo dejamos para el final; su motor es adictivo. Te cautiva desde que lo pruebas y una sonrisa se dibuja en tu cara a cada golpe de gas...

 

Un consejo; si lo tuyo son las maxitrail, no compres otra sin haber probado la Kawasaki Versys 1000. Un tesoro por descubrir que tienes a tu disposición en las tiendas de Tifón Motor de Tenerife y Gran Canaria. ¡Solicita tu prueba!

 

 

Kawasaki Versyz 650 2015, presume de polivalencia al mejor precio

Al igual que la Versys 1000, e incluso más acentuado, es el restyling sufrido por la nueva Versys 650 2015. A primera vista lo que más resalta es la nueva doble óptica delantera, en consonancia con los modelos más deportivos de la marca para generar una apariencia mucho más deportiva y dinámica. Pero el lavado de cara no se limita a la óptica, todoa la carrocería ha sufrido cambios que contribuyen a modernizar la imagen de la trail media de Kawasaki.

 

El objetivo de la “marca verde” ha sido mantener las virtudes que han contribuido a su éxito en el mercado -precio y versatilidad- pero aprovechando la actualización para mejorar algunos de los aspectos más criticados por los propios clientes. Para conseguirlo, se ha mejorado el motor, el confort y equipamiento se ha refinado, el consumo se ha optimizado y las prestaciones dinámicas, en general, se han puesto a la altura de sus directas competidoras ampliando considerablemente esa faceta “touring” que tanto gusta en la Islas Canarias.

 

Comenzando por el motor, se mantiene el bicilíndrico paralelo de 649cc, al que se ha sometido a una profunda revisión para extraerle 5 CV más, -69 CV a 8500 rpm- y 3 Nm más de par motor -de 61 Nm a 6800 rpm a 64 Nm a 7000 rpm- priorizando un mayor empuje en bajos y medios regímenes de funcionamiento, que son los que los usuarios utilizan con mayor frecuencia. También se ha conseguido una mejor eficiencia de consumo, lo que unido a los dos litros más de capacidad de su depósito -de 19 se pasa a 21 litros- permitirá recorrer unos 400km sin tener que repostar, en una clara declaración de intenciones.

 

 

La parte ciclo de la nueva Versys 650 también se ha remozado. Respecto a las suspensiones, la horquilla invertida, firmada por Showa, con barras más larga y rígidas, y con nuevos tarados de hidráulicos, ofrece un mayor aplomo del que son culpable los muelles de la horquilla delantera, que han sido endurecidos. Las opciones de ajuste también han aumentado siendo además más fáciles de regular, porque los reguladores de precarga y amortiguación se ubican en la parte superior de la horquilla, en los tubos izquierdo y derecho respectivamente. Pero las mejoras no terminan ahí, y la suspensión trasera también facilita su ajuste en precarga con un práctico regulador remoto colocado entre el asiento y el amortiguador trasero. Los neumáticos son generosos, 120/70-17 delante y 160/60-17 detrás. Y respecto a los frenos, también se han querido actualizar y adecuar sus prestaciones a los requerimientos de carga y potencia de la nueva Versys 2015. Por ello equipa delante dos discos lobulados de 300mm mordidos por pinzas Nissin de doble pistón, nuevo material de las pastillas y unas bombas de freno con los ajustes revisados para ambos trenes; y detrás monta un disco de 250 mm de diámetro. Aunque nuestra unidad no lo montaba, está disponible también con sistema antibloqueo de frenada ABS firmada por Bosch.

 

La habitabilidad y confort de la Versys 650 era una de las principales sugerencias de los usuarios, y Kawasaki ha tomado nota y ha puesto énfasis en aumentar el confort tanto del piloto como del acompañante. Para lograrlo la ergonomía se ha mejorado adelantando los reposapiés y ofreciendo una mejor protección aerodinámica con una cúpula que ahora es regulable en 60mm de altura. Además se han eliminado mediante el optimizado del motor y la inserción de “silent-blocks” en los soportes delanteros del motor, el manillar y los reposapiés. El acompañante goza de un mayor espacio y dispone de unas agarraderas de dimensiones más generosas. Y finalmente, para ganar capacidad de carga, y por lo tanto aumentar su radio de acción, se ha reforzado el subchasis trasero para incrementar en 30 kg la capacidad de carga y elevarla a un total de 210 kg. Ahora permite llevar un baúl de hasta 47 litros y dos maletas laterales que, por cierto, son de un tamaño considerable quedando muy bien integradas en la moto.

 

 

Y llegó el momento de ponernos en marcha y descubrir si el trabajo de los ingenieros de Kawasaki se traduce en mejoras reales en la Versys 2015. La posición es muy cómoda y el asiento no es tan alto ni tan ancho como el de la Versys 1000, obviamente, aunque mantiene su forma y un mullido muy bueno que promete kilómetros de placer. La protección aerodinámica es correcta. En parado se mueve bien y, en marcha, los 214 kilos pasan totalmente desapercibidos. El cuadro, sin llegar a ser espartano, es bastante sobrio y ofrece los parámetros habituales, pero echamos en falta un indicador de marcha engranada y un botón de accionamiento de los controles del cuadro en el manillar.

 

Los primeros kilómetro sirven para recordarnos las virtudes que la Versys atesora desde su nacimiento. Dócil, manejable y muy fácil de llevar por donde le marcas. Ahora la Versys es más voluminosa pero no ha perdido ni un ápice de esas cualidades, es más, el empuje a bajas vueltas la hacen más agradable de conducir incluso en ciudad y las aceleraciones también son más contundentes con un tacto de un motor siempre más lleno de par. Los 69 CV son muy válidos para el día a día y para las escapadas del fin de semana, eso sí, debes ir siempre pendiente del cambio si no quieres que a la salida de una curva te cueste más de lo esperado salir con alegría. Es un motor tranquilo que empuja sin descanso pero al que hay que llevarlo siempre “en su punto” porque no es amante de aceleraciones fulgurantes. Un motor noble, sin excesivas vibraciones a pesar de su configuración, que nos dejó buen sabor de boca y que ofrece un rendimiento acorde a su cilindrada.

 

Circulando por tramos revirados y con un asfalto en pésimo estado, es donde mejor apreciamos las mejoras de las suspensiones. La horquilla invertida lee muy bien el terreno y permite cualquier tipo de conducción, aunque si eres excesivamente exigente, encontrarás los límites, sobre todo en compresión. Algo habitual en horquillas de largo recorrido, pero que de todas formas, mantiene el tipo y los nuevos tarados hacen que las trazadas sean más precisas. También ha mejorado la trasmisión de masas al frenar y/o acelerar consiguiendo un comportamiento más neutro y una mayor eficacia a la hora de realizar cambios bruscos de dirección. En definitiva, la Versys 2015 ha mejorado y ahora se siente más robusta en términos generales. En cuanto a la frenada, el equipo de frenos mantiene el tipo y ofrece bastante confianza a la hora de detener la moto. La maneta es regulable y el tacto es bueno aunque podría tener algo más de mordiente inicial. El trasero no ofrece todo el tacto que se podría esperar pero cumple con su cometido holgadamente.

 

En definitiva, la Versys 650 2015 es una moto honrada, que cumple con lo prometido en cualquier tipo de terreno. Una moto que ha ganado mucho en vivo con unas líneas que no solo están pensadas para agradar a la vista, sino que también mejoran la aerodinámica y controlan los flujos de aire para un viaje más placentero. Una máquina económica y versátil que se adapta a todos los usos; desde el entorno urbano, al de los grandes viajes, gracias a un motor revisado, más suave y con más potencia, a una mayor ergonomía, confort y capacidad de carga, a unas suspensiones revisadas y un equipamiento que incluye una lista de accesorios bastante más amplia. Una moto que ha dado un gran salto cualitativo y que también está disponible para los usuarios con permiso A2. Concebida para disfrutar de la carretera, la nueva Versys 650 2015 está a tu disposición en las tiendas de Tifón Motor de Tenerife y Gran Canaria. ¡Solicita tu prueba!

 

Motos de prueba cedidas por Tifón Motor, Distribuidor Autorizado Kawasaki para toda Canarias

 

PVP  Versys 650 2015: 7.399 € (Versys 650 ABS 7.999 €) (El precio incluye matriculación)

PVP Versys 1000 2015: 12.729 € (El precio incluye matriculación)

 

Cascos SHARK para la prueba cedidos por Motard Class: VER DETALLES

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS - 8900 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS