Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Probamos la nueva Ducati XDiavel, ungida por una mano divina

02 de Mayo de 2016

Probamos la nueva Ducati XDiavel, ungida por una mano divina

La nueva XDiavel es una moto única. Una moto fuera de los cánones habituales. Ducati ha conseguido unir dos mundos antagónicos; la relajada postura de conducción de una cruiser con las prestaciones y manejabilidad de una auténtica máquina salida de la cadena de montaje de Borgo Panigale. Imagínate la mejor custom norteamericana con el motor de un Ferrari. Así es el modelo más irreverente de Ducati, la nueva XDiavel. ¡Si no eres un tipo valiente, mejor que no te atrevas a probarla!

 

Aunque la entrada de Ducati en el segmento de las cruiser no es nueva, ya lo hizo en 1963 con un modelo que no llegó a cuajar, la XDiavel dejó perplejos a los visitantes del pasado Salón de Milán. De hecho fue galardonada con el premio al modelo más atractivo del salón. Con ella, Ducati ha buscado introducir un nuevo segmento en el mercado, la moto cruiser deportiva. Y para lograrlo ha creado una simbiosis entre dos conceptos, hasta ahora, no extrapolables como son la filosofía custom con las prestaciones de un motor pura sangre. La primera Ducati de la generación “X”, motos con dos almas.

 

Después de que lo hiciera con la Multistrada o con la Diavel, Ducati ha estado unos cuantos años perfeccionando los modelos de su catálogo o apostando por motos más sencillas, como la Scrambler. Unos años en los que la firma transalpina había dejado de sorprendernos con su efervescencia creadora, sacando al mercado modelos cada vez más efectivos pero poco revolucionarios. Hasta la llegada de la nueva XDiavel, un concepto ambicioso y provocador que no va a dejar a nadie indiferente.

 

 

La nueva “powercruiser” ha apostado por la elegancia del color negro en todas sus variantes, según Ducati, porque la hacen más atractiva y sexy. Pero lejos de basarse en una apuesta cromática, basta echarle un vistazo a cada uno de los componentes de la XDiavel para entender el tiempo, la dedicación, y hasta la sensibilidad, que en la fábrica italiana le han dedicado, sobre todo en la XDiavel S, una moto que en sí misma es un logro escultórico.

 

Nuestra prueba la hicimos con la versión “básica” que nos cedió Ducati Canarias, el importador y distribuidor de la firma italiana en Canarias. Y para ello contamos con una colaboración de lujo; Jorge Gómez, jefe de ventas de Ducati Canarias y experimentado piloto en varias disciplinas, que nos acompañó durante parte de la prueba, ilustrándonos con algunos de los detalles de la XDiavel: “Es una moto que engancha”, decía. “Las prestaciones son asombrosas, pero lejos de intimidarte, su chasis invita a una conducción relajada a la par que fluida”, comentaba mientras repasábamos con él algunos aspectos del diseño de esta moto tan especial.

 

Del mundo cruiser, la XDiavel hereda su línea baja y alargada, el manillar ancho y retrasado, la posición adelantada de las estriberas -que puedes personalizar al igual que la posición del manillar- o el depósito con forma de lágrima. De su condición de deportiva, algo intrínseco en su ADN Ducati, destacamos el minimalista chasis multitubular con el motor como parte integral del mismo -al igual que en las nuevas Monster-, los componentes tecnológicos de vanguardia, el nuevo motor Ducati Testastretta DVT 1262, el faro delantero con Daytime Running Light y el piloto con doble fila de leds, el colín corto y afilado, y por supuesto, el atrevido diseño italiano.

 

 

Si comenzamos a analizar la XDiavel, nuestros ojos se desplazan irremediablemente a al conjunto formado por el colín, el silencioso y el asiento, con la rueda “al aire” en el lado derecho gracias a un basculante que en sí mismo es una auténtica obra de ingeniería, representando el conjunto más equilibrado y armonioso de esta musculosa Ducati. Delante destaca el faro DRL, una nueva reinterpretación del clásico faro de Ducati, perfectamente reconocible. Su depósito en forma de gota de agua es sin duda una poderosa reminiscencia del mundo Cruiser.

 

Ergonómicamente, la XDiavel es multiajustable ya que permite hasta 60 configuraciones personalizables gracias a sus 4 posiciones de los reposapiés, a los cinco asientos y a los 3 manillares. Los reposapiés permiten llevarlos en la posición adelantada, centrada o retrasada, con ajustes de +22.5/0/-22.5 mm. El manillar puede ajustarse a la posición preferida por el piloto con un accesorio que permite adelantarlo o retrasarlo 25mm. Y el asiento, se puede elevar 20mm más, o bajar 10mm, o elegirlo con acabado “confort” (más ancho y confortable) o “Premium” (de cuero y diseño exclusivo). Finalmente, y con el fin de ofrecer un mayor confort al pasajero, existe un kit que incluye un asiento confort y respaldo para el pasajero.

 

La más avanzada tecnología copa todos los apartados de gobierno de la nueva “powercruiser” de Ducati; desde el acelerador sin cable Ride-by-Wire (RbW) que supone una interfaz electrónica entre el motor y el acelerador, al selector “Riding Mode” que permite entregar la potencia ideal en función del modo seleccionado. A saber;  156 fulgurantes CV en modo Sport, 156 suaves CV en modo Touring y “sólo” 100 CV en modo Urban. Otros avaneces tecnológicos que se emplean en la XDiavel, para mayor seguridad del piloto, son el DTC, un auténtico filtro entre el puño de gas y la rueda trasera que apenas unos milisegundos, detecta y actúa contra la perdida de tracción, contribuyendo a mejorar tanto las prestaciones como la seguridad activa, con ocho niveles de interacción, y el Ducati Power Launch (DPL), un sistema que permite salidas fulgurantes con total seguridad gracias a la asistencia de la plataforma IMU de Bosch, y que dispone de 3 niveles de funcionamiento.

 

 

Para motorizar su “megacruiser”, Ducati ha confiado en el nuevo Testrastretta DVT de 1262cc, un bicilíndrico que emplea la nueva tecnología de distribución desmodrómica variable, y que supera la normativa euro 4. El aumento de cilindrada responde a la necesidad de ofrecer un poderoso par pero con una respuesta fluida a cualquier régimen, pero a la vez una respuesta contundente para una conducción directa y deportiva. Además, el motor tiene una particularidad como es la ausencia de tuberías de refrigeración a la vista, ya que la bomba ha sido recolocada entre los cilindros. 

 

El bicilíndrico de la XDiavel alcanza su par máximo de 13.1kgm a 5.000rpm. Un valor extremadamente bajo para una motocicleta de Borgo Panigale pero perfecto para el mundo Cruiser. Además, a partir de 2.100rpm, el motor ya ofrece más de 10kgm de par y mantiene siempre un aumento lineal y progresivo. El motor sigue siendo Ducati gracias a los 156cv de pura adrenalina y a lo excitante de su conducción a cualquier régimen. Además, la inversión constante en calidad así como en materiales avanzados, ha hecho posible fijar los períodos de mantenimiento en 15.000km para los cambios de aceite y filtro, y en 30.000km los reglajes de válvulas. Un aspecto que supone una muy buena noticia para el cliente.

 

Como novedad, por primera vez en la historia una moto salida de la cadena de montaje de la fábrica boloñesa utiliza una correa de transmisión. Algo habitual en el mundo cruiser, pero desconocido en una Ducati. Para garantizar su fiabilidad y seguridad, los ingenieros han desarrollado un sistema específico que soporte sobradamente toda la potencia del Testastretta DVT de 1.262cc. Las ventajas de la correa son el bajo nivel de ruido, la limpieza, el mantenimiento reducido y la respuesta inmediata al abrir el gas, como corresponde a una verdadera cruiser.

 

 

¿Conoces alguna moto cruiser que te permita 40º inclinación?

La XDiavel garantiza un ángulo máximo de inclinación de 40º gracias a unas prestaciones dinámicas inigualables, pero sólo cuando quieres ir al límite. El chasis, la suspensión, los frenos han sido diseñados para ofrecer la máxima diversión, sin comprometer ni el confort ni la facilidad de manejo, esencial al circular a velocidad relajada. Comenzando por la estructura del chasis, del que forma parte integrante un motor al que se anclan el basculantes y el subchasis trasero, es de tipo multitubular “trellis”, reconocible al instante, y fabricado en acero al cromo molibdeno. Las llantas de 14 radios rematan una abrumadora parte ciclo, que denota músculo en las medidas de sus llantas -3.5x17” delante y  8x17” detrás- que permiten albergar el descomunal neumático Pirelli trasero 240/45-17.

 

Las suspensiones de la XDiavle, totalmente ajustables, están compuestas por una horquilla invertida de 50mm anodizada en negro, que la dotan de una gran agilidad en el tren delantero. Detrás, la XDiavel equipa un monoamortiguador totalmente ajustable en extensión y precarga con depósito separado. Montado casi en horizontal, el amortiguador trabaja junto a una cinemática progresiva. Para los frenos, Ducati confía una vez más en Brembo y Bosch, una combinación poco arriesgada que garantiza una frenada segura en cualquier circunstancia y que se apoya en la plataforma IMU (Inertial Measurement Unit) de Bosch para optimizar la potencia de frenado en ambas ruedas en situaciones críticas. El sistema, implementado en los Riding Mode, ofrece unas prestaciones que se adaptan a todo tipo de estilo y condiciones.

 

Para la puesta en marcha, la XDiavel emplea una llave presencial que puedes llevar en el bolsillo. La llave se comunica con la moto en una distancia de 2 metros, y una vez la llave es reconocida, se encienden los mandos y está lista para arrancar, sólo hay que accionar el botón. Cuando te subes por primera vez a la “powercruiser” de Ducati, descubres el cuadro de con  pantalla TFT a color. El cuadro se muestra de cuatro formas diferentes. El estándar muestra la información esencial, con un diseño sobrio. Los otros tres son los ya conocidos modos Track, Full y City, y van asociados al Riding Mode, aunque puedes adaptarlos a tu gusto.

 

 

Y ahora vamos a centrarnos en las sensaciones de esta apuesta inclusiva de Ducati. En principio diremos que todo lo que se aparte de la heterodoxia en el mundo de las dos ruedas resulta atrayente, y desde luego el soplo de frescura que aporta Ducati con la XDiavel, es un punto a su favor. Muchas veces hemos visto preparaciones especiales sobre motos cruiser que, sin embargo, se quedan limitadas por un chasis que no puede absorber esas dosis extra de potencia. Pero en Ducati han escogido otro camino, han creado un conjunto equilibrado que permite conducir con la comodidad de una cruiser pero teniendo a tu disposición uno de los motores más potentes del mercado y una parte ciclo que se lo traga todo.

 

Aconsejados por nuestro “introductor” en el mundo XDiavel, comenzamos la prueba en el modo “Urban” de 100CV. A nuestra memoria vienen los recuerdos de la prueba de la Diavel… Aceleraciones fulgurantes y una fluidez dinámica incomprensiblemente lograda para una moto con las “hechuras” de la XDiavel. Una moto que no destaca por tener una postura de conducción agresiva, ni una distancia entre ejes corta, ni mucho menos, un neumático trasero que potencie la agilidad. Pero una vez más Ducati ha logrado sorprendernos con una moto que establece una nueva referencia como “powercruiser”. 

 

Y aunque nos recuerda a la Diavel, el funcionamiento del motor a bajas vuelas es más redondo, facilitando el pilotaje a baja velocidad, aunque no sea ésta la forma más agradecida por la irreverente Ducati. En “Touring”, el modo de conducción más equilibrado, logras apreciar todo el empuje del bicilíndrico y puedes sacar todo el partido a un chasis que puede ser alabado por lograr encajar ese empuje sin inmutarse, logrando catapultarte de curva a curva, sin tener que modificar tu confortable postura sobre la moto. Uno de los aspectos que nos ha gustado mucho es la eficacia del sistema de transmisión final por correa dentada; limpia, precisa y  más silenciosa que una cadena.

 

 

Frenos y suspensiones trabajan en un segundo plano permitiendo que tú te concentres en disfrutar de una conducción relajada, pero que te sorprenderá por lo eficaz que resulta. Nunca hubiera imaginado el ritmo que permite mantener una moto como la XDiavel. El moto “Sport” intensifica aún más las sensaciones, aunque a cambio es más exigente para el piloto, que tendrá que apretar los dientes y agarrarse al manillar con sus fulgurantes reacciones. Pocos placeres encontrarás como el de “meter en vereda”, tumbando de lado a lado, a golpe de gas, a una musculosa cruiser como la XDiavel.

 

La cómoda postura de conducción te invita a disfrutar de la conducción relajada, pero si piensas que va a ser duro disfrutar a buen ritmo de las retorcidas carreteras de Canarias con la XDiavel, te equivocas. No tienes que pelear con ella a la hora de hacerla entrar en las curvas. Es muy fácil acertar con la trazada correcta y aunque las dimensiones de la rueda trasera te despistan al principio, lo único que necesitas es afrontarlas con confianza ya que la XDiavel mantiene la trazada sin inmutarse y sin expulsarte hace el exterior, como hacen muchas cruiser. El neumático Pirelli desarrollado para la XDiavel contrarresta este efecto y sigue siendo una verdadera Ducati, manejable y ágil en recorridos revirados. La combinación de geometrías de chasis y el enorme empuje del motor hacen de ella una moto única. Una moto excepcional que parece “ungida por una mano divina”.

 

La zona buena del bicilíndrico la encontramos entre 3.000 y 8.000 rpm. La mejor zona para disfrutar del empuje de su motor y del sonido de su escape. La respuesta, cuando abres gas con decisión a muy bajas vueltas, ha mejorado respecto a la Diavel, sin embargo es sobre las 3.500 rpm cuando empieza a empujar con fuerza, y si no quieres que la trasmisión se queje con amargura, asegúrate de mantener el motor por encima de ese régimen para salir sin titubeos de cualquier curva. Y es que, bajo nuestro humilde punto de vista, Ducati ha restado prestaciones y tacto a su XDiavel al dotarla de un desarrollo demasiado largo. Con un desarrollo algo más corto, aceleraría mejor y el piloto podría explotar mejor los recursos que el Testrastretta DVT ofrece.

 

 

Esta es, seguramente, la única crítica que podemos hacer de una moto que se erige en referencia de una nueva categoría. Una cruiser sexy, cómoda y tecnológicamente muy avanzada, que siempre responderá con suficiencia a las demandas del piloto. Ducati ha creado, un vez más, una moto que abre un nuevo camino, el de las “powercruiser” que aúnan las virtudes de mundo cruiser con las prestaciones de las deportivas italianas.

 

¡Solicita ya tu prueba de conducción en Ducati Canarias! Descubre por ti mismo la sensación de conducir relajadamente a los mandos de una moto con postura de cruiser y la manejabilidad y prestaciones de una auténtica deportiva Ducati

 

Unidad de prueba cedida por Ducati Canarias, distribuidor de Ducati para toda Canarias

 

Precio Ducati XDiavel.-  19.885 € (Tarifa mayo de 2016 en Ducati Canarias)

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Kawasaki z 1000 - 3650 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS