Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Pepe del Pino en el Disneyland de los motoristas

02 de Julio de 2014

Pepe del Pino en el Disneyland de los motoristas

“La Isa de Man es para los motoristas, lo que Disneyland es para los niños” Pepe del Pino.

 

Con este axioma comenzaba la conversación que mantuvimos con Pepe del Pino tras su regreso a la isla después de estar viajando durante un mes por las carreteras de media Europa. Pepe es ya todo un veterano de los viajes por el viejo continente, llevado siempre por sus dos pasiones, la moto, que le llevó hace unos años hasta el mítico “Cabo Norte”, y los rallys, una afición que le ha obligado a trasladarse hasta lugares tan exóticos para un canario como es el “Rally de los 1000 Lagos” en Finlandia.

 

“El viaje realmente comenzó el pasado 22 de mayo cuando embarqué la moto rumbo a Huelva, pero realmente el viaje lo vives desde que comienzas a organizarlo, a buscar los pasajes y a pensar en el recorrido más idóneo”, nos contaba con una sonrisa que delataba su satisfacción con esta nueva escapada a Europa.

 

“Nada más llegar a la península puse rumbo a Santander para embarcar hacia Gran Bretaña. Tuve que hacer dos noches, una de ellas en Mérida y la otra, ya tranquilo, en Cantabria. Un recorrido tranquilo, por la Ruta de La Palta. Junto al Palacio de la Magdalena, aproveché para hacer turismo y embriagarme de un paisaje tan diferente al de nuestras costas canarias. En el barco hasta Huelva, los moteros que viajábamos, no paramos de hablar de experiencias, viajes, destinos soñados, ilusiones y proyectos. Muchos conocidos, y otros no tanto que sin embargo, sucumben al acercamiento que consigue el compartir una misma pasión”, continuaba relatándonos.

 

 

“En Santander, tocaba embarcar de nuevo la moto, esta vez rumbo a Inglaterra, concretamente hasta el puerto de Portsmouth. El el trayecto conocí a un chico de Madrid, que trabajaba hace años en Londres y que viajaba con su moto. Acepté su ofrecimiento de quedarme a dormir una noche en su casa la gran city y aprovechar de esta manera su asesoramiento a la hora de viajar por Inglaterra y su hospitalidad. Gran Bretaña nos recibió con su habitual clima grisáceo y un una pertinente lluvia que no nos abandonó en todo el trayecto hasta la capital, ni mi viaje, ya en solitario, al día siguiente. Un trayecto complicado, sobre todo por los camiones que iban a todo trapo por las autopistas. ¡Será que allí no hay controles de velocidad! Desde Londres, viajé hasta el puerto de Heysham en Lancaster, pasando por Birmingham primero, y Liverpool después. Tocaba embarcar, por tercera vez, la moto y, de madrugada, salía el barco con rumbo, por fin, a mi destino en Douglas, capital de la Isla de Man”, seguía.

 

“Según lo previsto, llegué en el momento justo de disfrutar de los días de entrenamientos y de las carreras. El alojamiento lo tenía solucionado desde mi anterior viaje a la isla y esta año con la moto, por fin pude disfrutar de todos los rincones de esta mítica isla que es un estado independiente dentro de Gran Bretaña. Lo primero que hice fue acercarme al “Grand Stand” para hacerme una foto con mi moto y la bandera canaria y a partir de ahí, disfrutar del gran número de actividades paralelas que como, por ejemplo, las pruebas de aceleración, completan los atractivos de esta fiesta de las dos ruedas, y de todos los amigos que fui haciendo en el camino; desde unos chicos italianos de Bolognia que trabajan en Toshiba hasta un gran número de compañeros que desde todos los rincones de España acuden a la isla a vivir las carreras”, nos decía en tono más melancólico.

 

Imágenes de las pruebas de aceleración en la Isla de Man 2014

 

“Disfruté durante mis días en la Isla de Man de los días de carreras y los días de descanso, que se alternan. Recorrí la zona de la montaña del icónico circuito. Una experiencia inolvidable. Allí va todo el mundo como tiros. Te pasan, ¡por la derecha! Arrancándote las pegatinas con motos, casi todas, deportivas. Jóvenes y mayores, porque hay muchos veteranos de toda Europa en la Isla”, decía mientras nos pasaba fotos de la tarjeta de su cámara.

 

“En una de las jornadas de descanso, nos reunimos unos cuantos españoles en el Grand Stand para homenajear los 100 años desde que el primer español corriera en el mítico circuito, y después a la "Milla 13" donde murió Santiago Herreros. Correr en este circuito es un riesgo, eso está claro. Pero para un nutrido número de pilotos es como una adicción que sólo pueden mitigar trazando las curvas del recorrido a más de 100 millas por hora a escasos centímetros de bordillos, farolas y buzones de correos. ¡Y los altos! Son espectaculares. Algunos aterrizan bien, otros con la panza de la quilla pintando el asfalto, y otros apretando los dientes para controlar los alocados movimientos del manillar al caer al suelo. No te lo puedes imaginar si no estás allí, en cualquier cuneta disfrutando de un espectáculo único en el mundo”, decía mientras nos mostraba algunas fotos que lo probaban.

 

Desde una cuneta, las carreras de motos de la Isla de Man 2014

 

“Terminadas las carreras tocaba cruzar de nuevo hasta Inglaterra para desandar el camino. Eso sí, esta vez más tranquilo, con más tiempo y con planes para visitar tanto el Circuito de Silverstone como las instalaciones de Prodrive, el famoso preparador de coches de competición”. 

 

“Primero tocaba la vistita al mítico trazado de Silverstone, en cuya pista despliegan cada año toda la potencia de sus motores tanto los coches de la fórmula 1 conmo las motos del WorldSBK. Una experiencia única que pude vivir gracias a un piloto que estaba allí entrenando porque el vigilante de la puerta, con cara de pocos “friends” me invitó a largarme diciéndome que allí no se podía entrar. Pero lo hice, paseé por la pista, conocí cada uno de los rincones del trazado e incluso subí al podio”, fanfarroneaba orgulloso el amigo Pepe.

 

 

“Lo de Prodrive fue más sencillo porque había concertado previamente una cita. Una factoría espectacular en la que montan coches de la mayoría de las especialidades de competición partiendo desde un chasis limpio y de un blanco impoluto. La visita es muy recomendable porque puedes ver parte de la historia de la competición de rallys, fórmula 1, barquetas, y todo tipo de monoplazas y sport turismo. Para los que nos gustan los rallys, en Prodive encontramos parte de esa magia que hace que los coches vuelen por los tramos más famosos del mundo”, sentenciaba Pepe del Pino.

 

 

El resto del viaje, aún le quedaba mucho recorrido y tiempo para regresar a Gran Canaria, lo invirtió el aventurero de la Honda CB900 en recorrer lugares desconocidos para él y para pasar buenos ratos con los amigos conocidos durante el viaje. De esta manera, tras atracar de nuevo en Santander, le esperaba la sorprendente y cosmopolita ciudad de Bilbao, las intrincadas carreteras de los Picos de Europa, la enigmática Torre de Hércules en La Coruña o la mística visita a la catedral de Santiago de Compostela.

 

Tocaba poner rumbo al sur y desembocar en medio de la plaza mayor de Salamanca, un escenario de cuento. Unos 200 kilómetros más al sur, la acogedora población de Hervás, ya en Cáceres, suponía una nueva parada para detenerse en su museo de la moto y el coche clásico, una colección de joyas producto de la restauración, las horas de trabajo y el sueño de una sola persona. Una cita obligada para los motoristas que recorren la Ruta de La Plata.

 

Tras otra parada en Almendralejo y recorrer en moto la bella serranía de Huelva, con visita a Jabugo, por supuesto, el sábado, en Huelva, tocaba embarcar en el último barco del viaje. El de regreso a Canarias. Un trayecto lleno de melancolía por los momentos vividos que nada tenían que ver con el despertar del lunes, ya en Gran Canaria, cuando llegó el madrugón para comenzar con la rutina del trabajo desde primera hora.

 

“Han sido momentos inolvidables. Placeres irrepetibles como rodar con tu moto por la mítica montaña de la Isla de Man. Amigos de aventuras. Recorrer solos, tu moto y tú, caminos inexplorados. Sensaciones inexplicables durante unos 5.000 kilómetros. Y sobre todo, satisfacción personal que te lleva a decir: Ha valido la pena. Todo ha salido según lo programado y no he tenido ni un problema. Ya está hecho y ahora toca descansar”, finalizaba la entrevista Pepe del Pino, un buen amigo de los que hacemos Canariasenmoto.com

 

Canariasenmoto: -¿Cuándo y a qué destino te llevará tu próximo viaje?

Pepe del Pino: -Ni idea, pero eso queda muy lejos. Tendrá que pasar mucho tiempo hasta que me meta en otra aventura como esta. Ahora toca recuperar y ahorrar. Por ahora no, Pasarán años, eso seguro.

Canariasenmoto: - Pues teníamos pensado organizar una ruta en 2015 por los Pirineos…

Pepe del Pino: - ¿Cuándo nos vamos…?

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Honda X-ADV - 9990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS