Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Los pilotos del Honda Canarias convertidos en navegantes del desierto

02 de Febrero de 2019

Los pilotos del Honda Canarias convertidos en navegantes del desierto

La pasión por descubrir. La atracción por anticiparse a las sutilezas de un terreno desconocido. La capacidad para sobreponerse a los cambios climatológicos de las vastas planicies africanas. Analizar cada uno de los componentes de ese cóctel de piedras, senderos, fesh-fesh y dunas para lograr leer de manera correcta las formas de un terreno que había que conquistar cada día con los tacos de la Honda CRF450RX. Cada detalle fue decisivo para escoger la trayectoria correcta. Para seguir el rumbo previsto demostrando su capacidad como navegantes del desierto. Doctorarse haciendo malabarismos sobre dos ruedas y completando, de forma más que satisfactoria, una experiencia llena de emoción, pasión y aventura.

 

Los pilotos del equipo Honda Canarias, David Rodríguez y Dailos Sanz, han terminado su primera participación en el Intercontinental Rally en las meritorias cuarta y quinta posición de su categoría, a un sólo paso de haber subido al podio en una prueba en la que subyace el espíritu del mítico Dakar, una aventura a través de paisajes tan increíbles como el mar de dunas del Sáhara, los caminos rocosos que circundan el Atlas y la interminable y pedregosa sabana marroquí.

 

La 9ª edición del Intercontinental Rally, que ha recorrido en seis etapas los 3.000 kilómetros de distancia que separan Almería y Dahkla, ha sido una de las más duras que se han disputado nunca, según los organizadores. Los competidores se encontraron con temperaturas bajo cero en las primeras jornadas, que contrastaban con el sofocante calor en las impresionantes dunas de los desiertos del país, donde un fallo de navegación o pilotaje podía ser fatal.

 

El Intercontinental Rally es la perfecta demostración del trabajo en equipo. En el Honda Canarias, todos los componentes; pilotos, asistencias, mecánicos y hasta las motos funcionaron de una forma coordinada para conseguir los mejores resultados. Una filosofía implícita en el ADN de Honda Canarias que ha sido la clave para estar en la lucha por los puestos de cabeza en cada etapa y conseguir meterse en el Top5 final en la categoría Lite.

 

 

Para conocer más detalles del desafío superado por el equipo Honda Canarias quisimos hablar con los pilotos y con los miembros de la asistencia tras su regreso a Canarias, donde comienzan a recuperarse de los miles de kilómetros entre piedras, dunas y arena…

 

El Intercontinental Rally ha sido un gran desafío ¿Cómo se encuentran físicamente tras la prueba? 

Mejor de lo que esperábamos. Físicamente fue una prueba muy exigente, pero la peor parte en nuestro caso fue combatir el frío en las mañanas, en los tramos de enlaces, y el contraste con el calor en las especiales cronometradas, además de las pocas horas de sueño.

 

El positivo resultado es un extraordinario mérito y un orgullo para Honda Canarias porque no todo el mundo puede presumir de terminar en su primera participación, ¿no es así? 

Sí. No todos podemos presumir de haber acabado una prueba de este calibre o dureza.  Como dato, en la salida del último día, quedaba patente que más de un 25% de los participantes se habían quedado por el camino.

 

Tras haber superado el reto, ¿pueden confirmar que la preparación física y mental era la adecuada? 

La preparación física y mental fue la adecuada para terminar y llegar en la posición que llegamos. Para poder estar más arriba en la clasificación final, si se necesitaría mayor preparación física y más entrenamientos en moto, ya que se rueda en unas medias de velocidad muy altas. Llevar un ritmo de carrera durante 400 km con medias de 80 km/h hay que estar muy fuerte y muy, muy concentrado.

 

Las CRF450RX se han portado de maravilla pero ¿ha habido algún aspecto a corregir o mejorar? 

Mejoraríamos algunos detalles de ajustes o reglajes, aunque más por sensaciones o gusto de cada piloto. Por ejemplo para poder ir más rápido y mejor en las dunas, sería necesario trabajar en la suspensión trasera. Partíamos con una con una puesta punto de Enduro. Los test previos realizados en Fuerteventura nos sirvieron para llevar una configuración  buena, pero al llegar a África te das cuenta que el terreno es totalmente diferente a lo que tenemos en Canarias y el ritmo de cada etapa mucho más rápido. 

 

¡Terminar los dos en el Top5! Un resultado muy positivo, ¿tuvieron el podio al alcance en algún momento? 

Las dos primeras etapas perdíamos algo de tiempo ya que la fiebre y malestar hizo acto de presencia nada más comenzar, haciéndonos bajar bastante el ritmo. También perdimos bastante tiempo ayudando a un compañero que se quedaba enterrado en el barro, pero consideramos que esto también es la esencia del Dakar. Sin estos contratiempos tal vez pudiéramos estar ahí en los puestos de cabeza, ya que a partir del tercer día íbamos progresando rápidamente, haciendo un rally de menos a más.

 

Como en toda prueba habrá habido momentos críticos en los que la ayuda de los dos pilotos habrá sido crucial, ¿ha habido muchos momentos de esos? 

Sí. Durante todo el rally nos hemos ido ayudando mutuamente y tirando uno del otro cuando era necesario. Afortunadamente no tuvimos ningún percance grave, la ayuda mutua fue más mental; de apoyo, aliento y sabiendo que, en caso de alguna avería, el otro compañero estaba ahí. Esta táctica nos permitía salir más tranquilos cada mañana.

 

 

El IR es una carrera de estrategia, ¿cuál ha sido vuestro estilo, más ofensivo o más a la expectativa? 

La estrategia era salir, conocer el terreno, ver como estábamos los primeros días y llegar a meta.  A mitad del rally, cuando vimos los resultados, decidimos apretar más pero siempre dentro de nuestro margen, sin tomar riesgos innecesarios. Hemos de destacar que nadie va de paseo. Todos los pilotos van a un ritmo realmente elevado y poco que te descuidas te roban mucho tiempo.

 

En la cuarta etapa se pararon para ayudar a un piloto atascado en el barro, ¿es ese el auténtico espíritu deportivo del Intercontinental Rally? 

Efectivamente, mientras rodábamos por lo que parecía ser un río seco, observábamos un casco y una moto totalmente hundida en el barro.  Decidimos parar para ayudarlo, sin pensar en la carrera o clasificación, amparándonos en el espíritu “dakariano” y deportivo. Verte en mitad de la nada, con la impotencia de no poder seguir. Con el justiciero sol del mediodía cayendo a plomo, sin sombra, con poca comida o agua, es muy duro. Si estuviéramos en una situación similar nos hubiera gustado recibir ayuda también.

 

¿Cuál fue el momento más duro de la carrera? 

En el caso de Dailos, la primera etapa, a la que salió con fiebre, ya que en el enlace Almería a Mahirija hacía mucho frío. Luego el malestar y resfriado le llegaba a David al llegar a Smara. Cada etapa era más dura o exigente físicamente que la anterior pero es increíble descubrir como el cuerpo entra en modo carrera y se va adaptando y cada día vas rodando más rápido y devorando los kilómetros como si nada.

 

En el IR cada uno va a su ritmo, ya sea de Ironman o de Maratón, pero guiarse en el siglo XXI por un rollo de papel tiene algo de romanticismo, ¿Apostarán por un roadbook digital para la próxima edición? 

Sí, sería ideal que la prueba fuera con un roadbook digital. Ves como equipos que ya han participado varias veces, al final hacen sus propios track y esto hace que se pierda la esencia y el principal atractivo del rally que es la navegación.

 

Las asistencias han superado el reto de estar siempre arropando a sus pilotos y buena parte del éxito final se debe a su trabajo. ¿Se encontraron con dificultades inesperadas para asistir a motos y pilotos? 

Afortunadamente no. Los compañeros pudieron hacer su trabajo según lo planeado. En Smara si fue más difícil ya que la asistencia la hacíamos en plena avenida y las autoridades locales no nos lo ponen muy fácil. Nadie se imagina el trabajo y papel de estas personas en el rally, si nosotros hacíamos 500 km para ir de un lugar a otro, ellos hacían 800 km, llegando en alguna ocasión a no disponer de tiempo material para poder almorzar o cenar. No sólo reparaban las motos, montaban y desmontaban las zonas de trabajo, además de trasladar todo el material y el equipo.

 

El Intercontinental Rally crece año tras año. ¿Cómo pueden valorar el trabajo de los responsables de la prueba? 

El Intercontinental Rally se lleva realizando desde 2011 de forma ininterrumpida, y la organización lo tiene todo bien controlado o atado. La logística, la ruta, los abstecimientos, etc. Es un rally amateur y a eso nos adaptamos pero sí que es verdad que nos hubiera gustado mayor soporte en las asistencias como helicópteros, en caso de accidente. Como prueba amateur no se le puede exigir más, cumple con las expectativas.

 

La faceta solidaria es uno de los compromisos del Canary Team Raid. ¿Cómo lo habéis vivido? ¿Ha sido uno de los momentos más emotivos de la prueba? 

La verdad que el Rally nos ha llevado por lugares donde hemos descubierto el Marruecos de verdad, no el  turístico. Zonas en las que la pobreza y necesidad eran evidentes. Regalar unas simple galletas o chocolate, cuando parábamos a descansar, suponía un acontecimiento entre algunos lugareños,  imaginaros lo emotivo de  entregar la ayuda y material escolar que el Canary Team Raid llevó desde Canarias para la Asociación de Discapacitados, el mini “San Juan de Dios“ de Dakhla.

 

 

Esta ha sido la primera participación del Honda Canarias en el Intercontinental Rally. ¿El proyecto de Honda Canarias tendrá continuidad más allá de esta edición? 

El proyecto inicial de Honda Canarias era adquirir experiencia en terreno africano. Volvemos contentos con la prueba y de los resultados, pero queremos dar el salto a la navegación con roadbook. Tenemos miras a otras pruebas similares en África como pudiera ser un Africa Eco Race, Merzouga Rally, o pruebas en península como la Baja España Aragon o Hispania Rally. 

 

¿Qué os espera hasta la siguiente edición? ¿Regional de Enduro o alguna otra prueba?

Haremos algunas pruebas del campeonato de Enduro, y la Ruta Mototrans para mantener la forma y seguir entrenando y ya en el 2020 dar el salto a alguna de las pruebas con licencia  FIM mencionadas anteriormente 

 

Seguro que el éxito en esta prueba merece agradecimientos a muchas personas… ¿De quiénes no quieren olvidarse? 

Por supuesto, en primer lugar, a nuestras familias, por ese apoyo, no solo durante el tiempo que ha durado la prueba sino también en las horas de ausencias en los entrenamientos previos. A Honda Canarias como empresa de Domingo Alonso Group por su apoyo incondicional. A todos y cada uno de los compañeros de Honda Canarias que de una forma u otra han colaborado con nosotros. Al Canary Team raid por llevarnos bajo su paraguas y al resto de compañeros y pilotos Canarios. 

 

Desde Canariasenmoto queremos manifestar nuestra admiración y respeto por todos los miembros del equipo de Honda Canarias quienes han demostrado que, quien tiene voluntad, tiene la fuerza para conseguir superar los retos que se proponga. El Intercontinental Rally es una prueba en la que se sufre mucho pero ellos han sabido sobreponerse a cada dificultad gracias a un férreo empeño y a una enorme fortaleza psicológica. Y es que ya sabemos que el inconformismo no es una de las cualidades de Honda Canarias… ¡Sigan así!

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Kawasaki Z 1000 SX - 11500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS