Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Los caprichosos alisios y el invernal verano. Un relato de Feli Santana

30 de Julio de 2019

Los caprichosos alisios y el invernal verano. Un relato de Feli Santana

Del invierno al verano en una ruta en moto por la isla de Gran Canaria

 

Hacía años que no disfrutaba del fenómeno climático isleño.  San alisio bendito. Patrón que refresca el rostro del verano en el archipiélago. El otro día vi una fotografía de satélite sobre Gran Canaria y era un espectáculo el capricho. Como un gigantesco "Croasseur" abrazando a la isla por el norte, agarrado a las cumbres y situado por debajo de los 1700 metros. Increíble y maravilloso.

 

Hoy, en estos días de vacaciones, decidí dar un paseo en moto, a ver el reino y la dimensión de la esponja que acaricia el norte.  Señalar que esa masa gaseosa de nubes acolchadas cruza perpendicular hacia el sur, por encima de San Mateo, la Cuenca de Valsequillo y  muere y  se difumina en el paso a las llanuras abiertas del aeropuerto hacia abajo. 

 

Hasta hace unos años el frente no avanzaba tanto. Pero amanecer con lluvia y niebla es un anacronismo manifiesto de un carácter extraordinario. Después de realizar algunas gestiones matutinas en Telde y Las Palmas, sobre las 11.30 horas enfilo la costa de Bañaderos y en breve y opaco, estoy entrando en la ciudad de los caballeros de Gáldar. Apreciando que se pierde la visión hacia las cumbres a la altura aproximada de 400 metros. Un placer rodar entre semana por las comarcas norteñas.

 

Con la perspectiva que me da la visión y la corona de nubes que se queda atrapada y se pierde a mitad del gigante Faneque. Enfilo a la cumbre, por Hoya Pineda y Bellavista, donde empieza a destilar las nubes.  Tegueste, Saucillo, Llano el Poleo. Ahí entramos directamente  en la niebla y lluvia más persistente. Modo agua y puntos de referencia en las líneas continuas que separa las vallas de la calzada. Caideros, Piedra Molino y Fagagesto. La intensidad y la niebla, me impiden ir más rápido. 

 

Cruzamos el pinar de Fuente Bruma y entramos en Barranco Hondo. Pinar enchumbado y mi equipo que empieza a calar algunas zonas. Es verdad que no venía preparado para el invierno, que aún teniendo el chubasquero en el baúl, renuncié a ponerlo. Y es que subiendo Juncalillo hasta los Garajes, ya deseaba que llegara el verano. Esto es increíble parecía el árbol del Garoé, destilando agua por todas partes y la bendita lluvia lateral se negaba a dejar pasar al sol. Empiezo a bajar Artenara con ganas de encontrar el secador y aún tuve que esperar cruzar la degollada de Artenara, Donde el foco luminoso invadía la cuenca y las montañas sagradas de Gran Canaria.

 

 

Bendita mi tierra Guanche. Cambio a modo sport y enrosco la bestia naranja a sacudirse el agua y a sacarnos en el divertido tobogán de los riscos de Chapín. Objetivo, uno de los pueblos más bonitos de España. Tejeda luminosa luce su belleza erguida sobre lomitos y barrancos. Esta tal, su majestuosidad que hay que detenerse en su plaza, caminar por sus calles y descubrir su encanto rural y entrañable. Arriba, en el parador y las degolladas, el edredón del alisio asoma sus lenguas acolchadas de lluvia y frescor.

 

Ahora corro a la cumbre y giro en el parador hacia el pico las Nieves, otra vez descubro la impresionante linde de las dos caras del verano, cruce de los Pechos y descendemos por los Marteles y Cazadores, a la izquierda el alisio atrapado a la derecha el agosto luminoso. Pasando las Breñas y entrando en Lomo Magullo. Vuelven las sombras del barrido de las nubes en su desaparición  hacia el Sur de la isla. Yo giro a los Arenales y sigo divirtiendo por  la suerte de vivir en el paraíso: El Tundidor, el barranco Peniche, las Cuevas de Cuba, las Capotas, las Hoyas de la Coja, la orilla las Vegas, Las Hortencillas, El Colmenar..

 

Cuántos rincones del alma, topónimos que pasarán delante nuestros ojos sin ser reconocidos. Y es que Canarias esconde y guarda más que lo que conoceremos nunca. Y en cuanto al alisio, es simplemente un fenómeno espectacular que merece la pena rodarlo en mojado.

 

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS Ride - 17500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS