Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Los afortunA2 probadores alaban la I Yamaha Rider Experience

22 de Julio de 2019

Los afortunA2 probadores alaban la I Yamaha Rider Experience

El pasado sábado 29 de junio organizamos con Yamaha Flick Moto y 11 afortunados lectores de Canariasenmoto, la primera edición de la Yamaha Rider Experience, una jornada en la que varios usuarios de motos pudieron vivir en carne propia la experiencia de ser probadores de los nuevos modelos de la firma de los diapasones, acompañados por el equipo de Canariasenmoto.

 

El éxito de la iniciativa estuvo marcado desde su puesta en marcha por las 150 solicitudes que tuvimos en tan sólo 48 horas de anunciarlo en nuestra web y redes sociales. Con tal número de solicitudes y “sólo” 11 motos disponibles para la experiencia, lo complicado fue elegir a los afortunados “probadores”. Una elección que, además contó con la dificultad añadida para el equipo de Yamaha Flick Moto, de tener que hacerla “a ciegas” ya que el concesionario tenía todos los datos de los solicitantes, excepto los relativos a nombre, sexo y contacto.

 

Dentro de las opciones que Yamaha Flick Moto puso a disposición del “probadores”, las motos aptas para el A2 (algunas limitadas y otras no) era el grupo más numeroso. Las maxiscooter TMAX530 y la XMAX300 fueron las “ruedas pequeñas” que acompañaron en esta jornada de pruebas a la XV950R, XSR700 y MT-07 35Kw. Cinco modelos y cinco probadores que nos ofrecieron sus opiniones, turnándose sobre ellas en los distintos tramos del variado recorrido por la isla de Gran Canaria.

 

Siguiendo una elemental cortesía, comenzaremos con Guayarmina Pérez, una amzona de la generación X que no se pierde ninguna cita motera y le hace a su VanVan200 casi 20.000 km al año. A Guayarmina le encantan todas la motos, sentir el viento en la cara, bailar en las curvas y subir un poco la adrenalina en las rectas y como no, conocer toda la gente a la gente que ama las motos. José Antonio Arbelo, de 53 años, pilota habitualmente una ZX6R del 2007. Arbelo viene de una familia de tradición motera y suele recorrer al año en torno a 3.000 km sobre dos ruedas. A José Luis Hernández (27 años) le gusta coger la moto para desconectar recorriendo los rincones de la isla. Con su NC750X suele hacer 7.000 km al año.

 

Francisco Castro es otro de los miembros de la generación “Baby Boommer” que participó de la experiencia brindada por Canariasenmoto y Yamaha Flick Moto. Castro, además de un defensor de la moto como alternativa ecológica, es un amante de la conducción responsable y valora mucho las relaciones entre personas que comparten afición. Su moto actual es una R1200RT a la que le mete entre cilindro y cilindro, cerca de 8.000 kilómetros al año. Gerardo Morán, de 53 años, es propietario de una CB500X. Morán es motero desde niño y apasionado de los motores desde que tiene uso de razón. Para seguir haciendo casi 10.000 km al año sobre dos ruedas, quería probar los modelos más clásicos de la gama Yamaha 2019.

 

 

Desde que se subieron a sus respectivas monturas, siguiendo los consejos y sugerencias del equipo de Yamaha Flick Motos (Oliver Padrón, Gerente, y Javier Oramas, Jefe de Ventas), los “probadores” comenzaron a sacar conclusiones siguiendo la estela marcada por el equipo de Canariasenmoto, en un recorrido combinado de todo tipo de carreteras. Comenzando de menor a mayor cilindrada, Francisco Castro nos habló de la comodidad, fiabilidad y potencia de la Yamaha XMAX 300: “Me ha encantado la respuesta en la frenada, además de las cualidades dinámicas de un modelo que tiene un motor que sorprende por su potencia. Sorprende en conducción sport, una cualidad que complementa sus posibilidades para el día a día”, decía Francisco, que sin embargo echó en falta un poco más de espacio bajo el asiento.

 

 

La TMAX 530 fue el modelo A2 más demandado de la experiencia. La probaron tres usuarios que coincidieron en señalar que su condición de referente del segmento es un calificativo justo y merecido. A José Antonio Arbelo le sorprendió “para tratarse de una scooter” su estabilidad y potencia. “La manejabilidad es impresionante. Realmente es una moto grande camuflada de scooter”. Arbelo señaló como único aspecto negativo, la anchura del asiento en la zona de las piernas “que te impide llegar cómodamente al suelo”. Francisco Castro destacó la comodidad, la potencia y la respuesta en las frenadas. “Potencia, la adecuada para responder a cualquier posible eventualidad en la conducción. Divertida en su modo sport. Una maxiscooter  que puede ser la única moto que te permite compaginar el día a día con el disfrute del fin de semana. Sólo echaría en falta algo más de espacio bajo el asiento”, concluía Castro. Para José Luis Hernández era su “primera vez” con una moto automática: “Tanto el cambio de postura como la ausencia de cambio de marchas fue un shock al principio. Después de cogerla un rato e ir con más confianza comienzas a valorar la cómoda posición y su adecuación para desplazamientos en ciudad. Además el escape Akrapovic que llevaba instalado le daba un toque deportivo para ser una moto perfecta. Es mi primera experiencia con un vehículo con llave electrónica y es un añadido perfecto, sobre todo para los que los molestan la llave golpee la moto. Eso sí, el ángulo de giro del acelerador me parece excesivo y llega a cansar la muñeca”, aseguraba Hernández.

 

 

Guayarmina Pérez estaba encantada con los toques racing de una moto que ha sabido conectar con los amantes de las naked sport. “Ofrece sensaciones deportivas en todos los aspectos”, afirmaba Pérez. “Desde el manillar al tanque, sin olvidarnos de la estética. El embrague suave y el cambio rápido son una delicia. La posición del manillar es perfecta al igual que la posición del display, visible a pesar de la luz del sol y fácil de interpretar”, enfatizaba Guayarmina que, sin embargo, se queja de la altura del asiento y la falta de adecuación de algún botón, como el de la pita, a la fisonomía de las mujeres, de media más bajitas y con manos más pequeñas. José Luis Hernández fue el otro probador de la MT-07 35Kw y le pareció versátil y deportiva: “Me ha encantado el detalle de que el sistema  de frenado frontal sea de doble disco”. La postura típica de una naked es posiblemente lo que menos le gustó a un usuario que viene del mundo trail.

 

 

Gerardo Morán Brito quedó impresionado con la Yamaha XSR700. “Me ha gustado todo; su motor, su diseño, su respuesta. Una moto práctica para ciudad y carretera, muy divertida, fácil de llevar, cómoda de conducir. Francamente, la moto ideal para cualquier tipo de conductor que de verdad quiera disfrutar de una buena moto”, rubricaba Gerardo, que ya se ve en la XSR700, aunque si quiere ir con acompañante “le vendría bien un sillón más generoso”. La comodidad fue la cualidad más destacada por Guayarmina Pérez: “ES dócil y suave. El sillón, al igual que el manillar, es muy cómodo. El display es sencillo y legible, incluso a pleno sol. La estética me encanta y línea retro, con ese faro redondo, las gomas y los embellecedores metálicos alrededor del escape. La luz trasera de LED me parece un acierto estético”, señalaba la probadora, quien destacó su buena aceleración y respuesta en la frenada. Al igual que en la MT-07 echa en falta mayor sensibilidad de los fabricantes con las mujeres.

 

 

Finalizamos el repaso a las A2 de Flick Moto con la Yamaha XV950R que probó Gerardo Morán Brito. Le encantó la respuesta del motor y su empuje a punta de gas. Rodar disfrutando del empuje de cada pistonada, a ritmo tranquilo. El peso, la limitada maniobrabilidad y la ubicación de las estriberas fueron los aspectos más criticados en una moto que sin embargo destaca por esa chispa de carácter que te hace sentir el empuje de su bicilíndrico. Una moto que transmite confianza desde el primer momento que te subes a ella. La XV950R es una moto custom compacta y elegante y menos radical que la mayoría de sus competidoras. El empleo de componentes en acero en bruto acentúa el carácter del modelo que busca atraer a un cliente joven identificado con motos sencillas, transgresoras y de gran personalidad, sin renunciar por ello a un funcionamiento impecable y una fiabilidad a toda prueba.

 

 

Tras una jornada en la que además de probar cinco de las muchas opciones que Yamaha Flick Moto tiene disponibles para los usuarios del carnet A2, en la que además pudieron lucirse en las tres sesiones de fotos que nuestro equipo de reporteros les tenía preparados, los protagonistas confesaron haber disfrutado de una experiencia inolvidable gracias a Canariasenmoto y Yamaha Flick Moto: “La mejor manera de conocer una moto de verdad”, “Una prueba necesaria antes de tomar la decisión de comprar una moto”, “La prueba del algodón para una marca que confía en sus productos” o “Una experiencia inmejorable”, pero también pidieron que para la próxima hubiera más unidades limitadas para el carnet A2. Sobre la iniciativa de Canariasenmoto y nuestra labor a la hora de acercar las nuestras sensaciones sobre cada modelo a los lectores, han visto de cerca nuestro trabajo y han sabido valorar el esfuerzo en tiempo y recursos. “Una experiencia para repetir”, era el comentario más repetido, justo antes de despedirnos y de agradecerles su colaboración, tanto a ellos como a Yamaha Flick Moto.

Empresas Relacionadas

Galería de fotos57 fotos

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN SYM Cruysym - 3990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS