Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Las 125 de la Yamaha Rider Experience superaron las expectativas

10 de Julio de 2019

Las 125 de la Yamaha Rider Experience superaron las expectativas

El pasado sábado 29 de junio organizamos con Yamaha Flick Moto y 11 afortunados lectores de Canariasenmoto, la primera edición de la Yamaha Rider Experience, una jornada en la que varios usuarios de motos pudieron vivir en carne propia la experiencia de ser probadores de los nuevos modelos de la firma de los diapasones, acompañados por el equipo de Canariasenmoto.

 

El éxito de la iniciativa estuvo marcado desde su puesta en marcha por las 150 solicitudes que tuvimos en tan sólo 48 horas de anunciarlo en nuestra web y redes sociales. Con tal número de solicitudes y “sólo” 11 motos disponibles para la experiencia, lo complicado fue elegir a los afortunados “probadores”. Una elección que, además contó con la dificultad añadida para el equipo de Yamaha Flick Moto, de tener que hacerla “a ciegas” ya que el concesionario tenía todos los datos de los solicitantes, excepto los relativos a nombre, sexo y contacto.

 

Dentro de la gama de novedades de la firma de los tres diapasones, Yamaha Flick Moto puso a disposición de los “probadores por un día” tres modelos para la prueba, la naked MT-125 y las scooter XMAX125 y Tricity 125. A los mandos de ellas, turnándose en los distintos tramos del variado recorrido por la isla de Gran Canaria, estuvieron Sonia García, una motera de Arucas que suele hacer anualmente unos 6.500 km a lomos de su CBF125 y que prefiere la moto al coche para sentirse protagonista del paisaje que le rodea. Sonia pudo probar la Yamaha MT-125 y la Tricity 125. José Robaina es un “millennial” de Ingenio le hace a su scooter X-EVO125 la friolera de 13.000 kilómetros al año. También tuvo la oportunidad de conocer las sensaciones sobre  la MT-125 y la Tricity 125. Néstor Ojeda (28 años), un auténtico “globetrotter” al que le gusta rodar y rodar, probó la Yamaha MT-125 y la Yamaha X-MAX 125. Néstor recorre al año una media de 20.000 kilómetros sobre sus BN302 y X-Tron125. Le gusta la libertad y las sensaciones que transmiten las dos ruedas, y presume de las ventajas que la moto supone en movilidad, ahorro de combustible e impacto medioambiental.

 

Tras los consejos y sugerencias del equipo de Yamaha Flick Moto (Oliver Padrón, Gerente, y Javier Oramas, Jefe de Ventas), los tres usuarios se subieron a sus respectivas motos de prueba y comenzaron a rodar en la primera parte del recorrido, un tramo de unos 50 kilómetros de curvas y paisajes extraordinarios, antes de hacer la primera parada para la sesión de fotos y en la que ellos comenzaron a sacar las primeras conclusiones de sus respectivas monturas: “La Yamaha MT125 me ha parecido muy ligera”, señalaba Sonia. “La postura es ideal para sentirte segura, con las piernas abrazando el depósito. Entra muy bien en las curvas y en la trazada, la pisada se siente sólida”, afirmaba nuestra probadora que sin embargo criticaba dos aspectos “Es muy alta para ser una 125 y el sonido, decepciona, parece un coche de licencia”.

 

 

La MT125 es una MT10 de un solo cilindro…

 

José Robaina fue el otro probador de la MT125: “Creo que es un poco alta para ser una 125, pero por lo demás me ha encantado”, adelantaba. “Cuando me llegó el turno de montarme en la pequeña de las Hyper Naked de Yamaha, debo decir (o escribir) que iba con ciertas expectativas al respecto sobre parte ciclo, comportamiento, calidades y feedback en cuanto al producto completo. Pues bien, nada más montarme sobre ella y arrancar su monocilíndrico de 4 válvulas movidas por un simple árbol de levas y enlazar las primeras curvas, todas esas expectativas quedaron a la altura del caucho de la suela de mis botas. La MT-125 las supera todas. Es una MT-10 con un cilindro. Una moto apta para cualquier motociclista (experimentado o no), rabiosa cuando se la busca, dócil cuando se la maneja con cautela, el chasis Deltabox de acero es una delicia, el manillar y la horquilla invertida en posición "streetfighter" te invitan a comerte cada curva y frenar tarde, nada muy complicado con su ABS de doble canal, que se hace notar nada más acariciar la maneta de freno delantera. Y aquí me paro, porque podría seguir desembuchando bondades, mis disculpas por el mareo. ¿Alguna duda sobre si me ha gusto este modelo? En definitiva, CASI todo… Recomendaría un cambio de escape (para conseguir un sonido más acorde a la moto) y una asiento a una altura más accesible para una moto de iniciación, en muchos de los casos. Además, un indicador de marcha engranada (cosa bastante común en motos modernas) haría más valiosa aún la percepción de calidad y aprecio de los detalles para con los futuros clientes. Y, por favor, una bisagra para la tapa del depósito. Puede ser un detalle muy personal, pero para clientes que viven en gran ciudad y con el tiempo al límite siempre, este detalle no estaría nada mal".

 

 

Yamaha XMAX125: Derrocha dosis de felicidad a raudales…

 

Néstor Ojeda comenzó la jornada a los mandos de la Yamaha XMAX125: “Ha sido mi primera vez sobre una scooter”, reconocía. “Para mi sorpresa, ha sido muy satisfactoria y divertida. Imaginaba esta motocicleta como un "electrodoméstico" más, un simple medio de transporte para ir del punto A al punto B. Pero nada más lejos de la realidad, cierto es que es un vehículo muy cómodo y una herramienta perfecta para el día a día, pero también lo es para nuestros fines de semana de placer y disfrute. La parte ciclo está muy bien lograda, es un producto estable, que da una gran sensación de calidad, incluso, si queremos disfrutar de nuestra carretera de curvas favorita, derrochará dosis de felicidad a raudales. Una compra totalmente recomendable y todo un descubrimiento para mí, en especial”, enfatizaba Néstor. “Mi concepto personal del motociclismo (insisto, muy personal) me hace sentirme atraído por otro tipo de producto, más incómodo, más enfocado al placer que a la practicidad, un vehículo que aparcas en un centro comercial y giras tu cabeza varias veces con el único propósito de contemplar su belleza, tu niña mimada. Por tanto, y no siendo esto una crítica al modelo en concreto, lo que menos me ha gustado de este modelo es su condición de scooter”, sentenciaba.

 

Sonia García también se subía a la XMAX125 de Yamaha Flick Moto. “Es muy cómoda y se agarra muy bien al asfalto”, admitía, criticando sin embargo que le parecía un poco ancha para ella. “Lo que no se le puede negar es su  diseño vanguardista. Es ágil, segura y efectiva, capaz de entrar en las curvas con sólo pensarlo, y ofrece mucha confianza y seguridad circulando rápido. No es la más barata del mercado pero sus excepcionales cualidades dinámicas le han permitido mantenerse entre los más vendidos desde su aparición en el mercado”, reconocía. ¡Por algo será!

 

 

Yamaha Tricity 125: La seguridad de frenar con un tren delantero doble, es insuperable…

 

Sobre la Tricity nos hablaba José Robaina: “Lo que más me ha sorprendido ha siso su ligereza y su capacidad de maniobra. No me esperaba esta agilidad en una moto de tres ruedas, a la que por cierto te acostumbras en 5 minutos y te olvidadas de ello. La frenada es otro de sus puntos fuertes. La seguridad de dos ruedas a la hora de tirar de la maneta con confianza es insuperable por una moto de solo dos ruedas. Y por último, resaltar su capacidad de carga. Algo ideal para los que nos movemos a diario en la ciudad, con los trastos del día a día”, decía José Robaina, quien rubricaba su comentario final con una crítica a la falta de potencia de una moto que por “categoría” podría llegar hasta los 15CV.

 

La Tricity 125 se mueve como pez en el agua por la ciudad. Una scooter ideal para personas que busquen un vehículo económico para sus desplazamientos urbanos. El asiento es bajo, de modo que es fácil llegar al suelo y hacer maniobras a sus mandos, algo que incide directamente en que sea un vehículo sencillo de manejar. Ideal para personas con poca o nula experiencia sobre dos ruedas y que vean en “la tercera rueda” el argumento definitivo para confiar en este medio de transporte. Ideal para personas con experiencia con carné A1 que busquen un scooter de buena relación calidad/precio y con el plus de seguridad que sólo se consigue con tres ruedas… Para todos ellos, sin olvidarse de ellas, Yamaha ha creado esta Tricity.

 

Tras una jornada en la que además de probar tres de las muchas opciones que Yamaha Flick Moto tiene disponibles para los usuarios del carnet A1 ó B+3, el de coche de toda la vida, con más de tres años de experiencia, en la que además pudieron lucirse en las tres sesiones de fotos que nuestro equipo de reporteros les tenía preparados, los protagonistas confesaron haber disfrutado de una experiencia inolvidable gracias a Canariasenmoto y Yamaha Flick Moto: “Ha sido un día increíble” o “Una ruta ideal para conocer todas las virtudes de las motos”. También reconocieron el exigente trabajo de los probadores de motos: “No pensaba que fuera un trabajo tan pesado, por una parte, pero tan satisfactorio, por otra”, reconocían. “Una experiencia para repetir”, era el comentario más repetido, justo antes de despedirnos y de agradecerles su colaboración, tanto a ellos como a Yamaha Flick Moto.

Empresas Relacionadas

Galería de fotos36 fotos

 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS