Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

La penitencia por ser motero; ¡Rodar con tu moto por los Pirineos!

08 de Octubre de 2018

La penitencia por ser motero; ¡Rodar con tu moto por los Pirineos!

La Ruta de los Penitentes es una actividad no competitiva de carácter turístico. Su objetivo es la realización completa o parcial de un recorrido propuesto denominado “penitencia” sin utilizar atajos y orientándose exclusivamente mediante un “roadbook” por un itinerario que varía en cada edición y que se mantiene en secreto hasta el mismo día de la salida.

 

El recorrido atraviesa los más bellos parajes de la cordillera pirenaica, tanto en su vertiente española como francesa, incluyendo frecuentemente lugares muy desconocidos y carreteras que no aparecen en mapas y dispositivos gps. Este itinerario resulta en algunos tramos extremadamente duro, tanto por la cantidad de curvas que atraviesa, como por la longitud del mismo, la estrechez y complejidad técnica de las carreteras utilizadas, así como la imprevisibilidad del clima de la montaña, lo que supone una dura excursión para pilotos y máquinas que en ocasiones provoca abandonos, averías, extravíos y demás pequeños incidentes que convierten a la Ruta de los Penitentes en una aventura sobre dos ruedas que ha enamorado ya a miles de personas.

 

El itinerario consta de entre 800 y 1000 kilómetros y dependiendo de los años entre 15 y 30 puertos de montaña de diversos tipos, realizados principalmente por carreteras muy técnicas y estrechas e incluso sobre tramos de pista forestal. Dentro del mismo se realizan varios avituallamientos. A lo largo del recorrido hay repartidos varios puntos de control fijos y secretos que se encargan de comprobar la situación de los participantes en cada tramo de ruta. El paso por estos puntos de control significa haber completado íntegramente el recorrido propuesto sin atajos, por lo que el participante que justifique el paso por todos los puntos de control sin abandonar, recibirá un diploma por realizar con éxito La Ruta de los Penitentes.

 

Boro González ha sido el único participante de Canarias en la Ruta de Los Penitentes 2018

 

El pasado fin de semana, 29 y 30 de Septiembre, Boro González se atrevió con la penitencia impuesta por los organizadores de esta ruta en moto por los Pirineos. El motorista teldense se atrevió con el desafío de carreteras desconocidas que serpenteaban entre acantilados de vértigo y paisajes de ensueño que conquistan de por vida a quienes participan en esta ruta.

 

“Descubres paisajes de ensueño, pero para ello debes abandonar las carreteras principales”

 

El pasado sábado 22 de septiembre se iniciaba la un periplo por tierras de la España peninsular que nos llevaría a descubrir algunos de los rincones más bellos de los Pirineos franco-españoles. Lugares inhóspitos por los cuales antaño se hacían rutas de paso para el comercio entre las naciones situadas a ambos lados de la cadena montañosa que, cual doblez en el mapa, une el Cantábrico con el Mediterráneo.

 

 

Todo comenzaba con dos días de barco, un paso por el purgatorio para todo aquel motero que se precie y que tendrá, durante el soporífero viaje un barco de las características de el Albaizyn, oportunidad de programar, reflexionar y hasta estudiar media enciclopedia británica.

 

Tras dos días de tranquila travesía llegábamos a Cádiz, donde nos recibiría unas temperaturas tan elevadas que nos estaríamos acordando varios días. Rondaban las 15H cuando pasábamos por la hispalense ciudad de Sevilla rumbo a la capital de reino, Madrid, arribando en la emblemática ciudad al caer la noche. Con más cansancio que ganas de fiesta, se decidió tomar una ligera cena a base de carne a la brasa regada de un buen vino para caer rendido ya bien entrada la noche.

 

Al día siguiente, no pudimos evitar el acercarnos al inicio de todas las carreteras el KM0 y de allí partir hacia tierras zaragozanas, donde visitamos a la Pilarica, para llegar a última hora de la tarde Andorra, uno de los cuatro países que conviven en la península ibérica. Allí sentaríamos nuestro campamento base hasta el inicio de la llamada ruta de los penitentes, aprovechando para realizar compras para nuestra montura y nuestra protección en las afamadas tiendas de renombre en la zona.

 

 

Visitamos lugares de la comunidad que se han puesto de moda sorprendiéndonos lo que ya imaginábamos.  Allí los lugareños viven rodeados del color amarillo. Pudimos disfrutar de una comida copiosa en un restaurante de la ciudad de VIC, o como por allí se dice VICH, que dije yo que sonaba igual pero no dejaron de corregirme en todo momento. Una vez volvimos a nuestra zona de confort en la preciosa localidad de Andorra la Vieja, capital del principado, pudimos cenar en  la borda típica de la ciudad.

 

A primera hora de la mañana reponíamos fuerzas para la larga travesía que nos esperaba durante la jornada que marcaba el inicio de la XIII EDICION DE PENITENTES. Partíamos rumbo al punto de inicio que nos habían marcado desde la organización y no era otro que el SANTUARIO DE SANCHO ABARCA un lugar emblemático desde el cual se veía las cumbres de El Moncayo y parte de Zaragoza. En las puertas, la organización nos recibiría con unas migas propias de la zona de Tauste, las cuales se elaboraban con papas o como allí comentaban “patatas”.

 

El amigo Javier Ber daba a las 15:00 horas la salida de una ruta prologo de 250km aproximadamente nos llevarían a recorrer parajes insólitos como Castejon de Valdejasa, Las Pedrosas, Piedratajada, Ayerbe, Triste (que les aseguro que no tiene nada de triste la zona), Nocito, Laguarta y llegaríamos a la preciosa zona de Boltaña donde nos esperaba un magnifico lugar de encuentro en el hotel Barceló Monasterio de Boltaña, donde pudimos disfrutar de sus lujos, incluido su spa, de buenos momentos antes de asistir a la cena de bienvenida en los salones de la biblioteca de este antiguo monasterio. Tuvieron el detalle de hospedarnos en la zona de las villas lo cual redundó en un mayor confort para los asistentes.

 

 

Durante la cena, uno de los miembros del Motoclub Morepos, fundadores de la marca de cervezas EL BANDIDO CUCARACHA, nos deleitaba con una cata de sus reconocidas cervezas en varios certámenes durante la cual los asistentes estuvieron cambiando impresiones de los lugares que habían visitado durante este último año lo que se traducía en una mayor compadrería entre los asistentes dando lugar a nuevas amistades de lugares dispares de la geografía nacional. 

 

El sábado, día grande de la ruta, nos levantamos con un amanecer espectacular, sin nubes y con una temperatura de 12 grados que iría en aumento a lo largo del día para acompañar a una larga ruta que nos adentraría en los pueblos míticos y puertos mundialmente conocidos. Lugares como ya dijimos, idílicos, comenzando por Boltaña y siguiendo por Navarri, Campo ,Morens, Bisuari, Bielsa, Parzan. Lugares emblemáticos que nadie debe perderse. 

 

Subimos, La Mongie y al famoso puerto del Tourmalet donde era parada obligatoria. De allí Col d´Aubisque, una zona de una belleza indescriptible, con una carretera serpenteante con túneles y diversos animales que miraban atónitos el pasar de los vehículos de dos ruedas. Desde allí, camino al avituallamiento con un equipo de organización dignos de mencionar, pendientes de todo y de todos. Viella, Argeles-Gasot, Escot,S arrance y vuelta a España por el Puerto de Somport, Candanchu, Canfranc y Jaca, donde pasamos por el monasterio nuevo de San Juan de la Peña y de allí, ya entrada la tarde noche, nos adentrábamos en la sinuosa carretera del parador de Oro, donde entendimos el verdadero significado la ruta de penitentes. Una zona de la que muchos hubiesen podido huir del maltrecho camino por el cual llegaríamos a la localidad de Navasa, Sabiñanigo, Biescas, Piedrafita de Jaca… para terminar en el emblemático Balneario de Panticosa.

 

Este balneario es un lugar donde antaño los acaudalados personajes llegaban en sus carretas para recibir todo tipo de baños y ungüentos típicos de la zona, con el fin de calmar dolores y enfermedades. Algunos de los actuales tratamientos están basados en los ancestrales rituales. Precisamente allí, en Panticosa, nos esperaba una cena para retirarnos a descansar de una ruta que hacía honor al nombre del magnífico evento: RUTA DE LOS PENITENTES.

 

 

Ya el domingo, despertaban caras felicidad de muchos participantes por haber realizado el reto del día anterior consistente en 584km por carreteras sinuosas por los más bellos parajes de la región. Tocaba dar la salida a la última etapa de esta edición que discurriría por la comarcas de Panticosa, Formigal para continuar por tierras francesa y volver a pasar por algunos lugares que habíamos pasado el día anterior pero con tiempo más que suficiente para disfrutar de sus maravillas y un buen café en los bellos pueblos de Francia antes de regresar a España por la zona de Navarra.

 

Carretera de El Roncal, paso obligado para todo motero que se precie. Una buena carretera con la cual disfrutar de sus afamadas curvas nos dirigimos a Anso, Hecho y Siresa. Bordeando el Rio Aragón llegamos a la Borda Bisaltico, un lugar desde el cual los antiguos aragoneses resistieron las hordas que antaño asediaron la región.

 

Para dar por finalizado este entrañable evento, nos recibieron con una comida típica de la región a base de varios platos tales como las migas aragonesas, una ensalada copiosa, bacalao y una jugosa carne aderezada con guarnición que ponía el broche final con la entrega del certificado que acreditaba el paso por la edición 2018.

 

 

Cabe destacar la camaradería que hubo entre  todos los asistentes, y por lo que a mi me toca, el trato fue excelente, en particular con uno de los miembros del “núcleo duro” de este evento, Javier Ver, y como no podía dejar de nombrar a los que me acogieron con los brazos abiertos desde el primer día, Rubén y Chicho, que siempre estuvieron pendientes de mi para saber cómo me iba… ¡Gracias chicos!

 

Con estos humildes párrafos quiero agradecerles todo lo que hicieron por mí. A la organización, sólo me queda felicitarles por la gran labor y sacrificio que han realizado, y más si tenemos en cuenta los escasos medios de los que disponen para sacar adelante un magnifico evento que recomiendo a todos los moteros de bien para futuras ediciones. Este equipo es capaz de suplir la falta de medios con imaginación, cariño y unas dosis de humor inauditas. Una vez más, reiterarles mi felicitación por tan magnífico evento. 

 

¡Espero que puedan repetirlo a lo largo de los años con la misma exclusividad que lo han hecho en esta edición!

 

Un abrazo de este isleño para todos

 

Boro González

 

MOTO OCASIÓN Quazzar Unique One Electric - 2500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS