Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

La Honda Africa Twin y el dilema de la elección de moto de Luis Gimón

24 de Abril de 2018

La Honda Africa Twin y el dilema de la elección de moto de Luis Gimón

Luis Gimón (Orientación GPS) probó la Honda CRF1000L Africa Twin

 

Tras mucho insistir por parte de algunos (caso del amigo Paco, pero no es el único), me decidi a pasar por la Casa Honda (HONDAMOTOS CANARIAS).

 

Hemos hablado mucho de la Africa Twin 2018. Estoy en ese punto "momento dilema" en el que he vendido mi añorada F800GS, de la que sólo puedo hablar maravillosamente bien. Y ahora toca plantear qué nueva montura seguirá siendo el nuevo desestresante del alma y la mente.

 

Obviamente, he redirigido mi mirada a la sucesora natural, la F850GS, pero leyendo y preguntando, aparece la Africa Twin 2018.

 

Y aquí estoy en el Concesionario de Honda, en la Calle Diego Vega Sarmiento, 9, esperando que Javier Rodríguez termine con su cliente para que comience la batería de preguntas.

 

Tras una primera entrada en la que declaro que he llegado de la mano del consejo de varios colegas y que añado que no es mi primera opción, Javier se levanta y me enseña un modelo que cree que se ajusta a lo que busco. Basta añadir que a ambos nos gusta la tierra y el enduro, y destacar que hemos coincidido en la Mototrans 2017, para que la opción sea, sin duda, la Africa Twin. Allí estamos hablando del modelo Adventure de la exposición.

 

 

Javier lo tiene claro. La mejor carta de presentación es que la pruebe. Me quedo un poco sorprendido. No lo esperaba. No venía preparado. He llegado en coche. Ni siquiera llevo casco.

 

Pero entonces recuerdo que tengo un casco reservado en Motomecánica Trujillo y está a 5´ de ahí. Así que no me lo pienso. Acepto el reto. Compro el casco y vuelvo a por la Africa.

 

Javier me explica lo justo y necesario para embarcarme. Dispone de Control de tracción con 3 niveles de intervención y freno ABS regulable según el tipo de terreno. Es un modelo del 2017, con acelerador de cable (no electrónico).

 

En realidad no tengo intención de probar mucha electrónica hoy. Es cerca de las 18:00h, la tarde es un poco fría, de hecho llueve un poco. Yo no llevo chaqueta ni guantes y el calzado es deportivo. Nada motero el conjunto, desde luego.

 

Me subo a la moto. Mido 1,75m. La moto tiene una altura simplemente perfecta. El sillón tiene dos posiciones y está en la baja.

 

Arranco el motor. Sonido espectacular. Giro en parado. Muy fácil. Salgo hacia San Lorenzo. La zona tiene bastante tráfico. Cuando no he llegado, todavía, a la Avenida de Escaleritas ya me he dado cuenta que la adaptación es brutal. No ofrece ningún tipo de extrañeza al pilotar.

 

Ya no hay razones para seguir pensando que hoy será mejor que no la pruebe en tierra. De hecho, la moto no hace más que invitarme a que lo haga. Antes de llegar a Tamaraceite ya he pisado el marrón por primera vez. Delicioso, que lujo.

 

 

Llego a San Lorenzo. Paso junto al Ambulatorio y me adentro en una buena pista. Intento buscar aquellos pequeños tramos un poco más rotos. Es un pista muy sencilla. El pequeño inconveniente es que ha llovido y hay bastantes zonas embarradas. Poco tiempo pasa hasta darme cuenta que tengo empapado el bajo de los pantalones y lleno de piedras las playeras. La posición de pie es perfecta para mí. La moto ya está llena de barro por debajo. ¡A ver cómo se lo explico a Javier!

 

No he quitado el control de tracción y la moto me lo recuerda constantemente. A cada gas, tracción, en asfalto y tierra. Y no me canso de comprobar el comportamiento del ABS. Fantástico y seguro ambos sistemas.

 

Venga. Esto ha sido fácil. Veamos si este hierro sirve para colmar las expectativas de una Escalera de Amoto Team.

 

Enfilo hacia Tafira, La Calzada y Llanos de María Rivera. Hace frío. Los patos me saludan al pasar. El asfalto está muy roto y, además, húmedo. Curvas muy cerradas con cambio de pendiente pronunciado, a izquierda y derecha. Dejo caer la moto de revoluciones y, desde muy abajo, giro en segunda. Los bajos van de lujo. No se siente ningún traqueteo, no se muere. Quisiera que la palanca de embrague estuviera más cerca. Me cuesta cogerla con un dedo. Pero no pasa nada. Eso es regulable.

 

Vuelvo a San Lorenzo y paso por un tramo de curvas y piedras. Subo sentado y de pie y la moto no se queja de nada. Yo, tampoco. ¡Qué fácil!

 

Llego al Dragonal y sigo hacia Tafira Alta. Aquí me lío la manta a la cabeza y me atrevo por un estrecho sendero en bajada, apiconado y con bastantes roderas. En la parte más baja hay un escalón de hormigón y, al fondo, una pendiente de tierra. La moto pasa como si nada. No se queja en absoluto. Se muestra súper ágil. Estoy gratamente sorprendido. No esperaba un comportamiento así en una moto de este peso.

 

Bajo de nuevo desde Tafira en dirección hacia El Secadero y enlazo con la subida desde San José. Hace tiempo que me pregunto cómo acelerará. Ya he visto en varios adelantamientos por carreteras cuaternarias que la respuesta es genial, pero, ¿qué ocurrirá al alcanzar grandes velocidades en tramos rectos y abiertos?

 

Pues bien, subiendo observo que "podría" alcanzar más de 160 km/h sin notar vibración alguna. Es sorprendente cómo se mueve en asfalto calzando llantas de 21". Estaba claro que en tierra se comería todo los obstáculos, pero pensé que penalizaría mucho sobre el negro.

 

Toca regresar, antes de llegar, hay una salida por una calle que conozco que con el cambio de rasante la moto se levanta del suelo, completamente, con un poco de gas. ¡Hay que ver cómo me avisa el control de tracción del despegue! Y al final, curva cerrada y en subida, en parado. Equilibrio perfecto. No ofrece ninguna resistencia.

 

De vuelta a casa. Ha sido poco más de una hora, creo. Y cerca de 60 km. Me he quedado francamente maravillado con la facilidad de manejo, con la adaptabilidad a la tierra, con la ligereza de movimientos y la potencia en el puño.

 

 

Javier lo sabía. Ni me habló de la moto. Sólo me dijo que la probase. La moto habló por él.

 

No sé qué tal sería en distancias largas. Me refiero a la comodidad, principalmente. Pero el trayecto del día de hoy me ha transmitido muy buenas sensaciones. No tengo ninguna extraña sensación en los brazos o en el cuello. He pilotado con comodidad y con mucha tranquilidad en todo momento.

 

La electrónica que trae me ha parecido perfecta. Pero alucino cuando Javier me cuenta que el modelo nuevo trae acelerador electrónico, varios modos de uso, de freno motor o de control de tracción. Si a eso se le suma las suspensiones de la Adventure, los puños calefactables, las protecciones y no sé cuántas cosas más, esta montura se convierte en una moto preparada para cualquier cosa.

 

Me ha encantado la experiencia y el trato de Honda Motos Canarias representado a través de Javier, ha sido exquisito.

 

Muchas Gracias

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW K 1300 Gt - 10990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS