Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

La auténtica aventura regresa a Canarias con la GranCanariaMototrans

05 de Noviembre de 2017

La auténtica aventura regresa a Canarias con la GranCanariaMototrans

¡Gran éxito de asistencia y participación en la Ruta GranCanariaMototrans 2017!

 

La Ruta Mototrans es un evento que se va consolidando cada vez más. Con cinco años de vida, se ha convertido por derecho propio y por mérito de sus organizadores, en uno de los eventos imprescindibles del motociclismo lúdico y recreativo de Canarias. El desparpajo con el que AOR Canarias, organizador de la Mototrans, ha conseguido seducir a los amantes del fuera del asfalto, es digno de elogiar. 170 participantes aventureros han tenido la oportunidad de concentrase este fin de semana en Gran Canaria y disfrutar juntos de las llantas de radios y de las ruedas de tacos.

 

La filosofía no competitiva de la Ruta Mototrans pretende demostrar a los participantes, y a las instituciones que en ocasiones se cierran en banda ante la demanda de permisos para llevarla a cabo, que pueden disfrutar de sus monturas fuera del asfalto de manera responsable y comedida, recorriendo espacios poco conocidos de las islas y aptos para la práctica de este deporte. El objetivo es crear un ambiente sano con propietarios de este tipo de motos aventureras; personas con las mismas afinidades, generando amistades y experiencias inolvidables. Y a juzgar por las amplias sonrisas en los polvorientos, y a veces embarrados, rostros de los participantes, la edición 2017 de la GranCanariaMototrans se ha saldado con un rotundo éxito.

 


 

Una fórmula de motociclismo lúdico con la que se sienten atraídos un gran número de aficionados al off-road

 

Un recorrido de unos 420 kilómetros repartido a lo largo de tres jornadas y cinco sectores, y con tres itinerarios diferentes para cada una de las categorías. Desde carreteras asfaltadas a veredas abandonadas en el fondo de algún barranco. Cada uno adaptando el recorrido a su estilo, capacidad o preferencia. Buscando superarse, muchas veces apoyados por los compañeros de equipo, porque en la Mototrans nadie se queda atrás. Subiendo montañas, escalando laderas, atravesando pedregales llenos de los característicos “teniques” que tanto abundan en Canarias. Cruzando arroyos o escalando embarrados pasos que tapaban los radiadores de las motos. Escalando la llamada “subida imposible” del fondillo, con la que se atrevieron sólo los más valientes. Exultantes sonrisas al superar los puntos más épicos del recorrido y hasta tiempo para tomar una foto, en esa nueva cota conquistada a base de esfuerzo y sacrifico, cuando creían que ya no podían más y a punto estaban de darse por vencidos. “Ha sido una prueba de increíble equilibrio entre fatiga y satisfacción. Estoy medio muerto, pero ¿cuándo es la próxima?”, decían muchos de los participantes al llegar a meta.

 

 

Caravanas de motos a media noche por polvorientos caminos bajo la luz de una luna llena que no quiso perderse el espectáculo del “tobogán”. Desfile de motos bajo la fina lluvia en la Plaza de Santiago de Gáldar coloreada por los plateados reflejos de una luna que no quería despedirde sin contemplar la salida, casi de noche, de la etapa reina. Ocasionales pero intensos aguaceros por toda la isla que hicieron más exigentes y selectivos algunos tramos jabonosos para las categorías más duras y que incluso hicieron que algunos participantes tuvieran que echar el pié a tierra. Un espacio natural para instalar su “habitación” con incomparables vistas y arropados por un manto de estrellas, esperaba a los participantes en las inmediaciones de la presa de El Mulato, la final de la agotadora segunda etapa, donde los fatigados participantes fueron llegando a cuentagotas. La tercera, más liviana, con el paso por míticos escenarios como el canal de Maspalomas o los barrancos de Cazadores, serviría para confirmar el reto y para que los participantes obtuvieran su graduación en el espíritu Mototrans.

 

 

Un año más, y ya van 5, los “mototransistas” disfrutaron de su popular fiesta. Una edición que tuvo como epicentro en el Centro Comercial Las Terrazas y que contó con el apoyo de importantes firmas, incluso nacionales, como Michelin. Y es que desde hace unos años, las rutas organizadas en moto han despegado. Se trata de una fórmula económica, sencilla y no competitiva para disfrutar a nuestro ritmo en compañía de otros apasionados por la moto de campo. Tenerés, GSs, Tigers, Betas, Áfricas, KTMs, Scramblers, Husqvarnas, Gas-Gas, Yamahas, Ducatis, BMWs, Suzukis, Trimpheras, antiguas y modernas, espartanas y equipadas hasta con maletas, solas o en compañía de otras, todas tienen su espacio, su recorrido y su protagonismo en la Ruta Mototrans. Ese es una de las claves de su éxito. Da igual la moto que tengas o el nivel de conducción, siempre tendrás una Ruta Mototrans a tu medida y con alternativas para que no hubiera obstáculo alguno que te impidiera llegar al final... para disfrutar de la sidra bañando tu rostro en la línea de llegada.

 

 

El buen gusto, el cuidado de los detalles, la búsqueda del protagonismo de todos y cada uno de los participantes y el trato cercano son virtudes de una organización que, sin grandes alardes, ha vuelto a estar a la altura de un evento único en Canarias.

 

En resumen, un fin de semana para disfrutar. Para descubrir. Para sufrir. Para confiar. Para compartir. Y, sobre todo, para sentirse orgulloso de haber superado un reto, en reto de la GranCanariaMototrans2017… ¿Cuándo es la siguiente edición?

Grupos Moteros Relacionados
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS