Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Informe SOLOMOTO. Las naked medias japonesas.

25 de Septiembre de 2009

Informe SOLOMOTO. Las naked medias japonesas.

Naked japonesas de lujo, cuatro modelos de clara deportividad...

 

Tener una moto para divertirse el fin de semana, pero que a la vez sea útil para desplazarse a diario, y a precio razonable, es más fácil que nunca gracias a la enorme oferta del segmento naked de media cilindrada.


Las marcas japonesas se dieron cuenta hace tiempo de que las motos desnudas, pero equipadas con los motores de sus hermanas deportivas, conformaban una categoría idónea. Sus anchos manillares, sus precios ajustados y la posibilidad de sentir sensaciones realmente deportivas son el motivo de que las naked tetracilíndricas japonesas sean las preferidas por el gran público. Os mostramos los modelos estrella de la categoría de los catálogos de las cuatro grandes.


Honda CB 600 F Hornet
Kawasaki Z 750
Suzuki GSR 600
Yamaha FZ6 S2


Honda CB 600 F Hornet, doña perfecta

La Hornet es toda una institución en el sector naked: a finales de los años 90 fue todo un acierto lo de montar el aclamadísimo motor de la CBR 600 contemporánea, y rápidamente se convirtió en una de las monturas preferidas por el gran público.

 

Pero el tiempo pasa rápido, y ya hemos conocido varias generaciones de Hornet 600 (antaño denominada oficialmente sólo como CB 600 F en España); la última renovación de entidad llegó en 2007 y supuso un cambio radical en todos y cada uno de los componentes, de su parte ciclo y su motor, que la convirtieron sin ninguna duda en la mejor versión de las Hornet de la historia.

 

El motor es de rabiosa actualidad, una versión algo poco menos potente del instalado en las actuales CBR 600 RR. Con una suavidad y entrega de potencia superiores a las de la competencia, la Hornet conserva intactos los valores que en su día la convirtieron en la referencia del sector. El motor es poderoso en toda su curva de potencia: desde la parte baja del tacómetro la respuesta al puño del gas es siempre generosa, lo que facilita mucho el uso urbano sin que ello comporte que se deba sacrificar su carácter en la zona alta.

 

La parte ciclo pone las cosas muy fáciles a sus usuarios, ya que para nada es una moto exigente, todo parece sencillo encima de una Hornet, el paso por curva es muy estable y permite tanto una conducción relajada como una deportiva. La posición a sus mandos permite un pleno control de la situación en todo momento, siendo una moto muy cómoda. Estribos y manillar están colocados para que sean accesibles a todas la tallas y el asiento, a pesar de ser duro, no castiga en exceso las posaderas.

 

El diseño, que puede parecer muy arriesgado al primer golpe de vista, especialmente en su mitad trasera, rápidamente resulta atractivo, en lo que juega un papel determinante la buena calidad de los materiales.

 

Para esta misma temporada se han adoptado algunos componentes, como la horquilla regulable en precarga de muelle y extensión de hidráulico y una renovada instrumentación, que sitúan la Hornet al nivel que se merece. Esta Honda, a pesar de su precio claramente superior al de sus rivales, es una moto que nunca decepciona a su propietario.

 

Solo +
Estabilidad y frenada
Facilidad de uso
Motor completo
Comodidad
Solo -
Falta de sensaciones
Estética arriesgada
Precio elevado

 


Kawasaki Z 750, revolucionando la categoría

En Kawasaki tenían muy claro que para marcar la diferencia debes romper algunas normas... dicho y hecho: ¿por qué conformarse con 600 cc? La Z750 ha significado una bocanada de aire fresco en la categoría de naked de peso medio, ya que con un motor de más cilindrada y una estética muy agresiva se ha convertido en toda una revolución del sector.

 

Las sensaciones al puño de gas son de las mejores del comparativo, el motor tetracilíndrico de 750 cc es la cilindrada ideal para conseguir una respuesta contundente desde bajo régimen. La potencia de más de cien CV entregados muy progresivamente es la justa y necesaria, además este motor se caracteriza por trabajar muy redondo y con un tacto al puño del gas muy directo.

 

Un chasis en tubo de acero tipo espina dorsal deja el motor en una posición que beneficia mucho el centro de gravedad. El conjunto queda muy compacto y gracias a unos tirantes laterales que abrazan al cuatro cilindros en línea se eliminan por completo las vibraciones.

 

Unas suspensiones regulables tanto delante como detrás son determinantes para conseguir el buen paso por curva y la agilidad de la Z750. La horquilla es invertida, con barras de 41mm, con ajuste de extensión y precarga de muelle. La pisada del tren delantero transmite muy bien lo que está pasando, aportando un extra de confianza en una conducción deportiva.

 

La parte trasera trabaja bien compensada con la delantera, el basculante de acero está asistido por el sistema de bieletas progresivas Uni-Trak. El amortiguador permite ser regulado en precarga y compresión, para que adaptar la moto a nuestras exigencias sea fácil y rápido.

 

La posición encima de la Z es uno de sus principales argumentos, es bastante deportiva pero permite tener la espalda erguida y pleno control gracias al manillar ancho. El asiento es estrecho por la parte delantera, lo que facilita el movimiento encima de ella, y las formas ergonómicas del deposito ayudan a controlar la moto con las piernas.

 

La instrumentación es otro punto a destacar de esta Kawasaki, un gran tacómetro analógico que incluye un indicador de nivel de gasolina, junto a una pantalla digital con todo lo que puedas necesitar. La Z750 es la clara alternativa a las naked de 600-650 cc y se consolida como una fantástica opción tanto para uso deportivo como para el día a día.

 

Solo +
Posición de conducción
Motor lleno y suave
Instrumentación
Estética
Solo -
Estabilidad a alta velocidad
Suspensión trasera seca
Algunos acabados

 


Suzuki GSR 600, lo tiene todo

Suzuki fue la última de las cuatro marcas niponas en entrar en el mercado de las naked deportivas, pero la espera valió la pena: el éxito comercial de la GSR así lo corrobora, y es que motivos no le faltan…

 

Aun teniendo ya un modelo con fantásticos resultados comerciales como es la mítica saga Bandit -recientemente remodelada-, Suzuki decidió explotar un poco más el exitoso concepto naked y crear un nuevo modelo partiendo desde cero. Para ello tomaron el tetracilíndrico de la supersport de la casa, la GSX-R 600, y lo domesticaron hasta dejarlo en 98 CV a 12.000 rpm. Al final se consiguió un par a bajas revoluciones realmente bueno, más propio de un motor de más cilindrada.

 

Dinámicamente la GSR es una moto de clara tendencia deportiva; a los pocos kilómetros de pilotarla por tramos rápidos se comprueba la alta rigidez que ofrece el chasis de vigas de aluminio inyectadas a alta presión. La horquilla, regulable en precarga de muelle, transmite buenas sensaciones con un notable aplomo y sensibilidad en el tren delantero, que junto con el ancho manillar transmite gran confianza.

 

La suspensión trasera también se comporta a buen nivel, ya que su monoamortiguador regulable está montado sobre bieletas progresivas, así que se consiguen suavizar las reacciones. En lo que respecta a la frenada, sus dos grandes discos delanteros de 310 mm, mordidos por pinzas Tokico de cuatro pistones, ofrecen una potencia destacable y un gran tacto.

 

La posición encima de la GSR es correcta en todo momento sin fatigar demasiado los brazos, la altura de los estribos es alta pero no cansa en exceso las piernas. El mullido asiento cumple perfectamente con las expectativas y, aparte de ofrecer diseño, vela por nuestro confort, pese a que el conjunto resulte algo ancho en la zona de contacto de las piernas con el depósito.

 

El cuadro de instrumentos ofrece mucha información de manera clara y no ha descuidado ni un solo detalle, incluyendo un practiquísimo indicador de marcha que nos tendrá informados en todo momento de la marcha engranada.

 

Solo +
Instrumentación completa y legible
Respuesta en bajos
Diseño elegante
Feeling de suspensiones
Solo -
Desarrollo final corto
Vibraciones a altas rpm
Sin guantera

 


Yamaha FZ6 S2 , la genuina

La FZ6 es una de las pioneras de la categoría y, pese a sus cinco años en el mercado, ha sabido conservar su esencia, la misma que ha cautivado miles de corazones en todo el mundo. Con un excelente punto de partida como es el motor de herencia deportiva, el rígido chasis de aluminio y una estética que en su día rompió moldes, la FZ6, ahora con el apellido S2, ofrece un perfecto equilibrio entre deportividad y facilidad de uso.

 

El motor sigue siendo el rabioso tetracilíndrico heredado del modelo deportivo R6, pero debidamente adaptado a una moto naked, con algunos bajos y medios más que en aquélla. El proceso comporta una cierta pérdida de agresividad en la parte alta del cuentavueltas, pero aun y así la potencia final es generosa: 98 CV declarados al cigüeñal.

 

Aun y así, a pesar de haberse mejorado mucho en medios respecto a la versión anterior, sigue echando en falta parte de los bajos que se encontraron en la FZ6 estándar, o que ahora hallamos en la XJ6. Se echan de menos especialmente en la conducción por ciudad, pero tampoco es excesivamente molesto, ya que rápidamente el motor empieza a empujar con ganas. Es en la parte media-alta del tacómetro donde más satisfacciones nos da, con una respuesta vigorosa y potente desde las 6.000 rpm hasta las 12.000 rpm.

 

La rigidez de su bastidor le da otro toque deportivo, las órdenes al manillar se traducen rápidamente en una conducción muy rápida e intuitiva. El tren delantero pisa muy bien y transmite mucha confianza al conducirla, especialmente a ritmos alegres. La frenada es otro punto fuerte de la Yamaha: las pinzas de cuatro pistones Monobloc marca de la casa, muerden muy bien; además la estabilidad en apuradas fuertes es destacable. Las suspensiones, aun siendo sencillas -horquilla no regulable y amortiguador sin bieletas- consiguen un perfecto equilibrio entre ambos trenes, por lo que es posible tumbar la moto con decisión sin perder la trazada en ningún momento.

 

En el apartado estético destacan la ya clásica doble salida de escape por debajo del colín y el faro de moderno diseño que tantas otras han imitado después. La FZ6, a pesar de ser muy veterana, conserva todo el atractivo, deportividad y también suficiente polivalencia como para seguir siendo una excelente opción.

 

Solo +
Estabilidad
Carácter deportivo
Estética genuina
Frenos potentes
Solo -
Horquilla no regulable
Se calienta mucho
Motor sin bajos

Ficha Técnica Honda CB 600 F Hornet
Tipo
Naked
Cilindrada
600
Motor
4 Cilindros en línea, 4 Tiempos, DOHC, 16 válvulas Refrigeración Líquida
Potencia
102 C.V.
Transmisión
Cadena
Cambios
6
Chasis
Mono-Backbone; de fundición de aluminio por gravedad y con sección rectangular Basculante Doble brazo en acero
Ficha Técnica Kawasaki Z 750
Tipo
Naked
Cilindrada
750
Motor
Refrigeración líquida, 4 cilindros en línea DOHC, 16 valvulas
Potencia
106 C.V.
Transmisión
Cadena
Cambios
6
Chasis
Espina dorsal tubular (con subchasis motor), acero de alta tensión
Ficha Técnica Suzuki GSR600
Tipo
Naked
Cilindrada
600
Motor
4 tiempos, 4 cilindros, refrigerado por agua, DOHC Inyección electrónica 38 mm
Potencia
98 C.V.
Transmisión
Cadena
Cambios
6
Chasis
Doble viga de aluminio
Ficha Técnica Yamaha FZ6N
Tipo
Naked
Cilindrada
600
Motor
4 tiempos, 4 cilindros en paralelo inclinados hacia adelante, DOHC
Potencia
98 C.V.
Transmisión
Cadena
Cambios
6
Chasis
Aluminio fundido en troquel, forma adiamantada
 
 
Fuentes de la noticia

www.solomoto.es

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Honda Crosstourer VFR X 1200 - 11990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS