Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

¿Habrá cola de clientes para comprar motos cuando termine la crisis?

07 de Abril de 2020

¿Habrá cola de clientes para comprar motos cuando termine la crisis?

  • Tras la crisis del Covid-19, en China el 77% de los ciudadanos buscan alternativas para la movilidad individual.
  • Los ciudadanos huirán del peligro de contagio que pueden facilitar  los medios de transporte público masificados.
  • La moto es un medio que permite canalizar las emociones y recuperar la sensación de libertad tras el confinamiento.
  • La llegada de novedades y los descuentos previsibles, supondrán un revulsivo en las ventas de motos.

El desafío que tienen por delante las tiendas de motos es indefinible. Con una actividad totalmente paralizada desde la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19, las matriculaciones de marzo sufrieron un severo descalabro, que se prolongará durante el mes de abril y que, esperamos, comenzará a recuperarse durante el mes de mayo, momento en el que está previsto que el país recupere cierta normalidad.

 

Pero hay varios factores que nos invitan a ser positivos y a pensar que tras la pesadumbre del confinamiento obligado estaremos deseando dar rienda suelta a nuestra pasión y listos para cumplir, ahora más que nunca, nuestros sueños. Añoranzas que en muchas ocasiones están relacionadas con el mundo de las dos ruedas, culmen de la pasión de muchos ciudadanos.

 

La moto es un medio que permite canalizar las emociones, en la mayoría de los casos, de manera individual. La moto es sinónimo de libertad, de una libertad aún más añorada tras este periodo -responsable- de confinamiento. Las sensaciones que nos transmiten son únicas; desde sentirte protagonista del paisaje que te rodea, envuelto en el aroma de la naturaleza y sintiendo el viento en el rostro, a ese excitante baile moviendo las caderas entre curva y curva.

 

Pero también es el vehículo ideal para una movilidad urbana individual y a la carta. Una cualidad que muestra mucho más importante en una época en la que los ciudadanos huirán, probablemente, del peligro de contagio que pudieran facilitar los medios de transporte público masificados.

 

Aunque nuestro mundo tardará en volver a la normalidad, una actividad personal como es la de poder disfrutar de un vehículo individual como la moto, será una de las primeras actividades permitidas cuando termine la cuarentena. La moto nos permite circular de forma aislada, sin contacto con otras personas, recorremos espacios abiertos, no confinados y llevamos cubierta la cara y las manos con casco y guantes; es decir, que cumplimos con todas las normas exigidas frente al Covid-19.

 

Si tenemos en cuenta los datos de China -única referencia válida a nivel mundial-, el dato más esperanzador proviene de la consultora Ipsos, que señala que el 66% de los ciudadanos chinos que no disponen de vehículo propio en la actualidad han manifestado su intención de comprar uno en los próximos seis meses. El motivo mayoritario para esta decisión, hasta un 77% de las respuestas, es que la movilidad personal e individual reducirá el riesgo de contagio por coronavirus en caso de producirse rebrotes de la enfermedad.

 

Si a esto sumamos que la mayoría de las marcas ofrecerán descuentos que contribuyan a recuperar parte del terreno perdido en los meses de confinamiento y que muchas de las grandes novedades del año están a punto de llegar a las tiendas, proporcionan un excelente campo de cultivo para que las ventas germinen con fuerza.

 

Modelos nuevos como la Yamaha Tracer 700, la KTM 390 Adventure, la Ducati Streetfighter V4, la Honda CBR1000RR-R, la Triumph Tiger 900 o la Suzuki V-Strom 1050 comenzarán a llegar a las tiendas  una vez finalice el estado de alarma, lo que supondrá otro revulsivo para las ventas que anticipen la luz al final del túnel que ha supuesto la alarma por coronavirus.

 

Las tiendas de motos deberán realizar un trabajo arduo para incentivar el consumo, pero contarán con una clientela ávida de estímulos y con muchas ganas de hacer realidad los sueños reprimidos durante las semanas de confinamiento. Además será necesario que se impliquen las instituciones con ayudas económicas o fiscales que minimicen el impacto social y económico, si se quiere mantener el empleo entre las empresas del sector.

 

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW C 650 GT - 7490 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS