Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Expedición Canaria a las fuentes del Mekong

05 de Abril de 2010

Expedición Canaria a las fuentes del Mekong

Viaje del Club Enduro Sin Límite a Camboya y Laos (2010). Más de 4.000 kilómetros por el Sudeste asiático transitando por países en los que la pobreza se lleva con dignidad y los constantes enfrentamientos son una rutina es sus vidas.

 

Su nuevo reto: recorrer el Río Mekong desde el comienzo de su delta -en la frontera entre Camboya y Vietnam- hasta su parte mas joven en la provincia de Luang Namtha -en la confluencia de tres países: China, Birmania y Laos.

 

Los integrantes del Club Enduro Sin Límite cumplieron con su ritual anual y se embarcaron en una aventura apasionante. En esta ocasión, los cuatro pilotos tinerfeños pusieron rumbo al Sudeste Asiático, en donde vivieron momentos inolvidables a orillas del Lago Mekong, Camboya y Lagos.

 

Más de 4.000 kilómetros y de tres semanas de rutómetros por una de las zonas más interesantes del planeta, donde se puede encontrar a pueblos cariñosos con los visitantes o, por el contrario, con una guerrilla que lleva batallando más de 40 años.

 

Pero, en la memoria de estos cuatro moteros isleños, la expedición 2010 ya ocupa un lugar privilegiado.

 

Tras un largo vuelo, los miembros del Club “Enduro Sin Límite” aterrizaron en Camboya según lo previsto, y una vez solventados ciertos problemas con las  motos, pudieron tomar contacto con el Mekong y emprender la marcha hacia el sur hasta alcanzar el Golfo de Tailandia.

 

Pronto se dieron cuenta de las dificultades que encontraríamos al adentrase en una de las zonas mas recónditas del país, y por desgracia la más minada. No hay que olvidar que en Camboya todavía existen tres millones de minas contra personal sin desactivar.

 

La orientación resulta complicada pues muchos caminos varían de un año a otro debido a las inundaciones que sufren algunas áreas con la llegada de al estación de lluvias, por lo que los mapas no son de mucha ayuda, y los GPS solo nos sirven en estos parajes para marcar puntos y facilitar la vuelta en caso de necesidad. A pesar de la amabilidad dispensada por la población local en todo momento, la comunicación resulta complicada, y su afán de ser amables y decir que “sí” a todo, no ayuda  a la hora de orientarse.

 

Con todo ello, fueron adaptando las primeras etapas a las circunstancias, hasta que consiguieron alcanzar el lago Tonlé Sap, que con una extensión de 13.000 Km2 domina el centro del país y es el mas grande del Sudeste de Asia.

 

Partieron desde el pueblo flotante de Kompong Luang en una barquita que apenas cabían con las cuatro motos dentro. Para colmo de males, comenzó a levantarse un viento de tal intensidad que ponía en peligro la estabilidad de la pequeña embarcación, haciéndoles disminuir la velocidad hasta tal punto que les pilló la noche. Fue en este momento cuando se dieron cuenta de que “el capitán” estaba perdido, sin brújula, y sin ninguna luz de referencia en el horizonte. Gracias a las brújulas de los expedicionarios y casi siete horas de travesía, y no las tres prometidas, alcanzaron su destino, Siem Reap.

 

Tras aprovechar la ciudad para reparar las motos y recabar suministros, emprendieron las dos últimas etapas por Camboya que los llevaron a atravesar el país de oeste a este a través de la provincia de Preah Vihear, en un precioso recorrido plagado de dificultades: arena, barro y campos de minas (agradecimientos al simpático Berni por guiarles con mucha paciencia a través de las minas).

 

Muy entrada la noche alcanzaron de nuevo el grandioso Mekong, divisando desde el embarcadero las luces de Stung Treng, donde depositaron las motos y se dirigieron a la frontera con Laos, para recoger las monturas con las que atravesarían este increíble país.

 

Comenzaron rodando a buen ritmo por la Llanura de Bolaven, salpicada de impresionantes cascadas, y siguieron avanzando hacia el Norte por la histórica ruta Ho Chi Minh, senda en la selva paralela a la frontera con Vietnam, utilizada por el Vietcom para su abastecimiento logístico hasta ser descubierta por los americanos. Esta etapa fue bastante mas dura, pues las condiciones en las que se encuentra esta pista de 450 kms, hizo que los pilotos se tuvieran que emplear a fondo.

 

Pero las aspiraciones de nuestros expedicionarios de alcanzar la frontera con China tras varias etapas cruzando las montañosas y selváticas regiones del Norte del país se vieron truncadas, cuando se aproximaban a Long Cheng (ciudad secreta de la CIA durante la guerra de Laos) al encontrarse operando en la zona una de las escasas facciones guerrilleras que   todavía persisten después de más de 40 años, y que se remontan a la última guerra de Indochina.

 

Por último, regresaron a Ventiane, capital de Laos, tras 23 días encima de las motos prácticamente de sol a sol, y habiendo completado un total de 4.225 km. mayoritariamente por pistas de selva,  atravesando ríos y montañas, y superando con éxito las innumerables pruebas a las que el exigente recorrido les sometió, despidiéndose de este grandioso y enigmático río que ha constituido durante siglos el eje de las civilizaciones que se desarrollaron en el sudeste asiático, y dejando abiertas las puertas  a una nueva expedición que conduzca a los miembros del Club “Enduro Sin Límite” a adentrase en remotos países en busca de Las Fuentes del Mekong.

 

Solo queda recordar a los seguidores de estos aventureros, que este proyecto habría sido posible sin su ayuda, ni sin el apoyo de entidades como Redetel Telefonia, Deportes Base Salud, Signos Serigrafía, Mármoles Teidemar, Motos MB Trujillo, Motovalle, Ferreteria Hnos Pio, Silestone, Soldados.com, Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, Ayuntamiendo de Los Realejos, Ayuntamiento de La Orotava, Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo y el Ayuntamiento de Candelaria.


ENTREVISTA A JOSÉ MESA.- Componente del grupo "Enduro Sin Límite"

Conoce a JOSÉ MESA

 

 

Canariasenmoto.- Buenas tardes José, ¿cómo ha ido vuestro último viaje a Asia?
José Mesa.- Bien, la verdad que bien… Este año ha habido mucha aventura, mucho enduro, pero estuvo todo muy bien.

 

CeM.- ¿Cuántos días empleasteis en este viaje?
JM.-
23 días que hay que quitar de la familia, de las vacaciones… Hay que exprimir de todos lados.

 

CeM.- Y el coste económico… ¿Tenéis alguna ayuda?
JM.- Sí, contamos con el inestimable apoyo de: Redetel Telefonia, Deportes Base Salud, Signos Serigrafía, Mármoles Teidemar, Motos MB Trujillo, Motovalle, Ferreteria Hnos Pio, Silestone, Soldados.com, Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, Ayuntamiendo de Los Realejos, Ayuntamiento de La Orotava, Ayuntamiento de La Matanza de Acentejo y el Ayuntamiento de Candelaria… Son los que lo hacen posible, sin ellos sería imposible.

 

CeM.- ¿Cómo germinó la idea de hacer estos viajes?
JM.- Todo comenzó el año 2005 cuando nos reunimos y decidimos irnos a Marruecos con las motos para hacer el típico viaje de enduro y allí comenzamos a mezclar aventura con enduro y turismo…
Al año siguiente, en el 2006, nos fuimos a Mauritania para seguir varias etapas del Dakar en una especie de rallye paralelo. Hicimos tres etapas que fueron muy duras pero logramos llegar hasta Dakar.
En 2007 nos “largamos” a Centroamérica, estuvimos en Costa Rica, Nicaragua y Panamá… El cambio del desierto a la selva fue muy brusco…
Hace dos años, en el 2008, fuimos a Sudamérica, acompañando al Dakar en varias etapas por Argentina y Chile… Dejamos el Dakar y llegamos hasta la Patagonia en un asombroso viaje debido a la belleza del paisaje… Hicimos un total de 6200 kilómetros.
El año pasado pusimos rumbo al sudeste asiático, concretamente estuvimos en Camboya y Laos… En este viaje predominó el enduro y la aventura.

 

CeM.- El grupo de Enduro Sin Límite… ¿quiénes lo formáis?
JM.- Seguimos siendo los de siempre… Javier de Miguel, Miguel Amaro, José Acosta y yo, José Mesa.

 

CeM.- La convivencia entre vosotros durante los viajes… ¿es duro acoplarse?
JM.- Gracias a que nos llevamos todos espléndidamente y que nuestra relación es abierta, sincera y fluida podemos hacer los viajes… Hay momentos críticos y complicados donde cada uno tiene que aportar lo suyo y tirar todos hacia delante…

 

CeM.- Aunque estas iniciativas no suponen competir, en estos viajes hace falta una buena preparación… ¿Cómo lo hacéis?
JM.- Los cuatro componentes practicamos enduro regularmente aquí, en Tenerife, y aparte cada uno hace deporte de forma habitual para mantenerse en forma… Sobre todo, los dos o tres meses previos al viaje tienes que trabajar y ponerte fuerte… Son jornadas muy largas y duras sobre la moto en las que hay que estar siempre concentrado y alerta… No puedes permitirte una caída… Ni por ti ni por respeto al resto del grupo.

 

CeM.- ¿Cómo son los trámites burocráticos y sanitarios?
JM.- Son los apartados mas complicados del viaje… Llevar las motos hasta esos países, pasar fronteras… Este año, por ejemplo, el hecho de pasar con las motos de Camboya a Laos fue muy complicado…  bueno más que complicado, enormemente laborioso, demasiados trámites burocráticos… Te llevas, prácticamente, todo un año organizándolo… Pero como lo hacemos con gusto…

 

CeM.- ¿Cómo se ve el mundo de la moto en estos países?
JM.- Casi siempre vamos a países subdesarrollados en los que la moto no es más que una herramienta de trabajo, nada de su faceta lúdica o deportiva… Donde vimos más afición a la moto ha sido en Argentina y Chile… Era increíble, la gente alucinaba con el Dakar pero en otros países como Mauritania, la moto no existe.

 

CeM.- ¿Habéis encontrado muchos canarios por el mundo?
JM.- Sí, sí hemos encontrado gente… Ahora mismo recuerdo un chico de Lanzarote “Galán” que encontramos en Mauritania y que ahora mismo está en una expedición por Marruecos.

 

CeM.- ¿Estáis ya preparando el siguiente viaje?
JM.- Si ya estamos “liados” en preparar el de este año y vamos a ver como lo “cuadramos…” Sobre todo estamos buscando apoyos… Es muy complicado… Los viajes son muy costosos. Sólo el hecho de llevar las motos es un gran trabajo.

 

CeM.- Se suele decir que de los viajes se disfruta igual planificándolos que realizándolo, ¿es este el caso?
JM.- No, rotundamente no. Donde se disfruta es encima de la moto…

CeM.- Os deseamos para el próximo viaje toda la suerte del mundo y que logréis alcanzar vuestro objetivo.
JM.- Hasta ahora siempre nos ha salido todo bien… Solamente este año, no pudimos llegar a nuestro destino previsto… Nos quedamos a unos 350 kilómetros de la frontera China por la rotura de una de las motos… Sólo nos faltó un día.

Grupos Moteros Relacionados
 
 
Fuentes de la noticia

endurosinlimite.blogspot.com

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Triumph Tiger 800 - 11490 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS