Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Éxito en la I Rider Experience con Tifón Motor y el Grupo Piaggio

03 de Noviembre de 2019

Éxito en la I Rider Experience con Tifón Motor y el Grupo Piaggio

El pasado sábado 26 de octubre organizamos con Tifón Motor y 9 afortunados seguidores de Canariasenmoto, la primera edición de la Rider Experience Grupo Piaggio, una jornada en la que varios usuarios de motos pudieron vivir en carne propia la experiencia de ser probadores de los nuevos modelos de las marcas Moto Guzzi, Aprilia y Piaggio, acompañados por el equipo de Canariasenmoto.

 

La jornada de prueba en ruta organizada por Canariasenmoto con los participantes seleccionados por Tifón Motor para conocer de primera mano las nuevas Moto Guzzi V85 TT, Moto Guzzi V7 III Stone, Night y Special, Aprilia Shiver 900, Piaggio MP3 500 y 300 HPE ha sido un rotundo éxito, un sábado lleno de experiencias, intercambio de impresiones, camaradería y buen rollo disfrutando en la mágica isla de Gran Canaria de las motos de Tifón Motor.

 

Eva Campos, Alberto Suárez, Héctor Hernández, Francisco Javier Nieto, Vicente Villahoz, Juanma Alemán, Daniel Hernández, Israel Navarro y Manuel Idafe Rodríguez dejaron aparcadas sus motos por un día para sentirse auténticos probadores de motos, escoltados por el habitual equipo de pruebas de Canariasenmoto. El objetivo de la Rider Experience es, además de disfrutar de las novedades del Grupo Piaggio, en sus diferentes marcas, es el de vivir en primera persona la experiencia de una prueba de moto, tal y como las hacemos en Canariasenmoto.

 

El éxito de la iniciativa estuvo marcado desde su puesta en marcha por las más de 130 solicitudes tras anunciarlo en nuestra web y redes sociales. Con tal número de solicitudes y “sólo” 9 modelos de motos disponibles para la experiencia, lo complicado fue elegir a los afortunados “probadores”. Una elección complicada para el equipo de Tifón Motor, a quienes les hubiera encantado poder ofrecer motos para todos los solicitantes, quienes, no obstante, podrán probar las motos en cualquier momento.

 

 

Comenzando por las damas, Eva Peña, una motera que comienza a disfrutar de la treintena a lomos de su Speed Triple RS por la carreteras tinerfeñas, se vino a su Gran Canaria natal para poder disfrutar de la Rider Experience: “Para mi montar en moto es sinónimo de libertad. Una forma única de disfrutar del paisaje, el viento y las curvas, sintiendo el rugido de los motores y la hermandad que hay en la familia motera. Disfruto saltando de isla en isla, viajando en moto para disfrutar de los entornos mágicos que nos pueden brindar miles de kilómetros de Canarias”, decía a modo de presentación. 

 

Eva dejó aparcados los 150CV de su Triumph para disfrutar de la comodidad y el placer de conducción de la Moto Guzzi V7 III: “Me ha sorprendido lo ligera que se siente y lo divertida que es en tramos de curvas. Eché de menos, eso sí, una frenada más potente y no me gustó el exceso de vibraciones del motor cuando pasas determinada zona del cuentarrevoluciones”, confesaba. La motera de Telde afincada en Tenerife también probó la Shiver 900 de Aprilia: “Me ha gustado la postura de conducción y no me ha gustado el calor que emana del motor”, admitía, a la vez que reconocía que esperaba una mayor respuesta del motor de la Shiver 900. Sobre la Rider Experience dijo que le parecía “una de las mejores maneras en las que un concesionario puede darse a conocer y disfrutar de diferentes modelos del mercado”, terminaba, agradeciendo la compañía, la organización y el buen ambiente vivido… “y, por supuesto sentirme "protagonista por un día y disfrutar de unas motos diferentes a la propia”.

 

 

Alberto Suárez (37 años) es un motero de Las Palmas de Gran Canaria que suele hacer una media de 3.000 km/año en su Suzuki Sv650 del 2018. “Desde pequeño tuve la suerte de disfrutar con motos de cross en una finca privada que tenía mi abuelo y ya, muchos años después, retomé esa pasión. He pasado por varias motos y me he dado cuenta que una moto no es sólo su aceleración, caballos, frenos o una horquilla invertida. Una moto de verdad es esa que te hace sentir. No es la velocidad lo que me motiva, sino pasear y disfrutar encima de una moto. El viento, las sensaciones... A veces mi pareja me pregunta y no sé qué contestarle. Moto y piloto recorriendo el camino como uno solo, fluyendo livianos con la carretera. Eso es para mí la moto”, confesaba Alberto, a modo de introducción.

 

Alberto Suárez comenzó la jornada de prueba a lomos de una Moto Guzzi V85 TT de la que le enamoró su ligereza y agilidad en curva: “Ha sido sorprendente, no me la esperaba así. También me ha encantado la postura de conducción, realmente cómoda”, aseguraba, destacando que el calor del motor y la colocación del mando de los intermitentes es lo que menos le gustó del primer modelo que probó. Su segunda moto de prueba fue la  Moto Guzzi V7 Night: “Es una moto peculiar, con gran personalidad pero que tiene un motor que parece estar siempre cabreado”, aseguraba quien  está acostumbrado al dulce propulsor de su SV. “A cambio es un motor contundente desde muy abajo. Me gusta el diseño entre clásico y moderno, con el añadido de la iluminación led. También la postura encajada en la moto me resultó muy cómoda, pero lo que hace especial a esta moto no sabría decirlo. Hay que subirse en ella. Es una moto que te conquista cuando la pruebas”, resaltaba Alberto, muy contento con la experiencia: “Me parece una iniciativa muy interesante para conocer las marcas y acercarse a las motos desde otra perspectiva. También, el conocer a gente y rodar con ellos en unas motos espectaculares, ha sido uno de los grandes alicientes de la jornada”.

 

 

Héctor Hernández disfruta a diario de una Honda CB500 por la ciudad de Telde y el resto de a isla. Es un motero de largo recorrido, con cerca de 20.000 kilómetros al año “en una moto cómoda”, dice, hablando de su Hondita. Y como la experiencia nos va haciendo cada día más selectivos, a Héctor le llamó la atención la Guzzi V85TT como una opción perfecta para seguir escribiendo su libro motero, en el que destaca las sensaciones que le produce el poder montar en moto prácticamente todos los fines de semana en las carreteras de la isla, pero también a diario, en ciudad.

 

Quería probar la V85TT de Moto Guzzi porque le atraen motos cada vez más ruteras y cómodas. Le atrae como conjunto y la posibilidad que ofrece para llegar a destinos lejanos de forma más relajada. “Su sonido y la respuesta en bajos del motor han sido sorprendentes”. Pero también quiso descubrir las sensaciones de pisar la carretera con las tres ruedas del MP3 300 HPE de Piaggio, “una moto que, aunque con la potencia que cae esperar en una moto de esta cilindrada, se siente con brío y, sobre todo, ligera y con una estabilidad sorprendente”, aseveraba. Le gustó la fórmula de la Rider Experience para conocer las motos de primera mano “y la cordialidad de los participantes y la organización… sólo faltó langosta en el menú”, admitía, bromeando.

 

 

El toque de veteranía lo aportó Francisco Javier Cepeda, un experimentado motero cercano al medio siglo y que le hace cerca de 10.000 kilómetros al año a su Ducati Monster. Para él, “la moto es una pasión y un hobby. Disfruto de la moto en cada salida rutera para conocer sitios nuevos de la Isla, así como para hacer nuevos amigos de ruta”, destacaba. 

 

Francisco Javier quería probar la V85TT, entre otras cosas, por la  personalidad, estilo y exclusividad de las Moto Guzzi es algo que siempre le ha llegado dentro: “Me ha sorprendido la comodidad y la facilidad de conducción. Es una moto intuitiva, que entra sola en las curvas y con un cambio que tiene un funcionamiento muy suave. Me gusta su estética, pero lo que más me encanta es la personalidad del motor con ese golpe en el cilindro izquierdo al dar gas”, confesaba. “A baja velocidad desprende mucho calor en el lado izquierdo”, ese sea quizá el único pero que puedo ponerle a la V85TT “con la que he pasado una jornada excepcional”. Sobre la experiencia, Francisco Javier reconoce que le “parece la manera ideal qué tiene una marca en darse a conocer. En compañía del equipo de Canariasenmoto que se han encargado de todo para que nosotros nos centrásemos en disfrutar de las motos, opinar, conversar, contar anécdotas... con personas que comparten una misma pasión; las motos".

 

 

Vicente Villahoz aportó el lado exótico a la Rider Experience, más que nada porque era el único participante que viene de conducir a diario una Vespa: "Voy a pasar de Vespa a V7 porque estoy loco por dar paseos fuera de la ciudad”, decía, a modo de presentación. “Mi Vespita 125 se me quedó pequeña hace tiempo. Estoy ahorrando para dar entrada en condiciones y había pensado alquilar para probarla un fin de semana, pero qué mejor forma de hacerlo que con el equipo de Canariasenmoto”, reconocía.

 

Y probó su deseada Moto Guzzi V7 III “He quedado magnetizado por la fuerza de su estética y por la facilidad con la que me he adaptado a ella, teniendo en cuenta que es la primera vez que paso de un 250cc”, admitía. “Estabilidad y conducción a cualquier régimen del motos, son dos de sus mejores cualidades. Va muy fina. Es cómoda de postura. Sin haber hecho nunca rutas estuve más de 6 horas encima y no noté ninguna molestia en espalda ni piernas”, asentía, haciendo ya planes para instalarle maletas con las que llegar hasta el horizonte infinito. “Esta es una buena manera de acercar los usuarios a la marca, reforzando tanto la imagen de Moto Guzzi como de Tifón Motor y apostando por la venta racional creando vínculos con futuros clientes. La oportunidad de  poder probar la moto que quería comprarme, supervisado por profesionales y otros usuarios no comerciales con opiniones diversas, es insuperable”, apuntalaba Vicente, encantado con su nueva lifestyle a bordo de su Moto Guzzi V7 III.

 

 

Juanma  Alemán llegaba a la Rider Experience desde Arucas, una ciudad eminentemente motera en la que Juanma realiza más de 5.000 kilómetros al año con su KTM Duke 125. Juanma quería probar la gama “tres ruedas” de Piaggio, tanto por tramos de autovía y como por carreteras secundarias, siempre sobre distintos asfaltos. Y lo hizo, y se hartó de curvas hasta completar los 150 km de recorrido, aderezados con sendas sesiones de fotos donde pudo dar lo mejor de sí mismo, declaraciones incluidas, a bordo de su MP3 de prueba.

 

“La MP3 500 HPE me ha gustado por la comodidad, la estabilidad y el aplomo en las curvas. Es muy sólida, no se mueve, aunque cuando tienes que cortar gas, le cuesta un poco recuperar y volver a coger ritmo”, admitía. “La MP3 300 HPE, a pesar de tener menor cilindrada, tiene un motor más vivo, más alegre o que por lo menos, se adpata mejor a las exigencias de la orografía canaria”, nos contaba este motero de Arucas que se sintió protagonista de nuestra experiencia y que quedó muy contento con haber podido probar las MP3, como él decía “en el mundo real”. Gracias por enseñarnos lo que hay detrás de cada reportaje y vídeo de Canariasenmoto.

 

 

Tras dejar aparcada por un día su Gladius, Daniel Hernández, de Las Palmas de Gran Canaria y a punto de entrar en la treintena, nos hablaba de “la sensación de libertad que produce ir en moto, el ambiente que hay entre moteros, que aún siendo desconocidos se sienten como de la familia. De las rutas y las quedadas en las que participa regularmente y de todo el ambiente que  envuelve el mundo de las dos ruedas”, y que es lo que le motiva para seguir en él.

 

Daniel tuvo ocasión de probar, en primer lugar, la Moto Guzzi V7 III Stone una moto que tiene en los usuarios del A2 su principal nicho de mercado. Una moto de aspecto retro y motor bicilíndrico con cilindros transversales, chasis multitubular de acero, ABS a destacar entre algunos de sus puntos fuertes. “Una moto que atrae por su personalidad, algo que la hace diferenciarse del resto de las opciones del mercado”, afirmaba. También probó la Aprilia Shiver 900 A2: “Una moto con unas prestaciones más que interesantes y un precio rompedor”, adelantaba. “La postura de conducción deportiva me ha encantado, al igual que las sensaciones al manillar. Dispone de varios mapas de conducción que vienen muy bien, sobre todo cuando llueve, como nos pasó en la prueba. Una moto que sólo puedo calificar con una nota alta y de la que sólo critico el calor del motor… ¿O sería y por la emoción”, admitía en todo de broma.

 

 

Israel Navarro es el correcaminos del grupo. Le hace cada año unos 30.000 kilómetros a su Kawasaki er6f. La pasión le viene de generaciones de ancestros apasionados de las dos ruedas: “He tenido la suerte de poder hacer junto a mi padre viajes de miles de kilómetros por la península, disfrutando de la moto, de la gastronomía y culturas”, admitía.

 

Israel probó la Aprilia Shiver 900: “Me sorprendió gratamente la electrónica de la moto, el exquisito funcionamiento del amortiguador trasero y el soporte que supone un freno trasero dosificable. Sin embargo me esperaba mayor empuje del motor y una horquilla delantera con un tarado más adecuado. Me ha parecido una moto pesada y poco ágil que además se abre en curvas”, reconocía. De la Moto Guzzi V7 III, que también probó, destacaba el equilibrio de una moto con aire clásico que, sin embargo sorprende cuando la pruebas: “Es una moto muy ágil, frena bien y tiene su propio carácter. Es una de esas motos que cuanto más la conduces, más te gusta. Ofrece mucha confianza. Tiene un encanto difícil de definir, pero a mí me dejó enamorado, y eso que en principio no me gustaba mucho”, admitía. De la experiencia nos reconoció que es una excelente forma de hacer descubrimientos en el mundo de las dos ruedas “enamorarte de una moto que ni si quiera conoces, analizar diferentes modelos e incluso pode hacer una crítica de ellos”, rubricaba.

 

 

Manuel Idafe Rodríguez es un aventurero de Telde que conduce una Suzuki V-Strom 650, a la que cada año le mete en el cuentakilómetros más de 10.000. “No sabría definir nada en concreto del mundo de la moto, lo llevo impregnado desde niño. Me da libertad”, afirmaba antes de participar en la Rider Experience de Tifón Motor y las marcas del Grupo Piaggio: “Conocer de esta forma la empresa, las marcas y los modelos es algo que me ha sorprendido gratamente”.

 

Los modelos escogidos por Manuel Idafe para probar en la Rider Experience de Tifón Motor fueron la Aprilia Shiver 900 y la Piaggio MP3 500 HPE. De la primera destacó la eficacia de sus frenos y el funcionamiento del motor, desde bajas revoluciones; criticó, sin embargo “el calor que emana del motor cuando circulas a baja velocidad”. De la “tres ruedas” de Piaggio puso en positivo su comodidad y su elevada capacidad de carga, pero no le gustó tanto la aceleración del motor “un poco fondón para tratarse de un 500cc. Le cuesta en recuperaciones”, admitía, justificando la falta de brío por el peso que tiene que mover el MP3 500 HPE.

 

 

El selecto equipo de probadores fue citado a las 08:30 en las instalaciones de Tifón Motor en El Sebadal (Las Palmas de Gran Canaria), donde acudieron puntuales y equipados para disfrutar con seguridad de la experiencia que les brindamos desde Canariasenmoto. José Ferrera y Juan Luis, de Tifón Motor, fueron los encargados de darles la bienvenida con un desayuno que les permitió coger fuerzas para la emocionante jornada que les esperaba. Tras recibir del equipo de Canariasenmoto información del programa previsto y sobre cada modelo de moto, de voz de los representantes de Moto Guzzi, Aprilia y Piaggio en Canarias, llegó el momento de ponerse los guantes, bajar la visera del casco y meter primera para poner rumbo al recorrido previsto.

 

Una vez en marcha, el trayecto recorrió un pequeño tramo de autovía para adentrarnos rápidamente en las retorcidas carreteras que dan acceso al centro de la isla de Gran Canaria, siempre sobre distintos tipos de asfalto, hasta llegar al momento de la comida en Firgas. Por la tarde, más curvas hasta completar los 150 km de recorrido, aderezados con sesiones de fotos, más o menos entretenidas, donde nuestros probadores pudieron hacer gala de su postura de pilotaje al mando de las novedades de Tifón Motor.

 

La oportunidad de poder realizar esta actividad en un escenario elegido por fabricantes de motos para presentaciones a nivel mundial, fue uno de los aspectos más valorados por los participantes, conscientes del privilegio que supone desfrutar de su pasión en un paraíso para las dos ruedas, los 365 días del año; bueno, casi, ya que en el último tramo de la jornada, la aparición de la lluvia aguó un poco la experiencia, aunque sirvió para probar controles de tracción, mapas de potencia y sistemas ABS que ayudan a la conducción.

 

 

Todos los participantes coincidieron en señalar el acierto del recorrido y el buen rollo surgido entre los integrantes del grupo, que hasta esa misma mañana no se conocían. También afirmaron haber disfrutado de una experiencia que no se imaginaban y de la posibilidad de conocer “realmente” las prestaciones y sensaciones que cada modelo les había ofrecido, ya que a los largo de la jornada pudieron intercambiar montura con otros participantes, con la única salvedad de las restricciones de su permiso de conducción.

 

 

En definitiva una exitosa jornada de pruebas que concluía con el regreso a las instalaciones de Tifón Motor pasadas las seis de la tarde, donde los responsables de la empresa agradecía la participación a estos 9 afortunados con el regalo de un pack de productos de las marcas e invitaba a los más de 130 solicitantes que se han quedado fuera de esta jornada a pasarse por sus instalaciones en El Sebadal y disfrutar de su propia prueba.

 

Agradeciendo la colaboración de Tifón Motor y el ejemplar comportamiento de los participantes, les dejamos con algunas fotos de la experiencia y les citamos para la próxima Rider Experience…

Empresas Relacionadas

Galería de fotos349 fotos

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Macbor Fun 125 - 2299 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS