Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Comparativa V-Strom 1000 y CrossTourer 1200 DCT

24 de Marzo de 2014

Comparativa V-Strom 1000 y CrossTourer 1200 DCT

Por las manos del equipo de pruebas de Canariasenmoto han pasado recientemente dos motos que en principio no tienen muchas similitudes y destacan mucho más las diferencias que las ¿unen? Pues sí, y es que hay muchos caminos para llegar al mismo objetivo.

 

Ambas motos tienen, como decíamos, algunos puntos en común; las dos han elegido la misma arquitectura para su chasis de doble viga de aluminio y disponen de horquilla invertida para la suspensión delantera y monoamortiguador regulable para la trasera… Y prácticamente, aquí finalizan las similitudes.

 

Honda va motorizada con un “V4” de 1200cc derivado de la VFR1200F que entrega 130 CV de potencia mientras que la Suzuki ha optado por un ligero bicilíndrico en “V” de 1000cc que solo ofrece 100CV. En la Suzi el cambio es manual de 6 velocidades y en la Honda es automático secuencial de doble embrague “DCT”. Las dos disponen de ayudas electrónicas, en la Suzuki para el frenado “ABS” y para el “Control de Tracción”. En la Honda sin embargo, la implementación de tecnología punta llega a muchos más componentes. En cuanto a la trasmisión final, en el caso de Honda se confía en un eje cardánico sin mantenimiento mientras que la Suzuki se conforma con una liviana cadena. Las llantas de radios, en el caso de la CrossTourer, y de diez estéticos palos en la V-Strom también marcan una importante diferencia estética entre ambas motos.

 

 

La diferencia de peso, unos 50 kilos aproximadamente a favor de la Suzuki, es otra evidencia de que ambas marcas usan tácticas diferentes para llegar al común objetivo de ser la gran moto aventurera. Y en cierto modo se basan en valores tradicionales de cada marca, mientras la Honda apuesta por la potencia y la tecnología en un concepto viajero de largas distancias y con todas las comodidades posibles para el piloto y su acompañante, la Suzuki apuesta por ofrecer un plus de deportividad a base de reducir peso e incluso sacrificar la potencia.

 

 

La CrossTourer es una moto nacida para los grandes viajes, con una enorme capacidad de carga y una comodidad desconocida hasta la fecha de su salida al mercado fijando un nuevo estándar para las motocicletas de turismo adventure sports de gran tamaño. Ofrece una exclusiva combinación de grandes prestaciones de motor V4 con avanzadas tecnologías que consiguen una excelente estabilidad y manejabilidad a pesar del peso y dimensiones del conjunto. De hecho, esta CrossTourer es sin lugar a dudas la mejor moto trail de la historia de Honda.

 

 

Por su parte, Suzuki ha visto el hueco dejado entre las trail de media cilindrada y las grandes maxi trail y ha apostado por cubrirlo con su nueva V-Strom 1000 ABS. Una moto que cubrirá las expectativas de todos los amantes de las grandes trail sin tener que desembolsar más de lo justo por una potencia o tecnología que no va a necesitar en su vida. Haber incrementado más la potencia hubiera dificultado conseguir ese excepcional tacto de su motor, y además hubiera obligado a reforzar el nuevo chasis y los componentes, además de aumentar la refrigeración del motor, lo que hubiera repercutido sobre el peso y también sobre el precio.

 

 

En la Honda las llantas de serie son de radios y en la Suzuki de palos de aluminio, lo que podría considerarse toda una declaración de intenciones en cuanto a su uso fuera de carretera, pero que en realidad tampoco tiene lugar, de hecho el recorrido de las suspensiones de ambas motos son prácticamente idénticos, cortos en cualquier caso para uso off-road. La altura de las dos motos es semejante, aunque la Suzukise siente más baja por su menor anchura en la zona del asiento.

 

Nada más arrancarlas, las diferencias se hacen patentes. En la Honda, la exclusividad del motor V4 está marcada descaradamente con un funcionamiento redondo, sin traqueteos, pausado y con remanente permanente de potencia. El sonido, inconfundible, y su capacidad para acelerar a cualquier régimen, inalcanzable para el V2 de la Suzuki. El motor de V-Strom se nota más suelto, más explosivo, para los más intrépidos será más pasional, tarda menos en reaccionar y excitante para jugar con el cambio, que como en toda buena Suzuki, es una de sus mejores armas. En ambos casos, las prestaciones de sus motorizaciones son más que suficientes para la mayoría de los usuarios y todo ello unido a unas suspensiones muy bien equilibradas, aunque quizá con un tarado más deportivo en la Suzuki –o será porque su asiento es más duro- y a las ayudas electrónicas del control de tracción, permiten disfrutarlos a máxima potencia.

 

 

El acertado equilibrio entre chasis y moto de la CrossTourer la convierten en una moto neutra en cualquier situación. Al entrar en curva no necesitarás esforzarte para inclinarla ni para levantarla, de eso se encarga el empuje del V4. La Suzuki pesa menos y eso se nota en los tramos más revirados. Ese es el territorio ideal de la V-Strom 1000ABS. A la hora de frenar se hunde menos de delante que la Honda y la patada del los primeros pulsos de su motor V2 le otorgan cierta ventaja que luego la Honda iguala a base de potencia. Con ambas podrás ir rápido de verdad, sin importar el tipo de carretera. La imagen que mejor describe su comportamiento es la de aquellas míticas etapas de los Alpes entre Marco Pantani –llamémosle, Suzuki- y Miguel Indurain, el Honda. El navarro respondía con contundente tranquilidad a los explosivos demarrajes del transalpino. Al final, en la meta, ambos llegaban a la par. Cada uno, fiel a su estilo, conseguía su objetivo.

 

 

En nuestra excursión fuera del asfalto, la Suzuki, más que nada por su ligereza, y por ir desprovista de maletas y accesorios, se mostró más capaz, aunque en ambos casos el peso, el recorrido escaso de las suspensiones y, sobre todo, los neumáticos, no invitan a grandes hazañas en este tipo de terreno. Son motos que superan dos límites muy a tener en cuenta: los 200 kilos de peso y los 12.000 euros de precio.

 

Tanto la V-Strom 1000ABS de Suzuki como la CrossTourer de Honda van a superar las expectativas que esperases de ellas. Son motos que ofrecen una sensación de seguridad muy grande, pueden llevar equipaje para dar la vuelta al mundo y disponen de una cómoda posición de conducción y una cúpula regulable, sin bajarte en la Suzuki, que te protegerá a la hora de afrontar trayectos a alta velocidad.

 

¿Cuál es mejor? Pensamos que cada una tiene sus adeptos. La Honda es una moto excepcional, compañera ideal para grandes viajes y aventuras. La Suzuki es la recién llegada, una moto más dinámica que no quiso meterse en la carrera del peso y la potencia y que ofrece otras armas para triunfar en uno de los segmentos que menos ha sufrido la crisis… de la que ya estamos saliendo, dice al menos el gobierno. 

  • Precio Suzuki V-Strom 1000ABS.- 12.499 € (Tarifa Marzo 2014 - Pole Position)
  • Precio Honda CrossTourer 1200 DCT.- 15.760 € (Tarifa Marzo 2014 – Juan Armas Canarias)

 

Puedes ver las pruebas completas de ambas motos pinchando en los siguientes enlaces:

 

Prueba Suzuki V-Strom 1000 ABS, la tormenta perfecta

 

Prueba Honda Crosstourer DCT 1200; Intercontinental

Empresas Relacionadas
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS