|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Comparativa Maxi-Trail Europeas, en busca de la agilidad perdida

01 de Marzo de 2020

Comparativa Maxi-Trail Europeas, en busca de la agilidad perdida

Trío de ases del segmento maxitrail: BMW R 1250 GS, Ducati Multistrada 1260 S y KTM 1290 Superadventure S

 

Recientemente teníamos la oportunidad de juntar a tres de las maxitrail europeas que compiten en el mercado de las motos totales. Motos con una gran carga de tecnología que te permitirán disfrutar de potencia, prestaciones, comodidad y mucha autonomía, sea cual sea tu destino. Y aunque no están todas las que son -faltó la Tiger 1200 de Triumph Canarias-, si son todas las que están.

 

Intentar hacer coincidir estas tres motos ha sido complicado, pero gracias a los distribuidores oficiales de cada marca en Canarias, pudimos disfrutar del espectáculo de ver rodar juntas a la BMW R 1250 GS (Marmotor), la Ducati Multistrada 1260 S (Ducati Canarias) y la KTM 1290 Superadventure S (Valsebike), sobre tierra y asfalto. Y como decíamos, teníamos muchas ganas de ello, tras las pruebas individuales que hemos ido haciendo, cada vez que llegaban al mercado, y que en los tres casos han supuesto un paso adelante respecto a sus predecesoras.

 

En cuanto a los datos del mercado, en Canarias el pasado año se vendieron 41 BMW R 1250 GS (+ 34 GS Adv), 23 KTM 1290 Superadventure y 18 Ducati Multistrada 1260.

 

 

El concepto trail, al menos en sus orígenes, se refería a motos polivalentes, ligeras y capaces de salir del asfalto cuando las circunstancias lo requerían. Motos muy ágiles que tenían en la usabilidad de su propulsor una de sus principales virtudes, algo que el paso de los años las convirtió en las mejores aliadas para los grandes viajes. Y precisamente ese afán aventurero; ese que nos invita a llegar cada vez más lejos, con más carga y de manera más cómoda, es el que ha obligado a los fabricantes a lanzar al mercado motos que cada día ofrecen más prestaciones… a cambio de perder su alma trail, ¿o no?

 

Como dice el título de nuestro artículo, las marcas buscan recuperar la agilidad que se ha ido perdiendo con el paso de los años, y para ello no se plantean reducir potencia o eliminar elementos que podrían ser superfluos, no. Lo que han hecho, y en este apartado nuestras tres protagonistas coinciden en ello, es humanizarlas a base de aplicar tecnología y asistencias electrónicas que hacen mucho más fácil la conducción de unas motos de otra forma estarían a la altura de muy pocos usuarios.

 

 

Si te has planteado alguna vez si las maxitrail son motos lógicas para viajar por unas islas en las que es raro que hagas más de 200 kilómetros en una jornada. Si crees que más de 230 kilos en orden de marcha es una cifra inasumible para ti. Si piensas que no necesitas más de 135 CV para disfrutar con tu tipo de conducción. O si crees que los casi 17.000 euros que cuesta la más barata de las tres, no están justificados, sigue leyendo…

 

Estas nuevas maxitrail disponen de motores de distribución variable que ofrecen grandes cifras de par motor desde muy bajas vueltas, lo que las hace muy fáciles de conducir. La posición de conducción permite que tú y tu acompañante viajéis en primera clase, hasta donde las olas salpican las nubes. Las inercias de unas motos que con equipaje y pasajero pueden rondar los 400 kilos son uno de los puntos críticos en este tipo de motos, pero ahí precisamente es donde entra en juego la tecnología, facilitando las detenciones, la colocación de la moto en la entrada en curvas, regulando el reparto de masas en aceleraciones y detenciones, incluso con asistencias en rampa para que una salida en cuesta sean pan comido.

 

 

BMW R 1250 GS, cada vez más manejable y tecnológica   (Desde 18.350 euros)

El hecho de que por cualquier rincón del mundo te encuentres a los grandes viajeros a lomos de la “GS” de BMW Motorrad es un buen indicador de que la sempiterna bóxer, es la combinación óptima de dinamismo y comodidad que consigue transformar la perfección tecnológica en placer para viajar. Una cualidad remarcada, más que nunca, con esta nueva BMW R 1250 GS que estrena el nuevo motor boxer ShiftCam de distribución variable con mejor rendimiento y que añade algunas mejoras en otros aspectos.

 

Y aunque exteriormente no hay cambios significativos respecto a la anterior R 1200 GS, el interior esconde grandes diferencias. De entrada el icónico boxer crece de 1170 a 1254 cc, aunque el cambio más importante es el nuevo sistema BMW ShiftCam, con control variable de las válvulas, modificando la carrera de la válvula en la admisión y así conseguir el mejor rendimiento del motor a cualquier régimen de giro. Gracias a ello, se ha desarrollado más potencia y par (136 cv y 143 Nm), pero también se ha conseguido una mayor suavidad de funcionamiento para facilitar la conducción y mejorar la maniobrabilidad.

 

 

La gestión electrónica del motor supone ir un paso más allá en el control y la facilidad de conducción, que como decimos, es lo que buscan las marcas para humanizar sus grandes maxitrail. La gestión del motor BMS-O y el uso de válvulas de doble chorro ayudan también en el mejor funcionamiento general con una combustión más conseguida, que se remata con un nuevo escape. La nueva cadena dentada encargada de mover el árbol de levas o la optimización del suministro de aceite y refrigeración de la base de los pistones, mejoran el funcionamiento de un motor, que siempre ha gozado de un tacto impecable.

 

Viajar en la nueva BMW R 1250 GS es hacerlo en primera clase, y es que su equipamiento de lujo destaca por su adaptabilidad a tus cualidades como piloto o a las condiciones del firme que pisa. Cuenta con dos modos de conducción, control de tracción ASC, faros LED y arranque en pendiente, todo de serie. Un nuevo sistema Connected Ride, que conecta con el cuadro de instrumentos multifunción TFT en color de 6,5 pulgadas. Además puedes añadir como extra modos de conducción Pro, control dinámico de tracción (DTC), ABS Pro, asistente de arranque en pendiente Pro, asistente de freno dinámico (DBC), suspensión electrónica Dynamic ESA “Next Generation” con función de compensación de carga totalmente automática, luz diurna LED y llamada de emergencia Inteligente, algo que hace de la BMW una moto única en el mercado.

 

 

Ducati Multistrada 1260 S, trail asfáltica con alma deportiva   (Desde 16.990 euros)

La Multistrada 1260 es la trail más potente de Ducati, de hecho no tiene mucho que ver con una trail convencional, pues la propia marca afirma que se trata de 4 motos en 1, algo así como una navaja suiza que consigue gracias a sus cualidades ser una deportiva y una turismo al mismo tiempo, y además sirve para el día a día e incluso para el off-road, de ahí los distintos modos de conducción para adecuarla a cada circunstancia. Sin embargo, su ADN desmodrómico no esconde ese toque de deportividad que la firma de Borgo Panigale imprime a todos sus productos.

 

El corazón de la MTS 1260, un motor Testastretta DVT de dos cilindros en “L” que proporciona una conducción muy fluida tanto a alta como a baja velocidad gracias a su configuración con distribución variable, viene acompañado de una avanzada electrónica que permiten gestionar con asombrosa facilidad los casi 160 CV de su motor. La versión estándar cuenta con acelerador Ride-by-Wire que ofrece una respuesta más suave al abrir el gas. Una plataforma inercial IMU de Bosch es la encargada de gestionar el control de tracción (DTC) de ocho niveles, el sistema anticaballito, también con ocho niveles, -Ducati Wheelie Control (DWC)-, el ABS con asistencia en curvas y con el control de velocidad. El sistema de cambio rápido bidireccional opcional -Ducati Quick Shift (DQS)- y el Vehicle Hold Control -ayuda en arrancada en cuesta (VHC)- son otras de las ayudas de que dispone la MTS de Ducati Canarias.

 

 

Al igual que sus rivales, el objetivo es ampliar target de posibles clientes, gracias a una increíble facilidad de conducción. A ello contribuyen los “Riding Modes”, que gestionan diversos parámetros de la moto, no sólo la entrega de potencia, dependiendo del modo de conducción. Hay cuatro modos disponibles: Sport, Touring, Urban y Enduro. El Sport es el más rácing, en el que se dispone de los 158 CV del motor con niveles muy bajos del control de tracción, del ABS y del antiwheelie. El Touring proporciona la misma potencia que el anterior, pero la seguridad activa se mejora al aumentar los niveles del resto de controles. En el modo Urban la potencia se rebaja a 100 CV, mientras que los controles se sitúan en la posición máxima para adaptarse al estado del asfalto. Por último, el modo Enduro fija la potencia igualmente en 100 CV, dejando en niveles muy bajos el ABS, DTC y el DWC, y desconectándose la detección del levantamiento y el ABS de la rueda trasera, y la asistencia en curvas.

 

La parte ciclo de la MTS 1260 destaca por el habitual chasis de estructura multitubular, con el subchasis de aluminio y con los soportes para las maletas incorporados. El basculante monobrazo está realizado en una sola pieza. Las suspensiones, conjunto de horquilla y monoamortiguador Kayaba-Sachs regulables en la Multistrada y el afamado sistema de ajuste electrónico en tiempo real Ducati Skyhook System en la Multistrada S, de calidad premium, están a la altura de la moto, al igual que el sistema de frenos, con pinzas de freno Brembo M50 que hacen gala de una excelente relación tacto-potencia y permiten poner toda la confianza en el ABS, activo también en incinaciones. Los neumáticos utilizados son los Pirelli Scorpion Trail II de 17 pulgadas.

 

 

KTM 1290 Superadventure S, trotamundos con ADN aventurero   (Desde 18.499 euros)

Es sin duda, una de las referencias del mercado. La KTM 1290 Superadventure S es la trail más brutal de la marca austriaca, o como ellos dicen, la travel enduro con mejores prestaciones del mercado. Y no es para menos, su  bicilíndrico LC8 de 1.301cc rinde unos brutales 160 cv de potencia y 140 Nm de par. Con ruedas de 19" y 17" (Pirelli Scorpion Trail II), pone de relieve su vertiente más asfáltica. Además, siguen destacando las suspensiones electrónicas semi-activas WP con horquilla invertida WP de 48 mm y monoamortiguador trasero de 200 mm de recorrido con 4 modos y precarga electrónica. En la frenada cuenta con pinzas radiales Brembo de 4 pistones dos discos de 320 mm delante y un disco de 267 mm detrás.

 

Para hacer fácil el control de semejante mastodonte, la marca de Mattighofen recurre a una electrónica de campanillas que se completa con elementos cada vez más habituales como un nuevo faro de LED con luces cuneteras, display multifuncional a todo color, un compartimento a prueba de agua con cargador USB, nuevo sistema de equipaje y nuevo sistema Race On (llave presencial). Uno de los detalles que más gusta a los clientes es la iluminación dinámica del faro principal que ha logrado incluir e integrar una eficaz iluminación adicional para curvas. La 1290 Superadventure S monta una cúpula que mejora la protección del piloto en la zona de los hombros y un depósito de gasolina que, siguiendo el diseño de la KTM 790 Adventure, se prolonga hacia los laterales, disimulando el volumen total y además disminuir la altura del centro de gravedad.

 

 

Todo en la KTM ha sido diseñado para que disfrutes, más que de la conducción, de una experiencia única. Ya sea abriendo el acelerador a tope a la salida de una excitante curva de asfalto o frenando a fondo en una pista de tierra, desafiar a las leyes de la física es la razón de ser de esta 1290 Superadventure S que permanece siempre bajo control gracias a la más avanzada electrónica del mundo de la moto. Todo lo que necesitas es concentrarte en la carretera que tienes por delante y agarrarte fuerte, mientras disfrutas de cada curva que te encuentres en ruta.

 

Y es que aunque, al igual que sus rivales, la Superadventure S pueda parecerte voluminosa, ofrece un aplomo en marca que resulta sorprendente y un motor tan dosificable que te permite salir con extraordinaria facilidad de cualquier situación. La carga tecnológica de la KTM poco o nada tiene que envidiar a sus rivales; desde control de estabilidad MSC, control de tracción MTC, el ABS que funciona incluso en curva y la suspensión semiactiva WP, que, entre otras cosas, hace que se endurezca la horquilla delantera en tiempo real según la necesidad de rigidez del momento. Un arsenal electrónico que pone al alcance de pilotos reales una auténtica travel enduro.

 

 

Como podemos ver en las características y cualidades de cada una de estas tres maxitrail, el objetivo de los ingenieros ha sido el de domesticar motos que, sin las asistencias tecnológicas de última generación serían ingobernables para la mayoría de los usuarios. Es más, tampoco hay que ser un “gastador” para controlar los más de 235 que en orden de marcha, sin equipaje, pesa la más ligera de las tres. Bastará poco más de 1,70 para maniobrar en parado o en puntos críticos. Para adentrarnos un poco más en las diferencias de cada una de ellas, además de contar con el testimonio de Oliver Santana (Valsebike KTM), Jorge Gómez (Ducati Canarias) y Héctor Bermúdez (BMW Marmotor), que nos acompañaron en este reportaje y nos hablaron de las cualidades de cada una de sus motos, analizaremos algunos de los aspectos cruciales que las diferencian.

 

Si bien hace unos años la arquitectura de cada uno de los motores marcaría claramente el carácter de cada una de ellas, hoy en día, en todos los casos, la potencia llega filtrada al asfalto o la tierra por las asistencias electrónicas. La Ducati tiene el innegable genio de los motores desmodrómicos, sin embargo, la distribución variable ha conseguido llenar la zona baja y media del régimen de giro y ha dulcificado su carácter. Lo mismo ocurre en la KTM, que es capaz de hacer asequible a cualquiera un bicilíndrico de más de 1.300cc que perpetúa una saga de motos como la RC8. Posiblemente sea el más lleno de los tres a la hora de exigirle a pleno rendimiento, aunque como podrás imaginar, todas tienen potencia de sobra para cualquier necesidad. Y qué decir del motor bóxer de la GS. Cada día más redondo. Cada día más suave a la vez que contundente desde abajo y con ese característico tacto que ha seducido a miles de usuarios de todo el mundo. Un motor que si ser el más potente, consigue seguir el ritmo de las demás, salvo circunstancia poco habituales.

 

 

Las tres ofrecen cambios semiautomáticos “Up & Down”

 

En lo referente al apartado ciclista de cada una de ellas, la que destaca por las diferencias más significativas es la BMW, ya que utiliza los sistemas propios “Paralever y Telelever” que logran segregar la transición de pesos en frenadas y aceleraciones, del funcionamiento de las suspensiones, una peculiaridad que lejos de asustar a los usuarios, la consideran un acierto para motos de tanto peso en orden de marcha. La KTM cuenta con suspensiones electrónicas de serie que le aportan un plus de eficacia ante cualquier situación gracias a su instantánea adaptación a las necesidades del terreno que pisa. Ducati sabe jugar sus cartas. Es la más ligera sobre la báscula, y además es la menos voluminosa, lo que unido a unas suspensiones activas perfectamente equilibradas, le permite rendir de manera más que notable, sobre todo en asfalto. Y es que es innegable que es la más asfáltica de las tres.

 

Austriaca y alemana, comparten medidas de llantas -de aleación en los tres casos- y neumáticos, 120/70 R 19 en la rueda delantera y  170/60 R 17 en la trasera, admitiendo con esa llanta delantera de 19 pulgadas mayores cualidades para uso mixto. Sin embargo, la italiana sigue su propia senda y monta llantas de 17 pulgadas y mayor sección en ambos ejes  (120/70-R17 y 190/55-R17 Pirelli Scorpion Trail II), en otro guiño inequívoco de su vocación asfáltica.

 

 

En cuanto a asistencias electrónicas de ayudas a la conducción, las tres disponen de lo más avanzado que ofrece la tecnología actual y la mayor diferencia estriba en lo que cada una de ellas ofrece de serie. Nuestras protagonistas suponen el modelo base de cada marca, que puedes personalizar con distintos paquetes de equipamiento extra o incluso versiones más equipadas… Pero dejemos que cada uno de nuestros colaboradores en este reportaje nos ofrezca algunas pinceladas de su moto.

 

BMW Motorrad R 1250 GS: Lógica y tecnológica 

La BMW es la más neutra de las tres, y además del característico empuje lineal de su motor bóxer, ofrece unas suspensiones que permiten digerir cualquier imperfección del terrero sin que el piloto pierda ni un ápice del confort que la ha hecho la preferida de los grandes viajeros.

 

Ducati Multistrada 1260 S: Deportiva y atractiva

Ducati ha sabido extraer todo el potencial a las virtudes de su moto, persistiendo en un motor desmodrómico que gracias a la distribución variable, ofrece un tacto impensable en una moto de Borgo Panigale de hace un lustro. Por llantas, peso y geometrías, en carretera la italiana es la más ágil, aunque fuera del asfalto, la rueda delantera de 17 pulgadas devalúa sus posibilidades. 

 

KTM 1290 Superadventure S: Campera y cañera

El propulsor de la KTM es, además de infatigable ante cualquier reto, es el más enérgico de los tres, al igual que su orientación campera, que te invita a adentrarte por lo marrón con mayores garantías que sus rivales, y es que el ADN off-road es algo de lo que no puede desprenderse nuestra protagonista austriaca, algo que la convierte en la más cañera del grupo.

 

En resumen, la BMW destaca por la facilidad de conducción y el confort de marcha, la KTM por su envidiable soltura para moverse a gusto sobre cualquier superficie y la Ducati por la facilidad camaleónica con la que se adapta a cualquier uso que se le quiera dar.

 

Las marcas ponen sobre la mesa sus propuestas, todas realmente válidas ante cualquier reto o desafío, y ahora son los clientes los deben dejar guiarse por los gustos personales, preferencias de marca o incluso empatía con el distribuidor de cada una de ellas. Y es que ya el cliente no se conforma con comprarse una moto, exige un servicio postventa a la altura de la calidad de la moto que decide comprarse. En este caso, las tres empresas que las venden en Canarias gozan de prestigio, experiencia y capacidad técnica para mantener tu moto como el primer día, e incluso te ofrecen actividades exclusivas para clientes de la marca… ¿Se puede pedir algo más? Pues sí, que soliciten una prueba y vivan su propia experiencia antes de decidirse por cualquiera de ellas.

 

Prueba realizada gracias a la colaboración de Valsebike, Ducati Canarias y Marmotor.

Empresas Relacionadas

Galería de fotos68 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW C 650 GT - 7000 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS