Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Comparativa Kawasaki ER-6N y Honda CB500F, sácale todo el partido al A2

10 de Enero de 2015

Comparativa Kawasaki ER-6N y Honda CB500F, sácale todo el partido al A2

Cada vez son más las “motos lógicas” disponibles en los catálogos de motos de las marcas. Y es que son tiempos de ahorro, de mirar hasta el último euro, y de buscar motos que se adapten a la normativa del permiso de conducción A2, el que tienen la mayoría de los nuevos usuarios de motos, y cuyo mantenimiento sea lo más asequible posible.

 

La oferta de las “motos de acceso” en el mercado actual es lógicamente mucho más amplia de lo que había hace unos años y por lo tanto la elección es cada vez más difícil. Hay para todos los gustos y prácticamente todas las grandes marcas tienen algún modelo dentro de su catálogo pero en esta ocasión nos vamos a centrar en dos de los modelos más populares del mercado. Dos auténticas superventas que en 2014 consiguieron entrar en el Top50 de los modelos más vendidos del mercado español; la Honda CB500F (33ª posición con 700 unidades matriculadas en 2014)  y la Kawasaki ER-6N (48ª posición con 515 unidades matriculadas en 2014).

 

Estos dos modelos han pasado en varias ocasiones por las manos de nuestro equipo de pruebas, dejándonos siempre unas sensaciones muy positivas sobre las posibilidades que ofrecen unas motos que sí que valen lo que cuestan.

 

 

Honda CB500F ABS (5.495€ en Aucasa).- La pareja ideal para tu primer baile, y lo que surja.

La Honda CB500F es una moto que es mucho más que una naked de iniciación. Una moto imprescindible como paso intermedio para, después de mucho trazar, corregir, apurar y abrir gas, aspirar a disfrutar con seguridad de otros modelos con más prestaciones. Y es que la primera experiencia, en cualquier faceta de la vida, te deja una marca imborrable, y en el caso de las motos, puede que incluso te haga odiarlas para siempre… Por eso es fundamental elegir para dejar atrás tu virginidad, en cuanto a motos grandes se refiere, a una pareja con la que te sientas cómodo, que no ofrezca demasiadas complicaciones y que te proporcione horas y horas de diversión.

 

Kawasaki ER-6N (5.399€ -5.999€ con ABS- en Tifón Motor).- Reinventando la moto lógica

La nueva ER-6n es una moto atractiva a primera vista, estilo no le falta, y es que Kawasaki ha renovado con la idea de seguir seduciendo a un amplio sector de los usuarios que lo que realmente quieren es una moto lógica. Una moto que cumple satisfactoriamente la mayoría de las necesidades de los clientes y que económicamente, ni tiene un precio exorbitado ni su mantenimiento es muy costoso. Pero como está claro que hay que renovarse para seguir estando en la parte alta del mercado, Kawasaki ha hecho un esfuerzo para mantener sus cualidades ofreciendo un plus en diseño, prestaciones y acabados.

 

Comenzando por el exterior, por la impresión que nos dejan a primera vista, la Kawasaki tiene más empaque, destacando el esfuerzo hecho para que se aprecie la calidad y el aspecto de todos sus componentes. Además de su elevado depósito y del amortiguador lateral “a la vista”, el faro delantero de formas mucho más acordes con la época actual y del diseño de doble tubo paralelo del chasis y el basculante “banana” consiguen que su línea se acerque a la de las seductoras “streetfighter”. La Honda es más sencilla pero también más moderna y juvenil. Refinada para tratarse de un modelo básico y con unas líneas que ofrecen cierta agresividad, comenzando por el faro y su pequeña cubierta superior, y terminado por el estilizado colín, un ejercicio de diseño que sólo son capaces de ofrecer las naked de última generación.

 

Para el chasis Honda ha confiado en una estructura de doble cuna abierta de acero con motor integrado de tal forma que también intervenga directamente en la rigidez del conjunto. Su posición, muy baja y centrada, colabora en la acertada dinámica de la moto. Para el tren delantero se ha escogido un neumático de 120/70-17 y una horquilla de 41mm de diámetro y 120 mm de recorrido, y en la parte trasera, una goma de 160/60-17 y un amortiguador  con sistema progresivo Pro-Link, se ocupa del trabajo duro. Respecto a la frenada se ha elegido el estándar de la marca; un conjunto formado por discos lobulados, de 310 mm delante y 240 mm detrás y dotado de la ultimísima versión del conocido sistema antibloqueo de frenada ABS de la marca, un detalle que la Kawa de la prueba no ofrecía pero que está disponible pagando unos 500€ más que en la Honda. Kawasaki por su parte ha optado por un chasis tipo diamante construido por unos vistosos tubos superpuestos que combinan perfectamente con el basculante tipo banana y un amortiguados visible desde el lateral derecho. Las suspensiones, horquilla convencional en la parte delantera y mono amortiguador en la parte trasera,  tienen un tarado tirando a “soft” lo que resulta ideal para ciudad, y para la mayoría de las situaciones. Respecto al equipamiento de frenos, se ha contado con potente doble disco de freno lobulado delante y un simple disco trasero.

 

Las dos motos de esta comparativa van motorizadas por bicilíndricos en paralelo aunque con una importante diferencia en la cifra de potencia final; 72 caballos para los 650cc de la Kawasaki por 48 caballos para los 500cc de la Honda. 24 caballos de diferencia (casi un 50% más) que dejan su seña de identidad en cualquier situación, siempre que la Kawa no esté limitada para el A2, en cuyo caso, la diferencia pasa desapercibida. Y llega el momento de hacernos la eterna pregunta, ¿Qué es mejor, un motor diseñado específicamente para llegar a la cifra límite de 48CV del A2 o un motor de más potencia al que se le restringe de alguna manera para dejarlo en esos mismos 48CV?

 

Intentando dar respuesta a esta pregunta, y hablando estrictamente de nuestra opinión sobre los motores de estos dos modelos, la superior cilindrada de la Kawa le otorgan un comportamiento más lineal y con un mayor empuje en bajos y medios. La superior cifra de par hace que no sea necesario estar tan atento al cambio engranado a la hora de abordar una curva. En esta aspecto la Honda es más crítica aunque su menor peso, compensa en gran medida la diferencia de par y en un recorrido en el que hacen falta caballos, como en de la subida desde Taganana, en la Isla de Tenerife, las cualidades dinámicas de ambos modelos e igualen bastante.

 

En ciudad ambas motos son ágiles y livianas para moverte sin problemas entre los coches. Hay sólo 10 kilos de diferencia entre ambos modelos; 200 kilos para la Kawa por los 190 kilos de la Honda, pero esa diferencia se acentúa por el reparto y la distribución de pesos. La Honda es notablemente más manejable, sobre todo en parado, gracias a que el centro de gravedad está situado más cerca del suelo y a una menor altura del asiento. El motor de la Honda también es más fino a bajas revoluciones, sin embargo el tacto del embrague es más dulce en la Kawasaki y la visión de los espejos está también mejor resuelta en la moto “verde”. Para llevar cualquier equipaje, en ambos casos habrá que montarles un baúl, o un juego de maletas, que también en ambos casos les quedarán “como a un cura, dos pistolas”.

 

Dejando atrás la ciudad y adentrándonos en las reviradas carreteras del macizo de Anaga descubrimos dos motos realmente divertidas, manejables y controlables. Motos que no pondrán en apuros a la mayoría de los usuarios. En la Kawasaki, las estriberas están situadas en una posición más elevada que nos permiten tumbar con más confianza. El manillar también está más bajo, y es más estrecho, invitando a un pilotaje más sport que en la CB500F. La posición de la Honda es más relajada y obliga a jugar más con el delicioso cambio para sacarle todo el jugo al pequeño bicilíndrico. A su favor diremos que es más fácil de meter en curva y que el tacto del freno es mejor que el de la Kawa al inicio de la frenada. La Kawasaki supera a la Honda en el empuje a la salida de las curvas y en la potencia en las frenadas brutales. Con ambas, cualquier recorrido se convertirá en un placentero paseo que no querrás que termine nunca.

 

Respecto a la velocidad punta, en ambos casos podrás rebasar las máximas establecidas para cualquier vía. El funcionamiento es muy agradable. Los saltos entre marchas están bien resueltos y es un placer bajar y subir de marchas exprimiendo todo el empuje de los dos motores. Las suspensiones, con tarados bastante suaves tanto en la ER6-N como en la CB500F, tienen una progresión adecuada y solventan sin problemas las situaciones más habituales.  En cuanto a los frenos, tienen potencia, sobre todo la ER6-N, y no desfallecen fácilmente pero habría que mejorar el tacto del delantero en la Kawasaki.

 

Si buscas divertirte sin complicaciones sobre una moto, cualquiera de los dos modelos que nos ocupan podrán satisfacer tus deseos y si bien no podrán llevarte hasta ese punto que roza el éxtasis, obedecerán tus órdenes sin complicarte poner en peligro tu diversión. En carreteras de curvas, sobre todo en las que tienen un asfalto digno de este nombre, disfrutarás como un enano porque podrás abrir gas a fondo al salir de la curva sin notar el más mínimo titubeo gracias a su control de tracción natural: “una potencia controlable”.

 

En resumen, que independientemente de cuáles sean tus gustos o preferencias, cualquiera de las dos será una buena elección. La Honda es más moderna pero la Kawasaki ofrece más empaque. La ER6-N es más potente pero la Honda es más ligera. Ambas se adaptarán con facilidad a tu nivel de pilotaje y te sentirás cómodo/a sobre ella sea cuál sea tu talla. Son motos sencillas, ágiles y manejables en las que predomina la adaptabilidad y facilidad de uso.

 

La Kawasaki ofrece, de entrada, mejores componentes o al menos más nobles -el basculante es un claro ejemplo-, pero también cuesta casi 500 euros más en igualdad de condiciones. Por ese precio la nueva CB500F ofrece unas prestaciones sorprendentes. Si no tienes que encorsetarte a las limitaciones del carnet A2, la Kawasaki ofrece mayor potencia pero ambas son igual de estables y la Honda es incluso más ágil y manejable. Con la Honda podrás ir en cualquier circunstancia al ritmo de la Kawasaki -limitada para el A2- pero para conseguirlo tendrás que trabajar un poco más, sacando a relucir tus dotes como piloto.

 

¿Y tú que prefieres, dulce o salado? Por que la Honda tiene un comportamiento e incluso un sonido más dulce y la Kawasaki ofrece a cambio de unos euros de más, un carácter y un sonido más radical. La decisión está en tu mano...

 

Respecto a los precios, ambas están por debajo de los 6.000 euros con el aconsejable ABS incluido. Los costes de mantenimiento también son económicos en ambos casos y las dos están respaldadas por empresas de prestigio con de contrastada referencia en Canarias.

 

Si quieres probarlas, no dudes en pasarte por Tifón Motor o Aucasa y solicitar tu prueba.

 

Precio de la Honda CB500F ABS.- 5.495€ (Tarifa Aucasa enero 2015)

Precio de la Kawasaki ER6-N ABS.- 5.999€  -5.399 sin ABS- (Tarifa Tifón Motor enero 2015)

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 80 GS - 7000 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS