Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Canary Rider Adventure, un viaje de ensueño de Canarias a Eslovenia

08 de Octubre de 2018

Canary Rider Adventure, un viaje de ensueño de Canarias a Eslovenia

¿Por qué lo hacemos? ¿Qué nos empuja? ¿Qué nos lleva a volver?

Cada año me lo pregunto, y no hay una respuesta clara, o al menos yo no la he encontrado. A simple vista todo parece un poco caótico: organizar barcos, hoteles, rutas, sitios que visitar; enfrentarnos a los elementos: lluvia, frio, calor, niebla, trafico. Tres semanas disfrutando de lo que más nos gusta, rodar en moto, descubriendo nuevos paisajes, nuevas culturas, nuevas personas y lo más importante, nuevas carreteras en las que disfrutar con nuestras máquinas de dos ruedas.

 

9.000km en tres semanas, pasando por España, Francia, Italia, Suiza, Eslovenia y Austria 

 

Este año hemos ampliado una semana más respecto al año pasado. Nos hemos propuesto saborear el viaje más tranquilo, no tener que ir con agobios, en definitiva, absorber la esencia de los sitios que visitamos. Os contaré lo más significativo del viaje etapa por etapa, así podréis haceros una idea de lo que vivimos. En este viaje formamos equipo, Armiche Mendoza Martín (BMW S1000XR), Gustavo Talavera Santiago (BMW S1000XR) y el que escribe la crónica y edita el video, Javier Peláez Sosa (KTM1290SA).

 

El viaje comenzó del día 30/06/18 al 25/07/18.

 

Días 1 y 2.

Cansados de la aburrida travesía, bajan la rampa del barco y salimos ansiosos de quemar gasolina y devorar kilómetros, aun sabiendo que nos esperan autopistas, peajes y calor el resto de los dos próximos días, pues repetimos la estrategia del año pasado, intentar llegar lo más pronto posible a la frontera Franco-Italiana, que es donde empieza lo bueno. Después de 1800km en dos días llegamos a Eygliers, pueblito ubicado en una zona estratégica para mañana disfrutar de los principales puertos alpinos Franceses

 

Día 3 

Como es habitual en nuestros viajes nos levantamos temprano y desayunamos en el hotel, casi siempre incluimos el desayuno en la reserva, de todos los días, ya que así al montarte en la moto sólo tienes como objetivo centrarte en el placer de rodar y olvidarte de todo, por donde iba... ah sí jejeje, empezamos lo bueno, vaya ganas, un año esperándolo, empezamos subiendo por la d902 la ruta del col d`izoard, nos impresiona en su cima parece un volcán, al cual en sus faldas le crece la vegetación, carreteras en muy buen estado y poco tráfico, paramos para tomas unas instantáneas y seguimos, toca ascender al col galibier, col I`Iseran , La Rosiere, petit Saint Bernard y llegar por la tarde ya cansados a Cormayeur, pueblito pintoresco ubicado en la parte italiana del Mont Blanc, unas pizzas para repostar y a dormir que mañana nos espera más.

 

 

Día 4.

Hoy nos toca bajar por el valle de aosta para entrar en Suiza por la ss27 y subir el mítico Gran St Bernard, ¡¡¡madre mía!!! Estas carreteras deberían estar prohibidas, exprimimos el potencial de las maquinas divirtiéndonos como enanos, y la vista cuando llegamos arriba es increíble, eso hay que verlo, las palabras no hacen justicia, cuidado con el roaming, pues suiza no pertenece a la comunidad europea, y si no desconectas los datos te puede llegar una factura abultada, en la bajada por uno de los túneles encontramos un semáforo , pasan en sentido contrario un par de coches y dos motos, a uno de los coches no se le ocurre otra cosa que hacer un giro inesperado dentro del túnel para salirse a una vía de servicio, el coche de atrás se detiene, pero las motos no se percatan y acaban impactando contra el coche, suerte que no iban a mucha velocidad, nos bajamos ayudamos a los compañeros a levantar sus motos, afortunadamente están bien, solo sufren daños las motos en una de ellas una bmw gs1200 la horquilla esta retorcida hacia atrás, creo que su viaje ha acabado aquí, eso nos hace pensar en las consecuencias de un despiste, bajamos hacia la autopista, compramos la vigñette 40€, y ponemos rumbo al Simplonpass según salimos de la autopista para empezar la ascensión nos recibe una lluvia copiosa, por lo tanto despacito y extremando la precaución, aun así Armiche en una curva sin mucha dificultad no se percata pisa la línea blanca y a punto esta de irse al suelo, menos mal que vamos con todos los sentidos alerta y poco después nos reímos del incidente, esta noche dormimos en Intra , un pueblo a orillas de lago Maggiore.

 

Día 5.

Ponemos rumbo norte, bordeamos el lago Maggiore con mucho tráfico y nos espera el col de san Bernardino, muchas curvas paisaje de alta montaña muy bonito, el tiempo nos está acompañando, nos movemos entre los 20 grados en los valles hasta los 7 grados en las cimas, pero que con lo bien que lo pasamos ni nos enteramos del frio, después Julierpass bajamos hacia Sant Moritz, vaya nivel económico que se ve en este pueblo, todo esta cuidado al más mínimo detalle, nos empieza a lloviznar, subimos el Passo Bernina y descendemos hacia Livigno que es nuestro destino, dicho pueblo es como la Andorra Italiana, ya que no tienen impuestos y por ejemplo la gasolina estaba a 1€/L cuando a 25km en Italia a casi 1.50€/L, nos relajamos en la piscina, luego en el jacuzzi, para rematar la faena nos tienen reservada una mesa en el salón para la darnos un buen homenaje, y lo mejor viene mañana, el mítico Stelvio.

 

Día 6.

Buen desayuno, cargamos las maletas, revisamos el buen estado general de las motos ya que hoy nos esperan emociones fuertes, (que no esperábamos), vamos por la ss301 hacia Bormio, paramos en la ascensión del Stelvio para preparar las gopro, no hay mucho tráfico, subimos a muy buen ritmo, teniendo algunas diferencias con los italianos, pero llegamos victoriosos arriba, ¡vaya ambiente! Muchísimas motos, coches y ciclistas, vamos a un lugar estratégico para echarnos una foto, y cuál es nuestra sorpresa que encontramos a una pareja de españoles que habíamos conocido en la autopista francesa hacia 4 días, Verónica y Miguel con sus ducatis, mira que han pasado días y nos encontramos allí, en fin la bajada más de lo mismo emocionante y divertida gracias a los italianos, enfilamos el Offen Pass, Fuela Pass, y llegamos a Chur donde tenemos nuestro hotel esperando, un paseo por la zona antigua una cenita y a dormir.

 

 

Día 7.

Salimos de la ciudad, ¡qué cara es suiza!, vamos por el infinito valle hasta llegar al Oberall Pass, empieza la diversión, después toca el Furka Pass, nos bajamos a visitar el glaciar de rhone, alucinante, en pleno verano tiene masa de hielo que no alcanza la vista para ver el final, entramos en la cueva de hielo, parecemos niños pequeños disfrutando como en parque de atracciones, y lo mejor es que desde los miradores ves la carretera que te espera después, y ya no sabes si lo vas a pasar mejor ahora o luego, ¡bendita duda!, dejamos atrás el glaciar y como esperaba la carretera no defrauda, vaya curvones, increíble, subimos el Grimsel Pass, bajamos hacia Interlaken y llegamos en el que para mí es el pueblo más bonito que he visitado en este viaje Lauterbrunnen, desde la habitación de nuestro hotel se ve la cascada que está a 300 metros de las casas, paseas por los senderos y ves los acantilados con cascadas a lo lejos,  más adelante se esparce un valle y un tren zigzagueando entre las casas y los árboles, parece que estas en un cuento, del que no quieres que acabe nunca, en resumen un sueño hecho realidad.

 

Día 8.

Hoy dejamos atrás Suiza, nos ponemos en marcha descendiendo hacia Interlaken, una suave brisa gélida nos envuelve cada vez que se esconde el sol.Volvemos por nuestros pasos dirección este, subimos el Susten Pass, bajamos dirección Hospental para enfilar la vía tremola (antigua carretera adoquinada) del passo San Gottardo, ya después todo autopista para entrar en Italia y dirigirnos a Como, ciudad que da nombre al famoso lago de Como, dejamos las motos en el hotel y nos vamos de turisteo, subiendo en funicular a Brunate, una colina en la que se disfruta una maravillosa vista panorámica de la ciudad y el lago de Como, almorzamos allí mismo y nos dedicamos a vagabundear recorriendo todos los rincones de la ciudad, así acaba nuestro día.

 

Día 9.

Nos espera un día duro de calor y autopistas repletas, recojo a cristina (mi pareja)en el aeropuerto y sin mucha másdilación salimos en direcciónEslovenia, cuatro horas de monotonía en la autopista, con algunas cosas curiosas, como siempre en Milány alrededores un tráfico infernal, seguimos en dirección Venecia, con mucho calor, importante parar e hidratarse, según vamos llegando a la frontera de Eslovenia nos sorprende ver a ambos lados de la autopista todo el carril derecho de ambos sentidos llenos de camiones uno tras otro hasta que perdemos la cuenta de cuantos kilómetros hemos avanzado con la misma estampa, según llegas a la frontera ya te avisan que tienes que comprar otra vigñette esta es más económica pues solo es por una semana o algo así, creo que eran sobre 8€ una semana, pero amigos, vaya diferencia de conducción y de paisajes, parece que has entrado en el paraíso después de 3 horas de autopistas italianas las eslovenas son una maravilla, casi ni tráfico, gasolina más barata, y autopistas muy nuevas, llegamos a Liubliana, capital del país, hacemos el check in en el hotel y salimos a descubrir la pequeña y acogedora ciudad, nos sorprende lo limpio que esta todo, parques bien cuidados y elegantes, y llegamos al centro el cual es de una belleza espectacular, aprovechamos para cenar en una terraza de un restaurante y así degustar la gastronomía local, volvemos dando un paseo al hotel pensando en mañana regresar y explorar un poco más (no sabíamos que la cosa se iba a torcer y no volveríamos).

 

 

Día 10.

Amanece lloviendo, nos enfundamos los monos de lluvia y salimos dirección oeste a visitar las cuevas de Postojna, las cuales tienen tres millones de años de antigüedad, la primera parte se hace en un tren y luego ya la guía nos hace un recorrido andando explicando todas las curiosidades de dicha cueva, muy recomendable, se hace muy amena y sorprendente, salimos del tour y parece que ha dejado de llover, salimos hacia el castillo medieval de Predjama, tomamos un café y hacemos la visita obligada, ya que es digno de ver como enclavado en un acantilado fue prácticamente inexpugnable, se acaban las excursiones por hoy, nos toca volver a la ciudad bajo una cortina de agua, llegamos al hotel al medio día con la esperanza de volver a visitar la ciudad, pero como os comente ayer nos fue imposible, toda la tarde y la noche estuvo lloviendo, así acabo nuestro día comentando el viaje en el hotel.

 

Día 11.

Austria nos espera, salimos rumbo norte, las brumas matinales nos acompañan, no estamos muy seguros de sí ponernos el mono de lluvia, al final acertamos no llueve, llegamos al lago Bled, una maravilla de la naturaleza, nos sorprende la claridad de sus aguas y la tranquilidad que se respira a su alrededor, nos perdemos por los Alpes julianos, empezamos a subir el Vrsic Pass el cual fue construido por prisioneros rusos en la primera guerra mundial, en homenaje a los que murieron en las obrasexiste una pequeña capilla ortodoxa al lado de la carretera, coronamos el puerto y bajamos por la garganta del rio soca el cual nos regala unas aguas transparentes color turquesa increíblemente bellas, entramos en Austria y de nuevo a pagar otra vigñette 5€ 10 días, arrancamos en la búsqueda del hotel que nos espera en Seeboden, dejamos las máquinas y nos relajamos en la piscina y zona de juegos, aquí acaba nuestro día.

 

Día 12.

Dia esplendido, después de un gran desayuno volvemos a cargar con todo y salimos a la autopista, los austriacos son unos pillos, resulta que te cobran por ir por autopistas la vigñette, pero si hay un túnel eso no entra en lo que has pagado y te toca soltar los euros de nuevo, un par de horas después llegamos a Salzburgo, que significa ciudad de la sal, pasamos la tarde recorriendo su castillo, catedrales, y parques acabamos agotados de tanto andar, mañana será otro día.

 

 

Día 13.

Volvemos a Italia, concretamente a los dolomitas, de nuevo salimos a la autopista la cual no abandonamos hasta buscar las cataratas Krimml, que con sus 340 metros de caída impresiona la fuerza con la que cae el agua en la parte baja, una curiosidad, a pie de carretera tienen aparcamientos para motos, y dentro del mismo unos compartimentos para poder dejar todo cerrado bajo llave e ir tranquilamente dando un paseo sin cargar con nada, esto nos enseña lo concienciados que están por estos sitios con los motoristas, nos ponemos en marcha por la GerlosStrasse, una carretera de peaje, entre las montañas con unas curvas de infarto y buen asfalto, ya después autopista atascos y calor hasta llegar a los dolomitas, concretamente en Capitello Di Fassa haríamos dos noches para disfrutar de un entorno único en la naturaleza.

 

Día 14.

¿Qué contaros de los dolomitas?, carreteras espectaculares ambiente motero único y subir y bajar por todas y cada una de las montañas que se nos ponían a la vista, disfrute total y absoluto, paseos por los valles admirando los frondosos bosques y las impresionantes cimas rocosas, mañana empezamos el descenso.

 

 

Día 15.

Etapa de trámite, bajar al sur hasta Bérgamo por las aburridas, caras y abarrotadas autopistas italianas, llegamos al medio día, nos cambiamos y subir a ver la citta alta (ciudad alta), comemos disfrutamos de sus iglesias y museos, pero al caer la tarde empieza a caer el diluvio universal, nos montamos en la guagua y hasta el hotel, aquí acaban las vacaciones para Cristina, mañana la dejo en el aeropuerto.

 

Día 16.

Arribamos temprano en el aeropuerto, no espera un largo día, horas y horas de autopista dirección Génova, un poco más adelante en Cannes dejamos la autopista y nos adentramos en los Alpes marítimos, si tener ni idea de lo que nos íbamos a encontrar, D6085 ruta de Napoleón, apuntad esta carretera, curvas de todo tipo, sin tráfico, con visibilidad estupenda, buen asfalto, ya os podéis imaginar, el control de tracción no paraba de parpadear, y los tres como tiralíneas, uno tras otro frenar, tumbar, acelerar, fue una media hora de éxtasis total, al parar en la gasolinera nuestras sonrisas lo decían todo, después nos esperaban las gargantas Du Verdon un paisaje único y espectacular, así llegamos a la Manosque ubicado en la Provenza, ducha, cena y a dormir.

 

Día 17.

Rodamos embriagados por el olor a lavanda, lo impregna todo, ves a lo lejos todo salpicado de color malva, entornos rurales muy pintorescos y temperaturas entre 18 y 24 grados, hoy estamos vamos muy relajados disfrutando de la conducción , subimos el Mont Ventoux, con cientos de ciclistas por ambas vertientes del puerto, proseguimos hasta Aviñón donde nos pilla un gran atasco, vaya infierno, conseguimos salir y vamos hacia el parque nacional de las Cevenas, otra gran carretera sin tráfico, pero un poco más lenta, curvas de segunda, tercera, volvemos a disfrutar de nuestras máquinas de felicidad, ponemos rumbo a Carcassone donde nos espera Antonio Padrón con su Honda vfr800, que al no poder hacer las tres semanas con nosotros ha subido hasta aquí el solo para acompañarnos en esta última semana de pirineos y volver juntos a Canarias.Llegamos ya por la tarde noche, damos un paseo por el castillo empieza a llover y para el hotel.

 

Día 18.

Volvemos a España, por fin se acabaron los cafés a 4-5€ y la gasolina a 1.50€/L mínimo, enfilamos los pirineos, paramos en un super para hacernos unos bocatas y disfrutarlos en medio del bosque, subimos el col de Agnes, carretera estrecha, pero de inmensa belleza, seguimos hacia el Port d Aspet, y aquí todos volvemos a disfrutar de una carretera echa para el placer de conducir la motocicleta, ¡como lo estamos disfrutando!, ya bajamos por la n230 hasta Vielha, donde nos espera el hotel con spa para relajarnos después de unos duros días.

 

Día 19.

El tiempo esta inestable, veremos a ver lo que pasa, salimos dirección Baqueira, para coronar el puerto de la Bonaigua, Toni se entretiene sacándose unas fotos con los caballos salvajes, bajamos por la c28, otra carretera que se las trae, podrías ir perfectamente a velocidades estratosféricas sin despeinarte, paramos en Sort a comprar lotería, ¡a ver si toca!, seguimos por la n260 y empalmamos con la n230 para volver a Vielha, se avecina tormenta, nos preparamos y efectivamente empieza la lluvia, seguimos el plan y avanzamos por la ruta de los lagos a pesar de que la calzada esta resbaladiza, llueve y hay niebla, pero al llegar arriba es imposible ver nada por la niebla, hacemos tiempo pero no hay manera, volvemos por nuestros pasos, ascendemos el Col d´Aspin y dormimos en las faldas del Tourmalet, a ver si mañana hay suerte.

 

 

Día 20.

Empieza el día lloviendo a cantaros, nos equipamos y salimos a intentar coronar el tourmalet, lo hacemos pero todo el trayecto lloviendo y con una densa niebla, al bajar por el lado oeste parece que se va disipando la niebla y para de llover, rumbo a col d`Aubisque , el cual en la bajada oeste está cerrado por un desprendimiento en la calzada, pero al ser domingo no hay nadie en la obra y aprovechamos para pasar por un lateral de unos 25cm que está en buenas condiciones, si no la otra alternativa es una gran vuelta de un par de horas que no estamos por la labor de dar, ascendemos el Col de Marie Blanque, seguimos en dirección Navarra para entrar en ella por el puerto de Larrau, paramos en Ochagavia para dar cuenta de unos buenos chuletones, al terminar vamos muy llenos de comida, menos mal que el hotel nos queda a media hora, se hace eterna, revisar estado de las motos paseo, y poco más, vemos que lo bueno se está acabando, mañana será el día de nuestro adiós a los pirineos.

 

Día 21.

Nos adentramos en los pirineos navarros por la na138, empezamos a ascender entre árboles que a ambos laterales de la calzada unen sus copas y crean una especie de túnel de vegetación, miras a los lados y los riachuelos están salpicados de moho en sus rocas y muchos helechos unidos a la frondosidad de sus bosques con sus claroscuros, da la impresión de estar en un sitio muy especial, en esos momentos no quieres que se acabe la carretera, subimos el alto de Izpegi y nos adentramos en el valle del Baztan para hacer una visita a las cuevas de Zugarramurdi, totalmente recomendable dar un paseo por este lugar y  comprender la historia que encierra, ya después autopista para llegar a Vitoria, descubrir la ciudad, comprar algunos souvenirs, y a descansar que mañana nos tocan bastantes horas de bajada.

 

Día 22.

Autopista, vaya aburrimiento, paramos en Guijuelo para llevarnos unas patas de ibérico y algo de embutido, hasta llegar a salamanca hemos tenido temperaturas agradables, pero a partir de ahí se desata el infierno, llenamos los chalecos refrigerantes de agua fresca para minimizar los 36-40 grados durante unas horas, y sin más novedades llegamos a nuestro hotel bodega que nos están esperando con la piscina preparada para mitigar este día de calor, una cena en su patio andaluz sin gota de aire pero con una temperatura muy agradable al haber caído la noche, contemplamos el cielo estrellado sabiendo que hoy es nuestra última noche en el continente.

 

Día 23.

El barco sale a las 17.00h desayunamos y nos ponemos en marcha, hoy parece que el tiempo da tregua, bajan las temperaturas, al tener tiempo nos damos un salto a Jerez y visitamos alguna tienda de motos, después ya rumbo al muelle, y como cada año comida final de viaje en el chiringuito que hay dentro de él, recoger tarjetas de embarque y al barco.

 

Espero hayáis disfrutado del resumen y del video, si tenéis alguna duda, sugerencia o cualquier cosa estaré encantado de resolverla, podéis contactar conmigo en mi canal de YouTube o en Instagram Canary Rider Adventure.

 

MOTO OCASIÓN Yamaha MT-01 - 4990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS