Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Atascos, motos y resignación. Un relato de Feli Santana

15 de Marzo de 2019

Atascos, motos y resignación. Un relato de Feli Santana

Poco a poco amanece en la isla redonda. Los amaneceres desperezan llenos de luces en movimientos. Coches que mueven el tráfico de la ciudad al sur y viceversa a la capital, Carriles densos. Conglomerado de chatarra futura ambulante. Un arrancar y parar constante. Gente “enlatada” que viaja sola y aún no se desesperan del lujo y las condiciones de su libertad.

 

En esta última década he vuelto a la ruta del pasado. Estuve cerca de veinte años trabajando en el Sur y he visto la evolución en el concepto del tráfico. Comencé a usar la moto como solución a las largas colas kilométricas que,, un día sí y el otro también, se repetían como castigo de una sociedad actualizada y desproporcionada en soluciones.

 

¡De dónde diablos sale tanto coche! Accidentes mañaneros, roces, toques, tapones interminables de conductores que sacian su mirada con la lentitud de la curiosidad. Colapso a golpe de abundancia. Y en el consuelo diario, la libertad de las dos ruedas, con el soplo del aire en la cara. Sorteando carriles invisibles, para poder avanzar entre las colas, con todos los sentidos despiertos y atentos a los cierres, los despistados y las intolerancias.

 

La normativa no me ampara, literalmente, y según se exponga rebasas o adelantas indebidamente, el hecho es, que también te expones vilmente en ello

 

Ahora vuelvo a la capital. Otras colas, las del tapón inevitable de la isleta, terribles secuencias que se repiten sin soluciones prácticas. Falta desahogo, sobran coches. Se unen la actividad portuaria e industrial de El Sebadal y el castigo de tener que entrar y salir del puerto en coche, es una lotería con muchos premios con atascos de regalo.

 

Al fin una solución práctica, libre, rápida, fugaz, La moto y la cultura que genera, como se agradece que comience a destilarse en la ciudad, como un mal menor, como una solución expontánea a tanto vehículo unipersonal, te permiten el pasillo invisible, el ayuntamiento de la capital está trabajando las sinergias y soluciones para el uso. Aparcamientos múltiples agotados desde su estreno, carril bus compartido, etc.

 

En 10 años, Las Palmas de Gran Canaria será intransitable sin motocicleta o transporte público. Cuestión que repercute en todos, y cuyo contenido, orden y exposición se manifiesta en la LPA Motown, la Feria de la motocicleta y la movilidad urbana, como punto álgido de referencia actual a los problemas del tráfico en la ciudad

 

Moto y resignación, mientras su uso y tolerancia con todos los usuarios.

 

 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS