Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Arrastrando problemas hasta la misma frontera con USA

15 de Abril de 2011

Arrastrando problemas hasta la misma frontera con USA

De Ushuaia a Alaska en moto. Séptimo capítulo

 

Seis horas menos...
Paseaba por un parque con mucho bullicio por la gente, los autos, los niños... Calor, humedad y olor a "verde". Relajado, mirando al suelo y sin pensar en nada en particular. Mi mente volaba y de vez en cuando se me escapaba una sonrisa. Muchos me miraban como diciendo "qué estará pensando este loco?...". Cuando levanto la cabeza miro a mi reloj, marca 6 horas de diferencia... estoy en LATINOAMERICA!!!! Por fin comienza mi paz otra vez... Es mi turno, ahora me toca hacer lo que mejor se hacer: rodar!!!

 

San Pedro Sula (Honduras), lugar donde deje a Linda en manos de Fabio mi gran amigo. Ahora tengo que reparar algunos desperfectos, cambiar aceite y dejarla lista porque pronto estaremos camino del norte por última vez en este viaje. Un taller de KTM donde hago el servicio. El trato maravilloso y el mecánico de los mejores. Ambiente relajado, dos mecánicos en la moto de Fabio y uno en la mía. Superviso cada detalle en la moto. No me volverá a ocurrir que me dejen los tornillos sueltos. Pastillas de frenos, cámaras de neumáticos reforzados, protector aceite cadena y algunos retoques más. Más vale prevenir que curar, mi mejor consejo en este viaje.

 

Ya casi todo listo. Equipaje, documentación y, por supuesto, Linda! Los días se me han hecho eternos esperando a mi amigo Fabio para poder partir ya que se había apunado a acompañarme hasta México. Por la noche, cena, unas cervezas. Qué mejor despedida!. Allí se nos une Abel, otro motero pero de Harley. Su flamante montura recién comprada. Cuando le hablamos del viaje no deja de alucinar. Quiere venir con nosotros acompañándonos hasta la frontera. Será un placer... nuevos amigos para siempre.

 

Por fin llego el día.. POR FIN.. POR FIN... WOWOW!!!!!!

La emoción hace despertarme sin despertador... me acosté a la 1am preparando todo y apenas he dormido 4 horas. Cinco en la mañana ya las motos suenan bajo mi hotel... Un día espléndido, soleado y sin nubes en el horizonte… Bajo una y otra vez con el equipaje colocándolo sobre Linda. Wow.. estoy emocionadísimo!!!! El primero en llegar fue Abel con su Harley y su sonido característico. Uffffff esto ya huele a gasolina!!!! Después llegó Fabio... pero no el Fabio que yo conozco. Tiene una gripe terrible, con fiebre y destrozado. Intento retrasar el viaje para otro día pero se negó en rotundo.

 

Todo listo, últimas fotos.... y arrancamos el motor de Linda..... wow, como suena!!!!!!!


La noto feliz... al igual que yo. Mágica compenetración... En mi recuerdo el comienzo de las 4 etapas anteriores: salida de Ushuaia, luego Buenos Aires, mas tarde Ecuador y la última desde Bolivia. Treinta y cuatro mil kilómetros ya recorridos en territorios americanos... Me preocupa Fabio, tiene muy mal aspecto. Esa gripe lo está matando.

 

Los tres arriba de nuestras monturas, embragues y primera velocidad... La etapa apenas comienza... mi sonrisa permanente.. se me escapan hasta los suspiros. Muy temprano en la mañana, San Pedro apenas despertando... rodamos, Fabio primero, Abel le sigue y yo detrás. Grande Linda, eres muy grande... Por delante 700km en la etapa de hoy. Puerto Cortés, Frontera de Guatemala, Puerto Barrios, frontera de Belice y Belmopán, la capital de Belice. Será la primera vez que recorra ese interesante país.... solo deseo tener suerte porque es la peor época del año para hacerlo debido a las lluvias.

 

A mi amigo Fabio...

Poco a poco, sin darnos cuenta llegamos a la frontera Honduras-Guatemala. Por suerte la tramitación de la salida es muy fácil y "gratis".... Allí nos despedimos de Abel, nuestro nuevo amigo de la carretera. El y su Harley se daban la vuelta, Fabio continuaba conmigo rumbo a México. Linda suena muy bien, es como si estuviera feliz de volver a rodar. Pero estoy preocupado, Fabio tiene una terrible gripe, tomando antibióticos y con fiebre. No hubo manera humana de convencerlo para cambiar el viaje para otro día. Sé que lo hace por mí, porque no me retrase. Es un gran amigo, otro más de esos grandísimos amigos que he conocido en el viaje.

 

Las nubes amenazantes pronto aparecieron y comenzaron a descargar con fuerza. Miraba el reloj, tenemos tiempo me repetía continuamente. Ropa de extrema lluvia y a continuar el viaje. Trozos secos, trozos lloviendo.. así iba avanzando la carretera por ese divino país de Guatemala. Casi sin darnos cuenta llegamos al cruce hacia Peten, Tikal y Belice. Allí nos detenemos y le propongo a Fabio que nos detengamos a dormir en Peten, pero no quiere... cabezón cabezón!!! 

 

La carretera un desastre, kilómetros y kilómetros de tierra embarrada que parecía jabón. Linda estaba llena de lodo por todas partes, mis pantalones no se sabía el color. Conducía con extremo cuidado, era un terreno nuevo para nosotros. Jamás en todo el viaje habíamos pasado por terrenos enfangados. Las botas duplicaban el peso por el barro que cargaban. Cada vez que se deslizaba Linda, pies al suelo, barro hasta el alma... Como me daba envidia Fabio con su KTM, como pasaba por aquellos caminos controlando perfectamente los movimientos de su moto. Sin ninguna duda una moto mucho mejor preparada para aquel tipo de terreno.

 

Así llegamos a la frontera con Belice, un país que me llamaba mucho la atención pero del cual apenas conocía. Una antigua colonia británica que no hacía mucho tiempo había conseguido la independencia. De pronto, comienza a llover muy duro. Estamos justamente en la tramitación de los pasaportes de salida de Guatemala. Una cola inmensa y gente de raza negra, mucha, mucha gente de color. Tierra por todas partes... un barrizal que no había manera humana de salir de él.

 

En la cola de la tramitación de documentos comienzo a escuchar a la gente hablando en ingles... wow.. ya me había olvidado que ese es el idioma oficial de Belice. Primero la salida de Guatemala, luego los "fumigadores".... había que desinfectar las ruedas... Que ridiculo es todo esto.... Las ruedas de las motos tienen que fumigarlas por los microorganismos que puedan llevar, pero nuestras botas cargadas de barro no tienen que fumigarlas? Ahí no van microorganismos? Creo que todo esto es un "paripé" para cobrar unos dólares...

 

Ahora tocaba la parte beliceña. Fabio agotado por la gripe, me tocaba llevar la voz cantante con todas las tramitaciones. Unas colas interminables llenas de gente de color, todos hablando en su idioma. Parece que vamos a tener que "desempolvar" nuestro olvidado inglés. Pasaportes, papelitos para rellenar, docenas de preguntas tontas, etc.  Hasta ahí parecía la cosa tranquila, pero lo bueno estaba por comenzar. Nos indican que pasemos por una puerta diferente al resto de las personas que aguardaban la cola. Extraño verdad? Entramos y nos encontramos con otra puerta con un cartelito que decía en ingles "toque y espere a ser avisado" Tocamos y nada, volvimos a tocar... una y otra vez hasta que nos dijeron "come in" Allí el espectáculo era para morirse, un tipo de color, muy grande, sentado en su asiento. Frente a él una joven muy atractiva, con muy poquita ropa sentada sobre su mesa...

 

Me pregunto que estarían haciendo que no atendían cuando tocábamos en la puerta. Nada más ver mi pasaporte me dijo "go ahead, you can visit Belize". Pero al ver el pasaporte de Fabio, colombiano residente en Honduras con visado americano, le dijo "Where is your belician visa?" Ahí se nos vino el mundo abajo... Por mucho que le explicamos que en San Pedro Sula nos habían dicho que no hacía falta visado, etc, no hubo forma. Fabio no podía cruzar... Se había terminado la ilusión de rodar juntos por México...

 

Estuvimos juntos apenas unas 5 horas, ahora cada uno tenía que seguir rodando pero en solitario. El de vuelta a casa y yo continuar con mi viaje que siempre fue "en solitario". Antes de marcharse, Fabio me siguió acompañando con la tramitación. Ahí se nos formo otra buena.... fue un mal comienzo para un país que tanto me atraía.

 

Tocaba inspección de aduanas y tramitación de la documentación de Linda. Una señora bajita, gordita, de color y con una cara de pocos amigos que asusta. Se dirigió a mí con muy mala educación, dando gritos y apenas la podía entender. Le entregue la documentación de propiedad de la moto y como está en español, tuve que ir punto a punto traduciéndole.

 

Ella resoplaba como toro bravo, como si yo tuviera la culpa que la documentación estuviera en español. Entre sus resoplidos comenzó a advertirme sobre lo que me podría ocurrir si no salía de Belice en el plazo que ella me autorizaba. De verdad que era para tenerle miedo. Mientras tanto Fabio busca a un muchacho para que nos saque una foto de despedida y cuando nos preparamos para fotografiarnos comenzaron a gritarnos la policía que no sacáramos fotos allí, de pronto la "bestia humana" que estaba tramitándome la documentación salió de detrás del mostrador y le quito la cámara a Fabio, comenzó a gritarle y a ir pasando foto tras foto para comprobar que no la habíamos sacado, luego le preguntaba cuestiones técnicas sobre el almacenamiento de la cámara.... Todo ocurrió en un minuto que pareció eterno. Fabio, mejor vete ya que se te va a hacer tarde y aquí como ves no puedes hacer nada... Un gran abrazo, un nudo en la garganta y así me despedía de mi gran amigo Fabio. Un amigo para siempre con quien estoy seguro compartiré más de una aventura por algún lugar del mundo...

 

Ya por fin con la documentación necesaria para cruzar me dice la de aduanas que tiene que revisar todas mis maletas. Le propongo que me acompañe a la moto y que las revise allí porque es difícil sacarlas a lo que me dice que ese no es su problema y que o las revisa o no cruzo. Coño! pero por qué tan intransigente? Por qué no intentamos ser un poco mas humanos con las personas? Le volví a explicar el problema de las maletas de la moto y no me dijo absolutamente nada. Comenzó a atender al siguiente de la cola, luego al otro y al otro... y me tenia esperando. Pasaban los minutos y ni me miraba. Bueno, creo que llego el momento de usar el plan "B". Miro alrededor, veo otros agentes de aduanas con mejor cara. De pronto uno sale al exterior cerca de donde esta Linda. Allí le ataco, le explico mi problema y le pido que me revise la moto. Muy amablemente viene conmigo y solo me hizo abrir una maleta, el resto las dio por buenas... Ufff por fin!!!

 

Me dieron ganas de volver a entrar y decirle cuatro cosas bien dichas a la "gorila" que me atendió al principio, pero preferí seguir el viaje.Una vez todo en regla, arranco y hacia Belmopán, la capital beliceña.  Adiós Fabio, que te vaya bonito como dicen los mexicanos. Fue un verdadero placer haberte conocido a ti y a toda tu familia, pero una verdadera lástima que no pudimos rodar juntos. Nos volveremos a ver, de eso no que no te quepa la menor duda.

 

Belice... INCREIBLE!!!! Decir que conocí Belice sería ir demasiado lejos... pero decir que me impresiono es toda una realidad!!!! Apenas 2 horas de carretera para llegar a la capital, Belmopán. Lluvia y mas lluvia, tristeza por dejar a mi amigo y enfado por no poder disfrutar de esos lugares debido a las condiciones climáticas. Me sorprendían las casas típicas de ese país. Están en alto, como los hórreos en el norte de España. Separadas del suelo nos muestran que las lluvias allí son terribles. Por otro lado, las construcciones íntegramente en madera, los autos estacionados debajo de las casas. La gente, casi en su totalidad, de color. Me miran cuando paso, me saludan e incluso los niños corren a mi lado. La gente sonríe... SONRIE!!!!

 

Sigo avanzando, un rato llueve y me desespera, otro calma y aprieto a Linda para aprovecharlo. Más adelante otra vez la lluvia... la calma... Casi sin darme cuenta llego a Belmopán. Es la capital del país, me la espero grande, con edificios altos y con gente por todas partes... NADA QUE VER CON LA REALIDAD! Muy despoblada, casas de una sola planta, de madera, calles muy anchas y nadie en la calle. Pocos coches y ningún edificio... Comienzo a dar vueltas por la ciudad... Todo solitario. Pero donde están metidos??? será que hay algún partido de futbol importante???? Sigo rodando, voy hacia el "downtown" y nadie por allí.  De pronto veo un hotelito... Ahí me quedo!!!!!! Me da igual como esté, necesito quitarme toda esta ropa mojada...

 

La llegada a recepción del hotel fue simpática, es un bar!!!!   Allí se reúnen las pocas personas que andan por la ciudad. Son apenas las 8pm y nadie por la calle. Al rato, Simón, un británico que andaba por allí.  Alucinaba con mi viaje, no hacía más que preguntarme detalles del recorrido. De pronto me dejo sin palabras... me hizo la primera pregunta que me han hecho en el viaje y que no supe responder: - Que harás cuando llegues a Alaska???

 

Una sensación extraña recorrió mi cuerpo, un escalofrió que me dejo perplejo. Llevo más de 7 años soñando con el viaje, 6 meses organizándolo hasta el último detalle. Toda mi vida enfocada a este viaje que terminará en esta etapa... Me había preparado para todo, para averías, incidentes, viento, lluvia, calor... pero jamás me había preparado para "el día después". Esa  pregunta me rompió la magia de la noche... Por lo pronto, cuando llegué a Alaska me sentare en una piedra, justo al final de la carretera y pensaré.... recordaré la película de Forest Gump cuando la gente le gritaba "corre Forest, corre!" Viene una tormenta tropical en los próximos días, así que tengo que “huir” hacia el norte, como siempre. Los paisajes, las casas, los pueblecitos son tan espectaculares que no puedo dejar de fotografiarlas aunque continuamente me digo que no pararé más, no parare más..

 

La gente EXTRAORDINARIA.... Como me tratan, como me sonríen, dan ganas de quedarse....


Que diferentes al "monstruo" que me atendió en la frontera... Lagos por todas partes, verde, muy verde.. unos paisajes espectaculares. Las carreteras PERFECTAS!!!! No encontré ni un solo agujero en todo el trayecto que hice. El asfalto muy rugoso, se nota que lo tienen preparado para evitar el "acua-planning" de los coches con las lluvias. Nada de sensación de miedo o soledad. No paro de disfrutarlo.. de fumarme hasta la última calada. Belice es una tierra sorprendente, de gente encantadora. Sin darme cuenta, en poco más de 4 horas había cruzado el país. En la frontera me envían saludos para Puyol y Villa... Estoy disfrutando tanto que incluso aparto la moto en la frontera a un lado y me quedo charlando con los agentes de aduanas... Que diferencia!!!!! México me espera y una nube negra, negrísima viene sobre nosotros...

 

Algo más de 36.000km y salta una avería seria en Linda. Acarreamos problemas de refrigeración, el indicador de temperatura no funciona y los rodamientos de dirección están tocados. Ahora la luz del ABS se queda encendida, esto significa que no llevo este sistema.  Cada día en la mañana le cuesta mucho arrancar. Tipo de gasolina? bujías? o los kilómetros que ya se notan?

 

VIVA MEXICO!!! Había que ver mi cara cuando leí el cartel "BIENVENIDOS A MEXICO!!! 

 

Nos esperaban muchos días por tierras mexicanas comiendo tacos, picante y cerveza "corona”, disfrutando de su cultura, del imperio maya y de gente de buen corazón... No se si era Linda o era yo quien la aceleraba, pero volábamos camino de la primera ciudad mexicana: Chetumal. Las nubes negras amenazantes casi nos perseguían. Según entraba a la ciudad, me llamaba mucho la atención las calles anchísimas y las construcciones de una o dos plantas, nada más. Así pues la ciudad se hacía muy larga. Dominada por un lindo malecón, Chetumal se hacía atractivo para conocerlo. Según llego al hotel me confirman que viene una tormenta tropical con grandes lluvias. Desde luego, el cielo no se andaba con rodeos, la amenaza era clara.

 

Quitanta Roo es un estado que se encuentra al sur del Yucatán. Rodeado de agua por todas partes, con unas bellezas increíbles que hacían disfrutar a cualquiera, como su gobernador dice "dan ganas de llorar al contemplarlas..." Imagínate un lugar donde se precipitaran cientos de meteoritos de gran tamaño que hicieran agujeros de unos 400 metros de diámetro y unos 90 metros de profundidad. Con el tiempo esos agujeros se llenarían de agua procedente de las lluvias y formarían un paisaje extraordinario. Es lo que se conoce con el nombre de Los Cenotes. El más conocido es el Cenote Azul

 

Cuatro dias, 46 horas en moto!!! 46 horas inolvidables de carretera, se calor, lluvia y cansancio.. pero igualmente 46 horas maravillosas. México es demasiado grande, y el retraso acumulado por las lluvias y averías me obliga a rodar más kilómetros cada jornada. Alaska está aún muy lejos y hay que llegar en pleno verano o abandonar la idea. Comenzamos... y comenzamos como cada día poniéndonos las botas. Después la cita obligada era con la gasolinera. Y comenzamos a rodar... Iglesias, capillas y estos lugares de culto que adornan todo el camino. Policía, ejercito y aduanas están continuamente molestando con revisiones y cuestionarios. Si lo hicieran bien, sería estupendo. Pero creo que mas que efectivos son un desastre. En una revisión un policía me pregunta si llevaba drogas o armas... No pude contener la risa y le dije "cree usted que si llevara armas o drogas se lo iba a decir?" El también se rio, un poco avergonzado, me dejo continuar mi viaje.

 

Verde, muy verde el estado de Chiapas. No hacía muchos años que la gente hacia revueltas por no estar de acuerdo con la política que llevaba el gobierno. Hoy en día no hay ningún problema y se disfruta mucho cruzando ese estado. Muchos coches abandonados en los márgenes de la carretera... Qué extraño. No se que hacen allí. Diez horas más tarde llegaba a Palenque. Una ciudad llena de historia y lugares para visitar, restos arqueológicos, etc. Lastimosamente como llovía...  De Palenque decidí continuar hasta la siguiente ciudad, San Felipe de las Casas. Disfrutando de la carretera, de su paisaje, de pronto me encuentro una cola interminable de autos. Voy adelantando y me cuentan que los campesinos habían bloqueado la carretera para manifestarse en contra de la justicia mexicana por meter en la cárcel a su gobernador acusado de estafa.... hay gente para todo... Como el bloqueo no cesaba y la gente estaba perdiendo los nervios, decidí regresarme a Palenque, una hora de carretera.

 

En México, como en cualquier país, hay gente para todo. En el hotel de Palenque se intentaron aprovechar de que era tarde y los bancos estaban cerrados para estafarme con el cambio, igualando el dólar al euro. Curvas y mas curvas hacen larguísimas las etapas. Difícilmente se pueden mantener medias de 70km/h. Se pasaban las horas y apenas avanzaba. Entre las fotos y las curvas, no había manera...  Cada día pasaba la etapa mitad del tiempo sudando y mitad del tiempo mojado como una rana!!! Qué manera de llover, madre mía... y todos todos los días!!! Como no les sale reuma? Por culpa de las lluvias, muchos tramos de las carreteras se hacían complicados. Los derrumbes eran continuos y no dejaban que te durmieras.

 

Montañas, llanuras, rectas, curvas, bosques y lagunas hacían las delicias de mi paseo. Cada lugar que conocía me hacia soñar despierto imaginando la posibilidad de tener una casa allí... México y sus contrastes... pero un México maravilloso!!! No cambies jamás porque dejarías de gustarme...

 

Acapulco... la perla de la corona? La gran ciudad, soñada por muchos, envidiada por todos y deseada por el universo... Me acercaba por una carretera en malísimo estado, llena de curvas y mal pavimento. Linda sufría horrores y yo con ella. De pronto a lo lejos, el primer cartel que dice "Bienvenidos a Acapulco" Pero esto es Acapulco??? Desastroso, sucio, con calles de tierra...... como va a ser esto Acapulco? Los coches no respetan, todo el mundo parece tener prisa. Trago polvo por todas partes... se hace verdaderamente insoportable. Pregunto en una gasolinera y sin duda es Acapulco. Me dicen “ya no es la ciudad que era”. Me recomiendan tener mucho cuidado y jamás salir por la noche, se ha vuelto tan peligrosa como Mexico DF, sobre todo con una moto como Linda. Salí asustado de allí, así pues utilice la técnica que llevo en todas las ciudades peligrosas: correr como alma que se lleva el diablo!!!! Linda volaba, nos defendíamos del trafico inteligentemente, había que llegar como sea al malecón o avenida marítima.

 

Directos al hotel y primera sorpresa. Pago en efectivo, nada de tarjetas y nada de moneda extranjera!!!! Hasta donde hemos llegado... tuve que ir hasta una casa de cambio para poder quedarme en el hotel... La zona más famosa de esa ciudad, el lugar donde hacen los "clavados" o saltos de cabeza al mar. Pequeñas calas por toda la costa, se hacen preciosas de lejos, pero la realidad de cerca es muy diferente. Hasta el agua está contaminada... Las playas abarrotadas de sombrillas pero muy poca gente.... Que ha pasado aquí??? A pocos kilómetros aparecen playas casi vírgenes. Lugares divinos pero casi desérticos. No puedo creerlo... la tristeza cada vez inunda mas mi alma. Sin mucho más que comentar, Acapulco se les escapo de las manos. Feo, sucio, desordenado y sobre todo, inseguro. No importa estar en la zona nueva o zona vieja, todo es un caos.

 

Casi huyendo... salimos bien temprano de Acapulco.  Un viaje tranquilo, con una carretera con curvas al principio, rectas interminables y terminara con otra vez curvas. Por fin un día sin lluvias... y sin darme cuenta ya estaba entrando a la ciudad de Manzanillo. Esto es otra cosa!!!  Una ración de tacos, un burrito de pollo y otro de carne, por supuesto acompañados de un par de cervezas "corona"... Es increíble los insectos que hay en las carreteras mexicanas. Mira que he recorrido carreteras del mundo, pero jamás había visto semejante cantidad de bichos.... Mi ropa, al igual que la moto, le toca lavado por las manchas de los insectos. Otra vez a la carretera... y otra vez a sorprendernos. Un "Stop" convertido en "Alto". Pero el "uno a uno" me dejo perplejo. Resulta que el "Alto" esta para todos en el cruce, solo que van pasando uno de un lado y otro del otro. Se respeta increíblemente y si te lo saltas el protocolo todos te pitan y te llaman loco..... Loco yo? que va.... (me lo salté) Otro hotel… otra ciudad... y por supuesto LLOVIENDO!!!!!!

 

Puerto Vallarta: MI CIUDAD! Llegué a mi ciudad, a la que me pediré para la próxima vida, la que me gustaría fuera mi lugar de jubilación, el lugar donde desde mañana me iría a vivir... Escuché hablar de Puerto Vallarta en una canción, busqué información sobre esta ciudad en internet, sus fotos, etc. Me pareció impresionante, bellísimo y un lugar mágico. Solo la entrada nos regala un espectáculo de bellezas inigualables... Se me acaban los calificativos y aun no consigo definir este paraje del Pacifico mexicano. La carretera llega a Puerto Vallarta con curvas sobre curvas, rodeado de una espesa vegetación que forma unos túneles "verdes" por donde se cuela el sol y produce una especie de tubos de luz con colores espectaculares.... No salgo del asombro... he llegado en el momento ideal, en la hora perfecta.... De pronto, la vegetación se desaparece y nos regala un espectáculo de pequeñas islas frente a la costa... Solo dos bellezas no he podido definir en todo el viaje: El salar de Salinas Grandes en Argentina y Puerto Vallarta en México. No rodaba ni 2 km y ya estaba parando la moto, foto tras foto... la entrada a Vallarta se me hacia impresionante, mágica y la disfrute como un niño.

 

Por un lado no quería detenerme para llegar temprano a la ciudad, pero por otro no quería perderme ni un solo detalle de esta primera entrada a esa ciudad... Logre meter a Linda hasta los lugares más inverosímiles para sacar fotos divinas. Había soñando tantas veces llegar a este lugar...  La ciudad dirigida por un malecón totalmente adornado por esculturas espectaculares. El atardecer espectacular, solo estropeado por las lluvias que se acercaban amenazantemente. Lástima que estaba solo, porque es la ciudad más romántica que jamás he conocido y visitarla es obligatorio hacerlo en pareja.... Bueno, realmente no estaba solo, estaba con Linda, mi gran amor del viaje... Puerto Vallarta... sin ninguna duda, MI CIUDAD!!!!

De paso por otra ciudad de la costa mexicana. Esta vez le tocaba a Mazatlán. Preciosa, de verdad, con un malecón aun mas grande que el de Puerto Vallarta. Mucho turismo, quizás demasiado. Linda tronaba feliz por aquellas calles... yo no paraba de admirarlas.

Otra perla del pacifico, pero esta vez una preciosa perla. Llego el momento de nuestra partida.. Hoy Linda no rodara, nos iremos en barco (ferry) desde Mazatlán hasta La Paz en Baja California. Navegaremos toda la noche, así que podremos descansar tranquilos

 

Ya en el puerto esperando subir al barco con Linda para cruzar a la Baja California, pronto hago nuevos amigos. Un grupo de camioneros que también iban con el mismo destino. Ellos me van informando de la carretera, de los pueblos a cruzar, de las gasolineras, de los peligros.... y yo voy tomando buena nota. Compré el billete de barco y cuando voy a subir al barco,  Linda no arranca. Que pasa aquí????? Uno, dos, tres... media docena de intentos y Linda no quiere ponerse en marcha. Reviso todos los detalles que el momento me permite revisar.  Últimamente no va bien. Por fin arranca....  Estoy cada vez más desanimado con la moto. No es "lo que yo pensaba"... El barco salió a las 5pm y llego a las 7am del día siguiente. Toda la noche navegando... Mi próximo destino: Los Cabos. Lugar de bellas playas, pesca impresionante y los mejores campeonatos del mundo de pesca deportiva... mi otra pasión!

 

A la sombra de un cactus...  ESPECTACULAR!!!!!!  Esto si que no me lo esperaba...  Paisajes desérticos llenos de cactus de miles de formas y tamaños. Pero como le puede aburrir a la gente el desierto??? Yo me lo paso increíble! De pronto, en una recta, una serpiente cruzando la carretera. Reduzco velocidad y me aparto para dejar a la "señora serpiente" feliz por su camino... Tras de mí un todo terreno que al verla se lanza sobre ella atropellándola. Que desdichado!!!! Doy la vuelta y paro junto a la serpiente que aun se mueve. Es más grande de lo que pensaba. Con cuidado intento extenderla pero no deja de removerse. Esta atropellada por la cabeza, morirá sin duda alguna. Por un momento la pude poner junto a Linda y es más larga que la moto!!!! Seguimos el camino. Me gusta tanto que a veces me salgo de la carretera y continuo caminos de tierra disfrutando del paisaje. Tengo miedo adentrarme mucho por si Linda decide no arrancar. No llevo agua, supuestamente es un trayecto de menos de 2 horas. El calor es muy fuerte pero casi ni lo siento por lo maravillado que estoy. Me siento afortunado de estar viviendo mi sueño....

 

Los Cabos: San Lucas y San Jose. Continuamos la ruta.... hasta dónde? No lo sé... En ocasiones anteriores hubiera dicho "hasta donde la luz del sol nos lleve...", ahora Linda era quien marcaba mi destino. Estoy preocupado, no sé qué ocurre ni cuánto durará.. pero es lo que hay. Las averías de la moto me tienen con el alma en encogida. Los Estados Unidos aun están lejos y según me cuentan, es solo ahí donde me la podrían reparar. Los Cabos: San Lucas y San José se encuentran al sur de la Baja California. Espectaculares, dedicados íntegramente al turismo. Playas, hoteles y vida nocturna. Esos son los Cabos. Por el camino me doy cuenta que le toca servicio a Linda. Cambio de aceite, filtros, etc. Y para colmo de males, el GPS dejo de funcionar. Qué pasó aquí???? Tendré que estar parando continuamente para ver los mapas, preguntar, etc. Que desastre... 

 

Dos días en Cabo para descansar, organizar las próximas etapas y sobre todo, recuperar las fuerzas que necesitaba. Sabía que me esperarían las jornadas más duras de esta última etapa del viaje. La Baja California con sus desiertos no es un juego.

 

Linda al taller. El servicio técnico de Honda no admiten tarjeta de crédito y no tiene ni aceite. Aproveché para cambiarle un piñón de 16 dientes, justamente un diente más que el que viene de fabrica. Ahora los cambios son más largos con lo que ganamos velocidad punta, bajamos revoluciones, consumos y sobre todo, ganamos en autonomía. Después de Linda le tocaba el turno al GPS. Comprobé que la avería estaba en el soporte del GPS. La entrada del hotel se convirtió en mi taller. Incluso el personal de mantenimiento me prestaba su herramienta. Son gente extraordinaria.

 

Marcando el norte por la Baja California… Estoy en el final de la nada... en la puntita de abajo de la Baja California. Ya no tenemos GPS, ahora dependemos de la propia intuición, los mapas en papel y la brújula. Primera visita obligada.... el hotel que inspiró la canción del grupo "Eagles" titulada “Hotel California”. Me cuentan que ese grupo, en el año 1977 estaba de vacaciones por la Baja California y se les hizo de noche. Buscaron hotel y encontraron este lindo lugar... Ahí comenzó todo. Después de curiosear, hablar con los empleados del hotel, tomar un café, etc. Me subo arriba de Linda para seguir hacia el norte... pero... Linda no arranca! Una, dos.. muchas veces intentándolo. Algo no va bien. Reviso los puntos más lógicos que podrían impedir que Linda arrancara. Swich de seguridad, soporte lateral (pata), etc. El chequeo lo hace perfecto. El motor aun está caliente. Nada anormal a primera vista, pero Linda no quiere arrancar. Sigo revisando bomba de gasolina, conexiones de bujías, etc. De pronto se me viene a la cabeza la idea del "Hiss", un sistema que tiene la moto que reconoce la llave para que no la puedan robar. Busco la copia de la llave, la meto en la cerradura y a la primera estaba Linda arrancada... Otra avería y sistema que dejo de funcionar...

 

Calor, mucho calor... playas extraordinarias, desiertos adornados solo con cactus, mucha arena y sobre todo, soledad... Horas y horas de carretera siempre hacia el norte. Cada dos horas repostaba gasolina y preguntaba sobre direcciones, próximas gasolineras, etc. Información que ya no tenía al llevar el GPS averiado. Las rectas son interminables... y cuando terminan comienzan otras aun más largas... Los paisajes son tan extraordinarios que me obligan a detenerme una y otra vez. Por supuesto no paro el motor de Linda, tengo miedo que no quiera volver a arrancar. La combinación de desierto con el mar, forma unas playas inigualables, solitarias y misteriosas. Un buen lugar para pasar unas vacaciones, lástima que el sol es terrible y las radiaciones se dejan sentir incluso bajo la ropa. Dividí la subida de la Baja California en dos partes. Tocaba pasar la noche en Santa Rosalía. Allí un hotel muy curioso, "El Francés". Fabricado totalmente en madera como todas las casas típicas de la zona. Cada vez que te mueves "chirrían" las tablas. Imposible moverse sin despertar medio hotel....

 

El pueblo muy chiquito, un antiguo fortín minero. Lleno de viejas locomotoras que ahora forman un museo al aire libre en toda la ciudad. Preciosas calles llenas de casas de madera, gente poco acostumbrada a visitantes, pero gente muy amable. A la mañana siguiente, muy temprano cuando comienzo a subir las maletas a Linda, la dueña del hotel salió a despedirme. Me ofreció un café. Nos sentamos en su terraza y contemplamos la salida del sol... Espectacular!!!!!

 

Una de policias!!! La etapa mas dura del viaje. Hoy seguramente rozare los 45 grados de temperatura. No es un juego, incluso hay una parte sin gasolina y por ello tengo que cargar un bidón extra. Nos esperan 800km interminables bajo el sol de La Baja y por territorios totalmente despoblados. Conduzco con sumo cuidado pero rápido. Marcamos 120km/h casi todo el tiempo. No puedo ir a más velocidad porque se calienta, pero tampoco a menos porque no refrigera.

 

Recta tras recta, curvas de infarto, pero otra recta... De pronto una curva de izquierda, reduzco, tumbo la moto y otra de esas increíbles rectas. Sorprendentemente veo un coche "patas arriba" echando humo de las ruedas traseras. Nadie por ningún lado, el accidente tuvo que haber sido ahora mismo.... Detengo la moto en un lateral de la carretera, me bajo y salgo corriendo a socorrer a las personas. No había nadie.. por suerte. El accidente tuvo que haber sido hacia muy poquito. Seguramente las personas se fueron con cualquier otro auto. Ya más relajado me dirijo a la moto y cuando me voy a subir decido tomarle una foto. De pronto aparece un coche de la policía, con todas sus sirenas puestas, luces y montando un espectáculo "a la americana". Me habla por el altavoz y me dice que avance unos 300 metros y me detenga. Sorprendido hago lo que me indica el agente. Me sigue hasta que detengo la moto. Se baja del coche y con muy malas pulgas viene hacia mi pidiéndome mi licencia y documentación de la moto. Se la entrego y comienza a leer detenidamente. Me dice que me va a hacer una "boleta" a lo que yo le digo que adelante... Cuando comienza a escribir le digo y esa boleta es por ser buen ciudadano, verdad?" Y me dice "No, es por causar casi otro accidente" "Casi un otro accidente??? pero de qué habla???" "No se ha dado cuenta donde paro la moto? podría haber llegado otro auto y chocar... Eso no es de buen ciudadano, eso es cometer una negligencia"

 

No podía creerlo... menos mal que están las fotos para demostrarlo. La moto está totalmente en el borde de la carretera, con espacio suficiente para pasar cualquier vehículo. Ahí nos enzarzamos en una discusión de casi una hora. El tipo intentaba convencerme que había parado la moto en mitad del carril de circulación sin darse cuenta que había sacado fotos... Yo no me bajaba del burro y más le atacaba. La discusión llego hasta el punto que el tipo me  dice "Cree usted que yo le tengo miedo"? y le conteste " Y cree usted que le tengo yo a usted"? Ahí si que me la jugué... pensé que me llevaría detenido por algún invento de él. Así pues le dije que iba a llamar a la embajada española y me dice "Llámela, cree que me asusta? yo soy mexicano y estoy en México, usted es un extranjero en este país" Me enfade y me fui con la cámara de fotos hacia su auto y le saque una foto donde se ve la placa (matricula). El saco su cámara y fotografió mi moto. Fue una especie de combate a ver quien intimidaba más a quien...

 

Hubo un momento que de verdad pensé llamar a la embajada española. Le daba argumentos lógicos... circular con la moto tranquilamente, encontrarme un auto patas arriba echando humo y simplemente salir a ayudar... El miraba el auto y me decía que no salía humo.... Lo estaba viendo con sus propios ojos pero no daba el brazo a torcer... Como se nota como abusan de la autoridad con los ciudadanos de a pie. El pensó que me achicaría pero se tropezó con un muro. Sabes lo que estaba buscando????? Exactamente... que le pagara una "mordida" pero conmigo se equivoco... Cuando vio que no había nada que hacer, me comenzó a dar consejos "padre-hijo" sobre cómo manejar en las carreteras mexicanas... Estaba él para darme consejos a mi después de recorrer casi todo el continente sin un solo problema... Me entrego la documentación, me dio la mano y se fue... Cuando me subí en la moto me lleve la sorpresa más grata de todo el viaje... LA CAMARA DE VIDEO ESTABA GRABANDO! Así que esta todo grabado, desde las imágenes hasta la discusión con el policía. Se escucha perfectamente nuestra interesante conversación.

 

Después de pasar una hora discutiendo con el policía, salí con Linda como alma que se lleva el diablo. No había tiempo que perder, la carretera es muy larga, la etapa del día demasiado dura.  Pronto me vería en medio de una ciudad, cruzándola. Un "alto" (stop) separado del suelo 50 centímetros no lo vi y me lo salte. En la misma calle pero sentido contrario un policía en moto de unos 400 c3. Me miró, lo miré pero me hice el tonto y aceleré. Por los espejos retrovisores vi que dio la vuelta y encendió todas las luces de emergencia. Linda rodaba rápido y él no podía alcanzarme. De pronto un semáforo en rojo. No queda otra que detenerse. Pronto llega y se pone a mi lado. Un policía con casco de "medio huevo", con unos 60 años y mas canas en la cabeza que arena en el desierto (para que vean lo exagerado que somos los canarios…)

 

Me mira y me dice, "Linda su moto" y yo le contesto " Así es, y además se llama Linda.
"Ha visto que se ha saltado un alto, asi que tengo que hacerle una boleta". Ya estamos con las boletas otra vez... Que la haga de una vez que tengo prisa. Me dice que lo siga y comienza a rodar por la ciudad. Cuadra tras cuadra me voy dando cuenta como quiere sacarme de la ciudad. Así pues me detuve, apague el motor de Linda y me puse a esperar. El policía se detiene unos 300 metros más adelante y me hace señas que lo siga. Yo ni me inmuto. Se da la vuelta y me pregunta que pasa a lo que le contesto que si me quiere hacer la boleta que me la haga aquí, pero que yo no me muevo. Todo esto con la cámara de video grabando. Entonces comienza a preguntarme qué de que país soy, que qué hago por allí, etc. Nada de hacerme boletas. Me dice que a él le gusta colaborar con los turistas. Me da la mano y se fue. A que no sabes lo que quería este policía también? Por supuesto, quería otra mordida y me intentaba sacar de la ciudad para que no viera nadie el pago del soborno.  Conmigo la llevan clara! 

 

El dia mas sufrido del viaje… Afrontando esta ultima parte de la etapa del día. Dos policías corruptos, cientos de kilómetros, muchísimo calor y ahora tocaban mas de 300km totalmente despoblados. Ultimo pueblo antes de cruzarla es "Guerrero Negro". Allí llene el depósito de Linda hasta desramarse y el bidón auxiliar con 8 litros más. Tome mucha agua y una botella por si la necesito en el camino. "Por favor Linda, no me falles ahora..."  El rodar con la incertidumbre de que en cualquier momento puede fallar no es nada agradable. Rectas y más rectas, subidas, bajadas, zonas de curvas por docenas de kilómetros. Un sol rajando mi espalda con más de 40 grados, picos de 43. Extensiones interminables de cactus y ni una sola persona...

 

Que diferente era todo aquello a Atacama, mi desierto favorito. Mis ojos en la carretera y mis oídos en el motor de Linda. No puede fallar, no puede fallar me repetía continuamente... Una parada para una foto, otra, otra... así iba pasando ese paisaje tan diferente a lo que había visto. Pero jamás apagaba el motor de Linda no vaya a ser que no quiera arrancar. La gasolina bajaba, ya iban más de 250km. Creo que es el momento de repostar. Ahí estoy vendido si viene alguien con malas ideas, así que mejor busquemos una recta bien larga y un espacio para escaparme en caso que algún vehículo se detenga. Ocho litros en el tanque de Linda serán más que suficientes para los 100 kilómetros que me quedan.... Pocos vehículos pero continuos. No más de 20 minutos sin ver alguno. Eso me daba una pequeña tranquilidad. Pero al mismo tiempo me producía desconfianza. Se perfectamente que allí no hay policía ni nadie que me ayude. Estoy solo con Linda y mis circunstancias no son favorables por culpa de las averías de la moto.

 

Por fin diviso casas en el horizonte. Por fin un pueblo... CRUCE EL DESIERTO, SE ACABARON LAS MALAS ETAPAS.... feliz feliz!!!! Gasolina nueva en Linda y para mi otro tipo de gasolina!!!! La moto la noto muy caliente. Y digo la noto porque llevo el indicador de temperatura averiado desde que salí de Argentina. Me dirijo a Ensenada, una gran ciudad casi en frontera con Estados Unidos. Cada vez las poblaciones se parecen más a USA. Calles enormes, muy anchas, casas bajas, pocas edificaciones. Centros comerciales muy dispersos y nada se puede hacer sin auto... Al llegar a Ensenada, directo al hotel. Muy cansado y preocupado por la temperatura de la moto. Ahora no hay duda, está ardiendo. Otra preocupación más que sumar a la larga lista que me está dando Linda en esta etapa del viaje. Si marcamos hechos destacables en cada etapa, no tengo duda que en la primera etapa fue el viento, en la segunda los kilómetros, en la tercera las averías de Linda, en la cuarta las lluvias y en esta quita y última etapa, otra vez las averías de Linda....

 

Más problemas con la moto… Esto es desesperante... de verdad., parece que los problemas con la moto se siguen sumando... No hay día que no tenga que estar desmontando a Linda. Las jornadas siguen avanzando y los problemas mecánicos se acumulan. Linda sigue dando problemas en el arranque, pero además de eso, ahora cuando paso por un agujero de la carretera o cualquier pequeño salto, la moto se para. Todo un misterio...  He pasado el día suplicándole que no se parara. No quiero ni imaginar si se llega a parar en medio del desierto. Llegó a marcar más de 40 grados y me había quedado sin agua...

 

Al llegar a la primera ciudad después del desierto, pare en una gasolinera, reposte y ya Linda no quiso andar más. Ahí se quedo. No había manera humana de echarla a andar... Intentaba ponerla en marcha una y otra vez. La gente en la gasolinera me miraba y yo me quería morir. Otra avería no, por favor!!!! Me senté en la acera, contemplando la moto mientras la gente me contemplaba a mí. Comencé a darle vueltas a la cabeza hasta que descubrí que el interruptor de la pata lateral (soporte lateral) estaba averiado y era quien impedía que la moto arrancara. También ese es el motivo por el cual cuando la moto saltaba se apagaba. La información que daba dicho interruptor era que la pata lateral estaba puesta y no era cierto, por eso se detenía el motor. Corte cables, los empate y Linda en marcha.... Interruptor de seguridad eliminado. "Cuanto menos bulto, mas claridad". Ya se que muchos dirán "era una tontería de avería". Lo sé, pero es que todas las "tonterías" le vienen a mi moto???? Con todos los viajeros que me he ido encontrando ninguno ha tenido tantos problemas como yo. Me los llevo todos!!!! Comienzo a comprender por qué no encontré ni una sola Honda en todo el viaje... El 90% eran BMW, varias Suzuki y el resto Yamaha. Kilometro tras kilometro, me doy cuenta que no es la moto ideal para este viaje...

 

Se termina mi querida Latinoamérica… Hoy tenía una etapa relativamente corta, unas dos o tres horas y llegaría a San Diego, California. La preocupación ronda en mi cabeza por el mal funcionamiento de Linda.  La frontera por la que había planeado cruzar a USA es la frontera de Tijuana. Cuando estoy pagando la factura del hotel temprano en la mañana, leo en la primera página del periódico “22 muertos en atentado en Tijuana”.   Uff, las cosas tienen que estar bien complicadas allí. Pido información sobre otro cruce de fronteras y me recomiendan Tecate, a unos 70km de allí. Así pues, hacia Tecate. Salgo de la ciudad de Ensenada con mal presentimiento... algo me iba a ocurrir y aun no lo sabía. Conduzco con cautela, despacio y aprovechando a ver los inmensos viñedos atravesando toda la ruta del vino. Preciosos paisajes, de verdad. Al ir despacio, Linda se va calentando más como es lógico. Pero algo extraño, no escucho el electro-ventilador. Sin indicador de temperatura, ahora sí que estoy totalmente perdido y tengo que funcionar con el instinto. No enciende, me repito una y otra vez... no enciende!  De pronto enciende una luz en el tablero que indica peligro por temperatura... Detengo a Linda, está súper caliente y el maldito ventilador no funciona.... Caramba, otra vez????? Otra avería??????? Vaya mierda de moto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Bajo un árbol, con un sol de justicia, espero una media hora a que Linda se enfríe. Conduciendo rápido y parando unos 10 minutos cada vez que siento que se calienta, esa es la manera que llegue a la frontera. Al llegar a la aduana la cola de coches es larguísima. Sin pensarlo comienzo a adelantarlos por un lateral sin decir absolutamente nada. Me cuelo el primero y paso a la inspección. Allí media docena de preguntas, algunas sorpresas cuando les hablo del viaje y me dejan pasar al segundo control. Por supuesto que cada vez que me detengo, apago el motor. No puedo permitir que se caliente. En el segundo control revisan la documentación, relleno el impreso verde y tengo ya la autorización para rodar por USA.

 

Por delante un cartel bien grande que dice “WELLCOME TO THE UNITED STATES OF AMERICA”

 

Ropa para moto
El equipo de ropa especial de moto "Revit" es el que elegí para este viaje. El modelo con el que comencé en Argentina es el "Chayane I". Color gris claro, extraordinario equipo. Fácil de montar y desmontar, con tres capas, cordura exterior para las posibles caídas, una capa impermeable y luego otra interior para "fabricar" el calor necesario cuando hace frio. Cada jornada quitaba y ponía capas según necesitara. Lo que si tengo muy claro es que en carretera jamás conduzco sin la protección que me ofrece la parte exterior. Caerse a 40km/h sin ropa o con ropa puede marcar la diferencia entre continuar o no continuar.... Ahora llevo otro equipo de ropa de moto. Es también Revit y el modelo "Chayane II".

 

Si la anterior era extraordinaria, esta lo es aún más. Mucho más delgado pero no por ello menos eficiente. Los bolsillos colocados donde deben estar. Las cremalleras fáciles de abrir y totalmente impermeables. Rejillas de ventilación y también tres capas para montar y desmontar. Un total acierto el haberme decidido por Revit como la ropa de moto para este viaje. Su distribuidor en España es "Autoservicio del motorista". Una empresa seria que me ha demostrado saber hacer bien las cosas y sobre todo, estar cuando se les necesita.

 

La vida en un TOPE
Tope, bump, bumper, policia acostado, rompemuelles.... son las diferentes palabras con las que se reconocen a esos reductores forzosos de velocidad... En Mexico hay MILLONES!!!!!  Sin duda son el motivo que salva muchas vidas porque los mexicanos conduciendo no son precisamente unos angelitos que reducen la velocidad al pasar por un centro urbano. Todos los pueblos tienen como mínimo 2 topes, uno al principio y otro al final. Lo único malo es que no están pintados  y te los encuentras de pronto cuando vas circulando a 100km/h... A volar se ha dichoooooooooo!!! Curiosamente alrededor de un tope se desarrolla un sector económico importantísimo. Vendedores ambulantes, fruteros, gente con refrescos o agua, pobres pidiendo limosna, gomerías (tiendas de ruedas), y un largo etc que hacen una aventura en cada tope. Al tener que reducir obligatoriamente la velocidad, se aprovechan dichos vendedores para "atacar" a los conductores. La vida en un tope, algo tan mexicano como el mismo chile!!!!

 

Mexico, pais de mariposas y propinas. Que México es grande, nadie lo duda. Que es bellísimo, puedo jurarlo...  Y que tiene millones y millones de mariposas, Linda puede dar fe de ello. Increíble, cada mañana salíamos Linda y yo impecables de los hoteles y llegábamos a nuestro destino final totalmente manchados de las mariposas que se estrellan contra la moto o contra mi ropa.  La carretera está totalmente adornada de estos majestuosos insectos de todos los tipos, colores y tamaños que podamos imaginar

 

Otro fenómeno de este maravilloso país: Las propinas!!! Un importantísimo sector económico el que mueve el turismo. Sabemos de sobra que los sueldos son bajos y dependen "muy mucho" de las propinas que supuestamente y voluntariamente los turistas dejan al consumir en bares, restaurantes, etc. En México es casi obligatorio! Se que nadie te puede obligar a dejar una propina, pero la costumbre es dejar el 10% de lo que has consumido. No la incluyen en la cuenta, pero están muy pendientes de que la dejes. Si no lo haces te miran con muy mala cara y en otras oportunidades que vayas por ese establecimiento apenas te hacen caso. Me ocurrió algo simpático. En un restaurante de Acapulco, almorcé y la cuenta fueron unos 30 dólares. La propina correspondiente suponía unos 3 dólares. Como no tenia suelto, solo deje 1,5 dólares. Al recogerla el camarero no dijo ni "gracias". Se alejo con el dólar y medio en el platito diciendo en voz alta "hoy el camarero se va a hacer rico!!!"

 

 

Todos los capítulos del viaje América en Moto por José Ángel Pais:

1.- Capítulo primero: Preparación del viaje. Seis meses mirando al calendario

2.- Capítulo segundo: Comienzo del viaje hacia el norte. Destino Alaska

3.- Capítulo tercero: Atravesando 8 países para llegar al ecuador terrestre

4.- Capítulo cuarto: De Machala a Santa Cruz. Segunda vuelta por Sudamérica

5.- Capítulo quinto: Una mezcla entre Quijote solitario y Colón descubridor

6.- Capítulo sexto: Recorriendo siete países de Centroamérica en moto.

7.- Capítulo séptimo: Arrastrando problemas en la moto hasta la frontera con USA

8.- Último capítulo: Al llegar a Alaska, no hay más camino hacia el norte.

 

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Suzuki V-Strom 1000 - 8500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS