Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Los usuarios del Permiso A2 «aprueban» a la Triumph Street Triple

12 de Enero de 2016

Los usuarios del Permiso A2 «aprueban» a la Triumph Street Triple

Una vez más, la Street Triple 675 de Triumph Canarias (Gubra) pasaba por las manos de nuestro equipo de pruebas, aunque esta vez con un objetivo diferente; someter a su «versión limitada» al examen de usuarios del Permiso A2 para que, según su propio criterio, dictaminasen el resultado de la experiencia.

 

Para esta prueba contamos con tres probadores diferentes a los habituales; Desi Suárez, Miguel Marrero y Oliver Pérez. Ellos fueron los que nos dieron sus opiniones sobre la minimalista naked británica que compite en el segmento de motos aptas para los usuarios que acaban de sacarse el carné A2: Una moto que sin embargo sigue siendo bastante desconocida entre los motoristas con los que hablamos habitualmente, que se quedan sorprendidos por su estética, prestaciones y precio.

 

La popular tricilíndrica de Triumph es una es una excelente opción para aquellas personas que únicamente dispongan del carné A2. Es un modelo limitable, y además actualmente cuenta con una promoción sin competencia; ¡Te regalan el coste de sacarte el carné A2!

 

 

La Street Triple es una de esas motos que te llevan a inventarte excusas para ir «a donde sea» con tal de sacarla, y sacarte, de paseo. Pequeña, ágil, con garra y rebosante de ese inigualable carácter tricilíndrico de su motor de 675cc. Una máquina que garantiza la diversión en cualquier momento del día. Su ligera parte ciclo está inspirada en una de las más míticas deportivas de la firma de Hinckley, la Daytona. 

 

El motor tricilíndrico en línea de la Street Triple entrega un apabullante par a medio gas y 95CV de potencia, para poder limitarla, como en nuestro caso, a las especificaciones para el Permiso A2. Aunque con un carácter sorprendente, el tres cilindros en línea británico es un propulsor lineal; muy bien equilibrado y con una entrega de potencia muy homogénea, ideal para los que comienzan a disfrutar de la conducción sobre dos ruedas. Además, su evolucionado sistema de gestión de la inyección de combustible y del motor ofrece un control preciso del gas y una insuperable facilidad de uso.

 

Integrarse en la Street Triple es muy fácil, incluso para usuarios de gran talla «como veremos más adelante». El piloto se acopla a ella de tal manera que se convierte en parte de le moto. Sus geometrías, equilibrio en dinámico y suspensiones garantizan una conducción precisa, intuitiva y sin sobresaltos. El potente equipo de frenado Nissin de las Street Triple está respaldado por el sofisticado sistema ABS desconectable de serie. El módulo de ABS de Triumph realiza más de 100 cálculos por segundo y es imperceptible durante una conducción normal, pero actúa cuando una situación complicada lo requiere. Además, para los más «sibaritas», está disponible con cambio semi­automático Quickshifter que procede el mundo de la competición y permite subir de marcha sin necesidad de cortar el gas ni usar la maneta de embrague. ¡Un detalle exclusivo de Triumph para motos destinadas al A2!

 

 

Desi Suárez, nuestra primera probadora, es un chica de 34 años apasionada por las dos ruedas que conduce ciclomotores desde los 17 años y que ha llevado motos de 125cc hasta que el pasado año se sacó el carné A2: “Era un sueño, necesitaba poder pilotar una moto de verdad”, decía. Su moto, desde que obtuvo el preciado permiso, es una Kawasaki Er6n con la que disfruta únicamente los fines de semana: “La Steet Triple de Triumph ha sido para mí una sorpresa. No la conocía y ni siquiera la tuve en cuenta a la hora de comprar mi primera moto grande”, aseguraba tras probar la ST por la zona de Telde – Cazadores. “Estéticamente es una moto muy acertada. Me gusta. La noto más baja de manillar, pero para nada incómoda; de hecho siento mejor la carretera. Mi Kawa va más recogida en segunda/tercera pero el motor de la Triumph es más fino y empuja claramente más. Es una gozada acelerar”, continuaba con una sonrisa en la cara. “Lo que menos me ha gustado ha sido el tacto de los frenos -quizá por la falta de costumbre-, y lo que más me ha gustado en el equilibrio entre un motor potente y suave con una parte ciclo realmente manejable”, zanjaba nuestra primera protagonista, tras reconocer que si hubiera probado antes esta moto, se lo hubiera pensado a la hora de comprar su primera moto grande. NdR.- Desi nos dijo que esta moto entre 7.000 y 8.000 euros tendría un precio razonable (Ella no sabía el precio de la Triumph Street Triple)

 

 

Miguel Marrero, un joven grancanario de 24 años, con poca experiencia en moto -un año con una Kymco 125 y menos de una año con una Suzuki V-Strom 650- y un carné A2 aún pulcro y limpio fue nuestro segundo probador para la Street Triple. Un «gran» probador, por cierto, debido a sus casi dos metros de altura: “Pensé que no podría encajar en una moto tan compacta como la ST de Triumph”, nos decía nada más bajarse de la moto cerca del Pico de Las Nieves, en la cumbre de Gran Canaria. “Pero sorprendentemente he podido acoplarme, sobre todo las piernas, que siempre quedan expuestas, y sentirme a gusto sobre la Street Triple”, aseguraba. “Sí que he echado de menos la protección aerodinámica de mi V-Strom. En la Triumph tienes la sensación de ir más sobre la rueda delantera. Pero tiene una parte positiva, sientes más la precisión del tren delantero. Me ha encantado el tacto y la entrega de potencia del motor (recordemos que nuestros probadores no han tenido acceso a la magia de un motor sin limitaciones) y el cambio, preciso subiendo y bajando marchas. La posición no es demasiado radical, como en otras naked que he visto. La postura es cómoda. Las suspensiones sí las he notado más firmes que en mi Suzuki, pero el comportamiento sobre baches, aunque algo más incómodo, igual de preciso”, nos decía bastante satisfecho con la prueba realizada y sorprendido al igual que su compañera por el comportamiento de una moto totalmente desconocida para él: “Conocía sólo la Triumph Tiger. Ésta la había visto pero no sabía que esa moto se podía limitar y ni siquiera la tuve en cuenta a la hora de decidir qué moto comprar. Una vez probada, la recomendaría a todo el que busque una naked para el permiso A2”, concluía. NdR.- Miguel estimó que un precio justo para esta moto ente 6.500 y 7.500 euros (Tampoco sabía el coste real de la moto).

 

 

El último probador de la Street Triple limitada para el A2 fue Óliver Pérez, un motero con carné A sin restricciones, con muchos años de experiencia en motos deportivas y que realiza habitualmente tandas en el Circuito de Maspalomas. ¿Realmente está limitada o sólo en los papeles?, nos preguntó nada más bajarse de la moto. Y es que su experiencia fue muy satisfactoria: “Me ha sorprendido realmente. Va perfecta. Me ha asombrado la respuesta del motor -para estar limitado, se entiende-. Es muy lineal. Ideal para el que está aprendiendo. Y tremendamente ágil en la zona de curvas. Es muy divertida y manejable. He echado en falta algo más de tacto en el freno delantero y suspensiones que se pudieran regular, pero para los 7.000 u 8.000 euros que debe costar (tampoco él sabía el precio) está muy bien. La presencia de la moto es impresionante, una moto de verdad. Con empaque”, comentaba mientras tomábamos algunas fotos en una espléndida mañana del invierno grancanario. “Creo que es una moto que dará muchas satisfacciones al usuario del A2 y que una vez deslimitada será como tener otra moto”, zanjaba mientras nos sorprendía comentándonos que no sabía quién distribuía Triumph en la provincia de Las Palmas.

 

 

En definitiva, la Street Triple de triumph es una moto encuadrada en el competitivo segmento de las naked de media cilindrada. Un pastel en el que casi todas las marcas han metido la cuchara con mayor o menor fortuna y que sin embargo, hasta ahora, la Triumph era la única que contaba con un ingrediente único, su elástico motor de tres cilindros. Su secreto para hacerse definitivamente un hueco importante en el segmento de las motos aptas para el A2.

 

“Regalamos el coste de sacarte el carnet de conducir”

Campaña especial hasta el 31 de enero: Si financias la moto en Triumph Canarias, te regalan el coste del carnet de conducir A2 con un cheque regalo. Gastos de carnet de conducir en la autoescuela que el cliente elija. Calculado el coste con los gastos administrativos más diez prácticas de conducir. Para clientes que ya tengan el permiso de circulación existe la posibilidad de gastar los 800€ en accesorios/boutique Triumph. Financiación de 8.160€ a 60,72, u 84 meses. Cheque regalo de 800€. Sujeta a aprobación por parte de entidad financiera. Se permiten cancelaciones anticipadas a partir del sexto mes.

 

Además, Triumph tiene un acuerdo con Generali para el seguro, con precios realmente competitivos:

 

Unidad de pruebas cedida por Triumph Canarias (Gubra), distribuidor autorizado Triumph

 

Precio Street Triple ABS = 7.875€ (Incluye matriculación. No incluye ITMV) + 285€ coste limitación a 35Kw = 8.160€

 

Garantía 4 años: Triumph ofrece 4 años de garantía en todas sus motos.

 

Visita tu concesionario Triumph Canarias más cercano para conocer las condiciones de esta promoción y obtener un presupuesto personalizado.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN KTM 1190 Adventure - 9999 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS