Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Noticia

  CLUB MOTOS CLáSICAS Y ANTIGUAS
Isla Gran Canaria
Teléfono 649967707
Persona de Contacto Cristóbal Ramírez (PRESIDENTE)
email FILINET@telefonica.net
Página Web www.motosclasicasdegrancanaria.es

Vespasión 2013, otro éxito del Motociclismo Canario

18 de Junio de 2013

Vespasión 2013, otro éxito del Motociclismo Canario

Se vivió un agradable fin de semana en Tenerife. Con la gran familia creciente, que ya pasa el kilómetro de Vespas. Vespamanía hizo de anfitrión y nos preparo el patio para seguir compartiendo nuestra pasión por estas entrañables clásicas.

 

Hubo que fletar en dos navieras desde Gran Canaria, para llevar motos al chicharro. Willy el del  Moto Club Manillar, tenía el ambiente wasapero "caldiaito" Y pronto la gente de Vespacanarias, Vespa Gran Canaria, Moto club Los Ángeles y  Las Palmas Roque Nublo, cubrieron las vacantes, para no perderse la fiesta.

 

Los presagios del fuerte alisio remitieron, cuando cayó el viernes, La isla de Nivaria, se mostraba inmensa de luz y color. Un soleado día de verano nos daría la bienvenida. Allí estaba el equipo de Vespamanía con  toda su Armada Naranja. Elaborando los detalles y pormenores. Para facilitar la puesta en marcha, Hubo que improvisar dos grupos en la salida, para no superar los cincuenta permitidos. Mientras, llegaba el segundo Ferry de Armas, con el resto de los Canariones.

 

El primer susto de la mañana para Juanma, que llegaba Agaete casi empujando, con el tambor roto, con dos llamadas y un mensaje, estaban preparados en el Box de Santa Cruz el Team World Vespa Ron, con Jaime, como azafata de sombrillas en la reparación, un lapsus que no retraso la salida, y que equilibro el desembarco y el entretenimiento del resto. Y de allí. Tiramos pal Sur. Con un bonito rosario de vespas en desfile.

 

La Carretera vieja del Sur, salpicada de casas a la orilla, de cruces de caminos rurales que se pierden, de malecones blancos y cuidados, nos enseño el enorme Valle de Guimar. Y las imponentes cumbres de pinos de este costado de la isla. Hubo que improvisar algo, ajustar algo y rearmarse, pero allí estaba Gamo y su equipo, para saldar las diferencias. Isaias de Vespaisa gripa la moto, y acorta la ruta con Enrique y el Negro, para ajustar la llegada. En el camino visitaron la escudería del Team World Vespa Ron, Y Enrique que es un Sibarita y un señor en estas causas. Llevo algunas botellas de delicatessen al almuerzo del Camello amarillo, amarillo de arroz triste.

 

Mientras la inmensa caravana medio repuesta enfila al hotel en un cortejo turístico, de incalculable calor visual. Los golfistas sonríen y levantan los palos, ante semejante vespasión. Atrás quedaron las medianías de los municipios de Arona y Abona. De barranquillos de tosca blanca y lagartos asustados. Aquí abajo todavía, la isla esconde al Teide y nos cuesta saber cuanto falta para llegar.

 

Unos tipos colgados de un Vespa con side, desafían el duro asfalto. Jaime y Carly a los mandos. Aprenden uno a tirar de manillar y cintura, el otro, a ver saltar el carro en cada bache. El resto del acordeón en caravana estira y encoje. Componiendo la sinfonía Vespasión número 4.

 

El hotel Playa Olid, genial, buen trato, buenos espacios, buena comida, buen servicio. Y hasta piscina privada y bar para nosotros. Allí cayó el rito del Nublo. de las grandes citas, el Jamón que Juan el Batata, le arregló las pezuñas y las pinto, de color de su vespa para la cita, y Los tres kilos de Queso bueno de Valsequillo. Prendieron el milagro de la amistad y buen rollo. Ya daba igual, los kilómetros de baches soleados. Los pinchazos y roturas, los excesos y decesos. la magia del buen rollo es quien a hecho grande esta cita. Y será la filosofía de su continuidad.

 

Cambio de escenario, y a cenar bien y al sorteo de regalos que nos tenían preparados para el azar y unos mojitos caseros de cortesía, un paseo al ambiente nocturno de la zona turística. Y así cayo una noche de estrellas despejada, con mangas tostadas del sol chicharero del Sur. Pronto a recuperar baterías para el dominical.

 

El Sur de Tenerife es grande y largo, las calas y Caletones que esconden a los turistas de sol y piscina, los recovecos clásicos de plataneras y murallas, que salpican la carretera, ponen de nuevo el rumbo a Playa San Juan y a los Gigantes. Es aquí donde el escenario, te descubre una fortaleza milenaria, una pared tallada en el abismo para calzar la isla al Oeste del Atlántico, un espectáculo más de las maravillas de las afortunadas, subimos en tobogán la rampa de Tamaimo, para ganar el paisaje de altura de Santiago del Teide

 

Me encanta este pueblo. Tan lejos,  tan bienvenido. Ese pequeño Altiplano, donde el norte canjea el fresco del alisio por el calor tostado del sur. Será por que abre la puerta al castillo inmenso del Macizo de Masca y su espectacular paisaje. Será por eso que en vespa se puede ver y disfrutar paseando. Escudriñando. Ahora si, ahora vemos al padre Teide inmenso y lejano.

 

Cantaba Braulio primero y Alfredo Kraus, después. al Teide. "El celoso centinela, de estas siete carabelas que junto a el han fondeado. Buscando abrigo y cuidado. Tenerife, que añoranza, cuando pienso en los amores que deje yo en tu esperanza.

 

Esta vez el Camello II se quitó la decadencia del día anterior. Nos puso de comer, cuanto quisiéramos, de relax y energía para el sprints final. Fue un momento de agradecidos y agradecimientos. De la foto de familia y de soltarnos la palabra con el nuevo amigo. Pusimos una marcha más en las tierras del Trigo, para volver a Santa Cruz. Tirada larga de paseo norteño

 

Ahora el Alisio acompaño nuestro regreso, fresco, verde primero, entre helechos y brumas. Entre Dragos y plataneras después. El Norte Chicharero es verde clásico, carreteras que invitan al paseo en vespa, conectamos la autovía del norte para saltearla uno y otro lado rumbo a Santa Cruz. Con el culo anestesiado de kilómetros, bajamos las cuesta entre mucho tráfico, fluido. Y entramos en el muelle entre pitas y sarandas. Por que despedíamos sin quererlo otro Vespasión grande y largo como la isla que lo parió.

 

Alguien dijo, que hace más quien quiere, que quien puede. Vespamanía quiso, vespasión quiso y el mundo de la vespa encantado de sentirse tan arropado por un proyecto regional tan bonito y floreciente. No quiero cerrar la crónica, sin nombrar a las monturas. En mi vida he visto tanta Vespa junta, tanta gente en vespa educada, tanta armonía rodando. Habían monturas de todos los colores, de todas las edades, de todos los cortijos. Que tendrá el Vespasión, que engancha tanto.

 

Gracias Gamo, Kako, Luis, Carly, a todo el Equipo, Al de la Grúa y a la bendita madre que los trajo.
Siempre, nos sentimos como en casa en esa hermosa isla. Queremos más vespas y vespasión.

 

En otra secuencia, no relatada. Y en otro guión del tiempo.

Irrumpen en el salón dando un portazo. El Sheriff Feli, El Marshall Elías Y el Ayudante Juan el Batata. Armados con la palabra despliegan unos pasquines,  Anuncian Vespasión 2014. Arranca el guión de una nueva película. Al estilo del western más rancio. Buscan actores y actrices y vespas... ya tienen los escenarios, comienza el rodaje, Acción.

 

Por Feli Santana

Fotos, cortesía de Marcelino Ortega

Grupos Moteros Relacionados
 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS