Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Noticia

Canarias Ibérica 2019.- Capítulo 5

 

La Sierra de Gredos esconde pueblos perdidos en los costados y faldas de sus picos nevados. Esconde jabalíes que corren abatidos en la veda del invierno, iglesias de musgo y campanarios sordos y oxidados que sólo vigilan las cigüeñas. Esconde vida en abuelos que jamás abandonarán sus sitios. Por mucha modernidad que venga. Aunque varios meses al año, queden sepultados de nieve a la lumbre de las chimeneas y a la luz de los candiles.

 

Esta España rural que encuentro, no tiene que ver con la otra España que conozco. Mucha decadencia para la supervivencia. Pastores frente a monitores. Desidia frente a necesidad. A menudo me pregunto y recuerdo a Cecilia. Poemas de amor de aquel país que huele a hierba en la que la letra se adapta para callar esperanzas y revoluciones. Acaso aquella transición del ayer, no ha sido la muerte de las esencias para hoy. Mejor volver la mirada y devolver soluciones para la esperanza.

 

Nos llevamos los mejores recuerdos de la Ávila amurallada, comenzamos la jornada sabatina girando a Gredos. Imponente sierra de profundos valles y gargantas de arroyos cristalinos. Navalmoral, Navas del Rey, Navalacruz, donde descubrimos el pueblo de Iker Casillas, que guarda sus raíces y monumento a sus manos de cancerbero. Venta Rasquilla, Parador Nacional de Gredos y  sus magnificas vistas de las cumbres nevadas.

 

 

Abajo en el Barco de Avila, encontramos al Lazarillo de Tormes, al puente romano y el castillo amurallado que imitó a la ciudad encantada de Ávila para defenderse, con menos suerte. Descender por el Valle del Jerte, es un placer para los sentidos. Los cerezos florecidos hacen de este lugar un manto de nieve con flores. Valdastilla, El Piornal, Cabezuela, salpicados núcleos de población, llenan de costumbres la vida y el color del valle de “las picotas”, las famosas guindas exportadas a toda Europa a través de kilómetros de cultivo y  un centenar de cooperativas, hacen mover una corriente humana del norte de Africa para las cosechas y revivir las exquisiteces de una región. Tornavacas, Hervás, Navaconcejos, decenas de pequeños pueblos esparcidos.

 

Florece el pimentón en Yuste, tienen fama la cerveza e infinidad de alimentos. Melocotones y exquisitas frutas del vergel de Extremadura. Paz en su monasterio donde Carlos I, se retiró y murió, promotor de aquel imperio, "Donde no se ponía el Sol en España"  es una abundante huerta que deleita los mercados y genera actividad económica.

 

Por fin el sol nos dio una tregua, lució luminoso y con el volvieron a trabajar las abejas, las flores despertaron y nuestras ganas de diversión y paseo se multiplicó. Seguimos adelante, hemos pillado una casita rural en Losal de Vera, y al fuego de una barbacoa, compartimos las experiencias de Canarias Ibérica, algo más que un paseo por el corazón de España.

 

Sean Felices.

 

Feli Santana

 

Viaje Canarias Ibérica 2019.- Capítulo 4

Viaje Canarias Ibérica 2019.- Capítulo 3

Viaje Canarias Ibérica 2019.- Capítulo 2

Viaje Canarias Ibérica 2019.- Capítulo 1

 

Puedes seguir el viaje en este enlace

 
Te recomendamos
 
Volver a Viajes en Moto

Ruta en moto de Ávila a La Vera, atravesando la Sierra de Gredos

20 de Abril de 2019

Ruta en moto de Ávila a La Vera, atravesando la Sierra de Gredos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS