Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Noticia

Vanessa y Esaú, a lomos de su BMW R1200GS Adventure, y Estrella y Marcelo, cabalgando su Kawasaki GTR1400, acaban de regresar a Canarias tras recorrer en moto la península ibérica a lo largo de dos semanas: “Hemos cumplido un sueño”.

 

Desde Huelva a Lourdes (Francia), pasando por Coimbra, Oporto, Vigo, Oviedo, Bilbao, Jaca, Burgos, Salamanca, Toledo, Jaén y Sevilla, sin olvidarse de vivir en vivo un Gran Premio de MotoGP. Una experiencia inolvidable. Una aventura de estos cuatro amigos canarios que han querido poner pasión a la vida.

 

Desde que los moto viajeros grancanarios decidieron lanzarse a la carretera con sus motos para conocer mundo, casi 5.000 kilómetros de emociones, vivencias, experiencias e imágenes, marcarán el resto de las vidas de estos cuatro valientes que decidieron saltar al continente. A lo largo del camino han podido disfrutar de la naturaleza de Portugal, Andorra, Francia y España, y encontrar a muchos amigos en las ciudades por las que ha pasado.

 

 

Un viaje con una gran carga de emotividad, que los propios protagonistas nos relatan…

 

Nuestra aventura empezó por un comentario entre amigos: “Esas maletas están buenas para ir a La Palma… Y quien dice a La Palma, dice a Santander”. Entre risas se hizo un silencio y dijimos pues venga, vamos este año para La Península. A partir de ese momento empezamos a programar el viaje. Hicimos varias rutas y fuimos pidiendo opiniones a otros amigos que ya habían viajado.

 

Teníamos muchas ilusiones. Era la primera vez que salíamos en moto fuera de nuestro maravillo Archipiélago Canario, excepto Marcelo, que ya había ido solo a Pingüinos. Nuestro sueño era viajar, conocer ciudades y nada más bonito que con nuestras motos porque “Nos gustan las motos, amamos las motos”.  

 

Al principio parecía que quedaban meses y meses, pero el tiempo se fue volando. Cuando nos dimos cuenta, estábamos contra-reloj haciendo camisetas personalizadas y comprando cosillas de último hora.

 

 

¡Y llego el día! A las 07:00 de la mañana partían nuestras motos con nuestros chicos dirección Las Palmas de G.C - Huelva. Ya no había cuenta atrás. Las chicas iríamos al día siguiente en avión Las Palmas de G.C – Sevilla. 

 

Nuestro encuentro fue en Huelva. Mientras que los chicos llegaban en barco nosotras fuimos viendo la ciudad de Huelva. Estamos contentos, habíamos superando la barrera que hay en Las Islas Canarias y La Península. Ellos llegaron un poco cansados de la travesía, pero era tanta emoción que nos duchamos y nos fuimos a ver Huelva de noche. Nos alojamos en el centro de la ciudad. Era nuestra primera noche y nos quedaba un largo camino por recorrer, concretamente 4.656,40 km.

 

Al día siguiente, nos levantamos y desayunamos. El día amanece soleado y con mucho calor. La Península nos recibía “con alegría”. Salimos a las 08:00 de la mañana emprendemos nuestro viaje a Badajoz por carreteras nacionales. Todo nos parecía precioso. La sensación que nos daba viajar en moto era de extrema libertad. 

 

Llegamos a Badajoz. Allí nos esperaba Maribel (una amiga) para almorzar y enseñarnos su hermosa ciudad. Recorrimos con ella el Caso Antiguo, La Alcazaba, La Catedral, La Plaza Alta, etc… A media tarde nos despedimos de ella y de Badajoz y partimos rumbo a Coímbra.

 


 

Nos adentramos en Portugal…

Llegamos a Coímbra atardeciendo. Después de recorrer 600 km ese día llegamos al hotel, dejamos las maletas y volvimos a salir en moto para cenar y ver la ciudad de noche.  Teníamos ganas de ver, descubrir y de poder contar a nuestros familiares y amigos todo lo estamos viviendo. Cenamos en el Restaurante Varzea Ibérica, donde cambiamos nuestras papas arrugadas por un buen jamón serrano. El servicio fue esplendido, nos entendían sin problema.

 

Nuestro segundo día en tierras lusitanas amanecía también despejado. Quedamos en la recepción “tempranito” para empezar el nuevo día. Desayunamos en Coímbra justo al lado del Puente de Santa Clara. Recorremos la ciudad esta vez de día. Subimos a la parte alta cruzando la vieja muralla para seguir rumbo a Oporto. 

 

Empezamos la ruta por carretera nacional viendo los pueblitos hasta que el GPS nos llevo por el primer peaje. En un principio creíamos que el GPS está mal configurado porque nosotros llevábamos las rutas grabadas y que el GPS se había vuelto loco. Después varios días nos dimos cuenta que teníamos que quitar la opción de evitar peajes.  Lo pasamos un poco mal porque nunca habíamos utilizado este tipo de servicio y no sabíamos cómo era. Todos los puestos de información estaban cerrados, no había nadie. Le damos las gracias a un señor que al principio no quería hablar con nosotros pero que después decidió parar pasando la barrera. Nos explico cómo funcionaba el peaje. Me gustaría manifestar nuestro malestar a los que gestionan los peajes porque deberían de invertir el dinero que dejamos en contratar a personas y dar una buena asistencia los usuarios de los peajes. 

 

Llegamos a Oporto sobre el mediodía allí nos sorprende sus calles estrechas y adoquinadas. Su catedral, sus edificios, el tranvía desde lo alto del Puente D. Luis y sus bonitas vistas del Rio Duero. Aprovechamos para almorzar en la Ribeira. ¡Quedamos encantados!

 

 

Llegamos a Galicia…

Tomamos rumbo a Vigo donde hicimos una pequeña parada para merendar y repostar. Empieza anochecer y nos queda un poquito para llegar a Ferrol. Decidimos cambiar la ruta ir directamente a Ferrol sin pasar por Santiago e ir al Santiago el día siguiente. El problema fue que el hotel ya estaba reservado y no podíamos anularlo. Después de un día duro llegamos sobre las 11:30 más o menos al hotel “Gran Hotel Ferrol”. Nuestra sorpresa fue encontrar todos los bares y restaurantes cerrados. Gracias que preguntamos en el hotel y nos dijeron que tres calles más allá había un bar que era 24 horas. Cenamos y nos fuimos al hotel a descansar, teníamos que madrugar para ver volver a Santiago. Nos levantamos, después de dormir apenas 6 horas, y salimos del hotel dirección Santiago. La temperatura era buena y estaba saliendo el sol.

 

 

Un interesante consejo a la hora de buscar hotel para pasar la noche…

Tengo que decir que a partir de esa noche decidimos cancelar algunos de los hoteles que teníamos reservados con la agencia (GOSCAN TRAVEL) y reservar a medida que íbamos haciendo la ruta. Queremos agradecer a Elena y a Tere que son las chicas que trabajan en esta agencia por lo bien que se portaron con nosotros. En todo momento estamos en contacto vía wasap o por teléfono. Estaban muy pendientes de nosotros. Es una tranquilidad viajar así porque disfrutas del viaje al no tener que estar pensando en buscar un hotel y que tuviera parking. Por otro lado, Calidad - Precio genial. Es muy buena agencia. Muchos amigos nos habían comentado que cuando viajan no reservan los hoteles sino llegan a un sitio empiezan a buscar por internet. El inconveniente que vemos en esta opción tienes que llegar antes para buscar hoteles. En cambio nosotros podíamos llegar a las tantas que el hotel ya estaba reservado.

 

Una vez en Santiago, callejeamos entre sus calles y vemos como cientos de peregrinos llegan caminando, en bici, en moto,… a la basílica para sellar el final de su camino. Nos impresionó ver sus calles llenas de turistas. El día estaba espectacular. Una de las parejas aprovechó para enviar por CORREOS parte del equipaje que había llevado. Sobre las 14:30 decidimos almorzar para saborear la gastronomía de Galicia. Después tomamos rumbo a Ribadeo para ver la Playa de Las Catedrales, pasando por Lugo. En este trayecto empezaron a caer unas gotitas, el tiempo estaba cambiando y según la predicción del tiempo iba a entraba una borrasca con fuertes lluvias cubriendo parte de La Península.

 

 

Asturias y la cornisa cantábrica…

Queríamos ver el Mar Cantábrico. Llegamos a La Playa y nos impactó. Era espectacular aquel mirador y ver las olas rompiendo en aquellos acantilados gigantes. Era una sensación de tranquilidad y paz con el sonido de mar de fondo. Seguimos dirección Covadonga dejando atrás Oviedo. Una zona realmente preciosa. Una carretera de curvas sinuosas que discurre por paisajes montañosos cubiertos de interminables bosques. Llegamos a Cangas de Onis anocheciendo, estaba chispando. Nos hospedamos en el Hotel Puente Romano. Teníamos ganas de ver ese hermoso pueblo. Nos duchamos, fuimos a cenar y a pasear por sus calles. 

 

Al día siguiente, el sol nos sonreía aunque se veía aún algunas nieves en Los Picos de Europa. Volvimos a pasear por sus calles, sacando varias fotos. Nuestro Hotel está al lado del Puente Romano muy céntrico. Según nos comentaron hace años en ese Puente, el río creció hasta donde está la cruz. Seguimos nuestra ruta hacia el Santuario de Covadonga, el cual nos perplejos parecía que estamos en un cuento. Seguimos para ver Los Lagos Enol y Ercina. Otro paraíso. Mientras subíamos pudimos contemplar cómo va verdeando el escenario y como las vacas campan a sus anchas por la carretera. Nos sacamos varias fotos en el Lago Enol y con sus anecdóticas vacas. El mal tiempo se acercaba y no nos deja ver el Lago Ercina. Covadonga tiene mucha historia fue la primera zona natural protegida de la historia de España. Los Lagos de Covadonga  son sin duda alguna, uno de los sitios más impresionantes de España. Una visita obligada para todos los que amen la naturaleza.

 

Nos despedimos de Asturias certificando que es una región llena de patriotismo con sus banderas (Asturias y España). Como dice la canción “Asturias patria querida”. ¡Nos gustaría volver a visitar Asturias!

 

 

Empieza a llover pero hay que seguir, Santander nos espera… Bueno, nos esperaba…

En Santander hacemos una pequeña parada visitamos su Catedral y vemos sus emblemáticos edificios. Optamos por no seguir visitando Santander pues el tiempo se estaba poniendo feo y preferíamos llegar a Bilbao y descansar. Llamamos a la agencia para que nos reservara un hotel en Bilbao.

 

Un día precioso hasta que llegamos a Bilbao. Ahí empezaron los problemas. El hotel que nos reservó la agencia era una pocilga “HOTEL BILBI” en la página web ponen que es un hotel reformado y con muy buenas opiniones pero la realidad es otra. Puse una reclamación porque no se puede poner en internet lo que no es, engañan a la gente. Llamamos a la agencia para decirles que no nos quedamos en ese hotel y que nos buscara otro. Enseguida solucionaron el problema y nos alojaron en el Hotel Hesperia Zubialde justo al lado del nuevo San Mamés (Athletic de Bilbao).

 

Estaba anocheciendo una de las motos estaba en reserva. Preguntamos donde podíamos repostar y nos decían que teníamos que salir de Bilbao. Nos parecía un poco extraño y seguimos preguntando hasta que nos dijeron un sitio. La sorpresa fue que no era una gasolinera sino unos surtidores en plena la calle. Los cuales tiene unos horarios y con lo cual, no pudimos repostar. Nos fuimos al hotel, nos duchamos y como siempre salimos para buscar un restaurante para cenar. Nuestra sorpresa fue que los restaurantes y bares se cierran a las 11:00 y ya era pasadas las 11:00. Bilbao parecía una ciudad fantasma. No había nadie solo los barrenderos. Ellos fueron los que nos comentaron que no había nada abierto. No lo podíamos creer lo que nos estaba pasando un día genial y finalizaba mal. Estaba haciendo frio y necesitábamos tomar algo. Seguimos callejeando y vimos un bar que estaba la puerta cerrada pero había gente. Nos dijeron que tenían que cerrar pero que nos atendieron. Nos tomamos un café con leche y unos montaditos. Nos fuimos al hotel a descansar.

 

 

Rumbo a los Pirineos…

Al día siguiente, amanece nublado y chispando. La borrasca que tanto habíamos escuchado en las noticias llegaba. Decidimos seguir con nuestra ruta a pesar del mal tiempo. Nuestro objetivo era llegar eses día a Lourdes. Nos pusimos los chubasqueros y a disfrutar. Tomamos dirección Pamplona. Hacía mucho frío y la lluvia no daba tregua. Cuando llegamos a Pamplona la ropa estaba mojada. Por casualidad pasamos por un autoservicio de lavado y decidimos secar la ropa (1€ - 10 minutos). Almorzamos y fuimos a visitar la catedral y sus calles. Nos dimos prisa para poder llegar a media tarde a Jaca. 

 

El tiempo empeoraba, la tormenta la teníamos detrás de nosotros (truenos, relámpagos, lluvia,...) Les recomiendo hacer esta ruta (Pamplona – Jaca). Los pueblos desérticos entre las montañas y la carretera tan amena. Parecía que estábamos solos por aquel paisaje. Después de una bonita ruta quitando el mal tiempo. Al llegar a Jaca paramos en un bar cerca de un campin. Allí nos aconsejaron que no cruzáramos Los Pirineos pues el tiempo no acompañaba y nos podíamos quedar atrapados. Fue la mejor opción. Nos quedamos en el Hotel Eurostars Reina Felicia. Un maravilloso hotel. Esa noche se hospedaron allí muchos motoristas. Salimos a cenar y empezamos a callejear por sus calles.

 

 

En el corazón de la tormenta…

Un bonito amanecer. Reluce el sol y volvemos a pasear antes de despedirnos de este bonito municipio. Ponemos rumbo a Lourdes otra ruta espectacular. El buen tiempo nos acompaña aunque estamos en alerta. Llegamos a Lourdes y vemos como millones de fieles se arrodillan ante el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes. “La fe mueve montañas”. El tiempo empieza a empeorar y después de almorzar tomamos dirección Andorra. 

 

Empieza a llover y hacer frio. Ahora no estamos corriendo de la tormenta sino íbamos hacia ella. Estábamos un poco nerviosos. No podemos utilizar el GPS del móvil pues empieza a fallar y cogemos el GPS de la moto. Preciosos paisajes entre la naturaleza. Toda una aventura lo que estamos viviendo. Llegamos al control fronterizo de noche. Allí tuvimos que parar porque era tanta el agua que estaba cayendo. Era peligroso circular y preferimos descansar. Estamos a punto de tocar lo más alto de Los Pirineos pero La Policía nos aconsejo que no subiéramos era muy peligro, entre el tiempo y que era de noche no subimos. Llegamos al Hotel Exeprisma (Escaldes), nos duchamos y, para cenar, nos decidimos por el restaurante “La casa de Les Fondues”. Allí estuvimos riendo y compartiendo las anécdotas que nos habían pasado con otras dos parejas que estaban en el restaurante y los empleados del mismo. Nos lo pasamos súper bien.  

 

Cada vez que decíamos que “éramos canarios”, notabas como la gente se sonreía, que nos tienen aprecio. Eran amables y nos ayudaban. Algunos nos decían yo fui a Canarias me gustó, muy bonito muy bonito. También hay que decir que muchas personas mezclan los lugares de nuestra afortunas islas (Tenerife con Las Palmas). Pero te sientes bien cuando vez que la gente es amable contigo y que ha venido a nuestras islas y se tiene se llevan una sensación bonita de tú Archipiélago.

 

Al día siguiente vamos a Andorra La Vella muy conocida por sus innumerables tiendas de motos. Visitamos algunas tiendas y compramos unos chubasqueros. Partimos hacia Barcelona. 

 

 

Nos espera el Gran Premio de Catalunya en el Circuito de Montmeló (Monte Melón)

Fuimos directamente a ver el Circuito de Montmeló. Habíamos comprado las entradas para ver el Gran Premio de Catalunya de Moto GP. Allí pudimos ver como los grandes pilotos compiten entre ellos y nos hacen sentir la pasión por las motos. Estuvimos en el circuito los tres días (viernes, sábado y domingo). Fue el último día cuando pudimos entrar a la zona VIP gracias a Rito, un amigo, que nos dejo los pases. Agradecerle por dejarnos entradas y sentir los nervios y la locura que se vive en boxes el día de la carrera. Ese día Jorge Lorenzo gana la carrera tras un duelo con Valentino Rossi, una carrera en la que Márquez se cae al suelo y Pedrosa queda tercero. Muy emocionante. Después de un bonito día en el circuito, con mucha adrenalina. 

 

 

Camino a Huesca para seguir con nuestra ilusión de recorrer La Península…

Llegamos a Huesca, otra hermosa ciudad con mucha paz. Sus habitantes son muy amables. Estuvimos recorriendo sus calles y sus monumentos como por ejemplo el Ayuntamiento, La Catedral, La Plaza de Toros,… cenamos y nos acostamos. Zaragoza nos gusto mucho. Su hermosa catedral y su patrona “La Virgen del Pilar”. Dentro de la catedral pudimos observar que pequeñita Virgen, el Santo Pilar y lo que más nos llamo la atención la bomba que cayó en la basílica y que quiso destruir dicha catedral en la guerra civil.

 

Nos despedimos de Zaragoza y ponemos rumbo a Burgos. El tiempo está nublado. Nos llama la atención esos campos de colores amarillo y verde que parecen como un retrato. Vemos la importancia que es para esta comarca la agricultura. Llegamos al hotel Los Braseros situado a 10 minutos del centro de Burgos y nos vamos a dar una vueltita como todos los días por dicha ciudad. Por la mañana salimos y nos encontramos con una espectacular Catedral que nos deja anonadados. Subimos al mirador para contemplar dicha ciudad, la muralla y el castillo. No nos cansábamos de sacar fotos, era precioso. Tenemos que partir a Palencia pero nos gustaría volver a ver esos preciosos monumentos que engloba la ciudad de Burgos. 

 

El tiempo nos da una tregua y según las predicciones las temperaturas empezarán a subir. Llegamos a Palencia vemos su catedral y observamos que es una ciudad tranquila. Seguimos dirección Valladolid, esta ciudad nos conquistó por sus emblemáticos monumentos, como la Catedral de la Asunción, el Museo Nacional de Escultura, Iglesia de Santa María La Antigua, Iglesia de San Pedro. La gente es muy amable y en sus calles amplias y limpias se percibe un gran comercio a pie. Lo estamos pasando bien y estamos contentos. No solo hacíamos km y km en la moto sino que  pateábamos los sitios más significativos de cada ciudad.

 

 

Lo que la naturaleza no da, Salamanca no regala…

Zamora era nuestro próximo destino. Lo primero que hicimos fue tomarnos algo en un bar para después adentrarnos en la capital. Había mucha gente, los niños jugaban y se notaba un ambiente de buena armonía entre sus habitantes. Casi empezando la calle, vimos las primeras iglesias. Creo recordar que hay 23 iglesias de las cuales 14 están en el casco histórico. Una preciosa Catedral. Cogimos las motos y recorrimos la muralla y vimos el castillo. Estaba atardeciendo y decidimos partir a Salamanca, para alojarnos en el Gran Hotel Corona Sol para ducharnos y conocer esta ciudad, pues nos había dicho que era preciosa. Estamos impresionados con todo lo que habíamos visto ese día tanta cultura, tanta historia. Qué bonito es viajar y conocer ciudades y costumbres y mucho más bonito viajar en moto. Queríamos seguir viendo y conociendo. Cuando fuimos a cenar vimos La Plaza Mayor. Nos sorprendió su iluminación. Nos hicimos varias fotos y videos. La gente estaba feliz, sentados en el suelo contemplando esa hermosa plaza con sus restaurantes y comercios a su alrededor. Les recomendamos que pasen vayan al bar Ruta de La Plata especialistas en Carnes a la Brasa y Asados.

 

 

El acueducto de Segovia y el Alcázar de Toledo…

Al día siguiente nos levantamos tempranito teníamos ganas de ver Salamanca de día, el Acueducto de Segovia y Toledo su gran muralla y Alcazar (hoy en día Museo Militar del Ejercito). Recorrimos las calles de Salamanca visitando su hermosa Catedral, Biblioteca, Universidad, La plaza Mayor,…. Luego nos fuimos a Segovia una preciosa ciudad. Nos sorprendió lo grande que es el acueducto. Nos recorrimos todo el acueducto de una punta a la otra y nos preguntábamos como lo habían construido. Paseamos por el casco histórico y observamos que hay muchos comercios. El día estaba soleado y era media tarde y nos quedaba el último empujón del día, llegar a Toledo. A Toledo llegamos casi de noche. Nos quedamos en el hotel Eurostars Toledo. Queríamos ver “La Ciudad Imperial”, una ciudad con tanta historia. Por la mañana volvimos a visitar sus espectaculares calles, el río Tajo y observamos que su mayor comercio es el acero. También su espectaculares sus mazapanes.

 

 

De vuelta a la sartén de Andalucía…

Nos teníamos que ir era casi las 12:30 y teníamos que llegar a Jaén. Un largo camino y el sol apretaba un poquito. Empezamos por carretera nacional pero después de almorzar decidimos coger autopista para llegar antes. 

 

Llegamos a Jaén la gente muy simpática. Paseamos entre sus calles y brindamos por nuestra aventura con la bebida típica “Rosini” en el bar llamado La Barra. Después fuimos a cenar al Restaurante Casa de Córdoba. No parábamos de reinos contando las anécdotas del viaje. Esta justo al lado del hotel donde nos quedábamos Hotel Europa Jaén. Por la mañana, nos levantamos un poquito tarde. Sobre las 09:00 salimos dirección Granada y después La Alambra. El calor era sofocante. Entramos en La Alambra donde nos pasamos toda la tarde viendo sus espectaculares jardines. Decidimos no ir a Córdoba para no estar agobiados preferimos ver La Alambra. 

 

Bien caída la tarde nos fuimos para Sevilla. Nuestra aventura se estaba terminando. Parecía mentira que lleváramos casi 14 días. Habíamos recorrido Portugal, La Península, Lourdes, Andorra. Nuestro sueño se había hecho realidad. Llegamos a Sevilla y nos reunimos con un familiar “El Tío Pepe”. Nos llevo a la cervecería La Macarena para celebrar el final de nuestra aventura.

 

Era nuestra última noche de nuestro espectacular viaje. Estamos contentos y recopilando todas las anécdotas que nos habían pasado. También recordando el extremo calor para pasar al extremo frío y vuelta al calor.

 

 

Todo principio tiene su final…

Día 20 de junio nuevamente nos despedimos de nuestras parejas. Nuestro viaje por la península terminaba. Las chicas cogimos la guagua de Sevilla al Aeropuerto para coger el avión y los chicos Sevilla a Huelva para ir en barco. Todo lo bueno se acaba.

 

Por último, nuestro encuentro en el muelle de Las Palmas fue muy bonito. Ahora sí “La Aventura” se había terminado. Ya estábamos en nuestra preciosa isla. Por fin podíamos decir: “UN SUEÑO HECHO REALIDAD”.

 

Ha sido un viaje precioso lleno de anécdotas como por ejemplo, la facturación de las maletas, los peajes, la langosta en Galicia, “El Pupi” en Bilbao, El Hotel Bilbi, el agua bendita en Lourdes, las camisas en Segovia, Rossini en Jaén,… vivencias que nos llevamos para siempre.

 

Queremos compartir esta aventura con todas las personas que aman las motos y agradecer a nuestra familia y amigos por apoyarnos. También un especial saludo y agradecimiento Elena y Tere las chicas que trabajan en la agencia de viajes GOSCAN TRAVEL.

 

ITINERARIO DEL VIAJE POR LA PENÍNSULA IBÉRICA: 

  • 04-05-06-15 Gran Canaria - Huelva
  • 06-06-15 Huelva - Badajoz – Coímbra 
  • 07-06-15 Coímbra – Oporto – Santiago de Compostela – Ferrol
  • 08-06-15 Ferrol – Covadonga
  • 09-10-15 Covadonga – Santander – Bilbao
  • 10-06-15 Bilbao – Pamplona – Jaca - Lourdes
  • 11-06-15 Lourdes – Andorra - Barcelona
  • 11-14-06-15 Barcelona
  • 14-06-15 Barcelona (Motmeló)- Huesca 
  • 15-06-15: Huesca – Zaragoza – Burgos
  • 16-06-15 Burgos – Palencia – Valladolid – Zamora – Salamanca
  • 17-06-15 Salamanca – Segovia – Toledo
  • 18-06-15 Toledo –Parque Nacional Cierra de Andújar – Jaén
  • 19-06-15 Jaén – Granada – Córdoba – Sevilla
  • 20-21-06-15 Sevilla – Huelva – Gran Canaria

 
Te recomendamos
 
Volver a Viajes en Moto

Viaje en moto por la península ibérica: Cabalgando sobre un sueño

25 de Julio de 2015

Viaje en moto por la península ibérica: Cabalgando sobre un sueño
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS