Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Piaggio Beverly 125ie, un scooter pensado a lo grande

18 de Agosto de 2011

Piaggio Beverly 125ie, un scooter pensado a lo grande

Prueba: Dailymotos.com

 

La última renovación estética de la referencia entre los scooter de rueda alta de Piaggio es una combinación bastante equilibrada de una línea de diseño totalmente nueva y el reclamo que ofrecen ciertas características del pasado del modelo que han forjado su éxito comercial. Nada menos que 270.000 Beverly han sido comercializados en todo el mundo en solo 10 años.

 

Tifón Motor es Concesionario Oficial Piaggio en Tenerife

 

Sin embargo, lo primero que llama la atención es un diseño refinado y elegante gracias a elementos como el grupo óptico de doble parábola y los intermitentes integrados, las luces de posición con tecnología LED situadas alrededor de la característica ‘corbata’ cromada en el centro, y una variedad de carrocerías bitono en la que imperan los colores sobrios y distinguidos.

 

El diseño de formas fluidas, con una parte trasera mucho más ligera a la vista que la de su predecesor, no está reñido con unas proporciones que nos regalan espacio por todas partes. Son 2.150 mm de longitud (215 mm más largo que el Piaggio Liberty) y 1.535 mm de distancia entre ejes (210 mm más) que se complementan con un depósito de gasolina de 12,5 litros y, eso sí, un incremento del peso hasta los 162 kg (3 kg menos que el Beverly de 300 cc).

 

Pensar a lo grande.- No es solo que las variantes de 300 cc y 125 cc del nuevo Beverly compartan todos los componentes excepto el motor. Sería mucho más apropiado decir que los dos motores se han montado en un chasis de 300, con las ventajas e inconvenientes que esto conlleva para la versión más pequeña.

 

El motor ‘pata negra’ de 125 cc con inyección electrónica de Piaggio está equipado con el nuevo sistema de refrigeración líquida ECS que consume menos energía y permite así ahorrar un poco más de combustible. Montado en el Beverly, que no es precisamente un peso pluma, no destaca especialmente ni en velocidad punta ni en aceleraciones puras, pero en cambio es elástico y silencioso, extremadamente suave, y en marcha no transmite la más mínima vibración. En recorridos 100% urbanos, también alcanza temperatura con facilidad, con lo que será normal habituarse a circular con el sonido del ventilador como acompañante. Gracias a su eficiencia y a los 12,5 litros de capacidad del depósito, la autonomía de esta variante es enorme.

 

Las ventajas de un chasis sobredimensionado en un scooter de 125 cc son mucho más visibles. Solo hay que echar un vistazo al equipo de neumáticos, frenos y suspensiones para darse cuenta que nos encontramos ante un vehículo que quiere ser referencia en su clase.

 

Delante monta un enorme disco de 300 mm y detrás otro de 240 mm, ambos con pizas de doble pistón, que ofrecen una frenada firme y progresiva. Las suspensiones, específicamente diseñadas para el Beverly, constan de una horquilla delantera de 35 mm y un doble amortiguador hidráulico trasero con cuatro posiciones de ajuste que tienen la virtud del punto medio y permiten una conducción precisa, cómoda y muy eficaz.

 

Mención especial merecen los neumáticos Pirelli Diablo Scooter de 110/70 en llanta 16 delante y 140/70 en llanta 14 detrás, que dan una confianza absoluta por muy difícil que se ponga la carretera.

 

También en centímetros habitables el Beverly de 125 cc se beneficia de sus generosas dimensiones. Hay espacio de sobras para el conductor y el acompañante, que dispone de unos reposapiés desplegables completamente disimulados en los laterales cuando no se utilizan. La capacidad de carga está a la altura del resto. La colocación del depósito en el piso del scooter resta algo de espacio para los pies, pero en cambio permite rebajar el centro de gravedad y mejorar el comportamiento, además de aumentar la autonomía y dejar el espacio necesario para un baúl un 50% mayor que el de su predecesor en el que caben sin estrecheces dos cascos full jet.

 

Todo ello consigue transmitir sensación de calidad desde la primera vez que nos sentamos en el asiento de dos niveles. La calidad de rodadura que ofrece de por sí un scooter de rueda alta se refuerza aquí con una parte ciclo de calidad y una generosa distancia entre ejes que nos dan estabilidad y confort sin perder ni un solo punto de agilidad. Tanto por configuración como por autonomía, el Beverly 125ie es tan práctico para desenvolverse entre el tráfico de la ciudad como para realizar salidas de corto y medio recorrido fuera de ella. La posición de conducción es muy natural, aunque el asiento no es especialmente bajo (790 mm) y posee una ligera caída hacia adelante.

 

El punto de continuidad se encuentra en unos acabados también de nota. Disponemos de una guantera delantera donde se pueden guardar pequeños objetos, caballete central y lateral. El cuadro incluye tres esferas donde se reparten el velocímetro central, la temperatura del agua y el indicador de carburante. Una pantalla LCD nos informa de la distancia recorrida, el voltaje de la batería y la temperatura ambiente. También disponemos de un grupo de luces indicadoras del inmovilizador, la reserva de gasolina, los intermitentes, la presión del aceite y el sistema de inyección.

Ficha Técnica Piaggio Beverly 125 ie
Tipo
Scooters
Cilindrada
125
Motor
Motor 4t Refrigeración Líquida Encendido Electronico CDI
Potencia
15 C.V.
Transmisión
Variador automático de velocidad C.V.T. con servidor de pa
Cambios
NO
Chasis
Chasis Doble cuna de tubo de acero de alta resistencia
 
 
Fuentes de la noticia

www.dailymotos.com

 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS