Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Kawasaki J125, comodidad y carácter deportivo

05 de Abril de 2016

Prueba Kawasaki J125, comodidad y carácter deportivo

Kawasaki, tras los excelentes resultados de la J300, ha decidido adentrarse en el segmento del scooter 125, con una apuesta segura basada en las virtudes de su hermana mayor. 

 

Con la entrada en este segmento, la marca japonesa consigue acceder a un nicho de mercado como son los usuarios de coche que pretenden utilizar el scooter para moverse por la ciudad e ir a trabajar diariamente y además aporta un modelo de entrada a la marca para aquellos jóvenes que disponen del carnet A1.

 

La J125 tiene un diseño elegante y unas líneas muy deportivas con algunos elementos estéticos que hacen recordar a las deportivas de la marca. 

 

Se caracteriza por su doble faro delantero con los intermitentes integrados y unas lineas afiladas que le confieren un aspecto muy agresivo. A esto se unen las luces de posición tipo led para completar el conjunto.

 

 

La parte del piloto trasero, con luces de tipo led, tiene un diseño que recuerda mucho a los modelos de la gama de la Kawasaki Z.  

 

Los reposapies del conductor son curvados lo que facilita llegar al suelo cuando nos detenemos mientras que los reposapiés para el acompañante son extraibles. 

 

El cuadro de instrumento dispone de cuentakilómetros y cuentarrevoluciones analógico y en el centro dispone de una pantalla LCD en la que se muestra gran cantidad de información: trips parciales, indicador de gasolina, temperatura del motor, reloj y otros indicadores. 

 

Incorpora una pequeña guantera sellada, para transportar pequeños objetos, en el cual se incoropora un toma de corriente de 12V y también dispone de un enganche para carga en la parte central.

 

 

 

Nos subimos a la J125 y lo primero que observamos es que quedamos perfectamente acoplados en el asiento y que el mullido del mismo da la sensación de ser muy cómodo, aspecto que quedará confirmado a lo largo de nuestra prueba. 

 

El asiento se abre girando la llave de contacto a la izaquierda y una vez abierto se mantiene fijo gracias a un amortiguador que nos permite acceder con facilidad al hueco bajo el asiento que dispone en su interior de iluminución led.

 

El hueco bajo el asiento es suficiente para guardar un casco integral y algunos elementos más aunque no es de los más grandes de la categoría.

 

El interruptor de contacto dispone de un sistema mediante el cual queda completamente cerrado con una chapa metálica lo que evita que pueda ser manipulado y además evita que entre agua si dejamos aparcada la moto en exterior cuando está lloviendo. Este sistema de protección se desbloquea utilizando la parte trasera de la llave.

 

Un aspecto que nos ha parecido de mucha utilidad es la posibilidad de regular ambas manetas de freno lo que permite ajustarla a las dimensiones de nuestra mano para una mayor comodidad. La regulación de manetas no suele ser un elemento habitual en modelos de estas características y es un elemento interesante que ofrece la J125.

 

 

Nos ponemos en marcha. La Kawasaki J125 dispone de un motor monocilíndrico de 4 tiempos de 125 c.c. con refrigeración líquida que proporciona 15CV. 

 

Aunque a la J125 le cuesta un poco arrancar desde parado, en cuanto se encuentra en movimiento tiene un excelente empuje en los primeros metros. El tacto del motor es muy suave lo que facilita su conducción en ciudad pero proporciona una respuesta rápida ante las aceleraciones lo que favorece su caracter derportivo.

 

 

Nos empezamos a mover con ella por la ciudad y tenemos una sensación de mucho control. Todo parece estar perfectamente en su sitio, la posición del manillar, la integración de las piernas en el asiento, la distancia a las manetas de freno. La sensación es de quedar perfectamente acoplado y además el manillar ancho aumenta esta sensación de comodidad. 

 

Las dimensiones de sus ruedas (14'' la delantera y 13'' la trasera) permiten a la J125 desenvolverse con agilidad en la ciudad y te facilitan las maniobras entre los coches.

 

Las suspensiones en ciudad se notan algo duras antes los baches y elementos reductores de velocidad ("guardias muertos"), pero, gracias al excelente mullido y comodidad de su asiento, el efecto de los baches se minimiza bastante.

 

 

Fuera de ciudad, en entornos donde podemos disfrutar de algún tramo de curvas, las suspensiones firmes de la J125 favorecen su estabilidad y le permiten afrontar este tipo de tramos con confianza y estabilidad. La buena respuesta del acelerador le proporciona ese carcater deportivo que siempre se le presupone a cualquier modelo de la marca.

 

El sistema de frenos, con discos lobulados delanteros y traseros, el cual dispone de latiguillos metálicos, tiene un comportamiento excelente y permite detener la J125 ante cualquier eventualidad con total seguridad. Kawasaki ofrece, como opción, la posibilidad de montar el sistema ABS.

 

La Kawasaki J125 es un scooter ideal para aquellos que buscan comodidad para sus desplazamientos pero sin renunciar al carácter deportivo. En definitiva, un scooter con el que tendrás la sensación de estar viajando en primera clase.

 

El precio de la Kawasaki J125 es de 3.699 € para la versión sin ABS y de 4.099 € para la versión que lo incorpora.

 

Unidad de prueba cedida por Tifón Motor, concesionario oficial Kawasaki para todas las Islas Canarias.

 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS